PROYECTO DE RESOLUCION


Expediente 5560-D-2016
Sumario: "COMISION DE LA RED DE ABORDAJE DE CONSUMOS PROBLEMATICOS Y ADICCIONES". CREACION EN EL AMBITO DE LA "COMISION PERMANENTE DE PREVENCION DE ADICCIONES Y CONTROL DEL NARCOTRAFICO".
Fecha: 25/08/2016
Proyecto
La Cámara de Diputados de la Nación
RESUELVE:


1. Créase en el ámbito de la H. Cámara de Diputados de la Nación la "Comisión de la Red de Abordaje de Consumos Problemáticos y Adicciones” que funcionará bajo la órbita de la Comisión Permanente de Prevención de Adicciones y Control del Narcotráfico.
2. La Función de la Comisión consiste en brindar el asesoramiento solicitado por la Comisión de Prevención de Adicciones y Control del Narcotráfico a través del requerimiento de un Diputado integrante de la misma o por decisión de la presente Comisión, con acciones intersectoriales e interdisciplinarias, abordando la materia desde diferentes áreas.
Esta Comisión tendrá en cuenta al momento de plantear sus recomendaciones a los legisladores los siguientes objetivos:
a) Promover los derechos de las personas con consumos problemáticos
b) Articular actores sociales (organizaciones sociales, asociaciones civiles, organizaciones no gubernamentales, instituciones y referentes que aborden la materia desde diferentes áreas, entre otros) intervinientes o con capacidad para brindar respuestas preventivas y de atención
c) Poner en debate los estereotipos, prejuicios y estigmatizaciones que recaen sobre las personas que consumen drogas para reconstruir representaciones sociales plurales que promuevan la inclusión.
d) Fortalecer, visibilizar y favorecer abordajes con base en la comunidad
Para llevar a cabo dichos objetivos, la Red se organizará alrededor de tres ejes fundamentales:
Comunicación: Es esencial que la utilización de los términos empleados para la redacción de textos legales o la misma enunciación de comunicados asegure la construcción de sentidos coherentes a los fines y objetivos que se persiguen; y con ello, lograr desmontar aquellas estigmatizaciones que recaen sobre determinados sujetos y comunidades.
Conocimiento: cuando se busca abordar una problemática de manera integral, se debe contemplar los múltiples enfoques y herramientas que brindan la pluralidad de las fuentes de conocimientos existentes en una sociedad.
Comunidad: este espacio contribuirá a reunir a los diferentes agentes que abordan el consumo problemático y las adicciones desde las diferentes esferas de la sociedad civil.
3. La “Comisión de la Red de Abordaje de Consumos Problemáticos y Adicciones” prestará su asesoramiento ad-honorem.
4. En el momento de su constitución la “Comisión de la Red de Abordaje de Consumos Problemáticos y Adicciones” dictará su propio Reglamento Interno de Funcionamiento.

FUNDAMENTOS

Proyecto
Señor presidente:


