PROYECTO DE RESOLUCION


Expediente 7159-D-2016
Sumario: PEDIDO DE INFORMES AL PODER EJECUTIVO, SOBRE DIVERSAS CUESTIONES RELACIONADAS CON LA RESCISION DE LOS CONVENIOS DE COLABORACION N° 166/10 Y N° 167/10, CELEBRADOS ENTRE RADIO Y TELEVISION ARGENTINA S.E. (RTA SE) Y LA NUEVA TELEVISION DEL SUR C.A. (TELESUR).
Fecha: 13/10/2016
Proyecto
La Cámara de Diputados de la Nación
RESUELVE:


Dirigirse al Poder Ejecutivo Nacional en los términos del Artículo 100, inciso 11 de la Constitución Nacional para que por intermedio de la Jefatura de Gabinete de Ministros y demás organismos competentes en la materia, informe a esta H. Cámara de Diputados de la Nación acerca de los siguientes puntos:
a) Cuáles fueron las razones que llevaron al Poder Ejecutivo Nacional a rescindir los Convenios de Colaboración N° 166/10 y N°167/10 celebrados entre Radio y Televisión Argentina S.E. (RTA SE) y La Nueva Televisión del Sur C.A. (TeleSur) y a dejar de emitir la señal televisiva Telesur.
b) Cuáles son los criterios adoptados para renovar la grilla del Sistema Experimental de Televisión Digital Terrestre y Sistema de Televisión Satelital.
c) Conocer si el gobierno argentino pidió formalmente tener “injerencia” en los contenidos de TeleSUR y la documentación respaldatoria de tal pretensión.
d) En qué circunstancia, en qué términos y con qué funcionarios de la Nueva Televisión del Sur C.A. (TeleSur) interactuó las autoridades del Gobierno Argentino para adoptar la decisión de retirar de la grilla de la Televisión Digital Abierta (TDA) a la señal TeleSur.
e) Solicito copia de los Actos Administrativos emanados del Ministerio de Medios y Contenidos Públicos y del Poder Ejecutivo Nacional vinculados a rescindir los Convenios de Colaboración N° 166/10 y N°167/10 celebrados entre Radio y Televisión Argentina S.E. (RTA SE) y La Nueva Televisión del Sur C.A. (TeleSur) y a dejar de emitir la señal televisiva Telesur.

FUNDAMENTOS

Proyecto
Señor presidente:


La Ley 26.522 de Servicios de Comunicación Audiovisual, conocida como Ley de Medios, establecía las normas para regir el funcionamiento y la distribución de licencias de los medios audiovisuales de la República Argentina. Tras su aprobación por el Congreso de la Nación fue promulgada el 10 de octubre de 2009 y se constituyó en reemplazo de la Ley de Radiodifusión 22.285 instituida en 1980 por la última dictadura cívico-militar que asoló al país. Esta nueva ley declaraba a la actividad de los servicios de comunicación audiovisual como de “interés público”.
La actividad realizada por los servicios de comunicación audiovisual es considerada en esa norma una actividad de interés público, de carácter fundamental para el desarrollo sociocultural de la población por el que se exterioriza el derecho humano inalienable de expresar, recibir, difundir e investigar informaciones, ideas y opiniones. La explotación de los servicios de comunicación audiovisual podría ser efectuada por prestadores de gestión estatal, de gestión privada con fines de lucro y de gestión privada sin fines de lucro, los que debía tener capacidad de operar y tener acceso equitativo a todas las plataformas de transmisión disponibles.
Unos años antes, en enero de 2005, el Ministerio de Comunicación e Información de la República Bolivariana de Venezuela constituyó una sociedad anónima, con domicilio en la Ciudad de Caracas, que se denomina La Nueva Televisión del Sur C.A. (TELESUR). Esta Compañía tiene como objeto la creación de un medio de comunicación audiovisual hemisférico, que refleje la diversidad social y cultural de AMERICA LATINA y el CARIBE, proyectándola al mundo, a través de la elaboración, difusión y comercialización de contenidos audiovisuales en sus diversos géneros.
