PROYECTO DE DECLARACION


Expediente 6038-D-2016
Sumario: EXPRESAR PREOCUPACION POR LA CRISIS QUE ATRAVIESA EL HOSPITAL NACIONAL DE CLINICAS DE LA CIUDAD CAPITAL DE LA PROVINCIA DE CORDOBA.
Fecha: 08/09/2016
Proyecto
La Cámara de Diputados de la Nación
DECLARA:


Su profunda preocupación por la situación de crisis que atraviesa el Hospital Nacional de Clínicas de la Ciudad de Córdoba y la necesidad de que las autoridades competentes tomen las medidas adecuadas a los efectos de restaurar el orden en la administración general del Hospital y en la prestación del servicio de salud. Asimismo, expresar la exigencia del impulso a las reformas de fondo tendientes a garantizar la transparencia, publicidad, rendición de cuentas y el control periódico de los recursos públicos que administra el Hospital, a los fines de prevenir futuros hechos de corrupción y abuso de poder.

FUNDAMENTOS

Proyecto
Señor presidente:


El día 20 de abril de 2016 formulé una denuncia por escrito que consta de 21 páginas ante la Oficina Anticorrupción de la Nación (OA), dependiente del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación, a partir del conocimiento que tuve de una serie de irregularidades y presuntos hechos de corrupción ocurridos en el Hospital Nacional de Clínicas de la Ciudad de Córdoba, que depende de la Universidad Nacional de Córdoba. Asimismo, acompañamos la denuncia con prueba documental que acreditaría una operatoria fraudulenta grave, orquestada desde la cúpula de la Dirección General del Hospital, a los efectos de hacerse de dineros públicos que no se corresponden con la efectiva prestación de servicios, ante una incompatibilidad horaria manifiesta. Por otra parte, ofrecimos la declaración testimonial de una serie de empleados del Hospital que sufrieron persecuciones y acoso ante la negativa de aceptar el pacto de silencio tácitamente propuesto por las autoridades del Hospital Nacional de Clínicas.
El mismo día 20 de abril de 2016 me presenté personalmente junto a mi equipo de colaboradores ante la sede de la OA en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, a los efectos de ratificar la denuncia formulada por escrito.
Posteriormente, el día 19 de mayo de 2016 presenté una ampliación de la denuncia ante nuevos hechos acaecidos en el Hospital, entre los que se destacan las represalias aplicadas por parte de las autoridades del Hospital y presuntos responsables de las irregularidades denunciadas, hacia quienes eran sospechados de haber filtrado la información. Desplazamientos de sus lugares de trabajo, reducción de salarios injustificada, actos de intimidación policial, entre otros casos de abuso y persecución sufrieron aquellos trabajadores del Clínicas que contribuyeron con información fundamental a los efectos de realizar la denuncia.
Ante la escalada de los hechos, solicité una audiencia con el señor Ministro de Educación de la Nación, Esteban Bullrich, en tanto los hospitales universitarios se encuentran dentro de la órbita de su competencia. La audiencia fue concedida el día miércoles 1 de junio del corriente. En la misma, además de dejarle copia de la denuncia, le
entregué una reseña que resumía lo acontecido. El ministro se comprometió a establecer un diálogo con el flamante rector de la Universidad Nacional de Córdoba, Dr. Hugo Juri, a los fines de pactar una serie de medidas tendientes a evitar la depredación de los recursos públicos que el Estado Nacional aporta al Hospital Nacional de Clínicas.
A su vez, mantuve una audiencia con el señor rector, Hugo Juri, el día 26 de junio. En la misma, lo puse en conocimiento detallado de la situación y de lo actuado hasta la fecha.
