PROYECTO DE LEY


Expediente 5145-D-2019
Sumario: TRANSITO - LEY 24449 -. MODIFICACION DEL ARTICULO 30, SOBRE OBLIGATORIEDAD DE LOS PARAGOLPES TRASEROS CONTRA EMPOTRAMIENTO PARA VEHICULOS AUTOMOTORES DE CARGA.
Fecha: 15/11/2019
Proyecto
El Senado y Cámara de Diputados...


ARTÍCULO 1º.- Sustitúyase el inciso b) del artículo 30 de la Ley de Tránsito Nº 24.449, por el siguiente:
“b) Paragolpes y guardabarros o carrocería que cumpla tales funciones. Se exceptúa a los vehículos tractores de la obligación de incorporar el paragolpes trasero. La reglamentación establecerá la uniformidad de las dimensiones y alturas de los paragolpes.
Los vehículos automotores de carga, camiones simples, camiones con acoplados, semirremolques y remolques deberán contar de manera obligatoria con paragolpes traseros de comprobada capacidad contra empotramiento. Este requisito de seguridad será exigible también al parque usado, en los términos de las excepciones contempladas en el artículo 34 de la presente ley, debiendo adaptarse en los plazos que determine la reglamentación.”
ARTÍCULO 2º.- La presente ley deberá ser reglamentada dentro de los treinta (30) días de su promulgación.
ARTÍCULO 3º.- Comuníquese al Poder Ejecutivo.

FUNDAMENTOS

Proyecto
Señor presidente:


El presente proyecto de ley tiene por objeto incorporar a la Ley de Tránsito, Nº 24.449, la obligatoriedad de los paragolpes traseros contra empotramiento para los vehículos automotores de carga.
Los siniestros de tránsito son una de las principales causas de mortalidad a nivel mundial. En Argentina, de acuerdo a las estadísticas preliminares publicadas por la Agencia Nacional de Seguridad Vial, en el año 2018 hubo 5.472 víctimas fatales producto de siniestros viales. La tasa de mortalidad a nivel nacional fue, para ese año, de 12,3 y la tasa de fatalidad, es decir, víctimas fatales cada 10.000 vehículos registrados, de 2,2.
El mayor número de víctimas fatales se registra entre los jóvenes de entre 15 y 34 años, estando la mayor cantidad de víctimas entre los usuarios de motocicletas (43,8%) seguidos por los de automóviles (27,6%).
A estas alarmantes cifras, debemos incorporar las 64.816 personas que se registraron heridas en siniestros viales en 2018. Siempre siguiendo la información proporcionada por la Agencia Nacional de Seguridad Vial, del total de siniestros viales registrados, un 80,3% fueron por choque o colisión.
Existe una multicausalidad en la problemática de los siniestros viales y por lo tanto su abordaje requiere de distintas acciones y políticas. En este sentido, la Asamblea General de las Naciones Unidas insta a los Estados a trabajar en torno a 5 ejes o pilares, a saber: gestión de la seguridad vial; vías de tránsito y movilidad más segura; vehículos más seguros; usuarios de vías de tránsito más seguros; y respuesta tras los accidentes.
El presente proyecto propone una herramienta para avanzar en el eje de vehículos más seguros, a través del establecimiento de una condición de seguridad pasiva, como es la implementación de paragolpes contra empotramiento en los vehículos automotores de carga. Entendemos por condiciones de seguridad pasiva a “aquellas que entran en funcionamiento ante la ocurrencia de un siniestro, resguardando así la integridad física de los ocupantes del vehículo”.
Se trata de una manera de evitar, ante un siniestro entre un automóvil y un camión, que el primero se deslice por debajo del segundo ocasionando graves lesiones y un alto riesgo de fatalidad para los ocupantes del automóvil.
El objetivo de esta propuesta es la implementación en el transporte de cargas de paragolpes traseros que por sus medidas, tolerancias de fuerzas y pruebas dinámicas, eviten ese deslizamiento y las graves consecuencias aparejadas. Sin este tipo de medidas, ninguna condición de seguridad con que cuente un automóvil es suficiente para evitar lesiones muy graves o fatales en colisiones con vehículos de carga.
El Insurance Institute for Highway Safety (IIHS), organización sin fines de lucro de los Estados Unidos dedicada a estudios científicos y a la educación para reducir pérdidas en colisiones de automotores, en conjunto con el Highway Loss Data Institute (HLDI), han realizado pruebas simulando distintos tipos de choques de automóviles con el sector trasero de vehículos de carga. Los resultados indicaron que las únicas pruebas exitosas fueron aquellas en que el paragolpe logró impedir que el automóvil se deslice bajo el camión, aún si en ese proceso el paragolpe se deformaba, rompía o colapsaba.
El Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI) también ha desarrollado pruebas para el desarrollo de paragolpes que eviten que los autos se deslicen debajo del acoplado ante colisiones, en concordancia con normas internacionales en la materia.
En un país como el nuestro, donde el transporte automotor es el principal medio utilizado para la movilidad de las personas y de la producción, contar con este tipo de elementos de seguridad pasiva es fundamental para la seguridad vial.
Por los motivos expuestos, solicito a mis pares el acompañamiento al presente proyecto de ley.
Proyecto
Firmantes
Firmante Distrito Bloque
NAZARIO, ADRIANA MONICA CORDOBA CORDOBA FEDERAL
Giro a comisiones en Diputados
Comisión
TRANSPORTES (Primera Competencia)
Firmantes
Firmante Distrito Bloque
NAZARIO, ADRIANA MONICA CORDOBA CORDOBA FEDERAL
Giro a comisiones en Diputados
Comisión
TRANSPORTES (Primera Competencia)

Honorable Cámara de Diputados de la Nación Argentina | Congreso de la Nación Argentina | Av. Rivadavia 1864 - Ciudad Autónoma de Bs. As. (C.P.C1033AAV) | + 54 11 6075-7100

Nota: La información contenida en este sitio es de dominio público y puede ser utilizada libremente. Se solicita citar la fuente.