PROYECTO DE RESOLUCION


Expediente 4675-D-2019
Sumario: DECLARAR DE INTERES DE LA H. CAMARA EL DIA MUNDIAL DE LA ALIMENTACION, A CELEBRARSE EL 16 DE OCTUBRE DE 2019 BAJO EL LEMA "DIETAS SALUDABLES PARA UN MUNDO SIN HAMBRE".
Fecha: 08/10/2019
Proyecto
La Cámara de Diputados de la Nación
RESUELVE:


Declarar de interés de ésta Honorable Cámara el Día Mundial de la Alimentación, que se celebrará el 16 de octubre bajo el lema “Dietas saludables para un mundo sin hambre

FUNDAMENTOS

Proyecto
Señor presidente:


Como cada año, el próximo 16 de octubre se celebrará el Día Mundial de la Alimentación, día proclamado por la FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación) en 1979 con el fin de concientizar a la población sobre el problema de la alimentación a nivel mundial y reforzar la lucha contra problemas como la pobreza, la malnutrición y el hambre.
En el Día Mundial de la Alimentación (DMA), todos los años, se promueven acciones y campañas de sensibilización a escala mundial sobre aquellos que sufren hambre y la necesidad de garantizar la seguridad alimentaria, y dietas nutritivas para todos. Se organizan eventos hasta en 150 países de todo el mundo, lo que lo convierte en uno de los días más celebrados del calendario de las Naciones Unidas.
En esta ocasión, el Día Mundial de la Alimentación 2019, se celebra bajo el lema “Dietas saludables para un mundo sin hambre” y se pondrá foco en los avances realizados para alcanzar el Hambre Cero para el año 2030, como parte del Objetivo de Desarrollo Sostenible N°2. La celebración de este año pone en agenda y hace una llamada exigiendo acciones en todos los sectores a fin de lograr que las dietas saludables y sostenibles sean asequibles y accesibles a todo el mundo, al mismo tiempo se presenta una oportunidad para tomar conciencia sobre lo que come cada uno de nosotros.
A lo largo de las últimas décadas, el patrón alimentario y las dietas han cambiado de una forma drástica, siendo el resultado de la globalización alimentaria, la urbanización y el aumento de los ingresos económicos, se ha pasado de platos tradicionales y estacionales donde predominaban los alimentos vegetales y ricos en fibra, a dietas con alimentos cargados en azúcares, almidones refinados, grasas y sal, se abusa de los alimentos preparados y procesados, de la carne y de otros alimentos de origen animal, etc.
La FAO explica que cada vez se dedica menos tiempo a cocinar en el hogar, sobre todo las personas que viven en entornos urbanos, donde se depende en mayor medida de los establecimientos de comida rápida, de los supermercados, de la comida para llevar, de los vendedores ambulantes de comida, etc. Esto da lugar a que se sigan dietas poco saludables que, sumadas a los estilos de vida sedentarios, han propiciado un incremento significativo de las tasas de sobrepeso y obesidad en países desarrollados, pero también en los países con economías deprimidas, donde hambre y obesidad conviven paradójicamente.
Los datos claves destacados por la FAO son los siguientes: Más de 670 millones de adultos y 120 millones de menores son obesos, más de 40 millones de niños tienen sobrepeso, se calcula que los problemas de salud causados por la obesidad provocan un gasto de unos dos billones de dólares, que las dietas poco saludables y un estilo de vida sedentario han logrado superar al tabaco como principal causa de muerte y discapacidad en el mundo. Asimismo, más de 800 millones de personas pasan hambre, millones de personas carecen de vitaminas y minerales esenciales para tener una vida activa y saludable.
En Argentina, los datos arrojados por la última Encuesta Nacional de Nutrición y Salud (ENNyS) son alarmantes y nos obliga a poner foco de manera más enérgica en las políticas públicas. El 41,1 por ciento de los chicos y adolescentes de entre 5 y 17 años tiene sobrepeso y obesidad en nuestro país, en una proporción de 20,7 por ciento y 20,4 por ciento, respectivamente, sin diferencias por nivel socioeconómico.
