25. INSERCIÓN SOLICITADA POR EL SEÑOR DIPUTADO SÁNCHEZ

Régimen previsional especial de carácter excepcional para los ex soldados combatientes de la guerra de Malvinas

Las comisiones de Previsión y Seguridad Social, de Defensa Nacional y de Presupuesto y Hacienda al considerar el proyecto de ley de los señores diputados Carmona, Ferreyra, Giaccone, Basterra, Kosiner y Raimundi, por el cual se crea un régimen previsional especial de carácter excepcional y optativo para ex soldados combatientes de la guerra de Malvinas, Georgias y Sandwich del Sur, han creído conveniente considerar y fundar la aprobación del presente proyecto de ley, por el cual se aprueba un régimen de excepción para el otorgamiento de beneficios jubilatorios destinado a los ciudadanos que, en cumplimiento del servicio militar obligatorio de conscripción, hubieren participado en las acciones bélicas desarrolladas entre el 2 de abril y el 14 de junio de 1982 en el denominado Teatro de Operaciones Malvinas (T.O.M.), o hubieren entrado en combate en el área del Teatro de Operaciones del Atlántico Sur (T.O.A.S.), y a los civiles que se encontraban cumpliendo funciones de servicio o apoyo en los lugares antes mencionados, entre el 2 de abril y el 14 de junio de 1982.
El proyecto de ley 1.599-D.-14 es coincidente, en articulado y fundamentos, con el 237-D.-2013, de autoría del diputado Héctor Horacio Piemonte (mandato cumplido), actualmente con trámite parlamentario vigente y giro a las comisiones de Defensa Nacional, Previsión y Seguridad Social y Presupuesto y Hacienda. El mismo a su vez es una representación del que llevará el número 1.455-D.-2011, firmado por los diputados Piemonte, Baldata, Carrió, García, Comi, Quiroz, y Terada, todos del bloque de la Coalición Cívica. Sin embargo, el proyecto de ley 1.599-D.-14 tuvo giros invertidos en las comisiones de Previsión y Seguridad Social, de Defensa Nacional y de Presupuesto y Hacienda.
Debido a que al momento de ser tratado en la comisión de origen no se tuvo a la vista el proyecto 237-D.-2013, presentamos en conjunto con el Diputado Omar Barcheta el dictamen en minoría que en esta ocasión paso a comentar.
En nuestro proyecto alternativo se contempla una propuesta que resulta más específica y superadora a la firmada por la mayoría. El objeto del presente proyecto de ley es el de establecer un régimen de excepción para el otorgamiento de beneficios jubilatorios para los ex combatientes de Malvinas que cumplieron con el deber de defender a la patria siendo civiles, y en cumplimiento del servicio militar obligatorio de conscripción, vigente en aquel momento, o convocatoria especial. Es decir, considera los servicios militares prestados por civiles dentro del teatro de operaciones determinado en ocasión del conflicto armado contra el Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte en 1982, y las acciones de combate en las que debieron participar quienes lucharon con honor por la recuperación de una parte de nuestro territorio nacional.
Ese esfuerzo y sacrificio son motivo de orgullo para todos los argentinos, sabiendo además que aquellos soldados argentinos tuvieron que enfrentar a un enemigo dotado de una tecnología claramente superior. No se busca con este proyecto otorgar un beneficio para pagar el honor de haber servido a la patria, porque a eso están llamados todos los ciudadanos argentinos cuando se los convoca para defender la soberanía. El fin perseguido es el de honrar a quienes ofrecieron hasta su vida en la lucha y participaron en ella cumpliendo su obligación ciudadana, como es el caso de los conscriptos y civiles (artículo 21 de la Constitución Nacional).
