PROYECTO DE RESOLUCION


Expediente 3437-D-2018
Sumario: EXPRESAR REPUDIO POR LAS DECLARACIONES DE LA GOBERNADORA DE LA PROVINCIA DE BUENOS AIRES, MARIA EUGENIA VIDAL, EN RELACION AL ACCESO DE LOS POBRES A LAS UNIVERSIDADES.
Fecha: 04/06/2018
Proyecto
La Cámara de Diputados de la Nación
RESUELVE:


Expresar su más profundo repudio por las expresiones vertidas por la gobernadora Maria Eugenia Vidal al afirmar que quienes nacen en la pobreza en la provincia de Buenos Aires no pueden acceder a la universidad, cuestionando al mismo tiempo la creación de universidades públicas en el territorio provincial.

FUNDAMENTOS

Proyecto
Señor presidente:


Cuando creíamos haber escuchado todo o lo peor que pueda esperarse de la dirigencia de la Alianza Cambiemos, nos sorprenden con expresiones que nos dejan boquiabiertos, pero no porque pensemos que no son capaces de decir lo que dicen y cosas aún peores, sino porque se comienzan a cruzar ciertos límites, a faltar el respeto, a subestimar a los más vulnerables, como en el caso que motiva esta iniciativa. Es una especie de condena por pobreza, y aún más, se trata de naturalizar que ese estado de la vida, en el que muchos compatriotas viven sumergidos, debe permanecer así, ya que para ciertos dirigentes nacer pobre es un castigo y nada ni nadie va a lograr cambiarlo.
Primero empezaron con crudeza brutal a convencernos del rumbo económico que iban a tomar haciendo blanco en los sectores medios como González Fraga expresando que "Venimos de 12 años en donde las cosas se hicieron mal. Se alentó el sobreconsumo, se atrasaron las tarifas y el tipo de cambio... Donde le hiciste creer a un empleado medio que su sueldo servía para comprar celulares, plasmas, autos, motos e irse al exterior”, es decir, subestimar lo que se había logrado mediante políticas inclusivas que en su visión elitista le achacan a la burbuja del crecimiento populista.
Luego siguió el propio Presidente Macri cuando expresó que “’Hay inequidad entre el que puede ir a la escuela privada y el que tiene que caer en la pública.”.
Con estos antecedentes no es de extrañar que ocurra lo que finalmente ocurrió. Esta naturalización de la pobreza como estado irreversible es el que describió la gobernadora de la Provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal cuando en el coqueto almuerzo organizado por el Rótary Club en el Hotel Sheraton se preguntó si era justo “llenar la provincia de universidades públicas cuando todos sabemos que nadie que nace en la pobreza llega a la universidad”
Repare Señor Presidente en la violencia verbal que encierran las palabras de una de las máximas dirigentes del oficialismo, a quienes muchos analistas políticos y medios de comunicación visualizan como el recambio de Mauricio Macri en 2019.
Sorprende la ignorancia de la gobernadora Vidal, porque existen millones de casos particulares, con nombre y apellido, de personas que nacieron en la pobreza y llegaron a la universidad. Y encima se graduaron
En el marco de una nueva embestida contra los docentes y la educación pública la gobernadora volvió a cargar las tintas acusando a la administración anterior de atender “prioridades equivocadas” al
“llenar” de universidades públicas la provincia refiriendo que “todos sabemos que nadie que nace en la pobreza llega a la universidad”.
En primer lugar es menester dejar en claro que las expresiones de la gobernadora nos incluyen en el genérico “sabemos” a todos, como si todos compartiéramos sus afirmaciones, que dicho sea de paso, repugnan por su contenido descalificador para con aquellos sectores más postergados de la población provincial.
Son descalificadoras porque no sólo se fundan en un desprecio por la condición humana y el respeto que al pobre le debe expresar quien ha logrado transitar una vida sin sobresaltos económicos y sociales, sino porque en su condición de gobernante cuya gestión se ha propuesto como meta de gobierno lograr la pobreza cero, termina por contradecir la misma de una manera cínica.
