PROYECTO DE RESOLUCION


Expediente 5791-D-2007
Sumario: PEDIDO DE INFORMES AL PODER EJECUTIVO SOBRE LOS INDICADORES SANITARIOS DE LA PROVINCIA DE TUCUMAN EN EL PERIODO 2003-2007.
Fecha: 06/02/2008
Proyecto
La Cámara de Diputados de la Nación
RESUELVE:


Dirigirse al Poder Ejecutivo Nacional para que a través de los organismos pertinentes, informe sobre los siguientes puntos e indicadores sanitarios correspondientes al período 2003-2007:
1. Acerca de la mortalidad infantil en la Provincia de Tucumán.
2. Acerca de la cantidad de niños nacidos vivos en dicha provincia con menos de 500 gramos, con menos de 1.000 gramos, con menos de 1.500 gramos, con menos de 2.000 gramos, con menos de 2500 y con 2500 gramos y más.
3. Acerca de la cantidad de niños nacidos muertos con menos de 500 gramos, con menos de 1.000 gramos, con menos de 1.500 gramos, con menos de 2.000 gramos, con menos de 2500 y con 2500 gramos y más.
4. Acerca de la cantidad de niños nacidos vivos y fallecidos antes del año (muertes infantiles) con menos de 500 gramos, con menos de 1.000 gramos, con menos de 1.500 gramos, con menos de 2.000 gramos y con menos de 2500.
5. Acerca de la cantidad de niños nacidos vivos y fallecidos antes del año (muertes infantiles) con más de 2.500 gramos de peso al nacer.
6. Evolución de la tasa de mortalidad neonatal, posneonatal y fetal para el mismo período.
7. Acerca de la cantidad de egresos por abortos registrados.
8. Evolución de las 10 primeras causas de muerte infantil en el período solicitado.
9. Indicadores de salud materno infantil del Plan Nacer desde el ingreso del Plan en la Provincia, hasta la fecha (Cobertura de control prenatal, de niños menores de 1 año, etc.).
10. Tasa de mortalidad materna y principales causas para el mismo período.

FUNDAMENTOS

Proyecto
Señor presidente:


