2. INSERCIÓN SOLICITADA POR LA SEÑORA DIPUTADA GINOCCHIO

Sostenibilidad de la Deuda Pública

Nos encontramos reunidos nuevamente en sesión especial del período ordinario para dar debate bajo modalidad mixta -remota y presencial- a otro trascendente proyecto y temario, lo cual celebro y da muestra de que este Congreso está atento a las necesidades de nuestros representados y del Estado.
El mundo enfrenta las consecuencias económicas de la pandemia y la peor recesión; también nuestro país, que tiene, además, un endeudamiento cuantioso, el cual compromete no solo nuestro presente, sino también el futuro de cada una de las provincias, en las que unas más que otras necesitan desarrollarse, como mi Catamarca.
Transitando este difícil contexto, tratamos hoy la reestructuración de la deuda del Estado bajo legislación local. La iniciativa del Poder Ejecutivo que venimos a apoyar llega con un solo dictamen, y no es casual. Considero que es un eje fundamental, porque debemos decirlo: era una deuda impagable que comprometía el desarrollo y crecimiento. Esta reestructuración importa un verdadero alivio financiero y apunta a una recuperación económica con el máximo esfuerzo que podíamos hacer.
Es trascendente y celebro la manera eficiente en que el gobierno nacional en estos pocos meses de gobierno buscó una salida y solución, trabajando tesoneramente en convertir en sostenible lo insostenible y establecer nuevas condiciones de pago y acuerdos con miras a poner al país de pie, cuidando todos los sectores y reestructurando nuestra economía.
En esta línea, el Ejecutivo nacional se ha aferrado al concepto de “sostenibilidad” y ha presentado una oferta responsable que refleja nuestra real capacidad de pago, a los efectos de tranquilizar la economía y ampliar los horizontes, con planificación, sostenibilidad económica y socialmente posible. No estaba dispuesto a permitir que esta emergencia sanitaria, social y económica provocada por el COVID-19 y la crisis recrudecieran los desequilibrios y vulnerabilidades a lo largo y lo ancho de nuestra patria, y lo aplaudo.
Tenemos, además, la buena noticia que hubo acuerdo con los acreedores. Esto permitirá no solo atender los requerimientos sociales producto de la emergencia, los gastos extraordinarios por el COVID, sino comenzar a pensar en un crecimiento porque hay sostenibilidad.
Es un paso significativo y no está de más decir que ha tenido buena repercusión en los medios internacionales.
La restauración de la sostenibilidad de la deuda pública instrumentada en títulos emitidos bajo ley de la República Argentina, entiendo, debe ser acompañada por todos los argentinos y argentinas, de todas las banderas políticas; la única bandera en estas circunstancias es la celeste y blanca.
Nuestro gobierno, estoy segura de afirmarlo, eligió el camino correcto de cumplir sus compromisos, pero no con hambre y miseria del pueblo argentino, sino con inclusión, con justicia social y sin resignar el desarrollo y crecimiento armonioso, con la perspectiva federal que necesitamos, para nosotros y para las futuras generaciones.

Honorable Cámara de Diputados de la Nación Argentina | Congreso de la Nación Argentina | Av. Rivadavia 1864 - Ciudad Autónoma de Bs. As. (C.P.C1033AAV) | + 54 11 6075-0000

Nota: La información contenida en este sitio es de dominio público y puede ser utilizada libremente. Se solicita citar la fuente.