Señor Presidente, lo que Vidal ha reconocido al decir lo que dijo es que la pobreza cero fue puro marketing político, es decir, cuando un gobernante reconoce públicamente que nadie que nace en la pobreza llega a la universidad, lo hace subestimando la capacidad y la madurez de sus propios votantes, esto es, de quienes la han colocado donde está, porque muchos pobres, quizás creídos que la Alianza Cambiemos venía a proponer un verdadero cambio, le pusieron el voto, y ahora resulta que se despachan con que nunca van a poder llegar a la universidad.
Pero ocurre que esta violencia verbal sólo se reduce a eso, porque sabemos que no es cierto lo que Vidal afirma y lo podemos manifestar orgullosamente, porque durante nuestra gestión se crearon la Universidad Nacional Arturo Jauretche (UNAJ) en Varela, la Universidad Nacional de Avellaneda (UNDAV), la Universidad Nacional de José C. Paz (UNPAZ), la Universidad Nacional de Moreno (UNM), la Universidad Nacional del Oeste (UNO), la Universidad Nacional de Hurlingham (UNAHur) y la Universidad de San Antonio de Areco (UNSAdA). A ellas se suman la Universidad Pedagógica que primero fue provincial y luego se nacionalizó y la Universidad de Ezeiza, que continúa bajo la esfera provincial.
Cómo no vamos a sentir estupor, bronca, dolor ante las expresiones de la gobernadora Vidal si es posible asegurar que en todas estas universidades pueden estudiar quienes nacen en la pobreza. Ahora resulta que lo que para la mayoría de los bonaerenses constituye una oportunidad de futuro y desarrollo, para la gobernadora es algo descartable.
Señor Presidente es preciso refutar las mentiras con las que se pretende confundir a los bonaerenses: El 94,2 % de los estudiantes de la Universidad de La Matanza (UNLaM) tiene padres sin estudios universitarios finalizados. El 91 % de los estudiantes de la Universidad de Moreno (UNM) tiene padres sin estudios universitarios completos. El 83 % de los estudiantes de la Universidad Nacional Arturo Jauretche (UNAJ) son primera generación y el 74 % de los alumnos de la Universidad Nacional de Tres de Febrero (UNTREF) es considerado primera generación universitaria.
A su vez, un informe de la Universidad de Moreno dice que el 53 % de sus egresados en 2016 provienen de familias cuyos ingresos totales están por debajo de la línea de pobreza.
Siguiendo con un ejemplo cercano, el caso del Dr. Facundo Manes ilustra con creces la realidad que busca tergiversar en su alocución la gobernadora. Resulta que el Dr. Manes, con las penurias económicas que suele relatar en cuanta entrevista otorga, no deja de recordar qué, así y todo, pudo ir a la universidad pública y además perfeccionarse en el exterior.
Son innumerables los casos como el del referido profesional que, naciendo en hogares pobres, humildes, laburantes, lograron ir a la universidad y mejoraron su inserción laboral, y esto se debe a que las universidades públicas de la provincia hoy están pobladas en más de un 75 % por estudiantes que son primera generación en su familia en llegar a ese nivel educativo.
En las ciencias sociales hay un concepto que se utiliza mucho: movilidad social ascendente. Dicho coloquialmente: que los hijos vivan mejor que los padres, que tengan mejores empleos y mejores ingresos. Esto se consigue con tres pasos: educación, trabajo y esfuerzo. Los primeros los debe garantizar el Estado porque son derechos consagrados, esto es, derechos históricos, culturales y constitucionales, mientras que el sacrificio queda a cargo de los individuos y vaya si ese sacrificio no está a la vista.
