PROYECTO DE RESOLUCION


Expediente 3279-D-2019
Sumario: DECLARAR DE INTERES DE LA H. CAMARA LA PUBLICACION DEL LIBRO "EULALIA Y LA REVOLUCION DE LAS POLLERAS" DE LA ESCRITORA CATAMARQUEÑA CELIA SARQUIS.
Fecha: 01/07/2019
Proyecto
La Cámara de Diputados de la Nación
RESUELVE:


Declarar de interés de esta Honorable Cámara de Diputados de la Nación, la publicación del Libro “Eulalia y la revolución de las polleras” de la poeta y escritora catamarqueña Celia Sarquis, publicado por el sello editorial El Trébol.

FUNDAMENTOS

Proyecto
Señor presidente:


El presente proyecto busca Declarar de interés de esta Honorable Cámara de Diputados de la Nación el Libro “Eulalia y la revolución de las polleras”, una novela histórica realizada por la escritora catamarqueña Celia Sarquis, que recrea el momento histórico en el que Eulalia Ares, tomó el gobierno catamarqueño en 1862, al frente de la denominada “Revolución de las Polleras”.
La presentación de la obra estará a cargo de la Licenciada Patricia Saseta y de la Doctora en Letras Ivana Alochis, el día 6 de julio de 2019 en Salón Ambato, Hotel Casino de la ciudad de San Fernando del Valle de Catamarca, con el auspicio de la Municipalidad del Dpto. Capital, del Dpto. de Ancasti y de su senador Ariel Cordero. Contará además con una presentación musical a cargo de Belén Parma y Vane Martínez,
El libro fue publicado por editorial El Trébol, de Héctor Luna y la ilustración de tapa pertenece a la artista visual Mariana Abregú.
El prólogo le pertenece a la Licenciada en Lengua y Literatura Castellana Ivana Alochis, docente adjunta de la Facultad de Lengua de la UNC, quien destaca de la autora “la plasticidad del lenguaje narrativo” y “los ingredientes del relato histórico e incorpora una metafórica y lucida perspectiva de género”.
La historia: Entre 1862 y 1868, siguiendo al historiador Pbro. Ramón Rosa Olmos, la provincia de Catamarca, tuvo un periodo de intervenciones y luchas, destitución y reposición de gobernadores. En 1862, con motivo de la renovación de autoridades se produjo la división del partido liberal catamarqueño. Por un lado, Moisés Omill, gobernador interino y por otro el Dr. Ramón Rosa Correa, aspiraban a ser gobernadores, ambos del partido liberal. La legislatura que se encontraba dividida, en la Asamblea Electoral del día 3 de mayo, quince diputados votaron por Correa, trece por Omill y uno por el presidente que no sufragó. Omill, molesto con el resultado, vetó la ley de nombramiento fundándose en que Correa no había obtenido la mayoría exigida por la Constitución. La Asamblea para facilitar el triunfo de Omill expulsa de inmediato a cuatro diputados a los que se les endilga inasistencias. Anoticiado Mitre, decide intervenir la provincia para evitar la anarquía.
A raíz de estos hechos se desencadena la historia donde interviene Eulalia Ares, casada con José Domingo Vildoza. Ante la inercia de los simpatizantes de Correa, a los 7 días de haberse nombrado gobernador titular a Moisés Omill, Eulalia Ares, junto a un grupo de damas y con la cooperación de hombres del pueblo en la noche del 17 al 18 de agosto hacen la defensa de la Casa de Gobierno, ingresan a ella, provocando la huida de Omill a Tucumán. Al día siguiente por medio de un plebiscito hizo elegir gobernador interino, - recayendo en Pedro Cano- hasta el regreso del titular: Ramón Rosa Correa, quien asumirá 12 días después: el 30 de agosto de 1862.
La novela: “Eulalia Ares y la rebelión de las polleras”, se inscribe dentro del género de la novela histórica pero también puede leerse dentro de lo que se conoce como novela de género, una modalidad narrativa que, por estos días, cobra enorme actualidad e interés entre los lectores.
Posee todos los ingredientes del relato histórico e incorpora una metafórica y lúcida perspectiva de género.
Esta novela recupera la gesta, hasta hace muy poco, anónima, de mujeres catamarqueñas que, enarbolando su palabra y empoderando sus polleras, hicieron la revolución.
Eulalia Ares, en virtud de los hechos antes relatados, se dice fue la primera mujer gobernadora de Catamarca y que tuvo el país en 1862; una mujer de la alta sociedad catamarqueña, instruida, vinculada social y políticamente que en tiempos de guerras internas en el país y que con su marido el teniente unitario José Vildoza en el exilio y junto a otras mujeres “viudas de ausencia” como dice la autora, organizó una revolución que logró desterrar al autoproclamado gobernador de ese tiempo, Moisés Omill.
Estuvo en el poder de la Provincia solo por un día, por cuanto, inmediatamente convocó a un plebiscito que permitió reestablecer el orden institucional, pudiendo ella y sus compañeras, recuperar a sus hombres, que habían participado de la lucha enfrentado al sector de Omill.
“La revolución de las mujeres” o “la revolución de las polleras” es el nombre con el que ese hecho político sin precedentes pasó a la historia, pero pese a esa enorme gesta revolucionaria, solo se han escrito algunos párrafos, con suerte capítulos, en los manuales y libros de historia para dar cuenta de esta osadía feminista catamarqueña.
