PROYECTO DE RESOLUCION


Expediente 6697-D-2016
Sumario: DECLARAR DE INTERES DE LA H. CAMARA EL LIBRO "CAVIAHUE - COPAHUE. MITO Y REALIDAD. SINTESIS DE SU HISTORIA", ESCRITO POR HIGINIO DE MONTE.
Fecha: 28/09/2016
Proyecto
La Cámara de Diputados de la Nación
RESUELVE:


Declarar de interés parlamentario de esta Honorable Cámara el libro “Caviahue – Copahue. Mito y realidad. Síntesis de su historia” escrito por el poblador Higinio de Monte, quien creó el primer Museo y Centro de Interpretación Histórica en Caviahue-Copahue, provincia de Neuquén.

FUNDAMENTOS

Proyecto
Señor presidente:


El libro “Caviahue – Copahue. Mito y realidad. Síntesis de su historia” es una breve reseña histórica de los últimos 100 años de ambas localidades, que pretende mostrar el lugar en el marco de su extraordinaria potencialidad y permite descubrir detalles de su esencia. Su autor, el poblador Higinio de Monte, fue el creador del primer Museo y Centro de Interpretación Histórica en Caviahue-Copahue, declarado de interés municipal mediante Resolución N° 900/09 y declarado de interés parlamentario y cultural por el Honorable Senado de la Nación el 13/04/2011. Su libro es un homenaje al indígena que habitó el paisaje.
El área actual de Copahue-Caviahue ha sido un sitio especial para la cultura y el pueblo pehuenche.
Caviahue: “Lugar de fiesta o reunión”. A pesar de que éste es uno de los significados más difundidos y conocidos del término Caviahue, el mismo tiene mayor relación con la historia del valle donde está emplazada hoy la localidad, que con el sentido real de la palabra. De Monte, en su libro “Caviahue – Copahue. Mito y realidad”, expresa que el significado aceptado de esta palabra tiene dos corrientes de opinión.
• Deriva de KAVUR (raspadura) – Vocablo mapuche. Kavur – hue: Lugar de raspaduras. Nombre dado al lugar por las características geomorfológicas, por las señales que dejó el proceso glaciar en su avance sobre el basalto de la orilla del lago.
• Deriva de KAWIÑ: fiesta o borrachera en honor de las alegres reuniones que se realizaban para pasar “el mal clima” y hacer un alto en el largo camino a Copahue, las que duraban días, y en las cuales se mezclaban turistas, nativos y militares. Kawiñ –we: lugar de fiesta, esta última interpretación es la aceptada mayoritariamente.
Copahue: "Lugar de azufre".
El 8 de Abril de 1986, el entonces gobernador de la provincia Don Felipe Sapag, decreta fundar el pueblo de Caviahue y, años más tarde, se crea la comisión de fomento. Ese mismo año, por acuerdo general de Ministros, el Gobierno de la Provincia del Neuquén, creó por decreto Nº 0950- Abril/86, la Comisión de Estudios para Planificar el Desarrollo de Copahue – Caviahue, con la misión específica de formar una propuesta de desarrollo tendiente a “encauzar, promover y regular las actividades de corto y mediano plazo”, definiendo los roles de ambos centros y su complementariedad funcional y económica.
Caviahue y Copahue, región de valor terapéutico desde hace siglos. Cuentan que los indios Pehuenches descubrieron que estas emanaciones del subsuelo tenían virtudes curativas, y pese a su olor azufrado, no se privaban de los baños, sin dejar de hacer antes una ofrenda a Aún-Co, el dueño de las termas. Los criollos, sin embargo, acceden a los baños termales, recién en 1870, cuando el Dr. Pedro Ortiz Vélez -médico argentino residente en Chile-, obtuvo el permiso del cacique Cheuquel (hermano del famoso jefe de caciques Purrán), para llevar a sus enfermos.
Copahue es uno de los tres centros hidrotermales más importantes del mundo. La excelencia de sus aguas mineromedicinales, fangos, algas y vapores, hacen que este lugar sea visitado año a año por miles de personas.
En este libro, Higinio De Monte busca exponer mitos, leyendas y realidades, enriqueciendo el aura mágica de esta tierra; describe un diamante en bruto que ha sido tallado por cada habitante, viajero o investigador que supieron interpretar y profundizar la esencia de un pueblo.
