PROYECTO DE RESOLUCION


Expediente 3920-D-2018
Sumario: DECLARAR DE INTERES DE LA H. CAMARA LAS INVESTIGACIONES PARA CUANTIFICAR LOS NIVELES REGIONALES DE ARSENICO EN EL AGUA PARA CONSUMO.
Fecha: 28/06/2018
Proyecto
La Cámara de Diputados de la Nación
RESUELVE:


Declarar de interés de esta H. Cámara, las investigaciones realizadas por los equipos científicos de la Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA), del Instituto de Investigación e Ingeniería Ambiental de la Universidad Nacional de San Martin (UNSAM), del Instituto de Investigaciones para la Industria Química (INIQUI) de la Universidad Nacional de Salta (UNSa) y los Centros de Investigación vinculados a la Universidad Nacional de Buenos Aires (UBA) y el CONICET, destinadas a cuantificar los niveles regionales de arsénico en el agua para consumo e implementar, a través de tecnologías de bajo costo y rápida implementación, la remediación correspondiente.

FUNDAMENTOS

Proyecto
Señor presidente:


Desde hace muchos años los países desarrollados han instado a reducir severamente los contenidos de elementos tóxicos en las aguas destinadas al consumo humano. Se ha entendido, por fin, que la provisión de agua segura es la mejor política sanitaria en la profilaxis de patologías de origen hídrico cuyo tratamiento médico a la larga resulta efectivamente muy costoso, o no es posible.
En el año 2013 se estimó que, en Argentina, cuatro millones de personas podrían estar expuestas a enfermedades por el consumo de agua con elevados niveles de arsénico, lo cual implica aproximadamente el 10% de la población en riesgo. Casi todo el territorio nacional posee aguas subterráneas con alto contenido de arsénico: Salta, Jujuy, Tucumán, La Rioja, Catamarca, San Juan, Chaco y Santiago del Estero; San Luis, Mendoza, Córdoba, Santa Fe, La Pampa, Río Negro, Neuquén y Buenos Aires, son las provincias documentadas, pero el estudio no se ha completado aún en el resto de las regiones.
Las máximas concentraciones de arsénico natural se encuentran en aguas de las provincias de Santiago del Estero, Tucumán, Córdoba, Salta, Jujuy, Catamarca, Chaco, Santa Fe, La Pampa y Buenos Aires ronda los 50 microgramos por litro, superando en todos los casos la norma de 10 microgramos por litro recomendada por la Organización Mundial de la Salud (OMS).
Comunidades rurales y establecimientos escolares dispersos en el chaco salteño dependen de pozos con concentraciones de arsénico que exceden en más de 70 veces el valor máximo recomendado por la OMS. Es el caso de Nueva Población y la escuela de Pelícano Quemado, ubicada a 50 kilómetros de la localidad cabecera de Rivadavia Banda Sur.
En la zona, la contaminación de los pozos con este metal tóxico y cancerígeno fue estudiada por la Prof. Dra. Elsa Mónica Farfán Torres, investigadora de CONICET, y otros referentes del Instituto de Investigaciones para la Industria Química (INIQUI) perteneciente al CONICET y a la Universidad Nacional de Salta (UNSa), derivándose en el desarrollo de módulos filtrantes de simple diseño, bajo costo y fácil mantenimiento, basados en la utilización de hierro cerovalente (clavos y alambre) dispersos en lecho de arena de granulometría controlada, y que, en consecuencia, no requiere de una alta capacitación de los pobladores para su autogestión. Cabe destacar que los mencionados módulos fueron calculados y diseñados por el Prof. Ing. Edgardo Sham, investigador de CONICET, quien participó activamente en el montaje y puesta a punto de los dos primeros módulos instalados en Siervo Cansado y Tres Horcones.
Promisoriamente, en el marco de las actividades de la MEPROAS (Mesa Provincial de Arsénico), de la cual participa el INIQUI y la Universidad Nacional de Salta, la Secretaría de Recursos Hídricos provincial proyectó 65 (sesenta y cinco) módulos, de los cuales, hasta el momento, se concretaron 9 (nueve).
