PROYECTO DE DECLARACION


Expediente 3112-D-2018
Sumario: EXPRESAR REPUDIO POR LAS DECLARACIONES FORMULADAS POR EL PERIODISTA SANTIAGO CUNEO CONTRA LA COMUNIDAD JUDIA EL 16 DE MAYO DE 2018.
Fecha: 22/05/2018
Proyecto
La Cámara de Diputados de la Nación
DECLARA:


Su más enérgico y profundo repudio a las declaraciones realizadas el día 16 de mayo del corriente por el Sr. Santiago Cúneo en el programa televisivo “1+1 = 3”, en el que profirió duros y ofensivos ataques a la comunidad judía.

FUNDAMENTOS

Proyecto
Señor presidente:


La tristemente célebre experiencia del nazismo dejó una huella imposible de borrar no sólo en aquellas personas que se vieron sujeto al régimen totalitario, sino también a las generaciones venideras. Los horrores mostrados en el proceso que derivó en la Segunda Guerra Mundial alcanzaron proporciones nunca vistas hasta el momento, dominados por el odio y la irracionalidad.
A partir de ello, Hannah ARENDT, sin dudas una de las pensadoras más influyentes del siglo pasado, comenzó a preguntarse cómo es que se pudieron materializar los sucesos de la Shoah en una sociedad con un desarrollo filosófico tan impactante como el visto hasta ese momento, contrariando en forma tan flagrante a los ideales sostenidos por la política ilustrada moderna? Precisamente, este cuestionamiento es el que va a inspirar una obra clave en su producción autoral, como es “Los orígenes del totalitarismo”, texto que la convierte en una verdadera celebridad intelectual. Sin pretender agotar aquí el contenido de dicho texto, lo cual sin duda excede el marco del presente, no podemos dejar de decir que aquella ensaya una respuesta doble para dar cuenta del cuestionamiento planteado: es así que subraya que por un lado las atrocidades del nacionalsocialismo fueron logradas a través de la implantación de una política del terror, y por el otro lado a través de un triple proceso de quita de la personalidad jurídica, moral y de toda característica de individualidad de las personas. En suma, lo que logra el totalitarismo es romper con la espontaneidad humana, característica central que define a su personalidad.
Dos conceptos centrales su obra. El primero reconoce su origen en el discurso kantiano, aunque le otorga un sentido original para tratar el problema del genocidio judío: en este contexto la idea del “Mal radical” refiere a un mal absolutamente profundo, como un conjunto de acciones tan extremadamente malas que las herramientas con las que contamos desde el derecho, la ética o la filosofía misma se muestra impotentes para dar cuenta de él. Y, lo que es fundamental decir es que la consecuencia de estas acciones determinan que se tomen a las personas como un mero objeto, negando aquello que las definen en su humanidad.
El segundo concepto es el de “mal banal”, el que surge a partir de las reflexiones que hiciera del proceso judicial seguido contra el jerarca nazi Adolf EICHMANN en Jerusalén: este personaje, central en el desarrollo del plan de exterminio del pueblo judío, al entender de la filósofa tratada por el hecho de no haber pensado, y, en consecuencia, no se representó los efectos destructivos de su acción. En este sentido es que ARENDT sistematiza la idea del “mal banal”, entendido como ausencia de pensamiento o como un juicio manifiestamente irreflexivo, reflejando en ella la fuerte influencia que en su pensamiento ha tenido la filosofía kantiana.
En dicho sendero argumental, subraya la autora la idea de que el problema que ella observaba en la actuación del líder nazi es que no se representó a la humanidad en su actuar, pues para él sus víctimas no ostentaban la calidad de humanos. Así es que las ponía en un escalón de infrahumanidad, pudiendo actuar sobre ellas con mayor tranquilidad. Y, como corolario de esta acción, se transforma algo extraordinariamente malo en algo común y corriente, haciendo del mal algo banal.
Precisamente, esta noción es la que resulta más apropiada para dar cuenta de los hechos sucedidos días atrás, que tuvieron como protagonista al Sr. Santiago Cúneo. Así, en su programa “1 + 1 = 3” que es emitido por la señal televisiva “Crónica TV”, el conductor lanzó un grave ataque al pueblo judío, los que no pueden ser sino calificados como decididamente antisemitas, expresando un odio grupal con una violencia inusitada que cuesta encontrar comparación en la historia reciente de nuestro país.
