PROYECTO DE RESOLUCION


Expediente 6032-D-2016
Sumario: EXPRESAR PREOCUPACION POR LA DESIGNACION DEL EX CAPITAN MARCELO DORIGON, COMO RESPONSABLE DE LA "AGENCIA NACIONAL DE MATERIALES CONTROLADOS - ANMAC -", DE LA CIUDAD DE ROSARIO, PROVINCIA DE SANTA FE.
Fecha: 08/09/2016
Proyecto
La Cámara de Diputados de la Nación
RESUELVE:


Expresar su máxima preocupación y su más enérgico repudio a la designación del ex capitán Marcelo Dorigón como responsable de la delegación Rosario de la Agencia Nacional de Materiales Controlados (ANMAC), siendo que es acusado de torturas y vejámenes durante la Guerra de Malvinas.

FUNDAMENTOS

Proyecto
Señor presidente:


El capitán retirado Marcelo Dorigón entró al Ejército Argentino en febrero de 1976, apenas un mes antes del inicio de la dictadura cívico-militar más cruenta que nuestra historia pueda recordar. Durante su carrera militar, que culminó en el año 1992 como capitán de la Escuela Superior de Guerra, pasó por regimientos de Infantería en las provincias de Corrientes, Misiones y Catamarca, y como jefe de compañía en Campo de Mayo. Asimismo, Dorigón siendo subteniente participó en los combates de Dos Hermanas y Tumbledown con una sección de Tiradores agregada a la Compañía B del Regimiento de Infantería 6 “General Lamadrid”, en la guerra de Malvinas del año 1982.
En cuanto a esto último, durante el año 2007, un grupo de excombatientes de Malvinas presentó una denuncia contra oficiales y suboficiales por haber sido víctimas de violaciones a los Derechos Humanos en las Islas. La causa judicial, que fue presentada en el juzgado federal de Río Grande, en la provincia de Tierra del Fuego, fue una querella colectiva de ex soldados correntinos representados por Pablo Vassel –entonces secretario de Derechos Humanos de la provincia-. En este sentido, Sr. Presidente, me permito reproducir parte del testimonio del ex soldado Ángel Ramírez que integró la querella en la causa por torturas a excombatientes en Malvinas y que la prensa gráfica publicó:
“–¿Al mando de quién estabas ahí?
–Subteniente Dorigón. Ahora no sé si sigue ahí o si no. Puede haber un apellido Dorigón. Sargento primero García, García hay muchos. Cabo Oloarda. Cabo primero, era un morocho, no me acuerdo. Monzón, teniente primero Elía.
–Todos ellos estuvieron con vos en Darwin.
–Primero estuvimos en el Ejército y después estuvimos en Darwin, y el cabo Lobarda, o algo así.
–¿El trato de estos superiores hacia vos y tus camaradas cómo era? ¿Hubo algún hecho excepcional?
–Cómo le puedo explicar, nosotros vivíamos haciendo guardia, del norte al este, del este al norte, del sur al oeste, yo no tengo estudios pero más o menos me acuerdo de lo que hacíamos. A mí no me tocó que me traten así, pero he visto por compañeros míos, los pateaban.
–Hay camaradas tuyos que contaron que hubo falta de comida por varios días.
–No, meses. A mí me tocó meses. Comíamos oveja cruda, carneábamos y la hacíamos a la llama. Usted sabe que la tierra en las Islas Malvinas, es como el carbón, es una tierra negra, vos hacés un pozo, un fuego, y es todo petróleo, arde eso. Nosotros comíamos la oveja a la llama, comíamos medio crudo y cocido.
–Ustedes sacaban las ovejas…
–Ellos tenían de chapa de zinc, tanto el techo como los costados, 100 kilómetros donde resguardaban las ovejas a la noche, el corral, era ancho y largo y tenían moto, moto tipo de triciclo, de mucha fuerza, de velocidad, ellos recorrían miles y miles de ovejas con dos motos, uno en cada punta. Teníamos hambre nosotros.
–¿Alguno de tus compañeros fue sancionado por hacer esto, comer ovejas?
–No, porque éramos muy inteligentes en tratar de que ellos no nos vean, nuestros mismos compatriotas argentinos, oficial, suboficial. Lo hacíamos como le llaman el cuatrerismo, pero no era cuatrerismo, era por hambre.
–¿Algún compañero tuyo fue sancionado por hacer esto?
–No, yo no fui sancionado.
–¿Algún camarada tuyo?
–Sí, yo vi.
–¿Qué viste vos?
–Lo estaquearon.
–¿Sabés cómo se llama tu compañero estaqueado o de qué lugar era?
–Me deja pensar dos minutos le puedo decir. Chaqueño, de Quitilipi.
–¿Cuánto tiempo estuvo estaqueado tu camarada chaqueño?
–En ese frío, habrá sido de las nueve de la mañana a la una de la tarde.
–El que hizo eso, ¿fue un sargento, un cabo, un oficial de los que nombraste?