Entre la salida de la crisis de 2001 y 2015 la población universitaria argentina creció un 25 %, mientras que la población total del país sólo lo hizo en un 11 %. Ese aumento de estudiantes universitarios fue posible por varios motivos, pero el central, sin dudas, lo constituyó la creación de universidades en regiones del país, como nuestro querido conurbano bonaerense. Esto permitió que miles de jóvenes tuvieran la posibilidad de ampliar su horizonte de futuro.
La creación de las “Universidades del Bicentenario” ha permitido que miles de bonaerenses accedan a la educación superior en los últimos 10 años. Según un estudio realizado por el Observatorio Educativo Pedagógico de la Universidad Pedagógica de la Provincia de Buenos Aires, que toma como base la Encuesta Permanente de Hogares (EPH), entre 2008 y 2015 la cantidad de personas que viven en el conurbano y que asisten a universidades publicas subió en todos los estratos de ingresos, pero particularmente en el 40% por ciento más pobre (quintiles 1 y 2).
Señor Presidente, estas afirmaciones ofensivas de la gobernadora Vidal, sin filtro, se pronuncian a pocos días de que celebremos el Centenario de la Reforma Universitaria. Dicha Reforma se inscribió en un horizonte emancipatorio que trascendió las fronteras de nuestro país y sentó las bases del sistema universitario actual.
En nuestro país las universidades han cumplido y cumplen un papel fundamental en la ampliación de los derechos de ciudadanía a partir de posibilitar, sin restricciones, el acceso a la educación superior desde el año 1949. Adherimos a la definición de la Conferencia Regional de Educación Superior en América Latina y El Caribe del 2008, que considera que la Educación Superior es un bien público social, un derecho humano universal y un deber del Estado.
Nos preocupa seriamente que quienes tienen en su responsabilidad la implementación de políticas públicas que colaboren con la democratización del acceso al conocimiento expresen de manera tan deliberada su descontento con la expansión del sistema universitario público.
Es necesario interrogarse sobre la subestimación que el oficialismo practica sobre los pobres. Es que acaso ignora que hay personas que llegaron a la escuela primaria, secundaria y universitaria sin que sus padres fueran siquiera de la clase media, y, que algunos argentinos notables recibieron premios internacionales como el Premio Nobel. Es que también ignora, y desea ignorar, que existe un medio que se llama Beca, que puede hacer que mucha gente sí pueda escalar sucesivos niveles educativos. En el mundo industrializado, los jóvenes concursan por Becas y a nadie se le cae ninguna medalla por obtener ayudas económicas, que alivie el costo de los estudios. El mismo criterio vale para el caso de la educación gratuita. Construir un sistema de compensaciones económicas con las evaluaciones que sean pertinentes, es construir un sistema de acceso, tendiente a la equidad educativa.
Señor Presidente, se ha querido asociar la pobreza como un impedimento para el acceso a los estudios universitarios, un verdadero dislate que, en el fondo, significa no escuchar razones, justamente las razones de los pobres, las campanas de palo, porque los pobres no suelen ser escuchados.
Si a esa falta de escucha le sumamos que su gobernadora los condene por ser tales, a la par que les mienta que no pueden ser sujetos de políticas inclusivas cuando, como en el caso de los estudiantes universitarios del conurbano bonaerense lo experimentaron durante doce años, se llega a la conclusión de que dicha afirmación nace de una convicción.
Esta convicción gubernamental sobre la imposibilidad de merecer una vida mejor por la condición de pobreza constituye un golpe bajo a las aspiraciones de superación de una gran parte de la población bonaerense.