Ante las problemáticas vinculadas con los consumos de drogas constituyen fenómenos sociales complejos y dinámicos, causados por múltiples factores es que propongo la creación de una “Red de Abordaje de Consumos Problemáticos y Adicciones” que funcione bajo la órbita de la Comisión Permanente de Prevención de Adicciones y Control del Narcotráfico de la H. Cámara de Diputados de la Nación,
Teniendo en cuenta entre las dimensiones que requieren ser consideradas se encuentran condiciones sociales, económicas, geopolíticas, subjetivas, de salud, culturales y biológicas. Estas problemáticas, a su vez, se manifiestan a menudo a través situaciones emergentes que se instalan en la agenda pública y que reavivan las discusiones acerca de las respuestas que desde el Estado deben brindarse para resolverlas.
Asimismo, estas situaciones se despliegan en un momento histórico marcado fuertemente por la cultura del consumo como ordenadora de las prácticas sociales. Esta cultura dominante condiciona muchas de las formas de ser, sentir, pensar, como así también los modos de concebir la experiencia humana, por lo que podría decirse que los consumos en sentido amplio resultan problemáticos en esta sociedad.
A pesar de la ampliación del espectro de consumos y sus efectos sociales problemáticos, el recorte mediático que habitualmente se realiza del fenómeno de las “adicciones”, sumado al abordaje punitivo instalado en términos internacionales, suele circunscribirse a determinado perfil social asociado a los jóvenes de sectores humildes y a determinados ámbitos sociales como son los las barriadas populares y asentamientos precarios.
Por su parte, los cuestionamientos con respecto a las intervenciones tradicionales han derivado en que desde el campo del conocimiento técnico-científico se produzcan desarrollos que avalan un abordaje intersectorial e interdisciplinario, considerando sus determinaciones sociales y el respeto por los Derechos Humanos. Y por sobre todas las cosas, entendiendo que las personas con consumos de drogas, ya sean éstos problemáticos o no, son sujetos de derechos.
El alcance de estas investigaciones se ve reflejado en la normativa vigente que regula este tema: Ley Nacional de Salud Mental (26657/2010) reglamentada en 2013 (ley marco); y la Ley
que crea el Plan Integral de Abordaje de Consumos Problemáticos (26943/2014) –que en su espíritu, reenvía a los principios de respeto por la capacidad y derechos de las personas con consumos problemáticos y/o adicciones establecidos en la Ley 26657–. De este modo, se ha arribado a posturas que sostienen que las intervenciones deben darse desde una perspectiva de derechos, desde el campo de la Salud-Salud Mental, la Educación; así como tender hacia la integración y el desarrollo social, incluyendo estrategias de reducción de riesgos y daños.
En resumen, por un lado, se destacan importantes avances en el campo científico-técnico; en cuanto reconocimiento y la ampliación de derechos de las personas con consumos problemáticos (en sentido amplio), plasmados en la normativa vigente; y en lo que hace a las políticas públicas implementadas en los últimos años. Pero por el otro, el abordaje de estos problemas sigue siendo objeto de importantes discusiones, reflejadas en la existencia de una gran diversidad y heterogeneidad de dispositivos de intervención en las diferentes jurisdicciones, en una escasa articulación del sistema de salud y en la consiguiente dificultad en cuanto al acceso a la atención. Por lo que podría entenderse que la dificultad principal se encuentra en el proceso de implementación de esta normativa en calidad de políticas públicas.
A su vez, el marco jurídico vigente también forma parte fundamental de dichas contradicciones sosteniendo la penalización de la tenencia para uso personal de drogas ilegalizadas, lo que dificulta el acceso de las personas con consumos problemáticos de drogas a los servicios de salud y alimenta la carga criminal y de estigmatización sobre los consumidores. Esta estigmatización recae fuertemente sobre los jóvenes de sectores humildes apuntados por las construcciones y los discursos de los medios de comunicación dominantes y sobre los barrios vulnerabilizados bajo la figura de la amenaza del narcotráfico.
Por lo expuesto, partimos de considerar a los sujetos que padezcan algún consumo problemático como sujetos de derecho, a los consumos problemáticos como fenómenos complejos por lo que se requerirán acciones de intervención concebidas de un modo integral. Para ello, de acuerdo con el marco jurídico vigente, se resalta la necesidad de que se realicen acciones intersectoriales e interdisciplinarias –es decir, de la que participen diversos sectores, actores y saberes–; también de que se implementen estrategias y recursos innovadores, contemplando las determinaciones sociales y las características particulares de cada ámbito y de cada comunidad.
