3. INSERCIÓN DE LA SEÑORA DIPUTADA REY

Modificación del Presupuesto Nacional para el ejercicio 2020 (Transportistas Escolares)

En esta oportunidad nos encontramos tratando una serie de adecuaciones presupuestarias, es decir, el conjunto de prioridades y políticas públicas que el Estado pretende impulsar, sostener y continuar.
Sin lugar a dudas, el contexto de pandemia que vivimos implicó un reordenamiento de las prioridades para fortalecer tanto las áreas necesarias para dar respuestas como para sostener a los sectores económicos y sociales más castigados por el momento que nos toca atravesar.
La educación, uno de los pilares fundamentales para construir una sociedad libre y de iguales, sufrió uno de los impactos más drásticos: la educación a distancia, la brecha digital, los niveles de escolaridad y terminalidad educativa -entre otros- implican grandes desafíos a resolver.
Sin embargo, quiero destacar un actor que -por mi propia historia como docente-, resulta fundamental para que todo proyecto educativo logre sus objetivos: la comunidad educativa. Esta última hace la escuela. Los directivos, los docentes, los estudiantes, los padres, los auxiliares -entre otros-, son parte.
Se trata de aquellas personas que con su rol contribuyen y crean las condiciones para que el proceso de enseñanza y aprendizaje pueda darse, a fin de que las nuevas generaciones alcancen el conocimiento necesario para desenvolverse en la sociedad.
La crisis producida por el COVID-19 también afectó los transportes. Garantizar tanto un transporte público como privado de calidad implica un conjunto de medidas que van desde el mantenimiento de los servicios ferroviarios hasta el del autotransporte de pasajeros urbanos e interurbanos. Se trata de medidas que tiendan a garantizar la seguridad, la salud y la vida de las personas que los utilizan.
En tercer lugar, sostener a las familias y los emprendedores. Me refiero a aquellas personas que con su iniciativa apuestan por nuestro país, que día a día desarrollan su actividad, generan empleo y se esfuerzan por el bienestar personal, familiar y comunitario.
Existe un punto donde estas tres situaciones se unen: los transportistas escolares. Emprendedores que día a día trasladan, conviven y comparten la vida educativa de nuestros niños, niñas y adolescentes; que transitan con ellos la experiencia del proceso educativo y las singularidades del ámbito educativo y de la participación con otros en la comunidad.
Los transportistas escolares son parte de la comunidad educativa, la hacen y la viven día a día. También integran aquella vasta red de personas y familias que participan de los transportes a lo largo y ancho del país. Por último, son emprendedores que apuestan a sacar adelante nuestro país.
El Poder Ejecutivo estableció inicialmente una serie de medidas paliativas a efectos de alivianar la situación de desocupados, trabajadores y empresas. Sin embargo, por su condición, los transportistas escolares quedaron fuera del IFE y de la ATP, y con el transcurso de las primeras semanas de la pandemia y la suspensión por largo plazo del ciclo lectivo se vieron en una situación más que apremiante.
A partir de una iniciativa conjunta, la señora diputada Adriana Cáceres y yo nos reunimos con los representantes de más de 5.000 transportistas escolares de todo el país. Dada la grave situación que atraviesan, llevamos la problemática al seno de la Comisión de Transportes presidida por el señor diputado Cano.
Tras establecer un diálogo franco y sincero de mi parte con el ministro de Transportes de la Nación, Mario Meoni, decidimos invitarlo a la comisión y reunirse con los transportistas, a efectos de ver qué solución podíamos generar en conjunto.
Luego de mucho esfuerzo y a propuesta de nuestro interbloque como fruto de los acuerdos para las prioridades en la readecuación presupuestaria del expediente en tratamiento, hoy logramos que se esté votando un fondo de 600 millones de pesos para paliar la grave situación que viven las más de 5.000 familias de transportistas escolares.
El compromiso que asumí con ellos no sólo tiene que ver con el cumplimiento del mandato para el cual fuimos votados, sino también con las convicciones que me hicieron sumarme a la política y con mi propia historia de vida.
Sepan los transportistas escolares que el compromiso con ellos fue, es y será permanente e inclaudicable.
Considero que la incorporación de este fondo a la readecuación presupuestaria no sólo viene a subsanar una materia pendiente en el marco de la pandemia, sino que también constituye en sí mismo un acto de justicia.
Este acto permitirá que, una vez finalizada, la respuesta del Estado haya salvaguardado a uno de los actores principales de la lucha por una Argentina mejor: los emprendedores y las familias comprometidas con un transporte de calidad para asegurar a nuestros jóvenes el derecho a la educación que pueda permitirnos construir un mejor país.

Honorable Cámara de Diputados de la Nación Argentina | Congreso de la Nación Argentina | Av. Rivadavia 1864 - Ciudad Autónoma de Bs. As. (C.P.C1033AAV) | + 54 11 6075-0000

Nota: La información contenida en este sitio es de dominio público y puede ser utilizada libremente. Se solicita citar la fuente.