El fundamento de este proyecto reposa en el principio de equidad que debe estar presente en todas las normas y acciones del Estado, con mayor consideración cuando los ciudadanos han resultado afectados en actos de servicio. Según la legislación comparada y doctrinas reconocidas, los efectos de la guerra requieren que, a las personas que han participado en ella, la ley les proporcione un régimen previsional específico. El sistema normativo previsional prevé esta situación para distintos casos, determinando la disminución en la edad y cantidad de años de servicio necesarios que se exigen para acceder al beneficio jubilatorio común. En este sentido, el proyecto de ley que se propone busca equilibrar los perjuicios que han tenido y tienen quienes participaron en la Guerra por Malvinas, cumpliendo con el principio de equidad señalado.
Bajo este orden de ideas, se consideran los grupos laborales protegidos, de acuerdo con la ley 24.147, artículo 27. De igual modo y en consecuencia, se considera al universo de participantes en una contienda bélica como grupo vulnerable.
Cabe mencionar que la guerra por la recuperación de las islas Malvinas ha provocado en los ex combatientes huellas imborrables, tanto físicas como psicológicas. Sirva como ejemplo señalar que un porcentaje importante de ellos padece el denominado síndrome de estrés postraumático.
De aprobarse el presente proyecto los ex combatientes de la Guerra por Malvinas podrán optar por acogerse a este beneficio según la definición expresada en el texto del mismo, y podrían acceder a un trato legal que mitigaría el perjuicio ocasionado en su vida laboral y/o social por haber participado en un conflicto bélico.
Las diferencias principales entre el dictamen de mayoría y el presente radican en los requisitos que debe reunir el beneficiario (edad); en el procedimiento para calcular el beneficio y su composición, y en cómo debe computarse el periodo de servicio militar obligatorio de conscripción.
El dictamen de minoría expresa claramente en su artículo 21 quiénes no serán alcanzados por este beneficio jubilatorio, mientras que el de mayoría es vago y confuso.
Además, en la presente iniciativa se determina que el haber mensual de la jubilación será el 82 por ciento de la mejor remuneración que hubiere percibido en el mejor cargo desempeñado. Se establece que dicho haber incluya el ciento por ciento de los beneficios no remunerativos, los complementos y los adicionales, sean estos generales o particulares, que hubiere percibido.
Se agrega a la base de cálculo del haber jubilatorio el suplemento creado en virtud del decreto 1.244/98, que fuera un complemento para el personal de la administración pública nacional, y que ahora se extiende a quienes se acojan a este beneficio previsional, ya sea que provengan del ámbito laboral público o privado.
Así también se prevé que en el supuesto caso de fallecimiento del beneficiario, quienes gocen del derecho a pensión serán los derechohabientes establecidos según lo normado en el artículo 53 de la ley 24.241, teniendo derecho al ciento por ciento del haber del causante. No obstante lo apuntado, el fundamento del presente proyecto tiene su mayor asidero en razones de equidad, justicia y solidaridad social.
Se agradece la colaboración prestada por distintas asociaciones de ex combatientes y veteranos de guerra, y en particular a los integrantes del Proyecto Fénix para Ex Combatientes y Veteranos de Guerra (VVG).
Por todo lo expuesto, proponemos como proyecto alternativo el siguiente texto:
Artículo 1º – Institúyase un régimen de excepción para el otorgamiento de beneficios jubilatorios destinado a los ciudadanos que, en cumplimiento del Servicio Militar Obligatorio de Conscripción, hubieren participado en las acciones bélicas desarrolladas entre el 2 de abril y el 14 de junio de 1982 en el denominado Teatro de Operaciones Malvinas (T.O.M.), o hubieren entrado en combate en el área del Teatro de Operaciones del Atlántico Sur (T.O.A.S.), y a los civiles que se encontraban cumpliendo funciones de servicio o apoyo en los lugares antes mencionados, entre el 2 de abril y el 14 de junio de 1982.
Artículo 2º – El régimen de excepción creado por el artículo anterior tiene carácter optativo, y podrán acogerse al mismo quienes cumplan con las siguientes condiciones: a) Acreditar su condición de ex combatiente mediante la certificación establecida en el artículo 1º del decreto 2634/90 actualizada al momento de solicitar el beneficio; b) Haber cumplido 52 años de edad al momento de optar por este régimen de excepción jubilatorio; c) Acreditar diez (10) años de servicios computables en uno o más regímenes jubilatorios.
