PROYECTO DE RESOLUCION


Expediente 7695-D-2016
Sumario: EXPRESAR BENEPLACITO POR LA ACTUACION DEL PILOTO MARCOS SIEBERT, AL OBTENER EL "CAMPEONATO DE FORMULA 4 ITALIANA", REALIZADO EL 30 DE OCTUBRE DE 2016 EN EL CIRCUITO DE MONZA, ITALIA.
Fecha: 01/11/2016
Proyecto
La Cámara de Diputados de la Nación
RESUELVE:


Expresar su beneplácito al piloto Marcos Siebert por la obtención del Campeonato de Formula 4 Italiana, disputado el día 30 de octubre de 2016 en el Circuito de Monza, Italia.

FUNDAMENTOS

Proyecto
Señor presidente:


No muchos pilotos en la historia del automovilismo celebraron un título en el mítico circuito de Monza, Italia. Pocos corredores se han dado el lujo de vencer a un Schumacher al volante. Marcos Siebert, con apenas 20 años, hizo las dos cosas: le ganó el campeonato de Fórmula 4 italiana a Mick, hijo del siete veces campeón de Fórmula 1. Apenas un par de horas después de consagrarse, con la emoción en su voz, el argentino atendió a la prensa, se alegró con el presente y ya se imagina el futuro: “Hoy es el mejor día de mi vida y esto te motiva más. Sueño con ser el próximo argentino en la Fórmula 1”. Expresó el pasado 30 de octubre tras obtener la corona 2016 en una categoría considerada “inferiores” en el camino para llegar a la Formula 1.
A Siebert, la varita mágica de la vida lo tocó en 2012, cuando Luciano Crespi, a la postre su manager, lo vio corriendo en kárting en Mar del Plata, donde el pibe despuntaba el vicio desde los 6 años. Lo invitó a probar un auto de fórmula en Paraná y ahí, cuando por segunda vez en su vida se subía a un monoplaza de ese estilo y sin embargo lograba el mejor tiempo, ambos se convencieron del potencial y decidieron explotarlo. “A él le debo mucho -cuenta un Marcos aún emocionado- porque confió en mí, igual que mis viejos, que me apoyaron para venirme a Europa con 16 años, aunque nunca es fácil para los padres una decisión como esa”.
Los cientos de mensajes de Whatsapp, menciones en Twitter y comentarios en Facebook son apenas la punta final de un ovillo que durante buena parte del año, mientras se va desandando, está escondido en las sombras. Días de semana que se deshacen entre el taller, pedaleadas en bicicleta por la montaña, el gimnasio, una alimentación rigurosa muchas veces difícil para jóvenes que -como en el caso de Marcos- no tienen a la familia cerca. Fines de semana con prácticas, clasificaciones de inmediato y tres carreras de 28 minutos más una vuelta... Siebert lo explicó de la mejor manera: “Hoy es el broche de oro. Sabés que todo el esfuerzo dio sus frutos, pero durante el año tenés los momentos donde te preguntás: ‘¿Vale la pena lo que estoy haciendo?’ Por suerte este año esos fueron muy pocos, porque nos fue súper bien”.
Las pautas han estado claras durante los tres años que lleva esta experiencia europea y este torneo no fue la excepción. Con Crespi a la cabeza y el equipo Jenzer Motorsport bajando línea, Siebert sabe que en el difícil mundo del automovilismo, donde muchas veces el dinero dicta antes que el talento quién podrá correr en la élite y quién no, los resultados son sumamente necesarios. “Desde 2013 trabajamos muy fuerte. Ganar este campeonato era uno de los principales objetivos, algo que me propuse al principio del año porque para mi carrera era fundamental. Quieras o no, ser el campeón de una categoría tan peleada como la F4 es importantísimo porque es una vitrina mundial”, reconoció el marplatense.
¿Y ahora? Ahora es momento de seguir subiendo esa escalera de los sueños. “Dejar a un lado a la familia, a los amigos, a los afectos y al estilo de vida que llevaste siempre por un objetivo es lo más difícil, pero es lo que te motiva a seguir adelante. Ahora seguiré trabajando para construir mi futuro. Quisiera correr en GP3, la telonera de la Fórmula 1, como para meterme en ese gran circo. Para ello necesitaré sponsors y presupuesto, pero no lo dejaré de soñar. Por lo pronto quiero volver a Argentina porque extraño mucho”, admitió Marcos, tal vez en el primer momento de la charla en el que afloran sus 20 años. Claro, es fácil olvidarlo cuando se trata de un campeón que le ganó a un Schumacher un título en Monza.
El reconocimiento a un rival que es mucho más que un apellido
El festejo de Siebert tuvo un ingrediente no menor, que engalanó este título de la Fórmula 4: se lo ganó a un apellido ilustre del automovilismo internacional. Mick Schumacher, uno de los hijos del siete veces ganador del Mundial de Fórmula 1, fue quien perdió el campeonato en el mano a mano con el argentino. “Estuve en los primeros lugares desde temprano en el torneo y Mick también se puso arriba. Eso le dio un condimento muy especial a todo. Las coberturas de la prensa aumentaron y la atención en general que se le prestó al torneo creció mucho por eso. Fue algo increíble. A él lo siguen mucho. Su papá debe ser tal vez el piloto con más fanáticos de la historia”, reconoció Siebert. Como piloto, ¿Mick es producto del marketing o de lo que arrastra su apellido? Siebert asegura que no: “Es muy, muy buen piloto. Indudablemente lo lleva en la sangre”.
En las dos carreras de la última fecha, disputada en Monza, la lucha por el primer lugar fue intensa. En la primera, Siebert largó 11° pero logró terminar segundo, detrás de Schumacher. En la segunda, en tanto, el argentino (5°) fue a la caza de su máximo rival y se dio el momento de mayor tensión: en un intento por superarlo, pasó con la mitad del auto por el pasto y rompió parte del alerón delantero. Sin embargo volvió a intentarlo y lo consiguió. El posterior abandono de Mick (también se le rompió el alerón a su auto) le garantizó el título y el pasaporte a la gloria.
Tras la triple corona obtenida por el cordobés José María López en el WTCC, Marcos Siebert, logró otro titulo internacional más para nuestro país y sueña con el gran anhelo de alcanzar lo que en su momento hizo el gran Juan Manuel Fangio. Representar a la Argentina en la Formula 1.
Por todo lo expresado, solicito a mis pares legislativo que me acompañen en la aprobación del presente proyecto.
Proyecto
Firmantes
Firmante Distrito Bloque
BIANCHI, IVANA MARIA SAN LUIS COMPROMISO FEDERAL
Giro a comisiones en Diputados
Comisión
DEPORTES

Honorable Cámara de Diputados de la Nación Argentina | Congreso de la Nación Argentina | Av. Rivadavia 1864 - Ciudad Autónoma de Bs. As. (C.P.C1033AAV) | (54-11) 4127-7100

Nota: La información contenida en este sitio es de dominio público y puede ser utilizada libremente. Se solicita citar la fuente.