En los niños de 0 a 5 años, el exceso de peso alcanza el 13,6 por ciento, una cifra elevada si se tiene en cuenta que el exceso de peso esperado para esta edad es de 2,3 por ciento.
Por contrapartida, en los menores de 5 años, la proporción de baja talla a nivel nacional fue de 7,9 por ciento, siendo de bajo peso 1,7 por ciento y de emaciación 1,6 por ciento. En los niños, niñas y adolescentes de 5 a 17, los resultados mostraron 1,4 por ciento de delgadez y 3,7 por ciento de baja talla.
Los números confirman que los indicadores de desnutrición por déficit se mantuvieron estables en el país respecto de otros estudios previos y que el sobrepeso y la obesidad crecieron significativamente constituyéndose en el principal problema de malnutrición en el país.
También la ENNyS2 mostró cifras impresionantes de sobrepeso y obesidad en los adultos: el 68 por ciento de los adultos tienen exceso de peso por mediciones objetivas, un resultado muy similar al arrojado por la 4ta. Encuesta Nacional de Factores de Riesgo 2018.
A diferencia de los niños, niñas y adolescentes (NNyA) donde la obesidad afecta a todos los estratos socioeconómicos por igual, los adultos de los sectores de menores ingresos tuvieron un 22 por ciento más obesidad que los de mayores ingresos, acompañando la tendencia internacional (36,9% vs 29% respectivamente).
Desde los Frentes Parlamentarios contra el Hambre y la Malnutrición venimos trabajando junto a la FAO, la academia y asociaciones civiles en los sistemas alimentarios, para lograr que sean sostenibles y efectivos.
El actual sistema alimentario causa un enorme daño ambiental que, según la FAO, podría aumentar entre un 50 por ciento y un 90 por ciento debido al incremento del consumo de alimentos procesados y alimentos de origen animal en los países con economías bajas y medias. Distintas formas de malnutrición conviven en un mismo hogar, incluso en una misma persona a lo largo de su vida, pautas que lamentablemente pueden trasmitirse de una generación a otra.
A esto sumamos la pérdida de biodiversidad, de unas 6.000 especies vegetales que se han cultivado a lo largo de la historia para la alimentación humana, hoy en día sólo se cultivan algo más de 100 especies y 8 de ellas proporcionan más de la mitad de las calorías que consume la humanidad. El aumento de las temperaturas y el cambio climático son una grave amenaza para la seguridad alimentaria, ya que además de reducir la cantidad de cultivos y su rendimiento, puede provocar que los alimentos tengan menor calidad y valor nutritivo.
Una dieta saludable para un mundo con Hambre Cero es complicada si no se realiza un profundo cambio en el sistema alimentario, ya que la actual producción alimentaria hace que la alimentación saludable sea imposible. Es necesario un cambio del sistema que se oriente hacia la economía circular, que permitirá obtener beneficios para la salud, el medioambiente y la economía.
La FAO explica qué es una dieta saludable y todos los beneficios que conlleva, del mismo modo explica qué es una dieta poco saludable y sus consecuencias, comentando que es posible poner en práctica soluciones que acaben con los problemas comentados, pero para ello se necesita un mayor compromiso y acción a nivel mundial.
Sr. Presidente, el mundo está reclamando dejar atrás tantos intereses económicos, para profundizar la conciencia social y empatizar con la grave situación que pueden vivir las próximas generaciones.
Por todo lo expuesto solicito el acompañamiento de mis pares en el presente proyecto.
Proyecto
Firmantes
Firmante Distrito Bloque
GOICOECHEA, HORACIO CHACO UCR
Giro a comisiones en Diputados
Comisión
ACCION SOCIAL Y SALUD PUBLICA (Primera Competencia)
Firmantes
Firmante Distrito Bloque
GOICOECHEA, HORACIO CHACO UCR
Giro a comisiones en Diputados
Comisión
ACCION SOCIAL Y SALUD PUBLICA (Primera Competencia)

Honorable Cámara de Diputados de la Nación Argentina | Congreso de la Nación Argentina | Av. Rivadavia 1864 - Ciudad Autónoma de Bs. As. (C.P.C1033AAV) | + 54 11 6075-7100

Nota: La información contenida en este sitio es de dominio público y puede ser utilizada libremente. Se solicita citar la fuente.