6. INSERCIÓN SOLICITADA POR LA SEÑORA DIPUTADA BIANCHI (M.C.)

Un día como hoy tiene la especial connotación que le cabe al cierre de una etapa histórica caracterizada por el odioso lema de “Ramal que para, ramal que cierra”, y el ingreso a un nuevo ciclo del que esperamos que cada ramal recuperado no cierre y no caiga en el deterioro nunca más. Este hito es el resultado de una aspiración social y de la voluntad política de un Gobierno que se compromete con el desarrollo de las economías regionales y el bienestar de la ciudadanía. El Estado Nacional vuelve a asumir la potestad de planificación y administración, y damos vuelta de página a una vergonzosa etapa en la que era dueño de las vías pero no podía gestionar el servicio de manera directa.
Con esta medida, además, el peronismo va completando un ciclo de superación del remate de sus banderas históricas a manos de quienes sucumbieron a la presión de los poderes fácticos. Los mismos poderes que, primero con Néstor y ahora con Cristina, pretenden condicionar diariamente las políticas de este gobierno. A pesar de sus permanentes presiones y amenazas, este gobierno recuperó el sistema previsional y devolvió la dignidad a los jubilados con la ley de movilidad; recuperó Aerolíneas Argentinas e YPF, igualmente rapiñadas, despojadas y desguazadas. Este es el gobierno y la expresión política de la ampliación de derechos, de la reivindicación de los derechos humanos, de la recuperación de la identidad nacional, de la profundización de los valores republicanos y democráticos. Es también el del nuevo Código Civil y Comercial; el de la asignación universal por hijo y por embarazo, el de Progresar y Procrear. Estos logros son el resultado del trabajo y la voluntad política.
Sin embargo oímos que a muchos les parece tarde. Cuánto trabajo nos hubieran ahorrado si hubieran sido capaces de remediar errores ajenos y propios, en lugar de dejarnos un país sin moneda, sin producción, sin trabajo y sin esperanzas. Cuánto dolor le hubieran ahorrado al pueblo argentino si se hubieran subido los pantalones frente al FMI como lo hizo Néstor, o como la hace Cristina ante los buitres.
Años y años ha llevado reconstruir la capacidad de intervención del Estado, aunque algunos por ignorancia y otros por cinismo, hacen la lista de deseos como quien chequea la del supermercado. Nosotros recibimos un país con más limitaciones que oportunidades. Y aunque hemos transformado al Estado Nacional en un jugador de peso en el escenario, de ninguna manera es el único. La definición de prioridades de políticas públicas siempre es un proceso complejo, en el que se articulan y enfrentan diferentes tipos de intereses, y por medio del cual se dirime no sólo qué es lo deseable, sino también, qué es lo posible.
Por eso, a los que les parece que llegamos tarde con la política ferroviaria quiero dejarles claro que gracias a la ineficiencia de quienes ahora son críticos lúcidos, desde 2003 a estos días este Gobierno no ha parado un solo día de trabajar para remontar todos los frentes de destrucción que nos legaron. Y que hemos venido a hacer justicia incluso a sus propias promesas, como con la electrificación del ramal Constitución - La Plata que prometió Raúl Alfonsín, pero que 30 años después cumple Cristina Fernández de Kirchner.
Los ferrocarriles son parte de nuestra identidad nacional. Recuperar los trenes es reactivar las economías regionales, es reconectar el país y a su gente. Aquí ya se ha dicho mucho al respecto, por lo cual me voy a abocar a resaltar algunas cuestiones.
¿Saben hace cuánto tiempo que no se compraban trenes? La línea Roca, por citar un ejemplo, está operando con trenes diesel que datan de 1954 y formaciones eléctricas que fueron compradas usadas en 1986. Hace pocos días, en marzo, se recibió el primer embarque de vagones cero kilómetro del Ferrocarril Roca, sobre un total de 300 que se compraron.
Para el Sarmiento, la renovación fue completa y para septiembre de 2014 ya no quedaron más trenes viejos en funcionamiento. Se incorporaron 25 trenes nuevos, mejorando el sistema que utilizan más de 300.000 usuarios.
Para no extenderme demasiado en este aspecto, en consonancia con lo que informó el Ministro Randazzo en el plenario de comisiones, el proceso de modernización ferroviaria incluye:
. La Línea Sarmiento con 225 coches eléctricos 0km y 16 triplas diesel 0km
. La línea San Martín, con 24 locomotoras y 160 coches 0km.
. La línea Mitre, con 180 coches eléctricos 0km y 16 triplas diesel 0km.
. La línea Roca, con 300 coches 0km.
. Belgrano Sur, con 81 coches 0km.
. Trenes a Rosario y Mar del Plata con 22 locomotoras y 220 coches 0km.
Hay que destacar que la política ferroviaria que se está llevando a cabo implica inversiones millonarias, incluyendo la compra de material rodante –para transporte de pasajeros y de cargas-, la construcción de nuevas vías y la reparación de las existentes; la construcción y refacción de estaciones–, la construcción de pasos a nivel, entre otras. Todo esto se traduce en generación de nuevos puestos de trabajo, mejoramiento de los tiempos de viaje, comodidad y seguridad, lo cual repercute directamente en la calidad de vida de todos los ciudadanos.