Artículo 3º – Aquellas personas que cumplan con las condiciones y requisitos exigidos por esta ley, y se hubieren jubilado por incapacidad o por el régimen que les corresponda por su actividad laboral con anterioridad a la sanción de la presente, como asimismo los que lo hicieren con posterioridad a ella, serán beneficiados por esta nueva norma, en lo que a la determinación y goce del haber jubilatorio corresponde, desde la publicación de la presente, previa notificación a la ANSES (Administración Nacional de la Seguridad Social) de su opción de cambio a este régimen de excepción.
Artículo 4º – Tienen derecho a optar entre el régimen de excepción jubilatorio que se establece por esta ley y el que les corresponda por su actividad laboral aquellos que se encuentren alcanzados por los regímenes jubilatorios de actividades con características particulares y/o diferenciadas de: Fuerzas Armadas (ley 19.101 y modificatorias), Prefectura Naval Argentina (ley 18.398 y modificatorias), Gendarmería Nacional (ley 19.349 y modificatorias), Personal Embarcado (ley 17.371, 17.823 y modificatorias), Rural (decreto 1021/74 y modificatorios), Investigadores Científicos y Tecnológicos, Docentes Universitarios a tiempo completo (leyes 22.929, 23.026, 23.626 y modificatorias), Servicio Exterior de la Nación (ley 22.731 y modificatorias), Docentes Nacionales (ley 24.016 y modificatorias), Poder Judicial de la Nación y otros (ley 24.018 y modificatorias), Actividades riesgosas o insalubres (decreto 4257/68 y modificatorios), Policía Federal Argentina, Servicio Penitenciario Federal, Estibador Portuario, Aeronavegantes, Servicio Doméstico, Construcción, y toda otra actividad con régimen jubilatorio particular y/o diferenciado, análogo o no a la ley 24.241 del Sistema Integrado de Jubilaciones y Pensiones o por la que la reemplace, siempre que reúnan la calidad de excombatiente de acuerdo a lo establecido en el artículo 1º y cumplan los requisitos de edad y años de servicios establecidos en el artículo 2º.
Artículo 5º – Los trabajadores en relación de dependencia de la administración pública nacional, sus reparticiones y organismos centralizados, descentralizados o autárquicos o empresas del Estado, sociedades anónimas con participación estatal mayoritaria, sociedades de economía mixta, servicios de cuentas especiales, obras sociales del sector público, empresas privatizadas por efecto de la ley 23.696 y sus modificatorias, entidades públicas no estatales disueltas por el decreto 2.284/91, el Banco de la Nación Argentina, y organismos provinciales que hubieran efectuado aportes al régimen previsional público, siempre que reúnan la calidad de ex combatientes de acuerdo a lo establecido en el artículo 1º y cumplan los requisitos de edad y años de servicios pautados en el artículo 2º, tienen derecho a optar entre el régimen de excepción jubilatorio que se establece por esta ley y el que les corresponda.
Artículo 6º – Los trabajadores autónomos y/o monotributistas tienen también derecho a optar entre el régimen de excepción jubilatorio que se establece por esta ley y el que les corresponda por su actividad laboral, siempre que reúnan la condición de ex combatientes de acuerdo a lo establecido en el artículo 1º y cumplan los requisitos de edad y años de servicios estipulados en el artículo 2º.
Artículo 7º – El monto del haber mensual de la jubilación creada por este régimen de excepción está compuesto por un capital de base y un capital técnico. El capital de base es el equivalente al ochenta y dos por ciento (82 por ciento) del promedio de las últimas sesenta (60) remuneraciones mensuales que el beneficiario hubiere percibido en el mejor cargo desempeñado. De no alcanzar a la cantidad de remuneraciones mensuales requeridas, se tomará como capital de base el cincuenta por ciento (50 por ciento) del promedio de las realmente percibidas.
