PROYECTO DE LEY


Expediente 8869-D-2016
Sumario: REEMPLAZO GRADUAL DE PAÑALES DESECHABLES QUE ENTREGA EL ESTADO NACIONAL POR PAÑALES ECOLOGICOS.
Fecha: 01/02/2017
Proyecto
El Senado y Cámara de Diputados...


Artículo 1° — El objeto de la presente ley es reemplazar gradualmente el suministro de pañales desechables que el Estado Nacional entrega a través de los diversos programas a su cargo por pañales ecológicos.
Artículo 2° — La proporción y los plazos en que dicho reemplazo deberá llevarse a cabo serán los siguientes:
20% de suministro de pañales ecológicos al 31 de diciembre de 2018
40% de suministro de pañales ecológicos al 31 de diciembre de 2020
50% de suministro de pañales ecológicos al 31 de diciembre de 2025
70% de suministro de pañales ecológicos al 31 de diciembre de 2030
100% de suministro de pañales ecológicos al 31 de diciembre de 2035
Artículo 3° — A efectos de la presente ley, se entiende por pañales ecológicos a aquellos compuestos de tela tejida, o de aquellos materiales biodegradables que en el futuro la reemplacen mejorando las prestaciones. Dichos pañales deberán ser lavables a mano en máquina de lavar ropa, reutilizables, transpirables e hipoalergénicos. Asimismo deberán garantizar suficiente impermeabilidad a fin de evitar cualquier fuga de líquidos.
Artículo 4° —Comuníquese al Poder Ejecutivo.

FUNDAMENTOS

Proyecto
Señor presidente:


