10. INSERCIÓN SOLICITADA POR EL SEÑOR DIPUTADO LÓPEZ

Enmienda de Doha al Protocolo de Kyoto de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, suscrita en la ciudad de Doha, Estado de Qatar, el 8 de diciembre de 2012

Quiero justificar mi rechazo a la enmienda de Doha al Protocolo de Kyoto, que se ha puesto hoy a votación en esta Cámara. Y también aprovechar la oportunidad para solicitar al Poder Ejecutivo que informe respecto de las acciones tomadas a nivel nacional para la reducción de gases de efecto invernadero y las medidas de mitigación y de adaptación.
Los acuerdos internacionales establecidos en el marco de las Naciones Unidas, aquellos surgidos de la Conferencia de Rio de 1992, han fracasado en su mayoría, demostrando que no constituyen alternativas genuinas para una superación de las problemáticas ambientales. El cambio climático es una problemática ambiental de escala global que constituye otra evidencia de la crisis mundial capitalista, probablemente la más prolongada y de consecuencias más catastróficas de la historia.
El protocolo de Kyoto surgió en la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático en 1992 y entró en vigor el 16 de febrero de 2005 cuando 187 estados lo ratificaron. La enmienda de Doha, que ratificará Argentina con la votación en la Cámara de Diputados, realiza modificaciones en los anexos al Protocolo de Kyoto, que son pura hipocresía: los países se proponían reducir en un 5% las emisiones de gases de efecto invernadero, dentro del periodo que va de 2008 a 2012, en comparación a las emisiones a 1990 y sólo las emisiones globales de los llamados países desarrollados se han incrementado en un 39%.
Por su parte, Argentina que contribuye en un 0.6% a las emisiones globales, asumió compromisos internacionales como país adherente a la Convención Marco, que incluye la publicación de inventarios de emisiones, la implementación de programas con medidas para mitigar la generación de GEIs y la adaptación frente a sus consecuencias como las inundaciones, sequías, erosión costera, derretimiento de los glaciares, etc. El último inventario publicado data del año 2000. De allí a esta parte, no sólo se han incrementado las emisiones, sino que se ha reducido la capacidad de absorción de los sumideros, a través de la disminución de los bosques que en aquella época absorbían más del 50% de las emisiones, gran parte de ellos desmontados para dar lugar a la explotación descontrolada de la soja. Los planes de incentivo a la energía eólica y otras fuentes alternativas a los hidrocarburos para la generación de energía eléctrica, han quedado en el olvido. Muy por el contrario la punta de lanza en materia energética impulsada por este gobierno es la explotación de shale oil y shale gas, que generan muchas más emisiones por tonelada de crudo que la explotación convencional. La expansión de la frontera agropecuaria y de la explotación intensiva de ganado, ha incrementado la generación de otros gases aún más nocivos que el dióxido de carbono.
 

Honorable Cámara de Diputados de la Nación Argentina | Congreso de la Nación Argentina | Av. Rivadavia 1864 - Ciudad Autónoma de Bs. As. (C.P.C1033AAV) | + 54 11 6075-7100

Nota: La información contenida en este sitio es de dominio público y puede ser utilizada libremente. Se solicita citar la fuente.