PROYECTO DE DECLARACION


Expediente 4613-D-2017
Sumario: EXPRESAR PREOCUPACION POR LA ACTITUD PERMISIVA DEL PRESIDENTE DE LOS ESTADOS UNIDOS DE AMERICA, DONALD TRUMP, FRENTE AL CRECIMIENTO DE LOS LLAMADOS "SUPREMACISTAS BLANCOS", GRUPOS ULTRADERECHISTAS RESPONSABLES DEL INCREMENTO DE LA VIOLENCIA RACISTA.
Fecha: 30/08/2017
Proyecto
La Cámara de Diputados de la Nación
DECLARA:


Expresar preocupación por la actitud permisiva del Presidente de los Estados Unidos de Norteamérica, Donald Trump, frente al crecimiento de los llamados “supremacistas blancos”, grupos ultraderechistas responsables del incremento la violencia racista, xenófoba, religiosa y sexual en la sociedad estadounidense.

FUNDAMENTOS

Proyecto
Señor presidente:


El sábado 12 de agosto se realizó en Charlottesville (Virginia) una marcha que reivindicaba la permanencia de una estatua Robert E. Lee (1807-1870), comandante del Ejército confederado.
El ayuntamiento de la ciudad aprobó su remoción y le ha cambiado el nombre al parque donde está, de Parque Lee a Parque de la Emancipación. La figura de Lee aún sigue allí porque un juez ha paralizado su retirada. Esta manifestación de extrema derecha mantuvo un violento enfrentamiento con grupos antirracistas.
El saldo fue de 19 heridos y una persona muerta tras ser embestida por un ultraderechista que se lanzó con su coche contra un conjunto de manifestantes antirracistas. Durante la jornada de conflictos, además, dos policías fallecieron al estrellarse en un helicóptero.
Ese mismo día Donald Trump habló sobre lo sucedido evitando condenar a los racistas, repartiendo las culpas entre ambos grupos. El lunes, presionado por la ola de críticas, Trump declaró que el racismo era "el mal", pero el martes, en una nueva vuelta de tuerca, condenó otra vez a "ambos bandos" y dijo que tanto en el lado ultraderechista (formado entre otros por miembros del Ku Klux Klan y el Partido Nazi) como en el de los antirracistas había "buenas personas".
Entre los supremacistas blancos que salieron en Charlottesville pudo verse a muchas personas que marchaban con antorchas de fuego y gritando consignas neonazis. También muchos con las capuchas blancas del Ku Klux Klan (KKK) y banderas con esvásticas o haciendo el saludo nazi. Algunos vestidos como soldados con cascos y rifles, otros equipados con escudos y porras.
En Estados Unidos hay 917 grupos de odio, según la institución Southern Poverty Law Center (SPLC), que es referencia en el estudio del extremismo. La cifra es del año 2016. Hay distintas organizaciones en la extrema derecha, una de las más importantes es el KKK. También hay nacionalistas blancos, neonazis, skinheads, neoconfederados o antiinmigrantes, entre otros. Como grupo de odio, se entiende aquel que denigra o ataca a colectivos de personas por atributos que están fuera de su control.
Algunas Organizaciones como el SPLC llaman la atención sobre un fenómeno preocupante: la derecha racista se siente reforzada o de alguna manera avalada por el presidente de los Estados Unidos. Entre otras cosas, porque Donald Trump reaccionó con tibieza a la violencia en Charlottesville.
En esa marcha de extrema derecha, uno de los presentes era David Duke, exlíder del KKK, quien dijo que los manifestantes “iban a cumplir las promesas de Donald Trump” de “recuperar nuestro país”.
También estaba en Charlottesville Richard Spencer, de 39 años, que representa la nueva cara de los supremacistas blancos. La alt-right o derecha alternativa, se basa en el rechazo a la inmigración que sienten como una amenaza al predominio blanco. También se oponen al establishment político. Ambas ideas conectaron con la campaña electoral de Trump.
Tanto Duke como Spencer alabaron las palabras de Trump el martes, cuando dijo que los disturbios “fueron culpa de ambos bandos” y que “había gente muy buena en ambos lados”.
En la marcha también se encontraban otros grupos, como Vanguard America, del que se supone forma parte Alex Fields, el hombre de 20 años que arrolló intencionadamente a los antirracistas. El grupo “se opone al multiculturalismo y cree que América es una nación exclusivamente blanca”. Antes del ataque, Fields participó en una protesta con el escudo de esa organización.
También desfiló el Partido Nazi estadounidense, que calificó la victoria de Trump como el “despertar de la gente blanca”. Una de sus figuras emergentes es Andrew Anglin quien dijo que, si Trump ganaba las elecciones, “judíos, negros y lesbianas” se marcharían de Estados Unidos.
El recuerdo de los insultos de Donald Trump a los mexicanos aparece inmediatamente y su vida está marcada por los conflictos raciales. También su carrera política, que comenzó como gran cuestionador de la nacionalidad de Barack Obama. Aquello fue en 2011, en la campaña lo acusaba de haber nacido en otro país, probablemente Kenia, y llegó tan lejos que el demócrata tuvo que mostrar su certificado de nacimiento.
Los cierto es que la posición permisiva de Donald Trump respecto a los disturbios raciales en Charlottesville provocó un rechazo generalizado. A las críticas esperadas del progresismo, se han unido los planteos de miembros del Partido Republicano, expresidentes estadounidenses, medios de comunicación y hasta altos cargos militares. El propio secretario de Estado, Rex Tillerson, dijo que “simplemente no hay lugar” para “el odio y la violencia” en el discurso público en Estados Unidos.
