PROYECTO DE RESOLUCION


Expediente 8073-D-2016
Sumario: RENDIR HOMENAJE AL POETA SANLUISEÑO DON ANTONIO ESTEBAN AGÜERO, EN EL CENTENARIO DE SU NACIMIENTO, A CUMPLIRSE EL 7 DE FEBRERO DE 2017, REALIZANDO UN ACTO PUBLICO ORGANIZADO POR LA H. CAMARA DE DIPUTADOS.
Fecha: 16/11/2016
Proyecto
La Cámara de Diputados de la Nación
RESUELVE:


Rendir homenaje al poeta sanluiseño Don Antonio Esteban Agüero, en el centenario de su nacimiento, propiciándose la realización de un acto público el 7 de febrero de 2017 organizado por esta Cámara.

FUNDAMENTOS

Proyecto
Señor presidente:


Antonio Esteban Agüero fue un destacado escritor, poeta y prosista sanluiseño, nacido en Piedra Blanca el 7 de febrero de 1917.
Su obra completa, editada por la Universidad Nacional de San Luis, está contenida en cuatro tomos: “Los “Digo” del Poeta”, “Las “Cantatas” de un soñador”, “Vivir en poesía” y “La verde memoria”.
“Digos alusivos, efusivos, descriptivos y anecdóticos, en que cada significación regional se relaciona, en un panorama exigido por memorias de la sangre y de su pueblo. Sus “Digo” no retienen al tiempo; mucho más lo transfieren para la convivencia activa de una historia que desde entonces hasta aquí viene violentando clausura de fronteras .
Autor de los versos: "Y diré también que un claro día / en que a febrero amaba una cigarra / se abrió a tu vida y a tu cielo / la vida de quien hoy te canta" , Agüero “eternizó la verde policromía de la flora lugareña, la majestad de los bosques y sus especies, todo ese mundo de animales y de plantas que lo llenó una exaltación poética sin parangón en la literatura nacional” . Juan Carlos Ghiano ubica la poesía de Agüero “entre los fines del romanticismo y los anunciadores de los superrealismos”.
Las Cantatas son poemas, romances y pastorales, un verdadero canto a nuestra tierra. “Como no sé ni puedo / cantar cosas grandes / canto la modestia / de cosas rurales” afirma el poeta puntano
Antonio Esteban Agüero perdió a sus padres cuando tenía dos años; en su obra “La verde memoria” dedica evocaciones a su abuelo Francisco y a su padre, a quien conoció a través de su madre y de personas que lo conocieron. “La palabra de nuestra madre, que al hablar de su esposo la esparcía como impregnada de amor, ha dejado en mi corazón infantil una estampa viviente y luminosa de mi padre muerto”.
Cursó estudios en Villa Mercedes y se recibió de maestro en Escuela Normal "Juan Pascual Pringles" de la Ciudad de San Luis.
Ya desde chico su familia lo orientó hacia las letras; a los 15 años inició su actividad literaria, colaborando en la revista “Ideas” con sus primeros relatos y poemas, y a los 20 años publicó su éxito “Poemas lugareños”, inicio de una serie de trabajos donde el eje es “la estructura integradora del hombre y la naturaleza en un contexto donde se interaccionan constantemente”.
Desde 1938, Agüero colaboró en el suplemento dominical del diario "La Prensa" (Buenos Aires), y en numerosas revistas y periódicos argentinos y extranjeros: "La Nación" (Chile), "El Comercio" (Perú), "El Hogar", "Mundo Argentino", "Vosotras", "Los Andes", "Los Principios", "Ideas" (San Luis) y "Revista de San Luis", entre otras.
En aquel año de 1938 concurrió al Segundo Congreso de Escritores y Artistas cuyanos, reunido en la ciudad de San Juan en representación del Ateneo de la Juventud. Así se inicia su participación en distintos círculos y su recorrida por distintos puntos del país y del extranjero, actuando como cantor, recitador y bardo.
El 4 de enero de 1952 se casa con Elia Barbosa Fernández, madre de su única hija, la doctora María Teresa Agüero.
Participó en política y desempeñó numerosos cargos públicos. Fue Presidente del Consejo Provincial de Educación (1955/56), Director de Cultura (1957), Ministro de Previsión Social y Educación (1957), Ministro de Gobierno (1958/59), todos en la Provincia de San Luis.
Obtuvo numerosas distinciones: "Retrato de un dama" obtuvo el 1º Premio de Poesía y Medalla de Oro en 1947, otorgado por la Dirección General de Cultura de Córdoba; "Las cantatas del árbol" y "Romancero de niños" merecieron el 1º Premio Nacional de Literatura Regional; en 1958 la Dirección Nacional de radiodifusión le otorgó la Medalla de Oro por la mejor conferencia de carácter histórico.
Por el poema "Un hombre dice a su pequeño país" recibió en 1960 el premio del Sesquicentenario de la Revolución de Mayo, otorgado por el diario “Clarín", con el voto unánime de los tres jurados, nada menos que Jorge Luís Borges, Enrique Larreta y Fermín Gutiérrez.
En 1970, Antonio Esteban Agüero recibió el título de Doctor Honoris Causa Post- Mortem de la Universidad Nacional de San Luis, por Resolución Rectoral Nº 109 del 28 de septiembre de ese año.
Entre sus principales publicaciones se destacan: "Poemas lugareños" (1937), "Romancero Aldeano" (1938), "Pastorales" (1939), "Romancero de niños" (1946), "Cantatas del árbol" (1953), "Un hombre dice a su pequeño país" (1972), "Canciones para la voz humana" (1973) y "Poemas Inéditos" (1978). Estas tres últimas obras fueron publicadas póstumamente por su esposa.