A comienzo del presente año en algunos diarios nacionales y portales aparece un proyecto de resolución del Diputado Nacional Macaluse referido a dudas y distorsiones de cifras de mortalidad infantil y fetal de algunas provincias de Argentina y la incoherencia de las mismas, sobre todo en la Provincia de Tucumán.
Con fecha de 25 de Enero el Legislador Provincial José Cano (UCR) expuso en la sesión de Cámara su preocupación por el pedido de informe del Diputado Nacional Macaluse en la cual además, citaba indicadores de mortalidad infantil que podrían estar subestimando la misma por los cambios en las definiciones aceptadas internacionalmente de manera científica, como son la de nacido vivo y muerte infantil.
El sábado 26 de Enero del Cte. en el semanario tucumano El Periódico se publica una exhaustiva investigación donde incluso se demuestra con tablas y cifras oficiales, además de documentación adjunta con afirmaciones y certezas, que por lo menos existiría un cambio de metodología, sin rigor científico, y sin la comunicación oficial con respecto a las estadísticas de mortalidad infantil en la Provincia de Tucumán; avalada también por la opinión de profesionales idóneos en la materia. Según los expertos -no solamente lo referido en el artículo sino he consultado en forma personal a miembros de la comunidad científica tucumana- estamos ante flagrante violaciones de Convenios con Organismos Internacionales como OPS-OMS, y fundamentalmente apartándonos de los Objetivos y Metas de Desarrollo del Milenio como lo afirma nuestra destacada profesional en el ámbito local e internacional, ex funcionaria de OPS y premiada por la misma como la Heroína de Salud pública, Dra. Elsa Moreno. Dicha experta, tiene en su currículo diferentes premios, publicaciones y consultorías en la materia; en diferentes ámbitos nacionales e internacionales; además de su vasta trayectoria Académica.
Para mayor comprensión del Sr Presidente y la Comisión de Salud de este cuerpo, me permito adjuntar en los fundamentos fotocopia del citado artículo.
El titular del Poder Ejecutivo tucumano, CPN José Jorge Alperovich, lejos de brindar las explicaciones técnicas correspondientes a través de los organismos pertinentes, reaccionó de forma despectiva, agraviante y ofensiva hacia el legislador provincial antes nombrado acusándolo de "infame" y mentiroso.
Un tema tan sensible al pueblo tucumano como son la mortalidad infantil y los indicadores de salud, merita ampliar los pedidos ya existentes tanto en el orden nacional como provincial y solicitar al Poder Ejecutivo Nacional, ante las instancias que correspondan, un exhaustivo estudio de los indicadores de salud materno infantil que maneja la Nación para el período 2003-2007, lo que permitirá un análisis racional, templado, con rigor científico, para que la verdad salga a la luz y no quede duda alguna.
Demasiado triste es la realidad del INDEC, públicamente conocida por todos los Sres. Legisladores y especialmente la discrepancia entre las cifras oficiales del IPC, canasta básica y la inflación, que ha mutilado esta prestigiosa Institución convirtiendo lo que antes era certeza, hoy en dudas infinitas.
Además, y hasta contar con los datos oficiales de manera integral, hemos indagado a través de distintas fuentes y contamos con algunos indicadores oficiales que nos muestra una situación preocupante (DEIS 2006) (1) .
La mortalidad infantil nacional viene descendiendo sostenidamente en el período en cuestión, para 2006 la tasa País fue de 12,9 x 1000 nacidos vivos. Algunas provincias descendieron abruptamente las cifras, como ocurre con la provincia de Tucumán, principalmete la mortalidad neonatal -llamada "dura" por lo difícil que es bajarla- mientras que la posneonatal experimentó un descenso menos pronunciado -relacionada más con la situación socioeconómica, según evidencia científica-.
Sabemos que ha disminuido la mortalidad infantil del país, lo que resulta sorprendente es el descenso abrupto en algunas provincias, principalmente Tucumán; en cuatro años la tasa de mortalidad infantil descendió casi 10 puntos, lo que podría llamarse un "milagro" de la salud pública nunca visto en el País e incluso, comentado con sorpresa en el ámbito Internacional.
Por otra parte, también descendió la tasa de natalidad en la provincia (y el País); la lógica es pensar que si disminuyen nacimientos, deben disminuir proporcionalmente las muertes infantiles, las muertes fetales y también los abortos. Téngase en cuenta que Argentina no tiene una política de control de natalidad, precisamente como ocurre con países como China. Con este panorama, todo parece equilibrarse.
Pero cuando uno ve la otra cara de la moneda -que generalmente no se muestra como indicadores de éxito- encontramos que Tucumán en el año 2006 tiene la tasa de mortalidad fetal más alta del país; el triple de la tasa nacional y de Córdoba y Salta; el doble que Jujuy; por citar algunas.
Un ejemplo claro surge de comparar la provincia de Tucumán con Formosa en el año 2006 (DEIS): La tasa de mortalidad infantil de Tucumán fue de 13,5 x 1000 NV mientras que la de Formosa fue de 24,2 x 1000 NV; por otra parte la razón de mortalidad fetal en Tucumán fue de 24,2 x 1000 y la de Formosa de 15,4 x 1000. La comparación de dichos registros, aparecen como contradictorias y por lo menos, ameritan un estudio más profundo y con rigor científico que explique detalladamente, que y cómo se está midiendo. Esto se profundiza y aparecen otro tipo de contradicciones; mientras vemos que Tucumán, en las mismas estadísticas oficiales referidas anteriormente, para el año 2003 estaba en 23,0 x 1000 y en 2006 en 13,5 (disminución de 9,5 puntos), la provincia de Formosa estaba en 25 x1000 y pasó a 24,2 x 1000 respectivamente (descenso de 0,5 puntos).
Para entender que es la mortalidad fetal, se la define científicamente como "la muerte ocurrida con anterioridad a la expulsión completa o extracción del cuerpo de la madre de un producto de la concepción, cualquiera que haya sido la duración del embarazo; la defunción se señala por el hecho de que, después de tal separación, el feto no respira ni muestra cualquier otro signo de vida, tal como el latido del corazón, la pulsación del cordón umbilical o el movimiento efectivo de músculos voluntarios"