En este marco es que se incorpora a la grilla argentina el canal multiestatal TeleSUR. En este sentido fue celebrado el Convenio entre la República Argentina y la República Bolivariana de Venezuela, el 1º de febrero de 2005 (B.O. 16/03/05), por medio del cual las partes manifestaron su voluntad de avanzar en acuerdos de comunicación, acordes al proceso de integración y a la firme voluntad de ambos gobiernos por establecer acuerdos de cooperación, complementación e integración.
Mediante el Convenio se acordó la suscripción de hasta el Veinte por Ciento (20%) del capital accionario de La Nueva Televisión del Sur C.A. por parte de la República Argentina por intermedio de la actual Secretaría de Comunicación Pública de la Jefatura de Gabinete de Ministros. Las partes acordaron que la República Argentina puede brindar distintos servicios, entre los cuales se encuentran, entre otros: aportes de horas mensuales de producción de contenidos, colaboración en la formación de recursos humanos, y distribución de la señal en el territorio argentino.
Posteriormente, el 29 de enero de 2007 y el 4 de mayo de 2010, TELAM S.E. y TELESUR suscribieron sendos Convenios de Colaboración y Cooperación mediante los cuales se comprometieron a suministrarse mutuamente sus propios servicios de noticias en sus formatos de texto y/o fotográfico que aparezcan en sus páginas web y las imágenes de las emisiones informativas que aparezcan en sus señales televisivas, a los efectos de difundirlos en sus respectivas áreas de cobertura.
En otro orden de ideas, en el marco del Convenio de referencia, el 1º de diciembre de 2010 se concretó la apertura de la Sucursal Argentina, de la Compañía La Nueva Television del Sur C.A., de conformidad con lo dispuesto por su Junta de Administración con fecha 30 de abril de 2010.
De acuerdo con el Decreto Nº 22/11, la Secretaría de Comunicación Pública de la Jefatura de Gabinete de Ministros tiene entre sus objetivos, administrar y supervisar los medios de difusión que se encuentran bajo la responsabilidad del Poder Ejecutivo Nacional, así como entender en la formulación, ejecución y supervisión de la política de comunicación pública e intervenir en la comunicación de las actividades del Sector Publico Nacional y en su relación institucional con los medios de comunicación.
En este contexto, se sancionó la Resolución Nº 12/12 de la Secretaría de Comunicación Pública de la Jefatura de Gabinete de Ministros a los efectos de complementar los objetivos y responsabilidades fijados tanto en el Convenio Marco suscripto con la República Bolivariana de Venezuela, como aquellos asignados a dicha Secretaría. Así es como se estableció que toda dación o intercambio de contenidos audiovisuales que se celebre entre la Compañía Anónima. La Nueva Televisión del Sur o sus Sucursales y las empresas y entes en los que el Estado Nacional forme parte, deberán contar con la intervención previa de la Secretaría de Comunicación Pública de la Jefatura de Gabinete de Ministros.
Con la característica de un medio de comunicación alternativo, TeleSUR fue lanzado en 2005 con el objetivo de "promover los procesos de unión en los pueblos del Sur". Argentina integraba la compañía junto con Venezuela, Cuba, Ecuador, Bolivia, Nicaragua y Uruguay. La señal multiestatal emite desde Caracas y fue lanzada con el fin de ser una voz propia de los pueblos de Latinoamérica y una alternativa al flujo informativo de las grandes cadenas.
TeleSUR comenzó a transmitir el 1 de julio de 2005, y estuvo conformada al comienzo por cuatro accionistas: el Estado venezolano, con el 51%; Argentina, 20%; Cuba, 19%; y Uruguay, 10%. Pero esos porcentajes fueron variando con la incorporación de nuevos socios, como Bolivia (2006), Nicaragua y Ecuador (ambos en 2007). Tras los reacomodamientos societarios, y según consta en el Boletín Oficial, al 31 de mayo de 2012, la Argentina tenía el 14,17% del capital del canal.