Para el cálculo del capital de base no se tomarán las remuneraciones consignadas como SAC (sueldo anual complementario). El capital técnico está conformado por: a) el ciento por ciento (100 por ciento) del promedio de la suma de los beneficios no remunerativos, los complementos, los adicionales generales y/o particulares que hubiera percibido como parte de su haber mensual y/o haber neto, excluido el SAC (sueldo anual complementario), en las últimas sesenta (60) remuneraciones mensuales; b) el ciento por ciento (100 por ciento) del complemento mensual establecido para el personal de la administración pública nacional otorgado por el decreto 1.244/98 y sus normas modificatorias, ampliatorias y/o supletorias.
Este complemento alcanza a las personas referidas en el artículo 1º, que lo estén percibiendo por justa aplicación de las normas referidas, como así también a aquellas personas que, por tener otro régimen o condición laboral, no se encuentren alcanzadas por el beneficio que se otorga mediante el decreto de referencia, pero que a los efectos de este régimen de excepción el referido beneficio será parte integrante de su haber jubilatorio.
Artículo 8º – El Ministerio de Desarrollo Social, o el organismo que lo reemplace, remitirá a la ANSES el equivalente al importe establecido como capital técnico en el artículo 7º, inciso b), por cada uno de los beneficiarios de este régimen de excepción.
Artículo 9º – El cálculo del haber jubilatorio, para el caso de los trabajadores autónomos y/o monotributistas dentro de este régimen de excepción, se mantiene dentro de lo establecido en las leyes 24.241 y 24.425 y sus modificatorias, según corresponda. Con más lo establecido en el artículo 7º en los incisos a) y b).
Artículo 10 – La autoridad de aplicación tendrá a su cargo el cálculo del haber a ser liquidado. El monto que surja, luego de aplicar lo dispuesto en los artículos 7º y 8º, será automáticamente transformado a su equivalente en unidades retributivas del SINEP o del sistema que lo reemplace, al momento de su efectiva liquidación. La cantidad de unidades retributivas resultantes pasan a ser el haber mensual jubilatorio de este régimen de excepción, siendo modificado en forma automática cada vez que ocurran aumentos y/o variaciones en los valores de las unidades retributivas. En ningún caso la aplicación de esta forma de equivalencia y/o de actualización podrá producir la disminución del haber que percibe el beneficiario.
A los efectos de los cálculos del haber jubilatorio, que por este régimen de excepción se instituye, se establece un mínimo y un máximo de haber jubilatorio: a) el mínimo a ser percibido por los beneficiarios en ningún caso será inferior al haber que, mediante la ley 23.848 y sus normas complementarias, modificatorias y/o supletorias instituyan, por todo concepto; b) el máximo no podrá sobrepasar la suma de tres (3) haberes que, mediante la ley 23.848 y sus normas complementarias, modificatorias y/o supletorias instituyan, por todo concepto.
A excepción de lo dispuesto en el artículo 3º, el haber mensual jubilatorio se devengará a partir de la fecha de presentación de la solicitud de jubilación por este régimen de excepción ante la ANSES (Administración Nacional de la Seguridad Social).
Artículo 11 – En el supuesto de fallecimiento del beneficiario, tendrán derecho a la pensión los derechohabientes enumerados en el artículo 53º de la ley 24.241 del Sistema Integrado de Jubilaciones y Pensiones, o por la norma que la reemplace. El haber de pensión será equivalente al ciento por ciento (100 por ciento) del beneficio del causante en vida. Desde la solicitud de pensión por el derechohabiente hasta el momento del otorgamiento de la misma, el trámite de este derecho no podrá superar los 90 (noventa) días hábiles.
Por cada 30 (treinta) días corridos de retraso, la ANSES (Administración Nacional de la Seguridad Social) deberá abonar al derechohabiente, en concepto de mora, un veinticinco por ciento (25 por ciento) del monto total mensual que le corresponda percibir, hasta tanto se haga efectiva la liquidación normal y/o habitual que le correspondiese.