Destacamos la importancia de brindar respuestas integrales; y esto sólo es posible en la medida en que la comunidad y sus actores e instituciones se organicen en una red para formar parte, tanto la definición de lo problemático en cada caso, como de las intervenciones preventivas y en la urgencia o situaciones emergentes. Mucho más ahora que la complejidad del mundo en el que vivimos exige el fortalecimiento de los vínculos entre el Estado y la Sociedad
Civil para que la política pública se vea potenciada por los actores no gubernamentales que trabajan la problemática, y asimismo, éstos obtengan el respaldo necesario para continuar desarrollando sus actividades en la comunidad.
Las respuestas integrales responden a las necesidades singulares de cada situación, no obstante incluyen instancias jurídicas, de salud y salud mental, sociales, educativas, entre otras. A su vez, corresponde dar seguimiento y acompañamiento a procesos que no resulten inmediatos; y también, coordinar y favorecer la participación de diferentes sectores e instituciones.
A partir del breve diagnóstico desarrollado se propone la conformación de la Red Nacional de Abordaje de Consumos Problemáticos y Adicciones cuyos objetivos son:
• Promover los derechos de las personas con consumos problemáticos
• Articular actores sociales (organizaciones sociales, asociaciones civiles, organizaciones no gubernamentales, instituciones y referentes que aborden la materia desde diferentes áreas, entre otros) intervinientes o con capacidad para brindar respuestas preventivas y de atención
• Poner en debate los estereotipos, prejuicios y estigmatizaciones que recaen sobre las personas que consumen drogas para reconstruir representaciones sociales plurales que promuevan la inclusión.
• Fortalecer, visibilizar y favorecer abordajes con base en la comunidad
Para llevar a cabo dichos objetivos, la Red se organizará alrededor de tres ejes fundamentales:
1- Comunicación: el sentido asignado a las palabras con las que nombramos a las cosas contienen el poder de hacer real lo que se dice. Del mismo modo, puede hacer invisible lo que no se dice.
Al mismo tiempo, los sentidos contenidos en las palabras no reproducen una secuencia natural entre el entramado discursivo y la propia realidad. Ese pasaje atraviesa un sinnúmero de filtros socialmente constituidos que genera la construcción de la realidad en la que vivimos. Una realidad muchas veces sostenida sobre prejuicios y estereotipos que limitan tomar las dimensiones reales de la problemática, y por lo tanto, la posibilidad de crear las herramientas adecuadas para abordarla.
Por esto, es esencial que la utilización de los términos empleados para la redacción de textos legales o la misma enunciación de comunicados asegure la construcción de sentidos coherentes a los fines y objetivos que se persiguen. Y con ello, lograr desmontar aquellas estigmatizaciones que recaen sobre determinados sujetos y comunidades, barrios, etc.
2- Conocimiento: cuando se busca abordar una problemática de manera integral, se debe contemplar los múltiples enfoques y herramientas que brindan la pluralidad de las fuentes de conocimientos existentes en una sociedad. Para ello, es de suma importancia establecer lazos dinámicos capaces de retroalimentarse mutuamente que conecten la producción técnica de saberes académicos con aquellos saberes cotidianos de aquellos actores que trabajan la temática desde la práctica.
De esta manera, se buscará contribuir al desarrollo y enriquecimiento de los debates, investigaciones, propuestas de intervención y producción de políticas públicas.
3- Comunidad: este espacio contribuirá a reunir a los diferentes agentes que abordan el consumo problemático y las adicciones desde las diferentes esferas de la sociedad civil.
Con lo cual, se buscará recoger las experiencias empíricas para trabajar mancomunadamente enriqueciendo los abordajes y el debate en el seno de la sociedad.
De esta manera, esperando poder realizar un aporte integral desde la esta H. Cámara de Diputados de la Nación, junto al acompañamiento de la ciudadanía.
Solicitando a mis pares me acompañen en el presente proyecto de Resolución.
Proyecto
Firmantes
Firmante Distrito Bloque
GUZMAN, ANDRES ERNESTO CORDOBA PERONISMO PARA LA VICTORIA
Giro a comisiones en Diputados
Comisión
PETICIONES, PODERES Y REGLAMENTO
PREVENCION DE ADICCIONES Y CONTROL DEL NARCOTRAFICO

Honorable Cámara de Diputados de la Nación Argentina | Congreso de la Nación Argentina | Av. Rivadavia 1864 - Ciudad Autónoma de Bs. As. (C.P.C1033AAV) | (54-11) 4127-7100

Nota: La información contenida en este sitio es de dominio público y puede ser utilizada libremente. Se solicita citar la fuente.