3. INSERCIÓN SOLICITADA POR LA SEÑORA DIPUTADA BOYADJIAN

Presupuesto General de Gastos y Cálculo de Recursos de la Administración Nacional para 2016

Como presidenta del bloque del Movimiento Popular Fueguino, vengo en esta oportunidad a justificar en forma breve mi voto al proyecto de ley de presupuesto para el año 2016.

Nuestro bloque ha mantenido una clara posición política respecto de los presupuestos que el Poder Ejecutivo nacional viene presentándonos en los últimos años. Hemos dicho, tanto en el caso del tratamiento del presupuesto 2014 como en el correspondiente al del año 2015, que el Ejecutivo nacional presenta presupuestos poco claros y con metas de muy difícil alcance. Muchas de esas variables y estimaciones presupuestarias ya fueron desmentidas por los acontecimientos de la realidad. Así fue en los últimos años y así parece que va a suceder con el presupuesto que estamos tratando.
En primer término, entendemos que sobreestima el crecimiento del PBI al plantear un aumento del 3 por ciento para 2016. No es posible inferir ese valor, especialmente a partir del arrastre de la reactivación en el segundo semestre de este año, más aún cuando el contexto regional en particular y el global en general predicen crecimientos más moderados. Sólo a modo de ejemplo, la economía brasileña se calcula que crecerá un 0,7 por ciento, y el mundo, a una tasa del 3,8 por ciento.
En segundo lugar, este presupuesto también subestima el aumento del índice de precios al consumidor medido a través del IPCNu, al 14,5 por ciento, de igual forma como el calculado para 2015 al 15,4 por ciento. Para 2016 cabe esperar que solo computando el arrastre estadístico de este año sería difícil que la inflación real esté por debajo del 20 por ciento en promedio. El índice de precios al consumidor también refleja el nivel de emisión monetaria, todo lo cual se vuelve aún más complejo en un contexto de escasez de inversión. Para compensar este nivel de emisión, el presupuesto 2016 nada dice respecto de la aplicación de una política tarifaría y de subsidios que permita por un lado sostener la progresividad del gasto y, por el otro, su ordenamiento financiero. Entiéndase que no estamos hablando de “ajuste” sino de resignificar políticas públicas destinadas a quienes menos tienen.
Estas cuestiones de ordenamiento financiero también se ven afectadas por el cálculo del tipo de cambio previsto; y es sobre esta cuestión donde precisamente encontramos una llamativa subestimación. La paridad oficial promedio calculada para 2016 es de 10,60 pesos, previendo un valor de 11,90 pesos para diciembre de 2017. Parece difícil que para el año próximo se pueda sostener este tipo de cambio, más si consideramos la relación entre el nivel de pesos circulantes y el correspondiente a las reservas del Banco Central. Ya por estos días, el dólar que se opera en los contratos a futuro que se realizan en mercados como el ROFEX y el MAE ronda una cotización de 15,60 pesos.
Por otra parte, es públicamente conocido que la escasez de disponibilidad de dólares en el Banco Central continúa paralizando la cadena productiva. Esto sucede porque, con la intención de evitar la salida de dólares, la AFIP sigue paralizado la autorización de las Declaraciones Juradas Anticipadas de Importación (DJAI). En nuestra provincia de Tierra del Fuego, la industria electrónica se encuentra en franco estancamiento; continuamos con suspensiones y despidos. Según se nos informa, la existencia de stock de insumos para producir alcanza solo para unos meses más.
Finalmente, para no extender demasiado la exposición, llama la atención que este presupuesto sobreestime también tanto el superávit comercial como el fiscal. En el marco de una profunda crisis regional, con una situación internacional de precios de materias primas en baja tanto para la soja como para el maíz y el petróleo, resultan poco creíbles esas estimaciones.
Sin embargo, a pesar de esta visión crítica, no podemos dejar de reconocer los aspectos positivos que contiene el presupuesto 2016 en relación con la provincia de Tierra del Fuego. El desarrollo de nuestra provincia depende en muy buena medida del sostenimiento de determinadas políticas y transferencias del gobierno nacional. Y en este presupuesto nuestras urgencias están contempladas.
Vemos con optimismo que se mantiene la previsión de la continuidad del régimen de promoción económica creado por la ley 19.640 y sus normas complementarias. El presupuesto 2016 destina 30.114,3 millones de pesos para la “Promoción económica de Tierra del Fuego, ley 19.640”, de los cuales 15.399,3 millones son en concepto de “liberación de IVA compras y ventas” y 8.107 millones en “alícuota reducida de impuestos internos sobre productos electrónicos”. Cabe destacar que para el presupuesto 2015 se habían previsto 23.490 millones de pesos, es decir, una diferencia interanual de aproximadamente el 29 por ciento. Se trata del 0,46 por ciento del producto bruto interno.
Esta situación vuelve a reafirmar el permanente compromiso del gobierno nacional por sostener la continuidad de nuestro régimen promocional y los aspectos estratégicos relacionados con la creación del área aduanera especial de Tierra del Fuego. Como siempre decimos, sin este apoyo de la Nación hacia nuestra provincia peligra nuestra viabilidad económica y social.
Por otra parte, también vemos que se mantienen las partidas presupuestarias destinadas a contemplar la particular situación de las provincias patagónicas, en especial los gastos tributarios incluidos en las normas de los impuestos sobre los combustibles.
Respecto de la coparticipación federal de impuestos, los recursos de origen nacional distribuidos según el régimen vigente, nuestra provincia recibirá 6.487.001.600 pesos, es decir, un incremento interanual del 19 por ciento aproximadamente respecto de 2015. Asimismo, se proyecta para 2017 la suma de 7.651.406.700 pesos, y 8.763.687.500 pesos, para 2018.
Por todo lo expuesto, y más allá de toda crítica realizada como dijimos, en sentido propositivo , anticipamos nuestro acompañamiento al proyecto de ley de presupuesto.
 

Honorable Cámara de Diputados de la Nación Argentina | Congreso de la Nación Argentina | Av. Rivadavia 1864 - Ciudad Autónoma de Bs. As. (C.P.C1033AAV) | + 54 11 6075-7100

Nota: La información contenida en este sitio es de dominio público y puede ser utilizada libremente. Se solicita citar la fuente.