–Giachino estaba también por ahí. El que hizo eso fue Dorigón, era subteniente, tiene una estrella acá, el teniente tiene dos, el teniente primero tiene tres. Ese subteniente Dorigón cuando yo hice la colimba, que salí a los siete u ocho meses por orden de mérito, yo era el ayudante de él, en el regimiento, yo iba, buscaba la comida en el Casino de Oficiales, le limpiaba la pieza. Cuando estábamos de civil como usted, conversábamos como usted, dentro del Ejército. Para eso le pagan, para respetar y ser respetado.
–Ahí el subteniente Dorigón es quien ordenó estaquear a tu camarada.
–Él no me dijo a mí, pero yo vi, póngale que este señor, ellos no te van a llamar delante a vos y le van a decir estaqueale a aquel, pero hay oídos finos que escuchan. Como yo era del regimiento ya que siempre lo atendía a él que era soltero, que vivía en el regimiento, en la pieza de los oficiales, era el subteniente Dorigón, y después de las Malvinas, qué cargo le habrán dado. De eso yo vi en las Malvinas, era un flaco alto, un tipo muy intelectual y mandaba a estaquear y mandó a estaquear”
Lamentablemente, el expediente, compuesto por la declaración de unos cien ex combatientes que denuncian crímenes y diferentes tipos de tortura tales como estaqueos (que consiste en acostar a alguien a la intemperie y amarrarlo de las extremidades a cuatro estacas clavadas en el suelo), castigos físicos y psicológicos, falta de comida, simulacros de fusilamiento y golpes, llegó a la Cámara de Casación Penal, que rechazó el planteo y declaró los hechos de Malvinas como prescriptos. En marzo de 2012, el Centro de ex Combatientes de La Plata (CECIM) presentó un recurso ante la Corte Suprema de Justicia de la Nación para que el tribunal declare esos delitos como de lesa humanidad, pedido que todavía espera resolución.
No obstante, la historia no termina allí. Una vez efectuado su paso a retiro, Marcelo Dorigón se dedicó de lleno a la actividad privada. En este sentido trabajó para la cadena de supermercados Coto, en la empresa Centinela de Seguridad Privada y en el último tiempo, se ocupó de la gerencia de Recursos Humamos de la empresa de electrodomésticos rosarina Liliana SRL.
Como si fueran poco los antecedentes preocupantes del señor Dorigón, en febrero del año 2014 los trabajadores de la empresa Liliana SRL con el apoyo del Ministerio de Trabajo de la provincia de Santa Fe y de la Unión Obrera Metalúrgica (UOM) convocaron a una asamblea para exigir la reincorporación de doce trabajadores y delegados despedidos, y la respuesta del entonces gerente de Recursos Humanos no se hizo esperar. La asamblea nunca pudo llevarse a cabo porque “según un comunicado de los trabajadores, la oficina de Recursos Humanos “junto con personal de seguridad y psicólogos montaron un operativo sobre la ruta para parar a todos los trabajadores y obligarlos a conducirse hacia otra planta donde NO realizan sus tareas”” (Infojus, 25/02/14). Asimismo, los delegados denunciaron que se buscaba amedrentar a los huelguistas “con la presencia del conjunto de la gerencia, escribanos, personal de seguridad y filmaciones” (Infonews,12/04/14)
Tras la asunción de Mauricio Macri como Presidente de la Nación, Dorigón quedó a cargo de la delegación Rosario de la Agencia Nacional de Materiales Controlados (ANMAC, ex Renar) cuya principal tarea es la de “registrar, fiscalizar y controlar toda actividad vinculada con armas de fuego, pólvoras, explosivos y afines y otros materiales regulados y a sus usuarios, dentro del territorio nacional, con la sola exclusión del armamento perteneciente a las Fuerzas Armadas”. Por lo que no sólo es necesario expresar nuestros reparos y preocupaciones al respecto ya que la falta de idoneidad para el cargo es notoria, sino nuestro más enérgico repudio a tal designación toda vez que es peligroso que quien es soispechado de torturas y vejámenes sea el encargado de controlar el uso de armas y las actividades vinculadas a ello.
Por todos los motivos expuestos, solicito a mis pares la aprobación de la presente resolución.
Proyecto
Firmantes
Firmante Distrito Bloque
SEMINARA, EDUARDO JORGE SANTA FE FRENTE PARA LA VICTORIA - PJ
DE PONTI, LUCILA MARIA SANTA FE PERONISMO PARA LA VICTORIA
Giro a comisiones en Diputados
Comisión
JUSTICIA

Honorable Cámara de Diputados de la Nación Argentina | Congreso de la Nación Argentina | Av. Rivadavia 1864 - Ciudad Autónoma de Bs. As. (C.P.C1033AAV) | (54-11) 4127-7100

Nota: La información contenida en este sitio es de dominio público y puede ser utilizada libremente. Se solicita citar la fuente.