Semejante acontecimiento y semejante mujer necesitaban de alguien que las contara haciendo justicia y poniendo, a fuerza de investigación y reconstrucción de detalles de época, a esa vida y a esa revolución en su justo contexto; y ese fue el desafío que se propuso Celia Sarquis, devolverle a la Eulalia de la historia sus sentimientos, sus pulsiones, sus pasiones.
La Eulalia que presenta el libro, es una Eulalia bien plantada en la vida, estratega y por momentos altanera, autosuficiente y al mismo tiempo necesitada de afectos, una mujer que quedó huérfana de joven y que, de joven, tuvo que llevar las riendas de su casa y de los negocios de la familia. Una mujer que perdió cuatro hijos a poco de nacer y, pese a todo, volvió a apostar por la maternidad y tuvo otros cuatro.
En definitiva, una mujer adelantada para las costumbres y cánones de su época.
“Pese a ser una mujer de linaje, con mucha información y mucho poder, que le gustaba la política, no creo que ella haya actuado como actuó movilizada por ansías de poder político, sino buscando reestablecer el equilibrio de su hogar y de la vida de su familia, donde su marido jugaba un papel muy importante”, dice la autora.
Esa es una de las tesis de su libro: que la revolución de las polleras fue una revolución política sin precedentes, movilizada por amor y en cierta medida, por el hartazgo.
Y si algo llamó la atención a Celia Sarquis y buscó contar en detalle es cómo en la época de Eulalia, la mayoría de las familias catamarqueñas estaban formadas por mujeres, ancianos y niños. Con los hombres luchando de uno y otro bando en las guerras intestinas que diezmaron al país, las mujeres eran cabeza de familia y sostén de las economías familiares. “El 80% de las familias vivía así y la única manera de que hayan sobrevivido como sociedad fue a través de una red, lo que hoy llamamos la sororidad”, dice la escritora
La protagonista, Eulalia, ‘la que bien habla’ lleva la rebelión en las entrañas y la contagia a su entorno. Es una de esas personas necesarias que tejieron la historia de nuestro país con coraje y de osadía. Otra mujer sin rostro, sin homenajes y sin reconocimientos en el imaginario colectivo local y nacional. La puesta en valor de su lucha es otro de los méritos de esta obra.
La historia de Eulalia, en clave de novela, cobra enorme actualidad y el mayor mérito es haberle insuflado alma a la Eulalia de la historia y presentarla como una mujer avasallante y apasionada, para animarse a tamaña osadía.
En tiempos de reivindicaciones de género, su historia y la de Eulalia son necesarias.
Su autora: En cuanto a Celia Sarquis podemos señalar que nació en San Fernando del Valle de Catamarca, en 1966. Es Profesora de letras, coordinadora de talleres literarios, correctora, se desempeña en ámbito de las bibliotecas y la cultura. Tiene una amplia trayectoria dedicada a la poesía, con la publicación de libros propios. Participó, además, de innumerables antologías, de jóvenes poetas primero, de mujeres poetas después, de escritores catamarqueños y norteños, de poetas argentinos. Su obra poética incluye “Voz del río” (1988), “Y le tira la lengua a la memoria”, (1996), “Antología de Literatura Catamarqueña” (compiladora, 2006) y “El Hueco en la piedra (2008). También publicó el ensayo “En un principio fue el maíz. El maíz en la cocina y en la cultura catamarqueña” (2007), “Leyendas Populares de Catamarca” (2010) y el libro de cuentos y relatos “La cascarilla” (1° edición 2016, 2 edición, editorial El Trébol, 2017).
Señala ésta, que la protagonista “Fue, sin dudas, una pionera de la lucha de género por animarse a romper las convenciones e ir más allá… cuando hice la investigación histórica en detalle pude dimensionar cómo era el papel de la mujer en esa época y el enorme esfuerzo que tiene que haber significado para ella romper con todos los patrones; y la energía que debe haber tenido para actuar, políticamente, como actuó”.
Declarar de interés de la HCDN el Libro “Eulalia y la revolución de las polleras” es reivindicar a las mujeres como pioneras de la lucha de género por animarse a romper las convenciones e ir más allá como ya se señaló.
Por lo expuesto, solicito a mis pares, me acompañen en esta iniciativa y se apruebe el presente proyecto.
Proyecto
Firmantes
Firmante Distrito Bloque
GINOCCHIO, SILVANA MICAELA CATAMARCA ELIJO CATAMARCA
SAADI, GUSTAVO ARTURO CATAMARCA ELIJO CATAMARCA
Giro a comisiones en Diputados
Comisión
CULTURA (Primera Competencia)
Trámite en comisión (Cámara de Diputados)
Fecha Movimiento Resultado
03/09/2019 DICTAMEN Aprobado por unanimidad con modificaciones
Dictamen
Cámara Dictamen Texto Fecha
Diputados Orden del Dia 1276/2019 CON MODIFICACIONES 06/09/2019
Trámite
Cámara Movimiento Fecha Resultado
Diputados APROBACION ARTICULO 114 DEL REGLAMENTO DE LA H CAMARA DE DIPUTADOS; COMUNICADO EL 20/09/2019 APROBADO

Honorable Cámara de Diputados de la Nación Argentina | Congreso de la Nación Argentina | Av. Rivadavia 1864 - Ciudad Autónoma de Bs. As. (C.P.C1033AAV) | + 54 11 6075-7100

Nota: La información contenida en este sitio es de dominio público y puede ser utilizada libremente. Se solicita citar la fuente.