Sobre el camino que asciende a las termas de Copahue se levanta una pequeña cabaña convertida en casa de té, la misma es atendida por Higinio del Monte, que estableció allí su residencia desde 1993. Conocedor de las inmediaciones desde la década de los 70, Higinio se relacionó en su juventud con el Padre Molina, el fundador del Museo Patagónico de Río Gallegos, quien se hallaba profusamente ilustrado sobre antropología y paleontología y de quien asimiló el interés por la historia del sur argentino y en especial por la de Caviahue-Copahue. Con criterio y paciencia, aprovechando su amplia experiencia, la casa de té se ha ido convirtiendo en un pequeño museo donde se pueden encontrar desde amonitas prehistóricas y restos de ictiosauros, hasta puntas de flecha y ornamentos de las etnias más antiguas. Ese interés le ha servido para localizar recónditos parajes donde se hallan pinturas rupestres preservadas en los farallones de las montañas, lejos de las manos predadoras del forastero y a la espera de una infraestructura que garantice la seguridad de los trabajos arqueológicos.
Las líneas que unen los misterios y la historia del lugar, convergen en los habitantes más antiguos, en los humildes puestos cuyos moradores son capaces de sorprender con sus historias y relatos. Higinio sostiene que «las fuerzas que se dan cita en esta región no se las encuentra fácilmente en otras zonas del mundo», y a esto atribuye la sensación de bienestar que sienten los visitantes.
Este libro se convierte así en el único material de carácter cultural y educativo contemporáneo que relata brevemente la historia del lugar en el que, según el investigador del CONICET, Adan Hayduk, una civilización ya había efectuado su paso por la zona 800 años atrás, tal como lo demuestran los estudios de datación hechos sobre fragmentos de jarrón encontrados en la cascada Escondida.
La cultura debe ser siempre un puente de comunicación y cohesión social, aportando a la integración. También debe considerarse una herramienta para un enriquecimiento perdurable del patrimonio social. Pero sobre todas las cosas, debe ser un aporte positivo al reconocimiento de la construcción de nuestro propio entramado social como Nación.
Higinio de Monte ha construido, a través de su libro “Caviahue– Copahue. Mito y realidad. Síntesis de su historia”, un camino de regreso al esfuerzo del reconocimiento y rescate de nuestras culturas. Es una regresión emocional hacia los sentimientos y costumbres del pueblo, Araucano-Mapuche, que habitó esa imponente tierra, de cascadas turbulentas, que circundan el imponente volcán Copahue con árboles milenarios.
La cultura tiene la posibilidad de ser provocadora de reacciones sociales y, nosotros, como legisladores de la Nación, tenemos la oportunidad de aceptar ese desafío intelectual para ejercer esa otra memoria que los argentinos aún seguimos olvidando, desde la confortabilidad de no repensar quién habitó antiguamente el suelo donde estamos hoy establecidos. La cultura también debe ser, por lo tanto, un servicio para la constante actualización de los valores que ejercemos cotidianamente como sociedad. Y la literatura, sea cual fuere su formato, es y seguirá siendo un cimiento y una síntesis del pensamiento con que nos identificamos como pueblo y como Nación.
Por lo anteriormente expuesto es que solicito a mis pares que me acompañen en la aprobación del presente proyecto.
Proyecto
Firmantes
Firmante Distrito Bloque
VILLAR MOLINA, MARIA INES NEUQUEN MOV POP NEUQUINO
SAN MARTIN, ADRIAN NEUQUEN MOV POP NEUQUINO
Giro a comisiones en Diputados
Comisión
CULTURA

Honorable Cámara de Diputados de la Nación Argentina | Congreso de la Nación Argentina | Av. Rivadavia 1864 - Ciudad Autónoma de Bs. As. (C.P.C1033AAV) | (54-11) 4127-7100

Nota: La información contenida en este sitio es de dominio público y puede ser utilizada libremente. Se solicita citar la fuente.