Señor Presidente, las universidades no sólo educan, fortalecen el tejido económico, social y cultural de la sociedad, sin ellas no hay desarrollo. No es raro entonces que alguien que vive encerrada en una base militar, que reniega de su origen de clase media para mimetizarse con la élite social que piensa que el Estado debe procurar la renta a esa élite, considere que las universidades publicas sobran. El país que están diseñando, el país boutique, no necesita universidades en el primer, segundo y tercer cordón del conurbano.
Cuál es en definitiva el razonamiento que sostiene esta postura: que los pobres siempre existieron y no solo deben nacer pobres, sino que deben vivir y morir pobres; casi un calco de aquella bochornosa frase del Contralmirante Rial quien en 1956 les dice a un grupo de obreros que esperaban para ser atendidos por el presidente de facto Eduardo Lonardi: “sepan que la Revolución Libertadora se hizo para que el hijo del barrendero muera barrendero”.
En pleno siglo XXI aquel pensamiento hoy se encuentra encarnado en el gobierno de la Alianza Cambiemos. Entre vivir y morir, los pobres deben conformarse con ser mano de obra flexibilizada, barata y sumisa a disposición de la reproducción de las ganancias de los inversores, esto es, los dueños de las “grandes empresas”.
Las universidades se crean para insertarse con mejores herramientas laborales en el mercado de trabajo y por ende aspirar a mejores salarios y a formar ciudadanos con pensamiento crítico
Señor Presidente, ante una situación económico-social que se torna cada día más gravosa para anchas franjas de la población, afirmaciones como las pronunciadas por la gobernadora Vidal contribuyen a generar profunda tristeza y estupor, aunque tal vez sirvan para mensurar cuanto de cambio o cuanto de fraude hay en las promesas que se construyen sobre la esperanza y el futuro de millones de argentinos.
Quienes estamos comprometidos con la construcción de un país de todos y para todos, vamos a seguir defendiendo a la educación pública, gratuita y de calidad siempre.
Por todo lo expuesto, invito a mis pares, Señores Diputados de la Nación, a que me acompañen en el presente proyecto de Resolución, con su tratamiento y aprobación.
Proyecto
Firmantes
Firmante Distrito Bloque
ALONSO, LAURA V. BUENOS AIRES FRENTE PARA LA VICTORIA - PJ
FILMUS, DANIEL CIUDAD de BUENOS AIRES FRENTE PARA LA VICTORIA - PJ
GRANA, ADRIAN EDUARDO BUENOS AIRES FRENTE PARA LA VICTORIA - PJ
MACHA, MONICA BUENOS AIRES FRENTE PARA LA VICTORIA - PJ
LARROQUE, ANDRES CIUDAD de BUENOS AIRES FRENTE PARA LA VICTORIA - PJ
VOLNOVICH, LUANA BUENOS AIRES FRENTE PARA LA VICTORIA - PJ
PIETRAGALLA CORTI, HORACIO BUENOS AIRES FRENTE PARA LA VICTORIA - PJ
SALVAREZZA, ROBERTO BUENOS AIRES FRENTE PARA LA VICTORIA - PJ
GONZALEZ SELIGRA, NATHALIA INES BUENOS AIRES PTS - FRENTE DE IZQUIERDA
CERRUTI, GABRIELA CIUDAD de BUENOS AIRES FRENTE PARA LA VICTORIA - PJ
CASTAGNETO, CARLOS DANIEL BUENOS AIRES FRENTE PARA LA VICTORIA - PJ
BASTERRA, LUIS EUGENIO FORMOSA FRENTE PARA LA VICTORIA - PJ
MASIN, MARIA LUCILA CHACO FRENTE PARA LA VICTORIA - PJ
GROSSO, LEONARDO BUENOS AIRES PERONISMO PARA LA VICTORIA
SANTILLAN, WALTER MARCELO TUCUMAN FRENTE PARA LA VICTORIA - PJ
SIERRA, MAGDALENA BUENOS AIRES FRENTE PARA LA VICTORIA - PJ
YASKY, HUGO BUENOS AIRES FRENTE PARA LA VICTORIA - PJ
Giro a comisiones en Diputados
Comisión
ASUNTOS CONSTITUCIONALES (Primera Competencia)
Trámite
Cámara Movimiento Fecha Resultado
Diputados SOLICITUD DE SER COFIRMANTE DE LA DIPUTADA SIERRA (A SUS ANTECEDENTES)
Diputados SOLICITUD DE SER COFIRMANTE DEL DIPUTADO YASKY (A SUS ANTECEDENTES)

Honorable Cámara de Diputados de la Nación Argentina | Congreso de la Nación Argentina | Av. Rivadavia 1864 - Ciudad Autónoma de Bs. As. (C.P.C1033AAV) | + 54 11 6075-7100

Nota: La información contenida en este sitio es de dominio público y puede ser utilizada libremente. Se solicita citar la fuente.