PROYECTO DE RESOLUCION


Expediente 7847-D-2018
Sumario: SOLICITAR AL PODER EJECUTIVO DISPONGA LA NO INJERENCIA EN ACTOS DE AGRESION CONTRA LA REPUBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA, Y OTRAS CUESTIONES CONEXAS.
Fecha: 19/02/2019
Proyecto
La Cámara de Diputados de la Nación
RESUELVE:


Exigir al Poder Ejecutivo (presidencia de la Nación, jefatura de Gabinete y ministerio de Relaciones Exteriores y Culto) el retiro inmediato de nuestro país de toda la política de provocaciones y actos de agresión contra Venezuela que viene llevando adelante el gobierno norteamericano de Donald Trump y el denominado Grupo Lima. Denunciar que la bancarrota del régimen presidido por Maduro, que llevó al colapso de la economía venezolana, no va a ser resuelta –sino sólo agravada- por la vía de la intervención imperialista y un mayor sometimiento colonial del país.
Rechazar toda injerencia imperialista y de sus peones cipayos en los asuntos de Venezuela. Exigir que la Argentina retire el reconocimiento del pseudo presidente “encargado” Juan Guaidó, no elegido por nadie, sino por el imperialismo yanqui. Reclamar asimismo el desconocimiento de la representante diplomática designada por Guaidó, que ha sido recibida oficialmente por el presidente Macri.
Denunciar que se ha puesto en marcha un golpe de estado en Venezuela, cuyo fin es la apropiación de los recursos petroleros de ese país y una salida a la crisis contra el pueblo trabajador –que ha sido apoyada no sólo por el presidente Macri, sino también por importantes dirigentes del peronismo, como Massa, Pichetto y Urtubey. Reclamar el cese de todo tipo de bloqueo económico contra Venezuela y rechazar las amenazas de intervención militar para derrocar al gobierno de Maduro, cuyos preparativos se realizan a la luz del día, con despliegue de tropas en sus fronteras y mediante el llamado operativo humanitario. Toda ayuda ante la crisis humanitaria debe realizarse bajo el control de las organizaciones obreras y populares de América Latina en conexión con las organizaciones obreras y populares de Venezuela.
Reclamar la inmediata ruptura de la Argentina con el llamado Grupo Lima de presidentes latinoamericanos.
Exigir al PEN el respeto de la autodeterminación de los pueblos y el rechazo a toda injerencia imperialista en los asuntos internos de Venezuela. La salida al fracaso del gobierno de Maduro –que ha llevado a las masas obreras al hambre, la desocupación y la miseria- tiene que provenir de los propios trabajadores y el pueblo de Venezuela.

FUNDAMENTOS

Proyecto
Señor presidente:


No cabe duda de que estamos frente a un plan imperialista para ejecutar un golpe de Estado contra el gobierno venezolano de Nicolás Maduro. Hace meses que se viene preparando este escenario golpista que ahora se ha desatado con la complicidad de gobiernos latinoamericanos del llamado Grupo Lima.
Bloqueo económico, incautación de empresas y de fondos del Estado venezolano en el territorio yanqui (la petrolera Citgo, etc.), el anuncio del envío de 5000 soldados yanquis a Colombia, el desconocimiento diplomático de las autoridades venezolanas y la creación de un gobierno paralelo, digitado por el imperialismo que ha nombrado a Juan Guaidó como presidente “encargado”.
Estamos frente a una nueva manifestación de la historia de Latinoamérica avasallada una y otra vez por el imperialismo norteamericano, impulsando golpes de Estado, invasiones militares, masacres de militantes populares y sujeción de las economías nacionales a los monopolios y al capital financiero imperialista.
Podríamos hacer una larga reseña de la agresión imperialista en curso, apoyada por gobiernos cipayos y genuflexos entregados al capital financiero de nuestro continente. Nicaragua, Haití, Cuba, Panamá, Chile, la propia Venezuela y demás repúblicas latinoamericanas, incluyendo la Argentina, tienen decenas de historias del golpismo pro-imperialista y los ataques imperiales.
Pero no podemos dejar de alertar que ha sido el gobierno de Macri uno de los responsables directos de involucrar a nuestro país en esta agresión golpista contra Venezuela. En esto ha sido acompañado por dirigentes de la pseudo “oposición” del PJ, por los Pichetto y los Urtubey que acompañan todas las políticas represivas, xenófobas y de penalización de la juventud que llevan adelante Macri-Bullrich.
Incluso ha llamado la atención el “silencio” de la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner, que no ha salido a denunciar el golpe en marcha. Por supuesto, menos ha convocado a movilización alguna contra el intervencionismo imperialista sobre Venezuela, cosa que ya había planteado con su rechazo a la movilización callejera contra el G20. Se prepara para ser presidenciable y quiere hacer buena letra con Trump, Bolsonaro y el capital financiero. Esto indica una política de conciliación con el imperialismo y de subordinación colonialista, que se evidencia en las promesas de miembros dirigentes del bloque de Unidad Ciudadana -en sus reuniones con los especuladores- de que en caso de volver al poder con las próximas elecciones no romperán con el FMI, seguirán pagando la deuda usuraria, y respetarán los contratos y privilegios de banqueros y monopolios.
La única que ha ganado la calle con su movilización contra el golpe imperialista en Venezuela ha sido la izquierda con el FIT a la cabeza.
Y lo hacemos desde una perspectiva de independencia política de los trabajadores, no de apoyo político al régimen de Maduro que ha llevado al colapso la economía de Venezuela, haciendo que las masas obreras paguen con hambre, desocupación y miseria. Se trata del fracaso de un régimen que se ha empeñado en pagar (y sigue pagando al día de hoy) hasta el último centavo de una deuda usuraria impuesta por el capital financiero y que, sumergido en un mar de corrupción, está negociando-entregando la principal riqueza del país: el petróleo. Esto es lo que busca Trump: someter al dominio yanqui esta importante fuente de materias primas.
La resistencia del gobierno Maduro al golpe no pone en marcha al pueblo trabajador, no organiza masivas milicias revolucionarias, no desarrolla el control de los trabajadores contra el sabotaje golpista ni plantea la expropiación de los golpistas y las petroleras, que se preparan para dividir y privatizar la petrolera estatal (PDVSA).
La lucha contra la derecha y el golpe, por superar con una perspectiva obrera y socialista al régimen impotente de Maduro -que está buscando ahora una “mediación” con el golpe (vía el Papa, etc.)- exige la organización y movilización independiente de la clase obrera, los explotados de Venezuela y de todo el continente.
La mejor solidaridad antiimperialista con Venezuela agredida por el imperialismo y la reacción burguesa es enfrentar en nuestro país al gobierno Macri y su curso reaccionario: imponer que Argentina no acompañe los planes imperialistas y golpistas.
En la lucha contra cada uno de nuestros gobiernos entreguistas y por gobiernos de trabajadores, iremos forjando la necesaria Unidad Socialista de América Latina.
Solicitamos a los diputados que dicen enfrentar la ofensiva imperialista el acompañamiento al presente proyecto de resolución.
Proyecto
Firmantes
Firmante Distrito Bloque
DEL PLA, ROMINA BUENOS AIRES FRENTE DE IZQUIERDA Y DE LOS TRABAJADORES
Giro a comisiones en Diputados
Comisión
RELACIONES EXTERIORES Y CULTO (Primera Competencia)
Firmantes
Firmante Distrito Bloque
DEL PLA, ROMINA BUENOS AIRES FRENTE DE IZQUIERDA Y DE LOS TRABAJADORES
Giro a comisiones en Diputados
Comisión
RELACIONES EXTERIORES Y CULTO (Primera Competencia)

Honorable Cámara de Diputados de la Nación Argentina | Congreso de la Nación Argentina | Av. Rivadavia 1864 - Ciudad Autónoma de Bs. As. (C.P.C1033AAV) | + 54 11 6075-7100

Nota: La información contenida en este sitio es de dominio público y puede ser utilizada libremente. Se solicita citar la fuente.