El presente proyecto de ley propone remplazar gradualmente la entrega de pañales convencionales descartables por pañales reutilizables de tela.
Los pañales convencionales descartables están construidos con materiales que pueden resultar dañinos para la salud de sus usuarios y generan un gran impacto negativo en el medio ambiente.
El uso de los pañales convencionales es también peligroso a nivel sanitario. Los virus que, por ejemplo, se pueden encontrar en las heces fecales del pañal pueden sobrevivir hasta dos semanas al aire libre. Eso quiere decir que muchos virus terminan en los vertederos, donde son ingeridos por insectos y otros animales; filtrándose además en nuestras fuentes de agua subterránea como así también en lagos, ríos y playas.
Los componentes de los pañales pueden afectar también la salud de los niños en su etapa de uso, ya que durante horas estarán en contacto con la piel de la persona que los está utilizando, generando la comúnmente llamada dermatitis de pañal causada por los hongos y bacterias que proliferan en la zona debido a la humedad y la temperatura. Si a ello se suma la presencia de sustancias tóxicas el cuadro empeorará, ya que éstas en mayor o menor medida también afectarán, el organismo del niño.
Por su lado, la cubierta intermedia absorbente de los pañales convencionales está compuesta por celulosa. La celulosa es el principal componente del pañal (más del 60% de su peso) y durante el proceso al que se la somete se suele emplear cloro para blanquearla, por lo que pueden quedar en ella trazas de dioxinas. Las dioxinas son partículas cancerígenas que perturban el sistema hormonal e inmunitario. El término “dioxina” reagrupa más de 200 moléculas cloradas, de las cuales 17 tienen alta toxicidad. La piel absorbe estas moléculas que luego se concentran en las células grasas donde se acumulan durante más de 30 años y pueden provocar cáncer. La Agencia Internacional para el Estudio del Cáncer (IARC, por sus siglas en inglés) y la OMS reconocen el carácter cancerígeno a largo plazo de las dioxinas. Se ha observado que la presencia de dioxinas en animales implica un desequilibrio hormonal, la disminución del sistema inmunitario, problemas en la fertilidad y afección del desarrollo neurológico. Este riesgo se elimina en la medida en que el fabricante del pañal hubiere utilizado para el blanqueo de la
celulosa agua oxigenada en lugar de cloro. Para ello debemos asegurarnos de que el método empleado sea Totally Chlorine Free (TFC) que garantiza la ausencia total de clorados.
Otro compuesto que también se encuentra entre los componentes de los pañales convencionales es el tributilestaño (TBT) el cual, según un estudio de Greenpeace, puede provocar cáncer y trastornos graves del sistema nervioso en los seres humanos. Es un compuesto tóxico que se concentra en los organismos vivos, alterando su equilibrio hormonal y su sistema inmunitario.
La segunda capa en la mayoría de pañales está formada por poliacrilato de sodio, también conocido como (SAP). El SAP un polímero superabsorbente derivado del petróleo cuya inocuidad es dudosa.
La cubierta interior, es decir la que está en contacto con la piel del bebé, suele estar confeccionada por un plástico tipo polipropileno que impide que la capa de intermedia donde están la celulosa y el absorbente se pongan en contacto con la piel del bebé.
Además de los compuestos mencionados, perfumes y fragancias sintéticas son usados en muchos pañales para enmascarar el olor. A estos perfumes se los ha relacionado también con dermatitis del pañal y problemas respiratorios como el asma.
Podemos además encontrar tinta y colorantes en el dibujo de la capa exterior de los pañales, como así también en la línea adhesiva, en el indicador de humedad y en los elásticos. Estos tintes se han relacionado con irritaciones en la piel. Siempre que un pañal use tinta debe certificarse que ésta no contenga metales pesados .
Algunas marcas de pañales contienen ftalatos en sus capas externa e interna. Los ftalatos son disruptores endocrinos y se los ha relacionado con el cáncer de mama y de ovario .
Hechas las aclaraciones pertinentes a cuestiones relativas a los riesgos a la salud que implica el uso de determinados componentes en los pañales convencionales, pasaremos a analizar las cuestiones ambientales.
Para dimensionar el problema que los pañales desechables representan, basta con considerar que cada niño de hasta dos años y medio de edad utiliza en promedio 7 pañales por día. Esto indica que se utilizan y desechan unas 2.200 unidades por niño al año, lo que multiplicado por 2,5 años se convierte en 6.300 unidades.
Se calcula que para producir los pañales convencionales que un niño utiliza durante sus primeros 12 meses de vida se necesitan más de 136 kilos de madera, 22,7 kilos de petróleo y 9
kilos de cloro. La huella medio ambiental que representa el uso de tal cantidad de pañales es de 62 kilos de CO2 equivalente.
Los productos desechables basan su presencia en el mercado gracias a su bajo precio y a la despreocupación por parte del usuario una vez agotada su efímera vida útil. Resulta más cómodo tirarlos a la basura.
En el ranking de productos que en mayores cantidades se encuentran en los basureros, los pañales desechables ocupan el tercer lugar. El daño que ocasionan a largo plazo es severo, teniendo en cuenta los materiales que los componen y debido a que tardan entre 300 y 500 años en degradarse.
En tal sentido, el presente proyecto de ley se enrola tras el espíritu sentado en la Declaración de Rio de Janeiro de junio de 1992 sobre Medio Ambiente y Desarrollo, plasmados en el artículo 1º de la Ley 99 de 1993, y también el Objetivo 12 del Acuerdo de Paris (COP15), donde se habla de “Producción y Consumo Responsable” y cita: “Para 2030, disminuir de manera sustancial la generación de desechos mediante políticas de prevención, reducción, reciclaje y reutilización”.
Económicamente, los pañales reutilizables de tela significan también un alivio para el bolsillo del Estado. Tomamos, por ejemplo, dos marcas de primera línea de pañales y comparamos los precios de sus pañales desechables con el de tres marcas de pañales de tela ecológicos. Un paquete de 230 pañales grandes desechables cuesta entre $1.200 y $1.700. Si se tiene en cuenta que un bebé usa durante sus primeros dos años y medio de vida alrededor de 6.300 unidades, esto significaría que habría que invertir entre $47.000 y $32.000.
Ahora bien, en el caso de los pañales reutilizables de tela, partiendo del dato de que un bebé usa un promedio de 7 pañales por día, el suministro total debería ser de 14 pañales en caso de lavarlos cada dos días. Cada pañal reutilizable grande tiene un costo de alrededor de $320, lo que en total implicaría un gasto de solo $4.760.
Aun suponiendo que uno deseara comprar 14 pañales por año, estaríamos frente a un costo aproximado de $15.000, el cual sigue muy alejado del costo de los pañales desechables.
Ante todo lo hasta aquí expuesto, lo que a través del presente proyecto de ley se persigue es cómo el Estado Nacional puede contribuir a evitar las afecciones en la salud que padecen los usuarios de pañales desechables convencionales y, al mismo tiempo, reducir el impacto negativo que los componentes con que estos están fabricados causan al medio ambiente.
Para lograrlo, se propone establecer como universo acotado a los programas nacionales de entrega de pañales. Ello no quita que en un futuro cercano dicha tendencia se expanda a los pañales adquiridos a través de la venta comercial. De lo contrario, el efecto perseguido no tendría el impacto suficiente para estabilizar los daños del uso y desecho que conlleva a la producción irresponsable de residuos, entre los que se cuentan los pañales.
A este proponemos que el Gobierno Nacional reemplace escalonadamente a los pañales desechables por los reutilizables en todos los programas de distribución gratuita, sea tanto para niños como para adultos. De ese modo se podrá lograr que para el año 2035 el 100% de los pañales que entregue el Estado nacional sean reutilizables.
Un paso ulterior, y que va más allá de los objetivos propuestos en el presente proyecto, podría implicar el estímulo a la fabricación, comercialización y uso de pañales reutilizables para un paulatino reemplazo en el mercado.
En conclusión, tanto por su enorme impacto negativo en el ambiente, como por los daños a la salud que los pañales convencionales pueden causar a su usuarios, es necesario sumar esfuerzos para promover el uso de pañales lavables de tela ecológicos y naturales, que además de evitar los problemas ya descriptos, resultan mucho más económicos si se considera su vida útil a lo largo de la etapa promedio de uso de una persona.
Es por las razones aquí expuestas que solicito la aprobación del presente proyecto de ley.
Proyecto
Firmantes
Firmante Distrito Bloque
WISKY, SERGIO JAVIER RIO NEGRO UNION PRO
MARTINEZ, ANA LAURA SANTA FE UNION PRO
WECHSLER, MARCELO GERMAN CIUDAD de BUENOS AIRES UNION PRO
LOPARDO, MARIA PAULA CIUDAD de BUENOS AIRES UNION PRO
Giro a comisiones en Diputados
Comisión
RECURSOS NATURALES Y CONSERVACION DEL AMBIENTE HUMANO
ACCION SOCIAL Y SALUD PUBLICA

Honorable Cámara de Diputados de la Nación Argentina | Congreso de la Nación Argentina | Av. Rivadavia 1864 - Ciudad Autónoma de Bs. As. (C.P.C1033AAV) | + 54 11 6075-7100

Nota: La información contenida en este sitio es de dominio público y puede ser utilizada libremente. Se solicita citar la fuente.