En materia de renovación y construcción de nuevas vías, en el 2014 se han mejorado más de 1.000 km tanto en los ramales de pasajeros como los de carga… ¿hace cuántos años que no veíamos en el presupuesto nacional -que vota todos los años este Congreso- una asignación específica destinada a este rubro? Entre 50 y 60 años. Esta tarea integró el acuerdo celebrado con China que, además de la compra de material rodante y de repuestos, incluyó la renovación y reconstrucción de vías por más de 1500 km. Para este 2015 restan trabajos en 500 km aproximadamente.
Otro dato trascendental de la política ferroviaria que viene llevando a cabo este gobierno, tiene que ver con la reactivación de los talleres nacionales en los cuales se repara el material rodante. Actualmente, existen en el país 8 talleres: Tafí Viejo, Alta Córdoba, Nueva Palmira, Mendoza, Talleres Güemes, Concordia, Monte Caseros y San Cristóbal.
En relación con ello, para este año se encuentra finalizada la fabricación de 20 formaciones –Tren Alerce- que serán destinadas al Belgrano Norte para comenzar a prestar servicios entre Retiro y Boulogne en los próximos días. Cada uno de los coches de esas formaciones tiene capacidad para 240 pasajeros. Estas formaciones son nacionales, producidas por la Planta EMEPA S.A. Se trata de trenes de aluminio, con servicio de wifi y aire acondicionado.
Otro tanto podemos decir de la construcción de nuevas estaciones de trenes, como la de “Ciudad Universitaria” en el Belgrano Norte –pronta a inaugurarse-; así como de la electrificación de vías del tren a La Plata que ya mencioné, y que demanda una inversión de 500 millones de dólares. ¡Preguntémosles a los vecinos de Quilmes, La Plata, Bernal, Berazategui, que son beneficiados con la electrificación, si alguna vez creyeron que esta obra iba a realizarse!
Destaco también que para la CABA, distrito al que represento, la reconversión del sistema ferroviario representa un doble beneficio: para el usuario, porque aumenta la calidad del transporte; y para la ciudadanía en general, ya que se sustituye la utilización de otros medios de transporte, como el vehículo particular, y además, se reducen los niveles de contaminación ambiental y sonora. Algunos especialistas han advertido que desde la década del 70 en adelante, en la región metropolitana de Buenos Aires, el transporte guiado (tren y subte básicamente) viene perdiendo participación en la producción de viajes totales, debilitando de esta forma la columna vertebral de la movilidad masiva. Entre 1970 y 2006, los modos guiados pasaron del 12,3 al 8,7%, y paralelamente el tránsito automotor crecía de 15,2 a 40,4 % (Artemio Pedro ABBA, revista n 9 de Voces en el Fenix).
Sin embargo, estamos convencidos que la política implementada por este gobierno tiene el claro objeto de revertir esa tendencia. Sólo a título ejemplificativo, y tomando como referencia las estaciones intermedias de los ramales Mitre y Sarmiento en el ámbito de la Ciudad, la venta de boletos oscila entre 170 mil y 180 mil anuales. Esto implica que la incidencia para el porteño de una política ferroviaria como la puesta en marcha, es a todas luces positiva.
Muchos de mis compañeros de bancada han hecho un recorrido por la historia de los ferrocarriles en nuestro país. La política ferroviaria impulsada por Perón –que en 1947 llegó a contar con una red de más de 43.000 km de vías- comenzó a ver su decadencia a en 1982, profundizándose - más bien hundiéndose- en los 90.
En los 90, literalmente, el Estado se bajó del tren. A pesar del rechazo de legisladores oficialistas y opositores, y de la queja de las provincias por la imposibilidad de hacerse cargo del esquema de costos, el entonces Ministro de Economía –en consonancia con recomendaciones del Banco Mundial-, consideró el cierre de los ramales como “la solución a un grave problema”. Lo cierto es que en la mayoría de los países el resultado económico del servicio ferroviario de pasajeros es deficitario, pero se mantiene en función del criterio de “beneficio público” que recibe la comunidad.
Claramente aquí hablamos de beneficio para los ciudadanos de nuestro país; la ecuación no es costo beneficio, sino beneficio/ beneficio. Es un plus para el trabajador que viaja menos tiempo y mejor; es un plus para el estudiante que llega a horario a la facultad; es un plus para el turista, que puede ir a Mar del Plata o a Córdoba en tren. Es más derechos, calidad de vida, seguridad, tecnología, desarrollo económico. La política ferroviaria tiene, definitivamente, efecto multiplicador de beneficio público.
Una política como la que hoy vemos en parte plasmada en este proyecto, requiere de herramientas jurídicas que coadyuven, de inversión, de trabajo, pero básicamente de decisión y convicción política. Eso es lo que ha tenido la Presidenta Cristina Fernández, y por ello se ha hecho tanto y se continúa haciendo.
Porque creo en este proyecto de país, adelanto mi voto positivo.

 

Honorable Cámara de Diputados de la Nación Argentina | Congreso de la Nación Argentina | Av. Rivadavia 1864 - Ciudad Autónoma de Bs. As. (C.P.C1033AAV) | + 54 11 6075-7100

Nota: La información contenida en este sitio es de dominio público y puede ser utilizada libremente. Se solicita citar la fuente.