PROYECTO DE LEY


Expediente 8858-D-2016
Sumario: DEROGACION DEL DECRETO 52/17, QUE MODIFICA EL REGIMEN DE LOS FERIADOS NACIONALES Y DE LOS DIAS NO LABORABLES.
Fecha: 31/01/2017
Proyecto
El Senado y Cámara de Diputados...


Art. 1°- Se deroga el decreto 52/17, promulgado por el Poder Ejecutivo Nacional el 20 de enero del corriente, que modifica el régimen de los feriados nacionales y de los días no laborables en todo el territorio de la Nación.
Art. 2°- Comuníquese al Poder Ejecutivo. De forma.

FUNDAMENTOS

Proyecto
Señor presidente:


Mediante un decreto del Poder Ejecutivo Nacional, publicado en el Boletín Oficial el día 20 de enero del corriente, se modifica el decreto N° 1584 del 2 de noviembre de 2010, que estableció el régimen de los feriados nacionales y de los días no laborables en todo el territorio de la Nación. En el Artículo 1° se establece que “los feriados nacionales cuyas fechas coincidan con los días martes y miércoles serán trasladados al día lunes anterior. Los que coincidan con los días jueves y viernes serán trasladados al día lunes siguiente”, eliminando de esta manera los llamados feriados puente. En el artículo 3° se exceptúa de la movilidad a “los feriados nacionales correspondientes al 1° de Enero, Lunes y Martes de Carnaval, Viernes Santo, 1° de Mayo, 25 de Mayo, 9 de Julio, 8 de Diciembre y 25 de Diciembre”.
La principal consecuencia de esta disposición es la reducción de los días no laborales. Se trata a todas luces de una medida de carácter fuertemente antiobrera, que apunta a elevar de la tasa de explotación laboral en un contexto de ajuste, despidos masivos y una brutal ofensiva de precarización de la fuerza de trabajo. En palabras del propio Ministro de Turismo, Gustavo Santos, el gobierno buscó atender “los reclamos históricos de la industria, que decían que eran feriados arbitrarios y que tenían que pagar como si fuesen feriados reales y perdían competitividad" (http://www.infobae.com/turismo/2017/01/24/gustavo-santos-el-24-de-marzo-y-el-2-de-abril-se-conmemoraran-en-los-centros-educativos/).
Por otro lado, se convierten en feriados movibles el 24 de Marzo, fecha en que se conmemoran los aniversarios del último golpe de Estado cívico y militar, y el 2 de abril, día del veterano y de los caídos en la guerra de Malvinas. La desvalorización de estas fechas refleja, en el primer caso, la profundización de una política de larga data de reconciliación con el Ejército y los represores de la dictadura (y un golpe al movimiento de lucha por juicio y castigo). Y en relación al 2 de abril, es expresión de la renuncia al reclamo de soberanía nacional sobre las Islas Malvinas que puso de manifiesto la canciller Malcorra en sus negociaciones con el ministro Alan Duncan y el gobierno británico. Esa política pro-inglesa incluye la intención de proceder a la exploración conjunta con el Reino Unido de los recursos naturales de Malvinas, especialmente los hidrocarburíferos y pesqueros, desconociendo la legislación argentina que prohíbe a las empresas petroleras y pesqueras explotar los recursos naturales de las Islas Malvinas.
El contraste de estos feriados “sujetos a movilidad” con el contenido de aquellos inamovibles es clarificador respecto de toda una orientación política: fechas religiosas como el “viernes Santo” o el 8 de diciembre (que al igual que el 24 de marzo cae este año un viernes) tienen mayor status que un 24 de marzo ó 2 de abril. Aquí se pone de manifiesto una orientación clerical de asociación del Estado con la Iglesia, que jerarquiza y estatiza festividades religiosas del culto católico. Resulta entonces evidente que el carácter laico de este Estado es una gigantesca impostura.
La movilidad del feriado del 24 de marzo ha generado el repudio y la indignación de las organizaciones de derechos humanos y de amplios sectores de la sociedad, ya que constituye un atropello a la memoria por los 30.000 compañeros detenidos-desaparecidos y la lucha contra el terrorismo de Estado y la impunidad de ayer y de hoy. Es a su vez un intento por trivializar la jornada, vaciándola de contenido y usándola de excusa para favorecer la actividad turística, desnaturalizando su carácter de jornada de lucha. Desde hace 40 años en nuestro país, los 24 de marzo son escenario de masivas movilizaciones contra la impunidad de los crímenes de la dictadura. El reclamo histórico de “juicio y castigo a los culpables” se afirmó en el tiempo como evidencia de la complicidad de la “democracia”, sus gobiernos y partidos, en el encubrimiento de los genocidas y de los grandes capitalistas que financiaron el golpe militar.
