PROYECTO DE RESOLUCION


Expediente 5124-D-2019
Sumario: EXPRESAR ADHESION AL "DIA DE LA SOBERANIA NACIONAL", A CELEBRARSE EL 20 DE NOVIEMBRE DE 2019.
Fecha: 14/11/2019
Proyecto
La Cámara de Diputados de la Nación
RESUELVE:


Adherir a la celebración del Día de la Soberanía Nacional, el 20 de Noviembre del presente año, en conmemoración de la Batalla de Vuelta de Obligado.

FUNDAMENTOS

Proyecto
Señor presidente:


El 20 de noviembre se celebra el Día de la Soberanía Nacional, en conmemoración de la batalla de Vuelta de Obligado en el año 1845. En aquel entonces, los heroicos soldados argentinos, en inferioridad de condiciones, resistieron la invasión del ejército anglo-francés, el más poderoso del mundo.
Por aquella época y con la finalidad de colonizar territorios de nuestro país, Francia e Inglaterra emprendieron una ofensiva con una flota de 95 navíos de carga, repletos de productos para ser colocados en la provincia de Corrientes y en el Paraguay. Si bien el ejército patriota no salió vencedor, esta batalla fue el punto de partida para la liberación del continente americano.
Siendo Juan Manuel de Rosas, gobernador de la provincia de Buenos Aires y poseedor, a la vez, del manejo de las relaciones exteriores de la Confederación Argentina, se produjo el conflicto, y respaldado desde el exilio por el General José de San Martín, preparó la resistencia y decidió intervenir con tropas bloqueando el puerto de Montevideo.
Las potencias europeas, que se encontraban en plena expansión colonial, comerciaban desde hacía años en el Río de la Plata, tanto con Montevideo como con Buenos Aires. Eran los principales compradores de las materias primas de la región, así como los proveedores de manufacturas. Ante una lucha interna en la Banda Oriental, hoy Uruguay, Rosas apoyó al líder federal y decidió intervenir en el conflicto con tropas y bloqueando el puerto montevideano.
Esta situación perjudicaba el comercio de los europeos, quienes decidieron forzar a Rosas al ingresar con sus barcos mercantes por el río Paraná rumbo a Corrientes y Paraguay. Uno de los principios que Rosas había sostenido en su gobierno era impedir la libre navegación de los ríos interiores del país por parte de otras naciones. Este hecho, que perjudicaba los intereses comerciales del Litoral, era justificado en la defensa de la soberanía nacional, asociada a su control exclusivo del territorio.
Al ingresar la flota anglo francesa, muy superior en número y recursos, se decidió un osado plan de defensa que comandó Lucio Mansilla. Colocó unos pequeños botes, que sostenían cadenas a lo ancho del río, en tierras de la familia Obligado. Se eligió ese lugar porque permitía una defensa más accesible, por sus barrancas y el tamaño del río en esa vuelta. A pesar de lo valeroso de la defensa, que se sostuvo por varias horas, los barcos europeos lograron vencer la resistencia y continuaron avanzando, dejando a su paso cientos de muertos en combate. El objetivo de las potencias era quebrar la prohibición de comerciar con el interior, lo cual les resultó infructuoso, dada la crítica situación económica de estas regiones. No volverían a intentar otra expedición.
Cuando los invasores comprendieron que la intervención era un fracaso; que fuera de las ocho cuadras fortificadas –y subvencionadas- de su base militar en Montevideo, no podían tener nada más; cuando los vientos sembrados por los diplomáticos de Rosas en París y Londres maduraron en tempestades; cuando el mundo entero supo que los países pequeños pueden ser invencibles si una voluntad firme e inteligente los guía, ingleses y franceses se apresuraron a pedir la paz.
En 1847, vinieron Howden y Waleski para envolver a ese “gaucho” en una urdimbre diplomática. Se fueron, porque Rosas resultó mejor diplomático que ellos. En 1848 llegaron Gore y Gross; ocurrió lo mismo. Más tarde, en 1849 Southern por Inglaterra y en 1850 Lepredour por Francia, aceptaron las condiciones de Rosas para terminar el conflicto. Hasta la cláusula tremenda de humillar los cañones de Trafalgar y Navarino ante la bandera azul y blanca –que de esta manera se presentó al mundo asombrado-, reconocieron haber perdido la guerra.
Así se demostró frente al mundo que pequeños pueden vencer a los grandes, siempre que consigan manejar con HABILIDAD, HONESTIDAD y CORAJE sus posibilidades.
Muchos años después de este combate, surgió dentro de la historiografía argentina una corriente revisionista que ensalzó la figura de Rosas como un líder nacionalista y defensor de la soberanía. En esa línea, la batalla de Obligado adquiría un carácter épico, no tanto por el hecho en sí – que fue una derrota – sino por lo simbólico de haberse atrevido a enfrentar a las mayores potencias mundiales, en inferioridad de recursos e, incluso, con la certeza de que la victoria sería imposible. Fue valentía, incluso temeridad, en su máxima expresión, más allá de los motivos políticos o económicos que rodeaban al hecho.
Esta heroica resistencia, así como también el espíritu de lucha nacional se conoció en toda Europa y quedó inscripto en nuestra historia como un símbolo de independencia, libertad y unidad nacional.
El mejor homenaje que podemos realizar es retomar el legado de los hombres y mujeres que lucharon para construir nuestra Nación, entendiendo que esta batalla también tiene como escenario los aspectos económicos, políticos y culturales.
En el gobierno de Isabel Perón, por iniciativa del historiador José María Rosa, el Congreso declaró el 20 de noviembre como el Día de la Soberanía Nacional. Nuevamente, el hecho histórico se ve resignificado en pos de su carácter simbólico, porque nos recuerda que “la Patria se hizo con coraje y heroísmo”.
Tal vez el mayor legado del combate de Obligado sea que la Soberanía, el poder supremo, se encarna en los ciudadanos, en aquellos que cotidiana y anónimamente damos lo mejor de nosotros mismos para construir una verdadera Patria.
Sr. Presidente, por lo expuesto, solicito a mis pares el acompañamiento para la sanción del presente proyecto.
Proyecto
Firmantes
Firmante Distrito Bloque
AVILA, BEATRIZ LUISA TUCUMAN PARTIDO POR LA JUSTICIA SOCIAL
Giro a comisiones en Diputados
Comisión
CULTURA (Primera Competencia)
Firmantes
Firmante Distrito Bloque
AVILA, BEATRIZ LUISA TUCUMAN PARTIDO POR LA JUSTICIA SOCIAL
Giro a comisiones en Diputados
Comisión
CULTURA (Primera Competencia)

Honorable Cámara de Diputados de la Nación Argentina | Congreso de la Nación Argentina | Av. Rivadavia 1864 - Ciudad Autónoma de Bs. As. (C.P.C1033AAV) | + 54 11 6075-7100

Nota: La información contenida en este sitio es de dominio público y puede ser utilizada libremente. Se solicita citar la fuente.