Al haber recibido recurrentes reclamos en torno a que la situación, lejos de haber mejorado, se habría agravado, y aquellos trabajadores desplazados no han sido reincorporados a sus lugares de trabajo, decidí enviarles una misiva a cada uno de los responsables a los efectos de que me informen qué medidas habían sido tomadas a raíz de la denuncia. Por otro lado, es necesario decir que los reclamos que he recibido en tanto representante del pueblo de la nación electa por Córdoba, no se limitaron solamente a la situación de los empleados y médicos que trabajan dentro del Hospital, sino que también he recibido decenas de mensajes y comunicados, como también he mantenido entrevistas con familiares de personas que fallecieron, producto de la desastrosa prestación del servicio de salud por parte del Hospital Nacional de Clínicas.
Así es como el día 22 de agosto, presenté una nota ante la Universidad Nacional de Córdoba, la cual fue contestada de inmediato por parte del Rector, en la cual me informaba del cumplimiento de las actuaciones requeridas por parte de la Oficina Anticorrupción de la Nación, sin perjuicio de no especificar qué reformas o rectificaciones había adoptado la Universidad, con el objetivo de reparar los daños causados y evitar su continuación en un futuro.
Sin embargo, las notas presentadas formalmente y por escrito de los días 26 de agosto, ante el Ministerio de Educación de la Nación, y del 30 de agosto ante la Oficina Anticorrupción, cuya titular es la licenciada Laura Alonso, no han sido respondidas a la fecha.
En concreto, entre las principales irregularidades y posibles delitos producidos en el seno del Hospital que llegaron a mi conocimiento, tanto por vía de documentación como de testimonios, se encuentran:
1) SOBRESUELDOS: La primera plana de la dirección del hospital, desde su Director General, hasta los jefes de servicio, incurrirían en una maniobra fraudulenta grave, para recibir pagos por servicios prestados y cargos docentes y no
docentes de imposible cumplimiento efectivo, dada la carga horaria de las tareas consignadas en los rubros cobrados.
A modo de ejemplo, durante el año 2015, diez funcionarios del Hospital habrían percibido la suma que se detalla a continuación, sólo como prestadores profesionales y sin tener en cuenta sueldos de plantas ni asignaciones:
Tabla descriptiva
2) APORTES DEL MINISTERIO DE EDUCACIÓN DE LA NACIÓN: Entre los hechos posiblemente más graves denunciados que llegaron a nuestro conocimiento, destacan la firma de convenios extraños y sin fundamentación celebrados entre el Ministerio de Educación de la Nación, y la Secretaría de Políticas Universitarias que de él depende, y la Universidad Nacional de Córdoba, como el 1330/2014, por medio del cual el Ministerio le entrega $68.014.104, de los cuales, $27.456.938 corresponden a un “refuerzo presupuestario” sin justificar, ni prever mecanismos de rendición de gastos. Tal como lo definió en una de las entrevistas que tuvimos con la Directora de Investigaciones de la Oficina Anticorrupción, Dra. Mirna Goransky, convenios “extraños” como el antedicho 1330/2014, existieron varios durante la gestión anterior en el Ministerio de Educación. Estos convenios carecen de toda fundamentación, motivo que bastaría para declararlos nulos en tanto todo acto administrativo debe contar con un sustento y una justificación para su celebración.
3) ESTADO EDILICIO/PRESTACIÓN DEL SERVICIO DE SALUD: El estado del Hospital es de abandono y desidia. Desde el Hospital se aduce falta de recursos, lo que contrasta con las altas remuneraciones mensuales que percibe su plana mayor.
a) RAYOS: El Servicio de diagnóstico por imágenes es quizás lo más problemático. Se encuentra fuera de toda norma de seguridad. Paredes no emplomadas, guardapolvos de radiación obsoletos. Su personal se está irradiando. Quien debía aprobar estas normas no tiene autorización de la CNEA. El servicio fue inhabilitado por disposición de su responsable, la Dra. Norma Fábrega, a pesar de su insistencia de mejoras ante la Dirección del Hospital. No le renovarán el contrato a modo de castigo, motivo por el cual su relación laboral ha devenido litigiosa.
b) GUARDIA CENTRAL:
Lugar crítico. Las esperas para la atención de pacientes superan las 4 horas, aun cuando el Hospital no está saturado. Por el contrario, funciona muy por debajo de su capacidad. No hay arquitectura de organización y esta provoca demora en Servicios de salud en general (Cirugía, Laboratorio, estudios, etc.). Quienes realizan la valoración de los pacientes no son médicos y ni siquiera personal entrenado o idóneo; no sabiendo diferenciar una urgencia de una emergencia y poniéndolos en lista de espera por orden de llegada. El faltante de médicos de atención está a simple vista. Carecen de equipamiento. Denuncian Cajas de Paro cardio-respiratorias incompletas. Postergan los tratamientos de curaciones cíclicamente por falta de gasas, algodón, alcohol, hilos, etc. También ocurre esto en la demanda diaria y espontánea. Quienes esperan en camillas no tienen almohadas, colchas (Inclusive los tapan con cartones en la espera) salvo que se los provea el Servicio de emergencia que lo trasladó. Los pacientes protestan cuando los trasladas a las camillas del Hospital. El personal de recepción asevera que hasta un dispensario tiene más elementos. Pacientes fallecen esperando atención primaria, como es el alarmante caso del señor Antonio Platía, cuya viuda, Olga
Zárate, presentó una denuncia penal, y en los medios de comunicación, ante la falta de atención hacia su marido por 8 horas seguidas.
c) ONCOLOGÍA: Enfermeras relatan que las drogas oncológicas que son enviadas por el Estado para pacientes, en los casos que son terminales ya no las usan o las rebajan para revender el resto. Son de alto valor. Aseguran médicos que lo denunciado por PAMI públicamente donde se solicitaban drogas para pacientes ya fallecidos, es común en el Hospital.
d) CARDIOLOGÍA: Se terceriza la mayor parte de los estudios con empresas privadas de salud. Es uno de los lugares de donde se obtendría más dinero de origen oscuro con esta modalidad. Últimamente se encargan a realizar con terceros hasta electrocardiogramas. Si uno tiene en cuenta la edad promedio de los pacientes se da cuenta que estas son prácticas que deberían ser básicas.
4) PERSECUCIÓN: Se han desplazado de sus áreas incluso a empleados de más de 30 años de antigüedad, y se han iniciado sumarios administrativos a las personas que ellos presumen colaboraron con nosotros.
Desde la realización de la denuncia, según nos informan, ha comenzado en el seno del Hospital un proceso de maquillaje tendiente a ocultar las pruebas de las irregularidades más graves. Sin embargo, los actores siguen gozando de impunidad para actuar, aplicar sanciones y distribuir premios para los cómplices y castigos para sus disidentes. Los actores, en su inmensa mayoría siguen siendo los mismos, con la notable excepción del Rector de la Universidad. Sin embargo, hasta el momento, no tenemos conocimiento de un cambio de reglas a partir del cambio de rectorado. Propiciar el encubrimiento y la disimulación de las irregularidades y mantener el status quo, tratando de preservar a los responsables, a sus actos y a las consecuencias de sus actos. Lo que nos lleva a pensar que, si no existe una intervención de alguna entidad exterior, ajena a la Universidad, como podría ser el
Ministerio de Educación, desde el seno de la misma no se van a producir los cambios necesarios, entre otros, esclarecer los hechos, sancionar a los responsables y colaborar con la recuperación de un Hospital escuela, que solía ser motivo de orgullo para los cordobeses.
Por estos motivos, es que solicito el acompañamiento de mis pares para aprobar el presente proyecto de declaración.
Proyecto
Firmantes
Firmante Distrito Bloque
MARTINEZ VILLADA, LEONOR MARIA CORDOBA COALICION CIVICA
Giro a comisiones en Diputados
Comisión
ACCION SOCIAL Y SALUD PUBLICA

Honorable Cámara de Diputados de la Nación Argentina | Congreso de la Nación Argentina | Av. Rivadavia 1864 - Ciudad Autónoma de Bs. As. (C.P.C1033AAV) | (54-11) 4127-7100

Nota: La información contenida en este sitio es de dominio público y puede ser utilizada libremente. Se solicita citar la fuente.