Desde que en el año 2005 el kirchnerismo instituyó los 24 de marzo como “Día Nacional de la Memoria”, el Partido Obrero junto a numerosas organizaciones y referentes de DDHH (como Nora Coriñas y Elia Espen de Madres de Plaza de Mayo – Línea Fundadora), hemos denunciado la medida como un intento gubernamental por estatizar una jornada de lucha. Desde un primer momento, el kirchnerismo desenvolvió una política de cooptación sobre las organizaciones de derechos humanos. El feriado del 24 se inscribió dentro de esa política, mientras conservaba intacto el aparato represivo, gobernaba con la policía del gatillo fácil y permitió que los juicios a los genocidas avancen a cuenta gotas. A partir del “feriado”, el escenario de la lucha fue sustituido por un show artístico, naturalmente “combativo”. Su carácter “nacional” expresa asimismo una suerte de reconciliación, lo que vino a corroborar la posterior designación del Teniente General César Milani como Jefe de Estado Mayor General del Ejército. La política del gobierno kirchnerista en esta materia consistió en un gigantesco operativo de absolución del entramado político y social del golpe genocida.
Para quienes cuestionan que es el macrismo el que viene ahora a banalizar una fecha de esta envergadura en beneficio del negocio turístico, cabe recordar que es lo mismo que hizo el gobierno kirchnerista cuando modificó el calendario de feriados en el año 2014 para mover en 2015 el feriado del 24 (que cayó martes), en función de otorgarle a la industria del turismo un fin de semana largo.
Macri no ha hecho más que profundizar la orientación política que desenvolvió el kirchnerismo en esta materia, solo que, en otro escenario político, ha abandonado las pretensiones de cooptar y seducir al movimiento de lucha. Un decreto de sus primeros meses al frente de la presidencia fue para reforzar el poder de las FFAA otorgándoles mayor autonomía (decreto 721 del 30 de mayo de 2016). En el día del ejército recalcó en su discurso que era necesario “dejar atrás enfrentamientos y divisiones”. También determinó el incremento de presupuesto para reequipamiento de las Fuerzas Armadas, una medida que refuerza el papel represivo del Estado en un contexto de ajuste y crecientes luchas obreras. El presidente Macri continúa de esta manera el trabajo iniciado por sus antecesores para reforzar la injerencia del Ejército y el resto de las armas en la vida política y social. Bajo el kirchnerismo, con la excusa de la “ayuda humanitaria” en los barrios y sectores carenciados, ahora en nombre de la participación de las FFAA en el “combate contra el terrorismo internacional”: precisamente lo que reclama el imperialismo yanqui en toda América Latina para legalizar su participación en materia de seguridad interior.
El decreto presidencial que convierte en feriado movible los 24 de marzo y 2 de abril, es el correlato de una política entreguista y de sumisión al imperialismo por un lado (y de claudicación lisa y llana en nuestro reclamo por Malvinas), y a los genocidas de la dictadura y sus cómplices políticos y empresariales, del otro. El DNU representa una arremetida para opacar la lucha contra la impunidad de los crímenes de la dictadura y contra la impunidad del Estado a lo largo de 40 años de gobiernos “democráticos”. Se trata de una nueva maniobra de vaciamiento de una jornada de lucha de vital importancia para el pueblo y la historia argentina. Por este contenido reaccionario –y no por favorecer la “estatización” mediante feriado nacional de una jornada de lucha- vale la enfática impugnación de la reciente disposición gubernamental.
Por estos motivos, solicitamos a los señores diputados que acompañen el presente proyecto de resolución.
Proyecto
Firmantes
Firmante Distrito Bloque
LOPEZ, PABLO SEBASTIAN SALTA FRENTE DE IZQUIERDA Y DE LOS TRABAJADORES
PITROLA, NESTOR ANTONIO BUENOS AIRES FRENTE DE IZQUIERDA Y DE LOS TRABAJADORES
SOSA, SOLEDAD MENDOZA FRENTE DE IZQUIERDA Y DE LOS TRABAJADORES
Giro a comisiones en Diputados
Comisión
ASUNTOS CONSTITUCIONALES
LEGISLACION GENERAL

Honorable Cámara de Diputados de la Nación Argentina | Congreso de la Nación Argentina | Av. Rivadavia 1864 - Ciudad Autónoma de Bs. As. (C.P.C1033AAV) | + 54 11 6075-7100

Nota: La información contenida en este sitio es de dominio público y puede ser utilizada libremente. Se solicita citar la fuente.