El pasado mes de junio el Gobierno que encabeza Mauricio Macri decidió rescindir dos convenios de colaboración con el canal TeleSUR y retirar su señal de la oferta de canales públicos, alegando "el Estado (argentino) no tenía las más mínima injerencia en las cuestiones financieras y periodísticas" del canal multiestatal.
R.T.A S.E. se expresó a partir de una carta documento a través de María Eugenia Martinez, Gerente de Asuntos Legales: “En mi carácter de apoderada judicial y administrativa de Radio y Televisión Argentina S.E. (RTA SE) y siguiendo expresas instrucciones de mi mandante, vengo a comunicar a Uds. que Radio y Televisión Argentina Sociedad del Estado ha decidido rescindir los Convenios de Colaboración N° 166/10 y N°167/10 celebrados oportunamente con Uds. y en base a necesidades de renovar la grilla de nuestros Sistema Experimental de Televisión Digital Terrestre y Sistema de Televisión Satelital, procederemos a dejar de emitir la señal TeleSUR en el plazo de quince (15) días a partir de la recepción de la presente”.
Esa es toda la explicación antes de “trasmitir el agradecimiento de RTA SE por el importante aporte efectuado por Uds. a ambos sistemas y manifestar que la presente rescisión no obsta a la celebración de otros futuros acuerdos”. Firmada el 7 de junio de 2016, día del periodista en Argentina.
La desvinculación también implica que TeleSUR deja de emitirse en la plataforma estatal Televisión Digital Abierta, que llega a más del 80% de los habitantes, y también dejaría de ser de inclusión obligatoria en las grillas de todos cableoperadores del país, tal como fue dispuesto por una resolución de la desaparecida Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual (AFSCA) en el año 2010.
La decisión tomada por el gobierno de Macri y comunicada por el Ministro de Medios y Contenidos Públicos, Hernán Lombardi, está a tono con el viraje que se viene dando en cuanto a política de medios. Recordemos que con varios DNU’s, el Ejecutivo dejo prácticamente obsoleta la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual (LSCA). Esto implicó la disolución del organismo de control, la Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual (AFSCA), y de Autoridad Federal de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (AFTIC) creada por la Ley Argentina Digital. Ambos organismos fueron absorbidos por la ENaCom (Ente Nacional de Comunicaciones).
En junio pasado la empresa pública Radio y Televisión Argentina Sociedad del Estado (RTA SE) anunció también la intención de cesar las emisiones del canal Ruso RT en la TDA, alegando que necesitaba dejar libre la frecuencia para las cadenas locales.
La incorporación de RT a la televisión digital argentina se firmó en julio de 2014, durante una visita oficial del mandatario ruso a Buenos Aires. La expresidenta Cristina Fernández de Kirchner y su homólogo ruso inauguraron la emisión mediante una videoconferencia para dar la bienvenida a la señal.
Sin embargo, el pasado 19 de julio la directora del canal, Victoria Vorontsova, anunció que había alcanzado un acuerdo con el ministro Hernán Lombardi y el responsable de la dirección nacional de Contenidos, Alberto Ligaluppi, para que el canal de noticias mantenga su señal en la TDA. Además de la extensión del permiso de transmisiones, las partes llegaron a un acuerdo sobre el intercambio de proyectos de programación, la distribución mutuamente beneficiosa del contenido argentino en Rusia y otros proyectos bilaterales.
El pasado 02 de septiembre, se conoció la información sobre una reunión mantenida entre Lombardi, el viceministro de Asuntos Exteriores de Rusia, Serguéi Riabkov, el ministro de Comunicaciones y Medios, Nikolái Nikíforov, y la directora del canal RT en español, Victoria Vorotsova. El ministro argentino también informó que el acuerdo alcanzado entre ambos países garantiza la continuidad del canal RT en el sistema de Televisión Digital de Argentina (TDA).
El Ministro de Medios y Contenidos Públicos, Hernán Lombardi destacó que el acuerdo también contempla la difusión de contenidos argentinos en la televisión rusa y expresó:" Nosotros estamos en una reorganización de la TDA, pero hemos llegado al acuerdo de que en esa reorganización se le tiene que dar lugar a las regiones argentinas que no tenían lugar, también va a estar presente RT que era un tema que nos parecía importante confirmarlo y que va a ser reconfirmado en el acuerdo de octubre".