Cúneo comenzó el segmento editorial diciendo: “Antes de arrancar, la primera pregunta es ¿qué carajo son ustedes? ¿Argentinos de religión judía o israelitas? Aclárenlo antes de arrancar. ¿Queda claro? Porque cuando hablo con un argentino de religión judía, musulmana, católico como yo, hablo con un argentino. Si hablo con un ciudadano israelita hablo de otra cosa", para agregar luego: “"Entonces, está bueno DAIA que cuando firmás (un comunicado) digas qué carajo sos: un argentino que profesa una religión o un ciudadano israelita que defiende otros intereses que no son los de la nación argentina". Por si todo ello no fuera suficiente, concluyó este vergonzoso espacio apuntando que: “Acá primero hay que ser argentino y después lo que se te canten las pelotas. Amenazan con leyes argentinas. Primero demuestren la nacionalidad argentina. Defiendan la patria con corazón y alma. Dejen de jugar para intereses extranjeros”.
Su indignante discurso habla por sí mismo, y califica la ignorancia y el carácter discriminador de quien lo expresa. Sin dudas, el Sr. Cúneo se amparará en la libertad de expresión para pretender dar cuenta de sus injustificables dichos. No vengo aquí a poner en crisis el alcance de aquella, en tanto, como bien tiene establecido la Corte Interamericana de Derechos Humanos: “La libertad de expresión es una piedra angular en la existencia misma de una sociedad democrática. Es indispensable para la formación de la opinión pública. Es también conditio sine qua non para que los partidos políticos, los sindicatos, las sociedades científicas y culturales, y en general, quienes deseen influir sobre la colectividad puedan desarrollarse plenamente. Es, en fin, condición para que la comunidad, a la hora de ejercer sus opciones, esté suficientemente informada. Por ende, es posible afirmar que una sociedad que no está bien informada no es plenamente libre” (Corte Interamericana de Derehcos Humanos, OC 5/85 del 13 de noviembre de 1985, párrafo 70).
Bienvenida sea la amplitud de este derecho en nuestro orden jurídico, porque, en definitiva, nos permite construir una mejor ciudadanía, con una consciencia más plena de sus derechos y plenamente alerta de las cuestiones que hacen a sus intereses. En lo particular, saludo también su extensión porque permite revelar y dejar expuesto esta clase de discursos cargados de discriminación, odio, venganza y profundamente ignorantes. Con todo ello, esta Cámara puede —y casi como imperativo ético debe— actuar para repudiar esta clase de actos, para intervenir sobre la cuestión en dos planos: en el presente, cuestionando el discurso puntual expuesto por el Sr. Cúneo; y en el futuro, para evitar que la desinformación que de él surge no se vea replicada en otros acontecimientos.
No cuestiono el contenido de una mera opinión de un ciudadano cualquiera, sino me opongo a que los prejuicios y las actitudes estigmatizantes que él revela se constituya en una fuente valorable de información. Detrás de él se esconden acusaciones muy duras que deben ser desterradas de nuestra cultura, sobre todo aquella que trata a los judíos como extranjeros en su propio país, a las cuales todos debemos reaccionar con la responsabilidad que el cargo nos impone y repudiar con nuestro mayor énfasis, para que nunca más se replique.
Por lo expresado, queda así fundamentado el presente proyecto y a consideración de las diputadas y diputados para su sanción.
Proyecto
Firmantes
Firmante Distrito Bloque
ENRIQUEZ, JORGE RICARDO CIUDAD de BUENOS AIRES PRO
Giro a comisiones en Diputados
Comisión
RELACIONES EXTERIORES Y CULTO (Primera Competencia)
Firmantes
Firmante Distrito Bloque
ENRIQUEZ, JORGE RICARDO CIUDAD de BUENOS AIRES PRO
Giro a comisiones en Diputados
Comisión
RELACIONES EXTERIORES Y CULTO (Primera Competencia)

Honorable Cámara de Diputados de la Nación Argentina | Congreso de la Nación Argentina | Av. Rivadavia 1864 - Ciudad Autónoma de Bs. As. (C.P.C1033AAV) | + 54 11 6075-7100

Nota: La información contenida en este sitio es de dominio público y puede ser utilizada libremente. Se solicita citar la fuente.