Estos valores de mora se liquidarán junto con el primer pago del haber de pensión. Estos valores de mora no podrán salir de ninguna de las partidas presupuestarias que la ANSES (Administración Nacional de la Seguridad Social) tiene o tenga en el futuro destinadas a pagos de haberes de jubilados y/o pensionados. Para ello, se retendrán de las partidas presupuestarias que la ANSES (Administración Nacional de la Seguridad Social) tenga destinadas a su funcionamiento normal y/o habitual.
Asimismo, se practicarán retenciones del diez por ciento (10 por ciento) sobre el haber mensual del director ejecutivo de la ANSES (Administración Nacional de la Seguridad Social) o del funcionario que lo reemplace como sanción por el incumplimiento de la liquidación en tiempo y forma del haber de pensión a que se refiere este artículo, por cada una de las pensiones demoradas. Esta retención no podrá superar el cincuenta por ciento (50 por ciento) del total del haber mensual del director ejecutivo de la ANSES (Administración Nacional de la Seguridad Social) o del funcionario que lo reemplace.
Estos valores pasarán a engrosar el presupuesto de la ANSES (Administración Nacional de la Seguridad Social), de manera perfectamente detallada por trámite y por mes.
Artículo 12. – Las personas que optaren por el beneficio instituido en el artículo 1º de la presente ley, acceden también al goce y uso de una prestación médico/social u obra social, quedando incorporados a su libre y total elección, como beneficiarios de la obra social y/o agente de salud correspondiente a su tipo de empleo, y/o gremio y/o rama laboral, o a cualquier otra obra social del Sistema Nacional del Seguro de Salud o del sistema que lo reemplace, y/o de la Ley de Obras Sociales 23.660 y modificatorias, o de la obra social de la respectiva fuerza armada y/o fuerza de seguridad y/u organismo dependiente del Estado nacional donde prestó servicio durante el conflicto bélico o del Instituto Nacional de Servicios Sociales para Jubilados y Pensionados (INSSJP- PAMI).
Artículo 13. – La afiliación será voluntaria y automática y gozan de todos los derechos y obligaciones de los afiliados. Debiendo hacer constar su voluntad de afiliación o cambio voluntario ante la Superintendencia de Servicios de Salud de la Nación u organismo que lo reemplace; trámite que será realizado por y a través de la obra social que elija. En ningún caso, las obras sociales elegidas podrán exigir el pago retroactivo de cuotas, aportes y/o tiempo de permanencia mínimo para brindar la totalidad de las prestaciones médico-asistenciales que el afiliado requiera, necesite para el cuidado de su salud.
Artículo 14. – Tienen derecho a afiliar a su grupo familiar primario: cónyuge, concubina/o, hijos/as menores de veintiún (21) años solteros sin emancipación y/o discapacitados sin límite de edad, y sin contraprestación dineraria por parte de ninguno de ellos. Mantendrán también la opción de cambio de afiliación sin restricciones, carencias, ni pago retroactivo de cuotas.
Artículo 15. – La prestación jubilatoria creada mediante el presente régimen de excepción, será intangible e inembargable por hasta un setenta por ciento (70 por ciento), con la salvedad de las cuotas por alimentos y litis expensas, y su percepción será compatible con el beneficio instituido mediante la ley 23.848, sus modificatorias, complementarias y/o supletorias, como así también con cualquier otro beneficio de carácter contributivo o no contributivo Nacional, Provincial o Municipal y/o de la CABA, que se otorgue en razón de la condición de soldados conscriptos ex combatientes.
Artículo 16. – Esta norma no obsta la percepción de pensiones y otros beneficios compatibles a la fecha.
Artículo 17. – Para el supuesto en que el beneficiario no cubra los requisitos del artículo 2º inciso c): a) los veinte (20) años de servicios computables, en uno o más regímenes jubilatorios exigidos, se compensarán con un descuento del uno y medio por ciento (1,5 por ciento), sobre el haber mensual que perciba el beneficiario de este régimen de excepción, por el plazo de los años equivalentes a los faltantes; b) en caso de no alcanzar los diez (10) años de aportes en forma continua o discontinua, el pago equivalente a los aportes y/o contribuciones correspondientes al empleado en relación de dependencia y/o trabajador autónomo, se compensarán efectuando los descuentos habituales de cada caso hasta completar los diez (10) años de servicios del haber mensual del beneficiario de este régimen de excepción.