Lombardi también indicó que la "controvertida" Ley de medios de la administración de la presidenta Cristina Fernández "fue modificada parcialmente primero por un decreto de necesidad y urgencia del presidente que ahora ya es una ley porque fue ratificada por el Congreso de la Nación en marzo". "Pero esa nueva ley dio mandato a una comisión para que haga un proyecto, una reforma más definitiva de la ley de medios, en un sentido claro de la convergencia digital".
"En el caso de Telesur nosotros pretendíamos que fuera muy abierto al pluralismo informativo en todos los países y nosotros sentimos que estas condiciones no están dadas en particular por la situación de Venezuela", agregó.
El ministro subrayó que las condiciones exigidas por el Gobierno argentino para que TeleSUR continúe emitiendo su señal a través de la oferta de canales públicos no se cumplieron. Además, el ministro explicó que debido a la reorganización del sistema argentino de televisión digital (TDA) el Gobierno inició negociaciones con las únicas dos señales extranjeras presentes en la grilla (RT y Telesur) pero solo se pudo alcanzar un acuerdo satisfactorio en el canal ruso. "Nosotros empezamos la reorganización de la grilla de la TDA, iniciamos conversaciones con las dos únicas señales que estaban presentes (RT y Telesur). La verdad es que encontramos mucho más eco para llegar a acuerdos en RT que en Telesur", aseguró.
La salida en Argentina del canal de noticias TeleSUR se enmarca en la política de medios ejecutada por el Gobierno argentino de Mauricio Macri, que reduce la diversidad de opiniones e incumple su promesa de ampliar las voces.
La decisión del gobierno de Mauricio Macri de acabar con la financiación a la cadena Telesur, en la que participaba desde 2005, provocó una ola de crítica en el país. Intelectuales, periodistas, sindicalistas, dirigentes políticos y sociales, entre otros han protestado abiertamente ante esta forma de censura contra millones de argentinos que tienen el derecho a escuchar una pluralidad de voces. Es una gran pérdida la supresión de medios alternativos en la programación. Durante su campaña electoral, Macri prometió "pluralismo y diversidad de voces", pero desde su asunción como presidente en diciembre de 2015 se ha comprobado la actitud contraria, que empobrece la calidad informativa del país.
Adolfo Pérez Esquivel, premio Nobel de la Paz y miembro del Consejo Asesor de TeleSUR, tachó el abandono de la señal de un intento de "censurar la disidencia" en el país. En caso de retirarse definitivamente, Argentina sería el primer socio fundador en abandonar la cadena.
"Nuestro país no tenía ninguna injerencia en los contenidos de la señal ni en su gerenciamiento. Esta determinación va en línea con lo que nos hemos propuesto para los medios públicos en términos de pluralismo y austeridad", explicó Hernán Lombardi a partir de la decisión de abandonar la señal el domingo 27 de marzo citado por el diario oficialista La Nación.
Sin embargo, tras recibir la confirmación de Lombardi de que la decisión se basó en cuestiones prácticas, como el pluralismo y la austeridad (y no en el intento de censurar), la cadena TeleSUR comentó que el Gobierno argentino en varias ocasiones ha censurado las programaciones críticas al presidente Mauricio Macri.
Argentina tenía el 14 por ciento de un canal multiestatal. Esa participación se expresaba de diferentes formas: una era la participación accionaria, que no está relacionada con la entrega de dinero; y por otro lado, se expresaba porque la ley de medios, antes de que fuera modificada, exigía que cualquier señal donde participara el Estado argentino debía estar en la plataforma donde participaba el propio Estado. Esa es la razón por la que se retira el Estado argentino de TeleSUR.