La mortalidad fetal, a veces se registra como aborto cuando el feto pesa menos de 500 gramos o tiene menos de 20 semanas de gestación. Pero con alguna frecuencia, esa muerte "fetal" o "aborto" independientemente del peso o la edad gestacional, puede nacer "vivo". Si ocurre esto último, es un nacido vivo que después murió; por lo tanto es una muerte infantil que pasa a engrosar la tasa de mortalidad infantil (definiciones internacionales).
Siguiendo con las definiciones y para entender un tema complejo y tratarlo con rigor científico pasamos a dar algunas definiciones sobre de lo que estamos hablando (DEIS):
Nacido vivo: Es la expulsión o extracción completa del cuerpo de la madre prescindiendo de la duración del embarazo, de un producto de la concepción que, después de tal separación, respire o manifieste cualquier otro signo de vida, tal como el latido del corazón, pulsaciones del cordón umbilical, o movimiento efectivo de músculos voluntarios, haya o no haya sido cortado el cordón umbilical y esté o no unida la placenta; cada producto de tal alumbramiento se considera nacido vivo.
Defunción o muerte: Es la desaparición permanente de todo signo de vida, cualquiera que sea el tiempo transcurrido desde el nacimiento con vida (cesación post-natal de las funciones vitales sin posibilidad de resucitar). Por tanto, esta definición excluye las defunciones fetales.
La tasa de mortalidad infantil relaciona las defunciones de menores de un año acaecidas durante un año y el número de nacidos vivos registrados en el transcurso del mismo año.
Se sabe que la mortalidad infantil ocurre principalmente en niños muy prematuros y de muy bajo peso dentro de las primeras horas del nacimiento; si no se tienen en cuenta las definiciones arribas expuestas, ese niño o niña muy pequeños (que nacieron vivos según la definición) pueden registrarse como muerte fetal o como aborto, con lo que se subestimaría la mortalidad infantil. La comunidad científica alerta también sobre este fenómeno y aconseja especial cuidado a la hora del registro. También aconseja volver a calcular la tasa cuando se tiene incrementos sin explicación de las muertes fetales y abortos, como es el caso de nuestra provincia en la que no sólo aumentaron las muertes fetales sino también los abortos; claro que, en estos últimos, se sabe que existe un subregistro muy importante en el País; especialmente en el sector privado.
Los subregistros de "verdaderas muertes infantiles" ocurren frecuentemente con los nacidos de muy bajo peso (menores de 500 gramos fundamentalmente) y que no formarán parte de esta manera, del numerador ni del denominador de la tasa de mortalidad infantil (fallecidos menores de 1 año/nacidos vivos).
Según datos que analizamos, en Tucumán se producían por año, unas 90 muertes infantiles en niños menores de 500 gramos de peso al nacer hasta el 2003 incluido. En el año 2006 se registraron menos de 10 muertes con este peso (información provisoria). Si uno coloca los 80 (no registrados) en el numerador y el denominador, estaría produciendo artificialmente un descenso de la tasa de 3 puntos en un año, sin contar los abortos en exceso o lo que sería igual de grave, el subregistro también de niños y niñas de más de 500 gramos.
En cuanto a la mortalidad materna, fenómeno bastante diferente y complejo en relación al que acabamos de presentar, también es preocupante. El sentido común dice que cuando baja la mortalidad infantil, mejoran los índices de pobreza y se invierte en salud; también tendría que mejorar la salud materna. El incremento de abortos podría estar elevando este indicador (muertes maternas por abortos); pero también nos habla de mala calidad de atención. Tucumán paradójicamente bajó la mortalidad infantil pero duplicó la mortalidad materna en el último año de medición (de una tasa de 3,5 x 10.000 en 2005 a 6,8 x 10.000 en 2006). Es por ello también que nos preguntamos ¿Qué pasa con el control prenatal ¿ ¿Se cumplen al menos los 5 controles obligatorios previstos para un embarazo normal? ¿Se realizan de calidad? ¿De que se están muriendo las madres? En cuanto a la atención de los niños y niñas tucumanas en su primer año de vida ¿se están realizando los controles establecidos por norma? ¿Se están monitoreando? ¿Son de calidad? ¿Qué está pasando con el Plan Nacer? ¿Cómo se monitorea? ¿Qué efectividad e impacto tuvo? El Plan de Suplemento Alimentario administrado por el Sistema Provincial de Salud de Tucumán (SIPROSA) ¿Se está distribuyendo de manera adecuada y con criterios de selección? ¿Con calidad nutricional? ¿Se midió impacto del Plan en la población beneficiaria?
Señores legisladores, las estadísticas no sólo es mirar cuadros y gráficos, es tratar de comparar y analizar de manera global lo que está ocurriendo con la salud de nuestras madres y niños.
Para mejor comprensión de un tema complejo, adjunto con los fundamentos de este Proyecto de Resolución, gráficos comparativos para mejor comprensión elaborados con las estadísticas oficiales (DEIS-MSAL)
Por todo lo expuesto de manera sintética, solicito a mis pares que se dé a este pedido URGENTE DESPACHO.
COMPARACIÓN TASA DE MORTALIDAD INFANTIL Y FETAL. AÑOS 2000-2006
EVOLUCIÓN DE LA MORTALIDAD MATERNA. ARGENTINA Y TUCUMÁN
Proyecto
Firmantes
Firmante Distrito Bloque
GARCIA HAMILTON, JOSE IGNACIO TUCUMAN UCR
Giro a comisiones en Diputados
Comisión
ACCION SOCIAL Y SALUD PUBLICA (Primera Competencia)
Firmantes
Firmante Distrito Bloque
GARCIA HAMILTON, JOSE IGNACIO TUCUMAN UCR
Giro a comisiones en Diputados
Comisión
ACCION SOCIAL Y SALUD PUBLICA (Primera Competencia)

Honorable Cámara de Diputados de la Nación Argentina | Congreso de la Nación Argentina | Av. Rivadavia 1864 - Ciudad Autónoma de Bs. As. (C.P.C1033AAV) | + 54 11 6075-7100

Nota: La información contenida en este sitio es de dominio público y puede ser utilizada libremente. Se solicita citar la fuente.