Artículo 18. – Se abonará una prestación anual complementaria, pagadera en dos (2) cuotas, equivalentes cada una al cincuenta por ciento (50 por ciento) de las prestaciones mencionadas en el artículo 7º, en los meses de junio y diciembre.
Art. 19. – A los soldados conscriptos de las fuerzas armadas citados en el artículo 1º y que cumplan con lo establecido en el artículo 2º en su inciso a) y b), se les computa el periodo de servicio militar obligatorio de conscripción, cualquiera sea su duración, como cinco (5) años simples para el cálculo de servicios, establecido en el artículo 2º inciso c), a los efectos de la aplicación de este régimen de excepción.
Artículo 20. – En virtud de lo establecido por esta norma, se considera como grupo vulnerable y como grupo laboral protegido al sector social conformado por las personas referenciadas en el artículo 1º. Esta consideración de grupo vulnerable y grupo laboral protegido será válida también para cualquier otra disposición o norma legal oportunamente dictada y/o que se dicte en el futuro, a efectos de otorgar eventuales y nuevos derechos y/o beneficios hacia este sector social en particular, de manera exclusiva para las personas referenciadas en el artículo 1º.
Artículo 21. – En virtud de lo dispuesto en las leyes para el personal militar (FF.AA.) y del personal de seguridad (FF.SS.), el personal del cuadro permanente de oficiales y suboficiales en actividad, retiro y/o reserva, que como tal, hubieran participado en las acciones bélicas desarrolladas entre el 2 de abril y el 14 de junio de 1982, en los lugares establecidos en el artículo 1º, no serán alcanzados por la presente norma. Debiendo regirse por las leyes y reglamentos militares instituidos a tal efecto.
Artículo 22. – La autoridad de aplicación de lo dispuesto en el Capítulo Primero de la presente ley será la ANSES (Administración Nacional de la Seguridad Social).
Artículo 23. – El goce de la prestación prevista en la presente ley resulta incompatible con la realización de actividades en relación de dependencia. Toda labor que se realice como personal inscripto ante la AFIP (Administración Federal de Ingresos Públicos), en carácter de autónomo y/o monotributista, en cualquiera de sus categorías y que no supere con sus ingresos la base del mínimo no imponible del impuesto a la ganancia, es compatible con el goce de la prestación prevista en la presente ley.
Art. 24. – La condición de pasivos que se concibe y/o se otorga automáticamente a las personas al jubilarse, no se genera en este régimen de excepción. A todos los efectos legales, las personas alcanzadas por este régimen de excepción, serán consideradas en la condición de activos hasta que alcancen las edades estipuladas en la ley 24.241 artículo 19, incisos a) y b).
Artículo 25. – Facúltese al jefe de Gabinete de Ministros a reasignar las partidas presupuestarias necesarias para la correcta aplicación de la presente ley.
Artículo 26. – Invítase a los gobiernos de las provincias, al Honorable Congreso de la Nación, al Poder Judicial de la Nación y al Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires a adherir al presente régimen en sus respectivas jurisdicciones.
Artículo 27. – El Poder Ejecutivo nacional reglamentará la presente ley dentro de los noventa (90) días corridos contados a partir de su publicación.
Artículo 28. – Comuníquese al Poder Ejecutivo. Sala de las comisiones, 2 de diciembre de 2014.
 

Honorable Cámara de Diputados de la Nación Argentina | Congreso de la Nación Argentina | Av. Rivadavia 1864 - Ciudad Autónoma de Bs. As. (C.P.C1033AAV) | + 54 11 6075-7100

Nota: La información contenida en este sitio es de dominio público y puede ser utilizada libremente. Se solicita citar la fuente.