Organizaciones sociales y políticas de Argentina han manifestado su repudio a la salida de la señal de TeleSUR al considerar que atenta contra millones de personas que eligen escuchar diversas voces sobre la realidad nacional e internacional. TeleSUR está presente en más de 90 cableoperadores y mantiene convenios con más de cinco televisoras en abierto en diferentes provincias del país, alcanzando más de 20 millones de potenciales televidentes y más de 8 millones de abonados.
La cadena de televisión transmite su señal a través de satélites, cableoperadores, Internet y televisoras abiertas que cubren América del Sur, Centroamérica, el Caribe, Estados Unidos, Europa Occidental, el Norte de África y parte del Medio Oriente. También ha suscrito acuerdos y convenios comunicacionales con otras televisoras y cadenas de noticias, lo que hace posible el reconocimiento de esta fuente de información a millones de usuarios alrededor del mundo.
La censura directa de voces opositoras en Argentina es una alarmante infracción contra la libertad de prensa. Insistimos en que la suspensión de los medios alternativos de comunicación en Argentina constituye una grave violación de la libertad de prensa en Latinoamérica, y urge que el Gobierno de Macri revise su decisión acerca de TeleSUR, tal como lo hizo con RT de Rusia e invite a otros medios de la región al debate.
Atenta contra la diversidad de voces y muestra una Argentina que retrocede en materia comunicacional. Esta medida perjudica a la Televisión Digital Abierta, que ofrece una grilla gratuita y promueve la pluralidad. Es una decisión tendiente a debilitar la Televisión Digital Argentina (TDA), que es fruto de una política pública que garantizó un acceso universal, gratuito e igualitario a los servicios audiovisuales.
El estado de los medios de comunicación en Argentina es preocupante.
No solo se trata del cese de la transmisión de esta cadena informativa. También se ha evidenciado en el cierre de varios medios de difusión, en el despido de periodistas de los medios oficiales y en el establecimiento de un auténtico sistema de control sobre las expresiones de profesionales del medio que han llegado hasta inspeccionar sus mensajes de Facebook y Twitter.
Los argumentos que expresa el gobierno son contradictorios, porque se dice a favor del pluralismo y la diversidad mientras retira una señal de suma importancia en el continente. Estamos ante una decisión de carácter ideológico, que cercena un derecho para los argentinos. La fuerza informativa que tiene TeleSUR no la ha conseguido ninguna otra agencia informativa de América latina y el Caribe. No debemos perder la posibilidad de tener esa señal.
La censura a TeleSUR, además, tiene un significado geopolítico. TeleSUR es el canal de los pueblos latinoamericanos que ha democratizado el acceso a la información.
El 2 de diciembre de 2015, a una semana de la toma de posesión de Mauricio Macri, Lombardi le dijo a Victor Hugo Morales, en TeleSUR, que el gobierno entrante iba a “garantizar la libertad de expresión”. Pero ahora, el ministro ratificó que Argentina saldrá del canal con sede en Caracas y corresponsalías en toda América Latina y buena parte del globo.
Una decisión lógica, era difícil creer que un gobierno como el que encabeza Macri aceptara participar de un canal creado hace poco más de diez años precisamente para aportar una visión distinta, alternativa, no hegemónica, sobre los acontecimientos de América Latina y el mundo.
Sería muy interesante conocer si el gobierno argentino pidió formalmente tener “injerencia” en los contenidos de TeleSUR. Nos imaginamos que no. Sospechamos que la salida de Argentina de TeleSUR tiene el objetivo de que la señal deje ser considerada en la legislación argentina como un canal del Estado, y así quede liberada la posibilidad de que la señal de TeleSUR salga de los sistemas de cable y de la Televisión Digital Abierta (TDA). Es decir, que las argentinas y los argentinos no puedan sintonizar TeleSUR en sus televisores.
Telesur tiene una línea editorial y la expresa. Es un canal creado para aportar a la construcción de una América Latina independiente de poderes centrales. Su norte es el sur. A lo largo de una década logró mostrar varias coberturas centrales, como la destrucción de Libia a manos de la OTAN y el golpe de Estado contra Zelaya en Honduras, hizo coberturas de la crisis de refugiados en el continente europeo, los desaparecidos en México, la guerrilla en Colombia, el bloqueo contra Cuba, asesinatos raciales en EE.UU., entre otras en las que logró romper el cerco mediático de los medios tradicionales.