En el caso de la Puna, la empresa Aguas del Norte está construyendo un acueducto que lleva agua de una fuente segura a San Antonio de los Cobres. Para las poblaciones aisladas de esta zona podrían instalarse los módulos comunitarios o individuales, según la tecnología desarrollada en el INIQUI.
La contaminación por arsénico del Chaco Salteño es de origen natural como en la mayor parte del país y, salvo en la región algodonera donde se utilizaron en algún tiempo pesticidas conteniendo arsénico, no existen antecedentes de incorporación de arsénico por efecto de la actividad humana. Lo que puede exaltar la contaminación natural es el uso de grandes cantidades de agua en la actividad agrícola, cuando se utiliza agua de riego obtenida de pozos, ya que esto concentra el arsénico contenido naturalmente en las napas.
Estas circunstancias instalan al hidroarsenicismo como una endemia regional cuya solución no puede esperar, máxime cuando dicha contaminación no es necesariamente de origen natural, sino que puede ser provocado, en parte, por las actividades industriales y mineras que se constituyen en focos de contaminación de las poblaciones expuestas.
Ante esta coyuntura, algunos grupos de investigación y empresas de nanotecnología, en nuestro país y el mundo, buscan y ofrecen soluciones a problemas relacionados con la remediación del medio ambiente y el cuidado de los recursos naturales, con propuestas económicas, rápidas y aplicables en geografías donde puede ser problemática la construcción de infraestructuras de saneamiento.
Afortunadamente, cada vez son más frecuentes las líneas de trabajo orientadas al desarrollo de metodologías de saneamiento alternativas y materiales amigables con el ecosistema y otras dirigidas al reacondicionamiento de recursos dañados o contaminados por el uso, como es el caso del agua. En este caso, la nanotecnología se puede combinar con métodos convencionales y constituir alternativas promisorias para la remediación de suelos y aguas contaminadas con metales pesados (vía su remoción o estabilización).
Una de las iniciativas más interesantes es la liderada por la Prof. Dra. Marta Litter, Doctora en Química, investigadora del CONICET en la Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA) y en el Instituto de Investigación e Ingeniería Ambiental de la Universidad Nacional de San Martín (UNSAM), que consiste en la remoción de arsénico, plomo y uranio mediante procesos de oxidación avanzada. Para su desarrollo, se vale de tecnologías poco costosas que aprovechan elementos naturales como la luz solar, o abundantes como el hierro cerovalente que se encuentra en clavos, tachuelas, tornillos, alambre y limaduras de acero. También recurre al versátil dióxido de titanio y a las nanopartículas de hierro, que pueden ser aplicadas por medio de una perforación e inyectadas en el suelo, para tratar aguas subterráneas contaminadas.
Con estos elementos, la Dra. Litter ha ideado exitosos métodos para descontaminar muestras de agua que, luego de pasar las cruciales pruebas de laboratorio, están listos para ser implementados en pruebas de campo. Una de sus investigaciones publicadas y que sirvieron de fuente a trabajos científicos fue presentado a la Organización de los Estados Americanos (OEA) como: “Remoción de arsénico asistida por luz solar en comunidades rurales de América latina, H. Mansilla y M.I. Litter (Eds.), Digital Grafic, La Plata 2003.”
También otros investigadores del CONICET están abocados a interesantes trabajos para la detección inmediata del metal, tal como describe el Dr. Alejandro Nadra, docente de la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales de la UBA e investigador del CONICET, al mencionar: "Modificamos genéticamente la bacteria Escherichia coli para que, en presencia de arsénico, cambie de color. La idea es que el sensor sea sencillo como un test de embarazo". Si el resultado arroja color blanco, el agua es apta para el consumo; si es rosado, contiene algo de arsénico, pero se puede tomar; y si es rojo, no se puede consumir. “El objetivo es hacer un sistema económico para que la gente que consume agua de pozo, sin necesidad de enviar muestras a algún centro académico, analice en su casa cuán potable es lo que toma a diario. Si uno puede detectar cuándo hay o no arsénico, esto podría tener un cambio de conducta muy grande", señala, al tiempo que anticipa: "Estamos desarrollando el prototipo de la carcasa y dónde van a estar las bacterias. Aún no está terminado, pero estamos muy avanzados".