“Debemos ser claros. La supremacía blanca es repulsiva. La intolerancia va en contra de todo lo que defiende este país. No puede haber ambigüedad”, dijo el presidente de la Cámara de Representantes, el republicano Paul Ryan, tercera autoridad política del país.
El Jefe republicano del Senado, Mitch McConnell: “No podemos permitir tolerancia hacia una ideología de odio racial. No hay buenos neonazis, los que apoyan su visión no son seguidores de los ideales y las libertades americanas”, subrayó.
Ronna Romney McDaniel, máxima responsable del Comité Nacional Republicano dijo: “No hay lugar en nuestro partido para el Ku Klux Klan, antisemitismo, racismo, intolerancia”.
Los expresidentes George H. W. Bush y George W. Bush emitieron un comunicado en que instaron a rechazar “la intolerancia racial, el antisemitismo y el odio en todas sus formas”.
Su predecesor en el cargo, Barack Obama, ha abordado la situación de otra forma. Ha tuiteado una de las frases del expresidente de Sudáfrica, Nelson Mandela: “Nadie nace odiando a otra persona por el color de su piel, o su origen, o su religión. La gente tiene que aprender a odiar, y si ellos pueden aprender a odiar, también se les puede enseñar a amar”.
También el ministro de Justicia de Alemania, Heiko Maas, ha caracterizado como "insoportable" la forma que tiene Donald Trump de "minimizar" la amenaza que suponen los grupos de ultraderecha. “Es insoportable cómo Trump está minimizando la violencia de las hordas de extrema derecha de Charlottesville", dijo en un comunicado.
La primera ministra británica, Theresa May, ha dicho que "la extrema derecha siempre debe ser condenada". "Como dejé claro el fin de semana después de las horrendas escenas que vimos en Charlottesville, aborrezco absolutamente el racismo, el odio y la violencia que hemos visto por parte de estos grupos", añadió la primera ministra del Reino Unido.
La distancia de Trump y su incomodidad en la condena, se explica en buena medida por el apoyo que grupos de ultraderecha le han brindado desde su campaña electoral.
Importantes republicanos, que ya criticaron a Trump durante el fin de semana, volvieron este martes a pronunciarse. El senador de Florida Marco Rubio lo hizo en una seguidilla de mensajes en Twitter. "Señor presidente, no puede permitir que los supremacistas blancos compartan solo parte de la culpa. Ellos apoyan una idea que causa mucho daño a la nación y al mundo".
La Federación Estadounidense del Trabajo (AFL-CIO), la mayor central obrera de Estados Unidos, anunció que abandona el consejo de empresarios creado por Donald Trump como gesto de repulsa hacia la ambigua respuesta al asesinato de la manifestante antifascista Heather Heyer.
En Estados Unidos estos grupos de odio tienen largos años de existencia, pero normalmente han estado situados en la marginalidad política. Ahora han salido a la superficie, han leído la victoria de Trump como un refuerzo a sus posiciones y han intensificado sus actos públicos y acciones violentas.
El secretario general de la ONU, António Guterres, consideró “esencial” condenar el racismo, la xenofobia, el antisemitismo y la islamofobia tras las protestas de neonazis y supremacistas blancos de Charlottesville.
La actitud permisiva del presidente Trump no evita eventos que fomentan la violencia y el racismo. Al contrario, parece ser que estos grupos extremistas sienten apoyo de parte del republicano.
Vemos con preocupación el recrudecimiento del racismo y la violencia en los Estados Unidos y creemos, como muchos políticos y especialistas del mundo, que el presidente no está actuando con la responsabilidad y la contundencia que los hechos ameritan.
Preocupa también la influencia que estos grupos extremos puedan tener sobre otros en Latinoamérica. Más aun cuando algunos gobiernos de la región están tomando cierta retórica discriminatoria con determinados grupos sociales.
Es por todo lo expuesto que solicito a mis pares me acompañen en la aprobación del presente proyecto.
Proyecto
Firmantes
Firmante Distrito Bloque
CARMONA, GUILLERMO RAMON MENDOZA FRENTE PARA LA VICTORIA - PJ
CAROL, ANALUZ AILEN TIERRA DEL FUEGO FRENTE PARA LA VICTORIA - PJ
MENDOZA, SANDRA MARCELA CHACO FRENTE PARA LA VICTORIA - PJ
PEDRINI, JUAN MANUEL CHACO FRENTE PARA LA VICTORIA - PJ
LLANOS MASSA, ANA MARIA CHUBUT FRENTE PARA LA VICTORIA - PJ
PEREYRA, JUAN MANUEL CORDOBA CONCERTACION FORJA
RAMOS, ALEJANDRO SANTA FE FRENTE PARA LA VICTORIA - PJ
PEREZ, MARTIN ALEJANDRO TIERRA DEL FUEGO FRENTE PARA LA VICTORIA - PJ
Giro a comisiones en Diputados
Comisión
RELACIONES EXTERIORES Y CULTO
Trámite en comisión (Cámara de Diputados)
Fecha Movimiento Resultado
12/09/2017 INICIACIÓN DE ESTUDIO
Trámite
Cámara Movimiento Fecha Resultado
Diputados SOLICITUD DE SER COFIRMANTE DEL DIPUTADO PEREZ, MARTIN ALEJANDRO (A SUS ANTECEDENTES)
Diputados REPRODUCIDO POR EXPEDIENTE 0607-D-18

Honorable Cámara de Diputados de la Nación Argentina | Congreso de la Nación Argentina | Av. Rivadavia 1864 - Ciudad Autónoma de Bs. As. (C.P.C1033AAV) | (54-11) 4127-7100

Nota: La información contenida en este sitio es de dominio público y puede ser utilizada libremente. Se solicita citar la fuente.