¿Cómo puede un gobierno entonces garantizar la “libertad de expresión”? Favoreciendo la multiplicidad de medios. En el caso de la Argentina, garantizando que TeleSUR conviva en la grilla de programación con CNN o Todo Noticias, por ejemplo. Y garantizando la existencia de medios comunitarios, locales y regionales. Difícil creer que esto vaya a ocurrir, si la ley de medios, instrumento legal que sentaba las bases para esa pluralidad, ya fue mutilada por la administración Macri.
TeleSUR es una experiencia comunicacional muy importante en el marco de un proyecto de integración latinoamericana. Una fuente de información sin precedentes con corresponsales en distintas partes del mundo que al servicio del ideal de integración latinoamericana.
Exigimos conocer si el canal ha recibido por alguna vía oral o escrita, comunicación alguna sobre el referido trámite para abandonar TeleSUR, además de la ya citada Carta Documento que mencionamos arriba. Si hubo comunicación entre el Ministro Lombardi y la Presidenta de la cadena, y por tanto alguna discusión sobre temas editoriales o periodísticos.
El proyecto de ley que hemos presentado para mantener el status de canal público de la Nueva Televisión del Sur y su señal TeleSUR, tiene por objeto garantizar la pluralidad de opiniones de nuestra región y el mundo, promoviendo la libertad de expresión.
Afirmamos y sostenemos que defender la participación de Argentina en TeleSUR es defender los procesos de integración latinoamericana que fomentan una identidad cultural, garantizando y respetando los derechos de los ciudadanos a acceder a distintas fuentes de información.
Señor Presidente, por todo lo expuesto es que solicito a mis pares, me acompañen en la aprobación de la presente iniciativa.
Proyecto
Firmantes
Firmante Distrito Bloque
CARMONA, GUILLERMO RAMON MENDOZA FRENTE PARA LA VICTORIA - PJ
SEMINARA, EDUARDO JORGE SANTA FE FRENTE PARA LA VICTORIA - PJ
SANTILLAN, WALTER MARCELO TUCUMAN FRENTE PARA LA VICTORIA - PJ
GRANA, ADRIAN EDUARDO BUENOS AIRES FRENTE PARA LA VICTORIA - PJ
CAROL, ANALUZ AILEN TIERRA DEL FUEGO FRENTE PARA LA VICTORIA - PJ
CASTAGNETO, CARLOS DANIEL BUENOS AIRES FRENTE PARA LA VICTORIA - PJ
MENDOZA, SANDRA MARCELA CHACO FRENTE PARA LA VICTORIA - PJ
PEREZ, MARTIN ALEJANDRO TIERRA DEL FUEGO FRENTE PARA LA VICTORIA - PJ
MAZURE, LILIANA AMALIA CIUDAD de BUENOS AIRES FRENTE PARA LA VICTORIA - PJ
HELLER, CARLOS SALOMON CIUDAD de BUENOS AIRES SOLIDARIO SI
Giro a comisiones en Diputados
Comisión
COMUNICACIONES E INFORMATICA
RELACIONES EXTERIORES Y CULTO
Trámite
Cámara Movimiento Fecha Resultado
Diputados SOLICITUD DE SER COFIRMANTE DE LOS DIPUTADOS CAROL; CASTAGNETO; MENDOZA, SANDRA M.; PEREZ, MATIN A. Y MAZURE (A SUS ANTECEDENTES)
Diputados SOLICITUD DE SER COFIRMANTE DEL DIPUTADO HELLER (A SUS ANTECEDENTES)

Honorable Cámara de Diputados de la Nación Argentina | Congreso de la Nación Argentina | Av. Rivadavia 1864 - Ciudad Autónoma de Bs. As. (C.P.C1033AAV) | (54-11) 4127-7100

Nota: La información contenida en este sitio es de dominio público y puede ser utilizada libremente. Se solicita citar la fuente.