Auspiciosamente, desde otro laboratorio en la Facultad de Ciencias Exactas de la UBA, en el Instituto de Química Física de los Materiales, Medio Ambiente y Energía (INQUIMAE), la investigadora Dra. Elsa Sileo describe mecanismos para quitar el arsénico del agua con una mayor eficiencia, gracias a la incorporación de agentes iónicos que virtualmente secuestran el arsénico del agua con una mayor y más rápida adsorción.
Promisoriamente existen, en el mismo sentido, otras líneas para el desarrollo de procesos de remoción de contaminantes a través de nanomateriales, que se describen brevemente:
 El Programa de Inversión en Emprendimientos de la Fundación Argentina de Nanotecnología (FAN), tiene dos proyectos relacionados con el agua, a saber:
1. El proyecto Pre-semilla MGB (Magnetism Beats Gravity) llevado a cabo por el Instituto de Investigación en Ciencia y Tecnología de los Materiales (INTEMA - UNMdP - CONICET) que tiene como objetivo el diseño y construcción de un equipo piloto para el tratamiento de aguas residuales con nanoarcillas magnéticas, siendo una alternativa económica, eficiente y con bajo requerimiento de espacio para el tratamiento de efluentes de industrias como la textil, la alimenticia, la química o la metalmecánica. Las nanoarcillas, que tienen una probada eficiencia en la remoción de colorantes químicos, metales y diversos compuestos orgánicos, simplifican y aceleran enormemente el proceso de separación de contaminantes, permitiendo su eliminación por medios magnéticos.
2. El otro proyecto, propuesto por Nanotek S.A. y el grupo de la Dra. Litter de CNEA-UNSAM-CONICET plantea la utilización de nanopartículas de hierro cerovalente en napas subterráneas para la remoción de arsénico.
 Proyecto encabezado por la Dra. Farfán Torres y la Dra. Estela Romero Dondiz sobre la utilización de adsorbentes recubiertos con nanopartículas de óxido de hierro y otros adsorbentes, acoplados a ultrafiltración para la remoción simultanea de arsénico y flúor, otro contaminante ampliamente difundido en aguas subterráneas y asociado al arsénico.
La presencia del arsénico en aguas subterráneas, como se ha dicho, es un problema que afecta a una gran parte del territorio nacional, totalizando más de 400.000 km². De acuerdo a estimaciones de la FAN, esta problemática implicaría una erogación de 14 millones de dólares para el presupuesto asignado a la jurisdicción a cargo de la salud pública.
Por las razones expuestas, señor Presidente, y ante la importancia de apoyar la labor permanente de nuestros científicos difundiendo las investigaciones que permitan en un futuro inmediato implementar métodos innovadores, eficientes y económicos destinados a mitigar el contenido de arsénico en el agua de consumo en vastas regiones de nuestro territorio, solicito el acompañamiento de mis pares para la aprobación de la presente iniciativa.
Proyecto
Firmantes
Firmante Distrito Bloque
LEAVY, SERGIO NAPOLEON SALTA FRENTE PARA LA VICTORIA - PJ
LLANOS MASSA, ANA MARIA CHUBUT FRENTE PARA LA VICTORIA - PJ
Giro a comisiones en Diputados
Comisión
ACCION SOCIAL Y SALUD PUBLICA
Trámite
Cámara Movimiento Fecha Resultado
Diputados SOLICITUD DE REPRODUCCION DEL PROYECTO PARA EL PERIODO 137 (2019), SEGUN LOS TERMINOS DEL ARTICULO 7 DE LA RESOLUCION DE LA HCD DEL 05/06/1996

Honorable Cámara de Diputados de la Nación Argentina | Congreso de la Nación Argentina | Av. Rivadavia 1864 - Ciudad Autónoma de Bs. As. (C.P.C1033AAV) | (54-11) 4127-7100

Nota: La información contenida en este sitio es de dominio público y puede ser utilizada libremente. Se solicita citar la fuente.