Trascribimos a continuación párrafos tomados de la fuente citada que describen sus obras más relevantes, reunidas en los Digo, Cantatas, La verde memoria y Vivir en poesía.
“Los temas de la poesía de Agüero son reiterativos y recurrentes, el tema central sobre el que trabaja es la estructura integradora del hombre y la naturaleza en un contexto donde se interaccionan constantemente.
“Poemas lugareños” (1937) es el punto de partida de la exaltación de su medio humano y físico. El motivo del árbol preanuncia lo que será tema en las “Cantatas del Árbol”. Hay ya en esta su “primera cosecha” la asunción del medio de su interior, en todo su ser y, sobre todo; una de las preocupaciones centrales de Agüero: la necesidad de nombrar el valor imponderable de las cosas y el enraizamiento del hombre en su lugar. "Como no sé, ni puedo / cantar cosas grandes, / canto la modestia / de las cosas rurales".
En “Romancero aldeano“ (1938) mantiene la fidelidad y el amor de su paisaje: “"Estoy lavando mi alma / me estoy llenando de verdes. / El cielo claro ilumina / tierno verdor de setiembre. / Con una sed moza y rubia / mi vida bebe tus verdes, / viejo talar remozado / mudo algarrobo rebelde". (de “La primavera y yo”).
Las “Pastorales” (1938) actúan como un claro preanuncio de lo que será –una vez evolucionada- su totalidad poética. También encontraremos allí solidaridad, la muerte, la melancolía, la concreción de su destino y el recuerdo. La afirmación vitalista y la muerte en su dimensión trágica, el motivo de la infancia y la pobreza, todo en perfecta consonancia con lo natural primigenio.
Las “Cantatas del árbol”(1953) es un canto a la naturaleza y al hombre y significa un paréntesis casi exclusivamente lírico. Hay una preeminencia notoria de la subjetividad y carencia de los hilos narrativos.
“Un hombre dice su pequeño país” (1972 – primera publicación postmortem), magistral síntesis, resume la temática de las obras anteriores: el poeta nombrador, jerarquizador del hombre de provincia; la naturaleza interacción constante.
En “Canciones para la voz humana”(1973) es valorado en su esencia y proyectado hacia la universidad, “Libro vitalista de un melancólico”.
En 1978 surgió “Poemas inéditos” donde se reiteran los temas universales y se instala como forma nueva, el soneto.”
Agüero murió en San Luis el 18 de junio de 1970; sus restos descansan en Merlo, al pie del Comechingones, al amparo del Valle del Conlara.
Por su valioso aporte a la cultura de San Luis, en cada aniversario de su muerte se realiza en la Villa de Merlo una jornada de homenaje. Artistas y público en general se reúnen en la Casa del Poeta –hoy museo- para recordarlo. “Antonio Esteban Agüero vuelve a estar presente en todas aquellas personas que lo sintieron, lo cantaron, y lo recitaron en el homenaje a su recuerdo imborrable.”
Numerosos escritores y críticos argentinos y extranjeros se han ocupado de la obra poética del poeta puntano: Juana de Ibarbouru, Fermín Silva Valdés, José Vasconcelos, Enrique Larreta, Ricardo Nervi, Abelardo Arias, Alejandro Nicotra, y otros y esta Cámara ha considerado en otras oportunidades proyectos para destacar su personalidad.
En ocasión de la presentación de las Obras completas del poeta, que hice en nombre de la Universidad Nacional de San Luis de la que era Rector, en la Feria Internacional del Libro de 2009, dije:“El centro de su obra es la estructura integradora del hombre y la naturaleza en un contexto donde interaccionan constantemente. Y una de las preocupaciones centrales de Agüero: la necesidad de nombrar el valor imponderable de las cosas y el enraizamiento del hombre en su lugar.”
“Inefables contingencias históricas mediaron para que tras su muerte, su obra no se prodigara a los cuatro vientos con vuelo libertario. Hoy, con hondo compromiso institucional, la Universidad Nacional de San Luis tiene el orgullo de comenzar a saldar las cuentas pendientes de la historia con El Poeta.”
“Ya no hay espacio para las indiferencias, los olvidos, ni los abandonos. Se han llenado todos los vacíos con la publicación de sus obras, con la proyección de sus sueños, con la compilación de sus libros. Y lo hemos hecho con profundo respecto, y una inconmensurable admiración, que procuraremos contagiar en todos los niveles y ámbitos sociales, dentro de la provincia, en todo el país y allende los mares.”
Ahora estamos proponiendo que en ocasión del centenario de natalicio se realice un reconocimiento especial, disponiéndose la realización de un acto conmemorativo.
Por lo expuesto solicito a los Sres. Legisladores que acompañen el presente proyecto.
Proyecto
Firmantes
Firmante Distrito Bloque
RICCARDO, JOSE LUIS SAN LUIS UCR
ROQUEL, HECTOR ALBERTO SANTA CRUZ UCR
BARLETTA, MARIO DOMINGO SANTA FE UCR
Giro a comisiones en Diputados
Comisión
CULTURA
PETICIONES, PODERES Y REGLAMENTO

Honorable Cámara de Diputados de la Nación Argentina | Congreso de la Nación Argentina | Av. Rivadavia 1864 - Ciudad Autónoma de Bs. As. (C.P.C1033AAV) | (54-11) 4127-7100

Nota: La información contenida en este sitio es de dominio público y puede ser utilizada libremente. Se solicita citar la fuente.