PROYECTO DE RESOLUCION


Expediente 2640-D-2018
Sumario: EXPRESAR REPUDIO POR EL DESPIDO DE TRABAJADORES, PROFESIONALES Y TECNICOS DEL "SERVICIO NACIONAL DE SANIDAD AGROALIMENTARIA - SENASA -", Y OTRAS CUESTIONES CONEXAS.
Fecha: 04/05/2018
Proyecto
La Cámara de Diputados de la Nación
RESUELVE:


Repudiar el despido de 231 trabajadores, profesionales y técnicos, del Servicio Nacional de Sanidad Agroalimentaria (SENASA), que completan una nómina de 543 despidos en el Ministerio de Agroindustria, Ganadería y Pesca de la Nación. Denunciar que estos despidos forman parte de una política de vaciamiento y desmantelamiento de áreas enteras destinadas al control de alimentos para el mercado interno en función de avanzar en la privatización de las mismas.
Rechazar cualquier política de tercerización de las tareas de control de sanidad animal y vegetal que no sólo devaluarán la calidad de las mismas –dando lugar a potenciales graves problemas sanitarios que afecten al conjunto de la población- sino que implicarán un golpe a la ya precaria situación laboral de los trabajadores que se desempeñan en estas áreas, cuya modalidad de contratación a término con vencimiento anual sostuvo durante toda su gestión el kirchnerismo y es ahora aprovechada por el gobierno de Mauricio Macri para avanzar en un desguace del organismo eliminando puestos de trabajo. Reclamar el inmediato pase a planta permanente del conjunto de los trabajadores del sector, incluyendo los recientemente despedidos.
Manifestar su absoluta solidaridad con el paro y todas las medidas de lucha dispuestas por los trabajadores del SENASA en reclamo por la re-incorporación de todos los despidos, por el pase a planta permanente, y contra el vaciamiento y la privatización de tareas claves para el control sanitario de los alimentos.
Acompañar el reclamo de los trabajadores de ser recibidos en una audiencia por el presidente Mauricio Macri.

FUNDAMENTOS

Proyecto
Señor presidente:


El Ministro de Agroindustria, Luis Miguel Etchevehere, acaba de confirmar que su cartera alcanzó la friolera de 543 despidos, sumando los recientes 231 trabajadores despedidos del Servicio Nacional de Sanidad Agroalimentaria (SENASA), todos ellos con contratos a término sujetos a renovación año tras año. Con ello, se pone nuevamente de manifiesto como la extendida precarización laboral a la que el gobierno kirchnerista sometió a una inmensa mayoría de trabajadores estatales, hoy sirve a los planes de vaciamiento de tareas sensibles del Estado y despidos masivos por parte del macrismo.
El Ministro Etchevehere salió al cruce de los trabajadores que están llevando adelante medidas de lucha contra los despidos en distintos puntos del país, en nombre de estar cumpliendo con el “plan de modernización” exigido por su par Andrés Ibarra. No hace más que volver a poner de manifiesto el verdadero carácter del “ministerio de los despidos”; pero sobre todo omite que la pretendida “modernización” implica en este caso un retraso sanitario de gran escala, ya que está desguazando áreas clave que se dedican a controlar las enfermedades de las carnes y los vegetales que consume el pueblo argentino.
Entre los despedidos hay veterinarios, agrónomos y distintos profesionales y técnicos de probada idoneidad, que vienen desempeñándose en distintas áreas desde hace años. Tenemos entonces que la mentada “modernización” no es otra cosa que el desguace de sectores operativos enteros, y no como sostuvo el Ministro, un recorte de personal “administrativo”, dando a entender que no afectaría a las tareas del organismo. En efecto, los trabajadores denuncian que varias de las 400 oficinas ubicadas en todo el país quedarán íntegramente desmanteladas.
Los despidos en SENASA son parte de los mil despidos previstos para las dependencias que involucran al propio Ministerio de Agroindustria –330 cesantías–, el INTA y a la Secretaría de Agricultura Familiar (donde ya se produjeron 120 despidos).
Los trabajadores han denunciado que detrás de esta medida está la intención del ministerio de Agroindustria de “tercerizar” los controles, ya que las autoridades del organismo tomaron la decisión de mantener la certificación sanitaria y las inspecciones solo en los productos para la exportación, dejando a aquellos destinados al consumo interno -los que quedan adentro del país- en mano de las empresas. Se trata de un “doble estándar sanitario”, que pone en riesgo los controles de lo que consumen los trabajadores argentinos, y de una lisa y llana privatización que deja el control ¡en manos de quienes deben ser controlados!
Ante esta situación, los trabajadores se han organizado. Una multitudinaria asamblea –de la que participaron 400 trabajadores– realizada en las puertas de la sede central del Senasa (Paseo Colón 363), votó la permanencia en el organismo y la continuidad del paro hasta el viernes 5 de mayo inclusive y realizar una nueva asamblea que evalúe la continuidad del plan de lucha el lunes 7. Han resuelto asimismo la no emisión de certificados para los productos agroalimentarios que tienen como finalidad su exportación. Con esta medida, los trabajadores buscan golpear no solo la recaudación fiscal, sino a las cámaras patronales que hoy controlan directamente el Ministerio a través de Etchevere.
En Mar Del Plata los trabajadores que pertenecen al Centro Regional Buenos Aires Sur se movilizaron hasta la residencia presidencial de Chapadmalal para pedir una audiencia con Mauricio Macri. Allí entregaron un petitorio en el que reclaman contra los despidos y denuncian que “vamos en camino a padecer graves riesgos sanitarios”.
Los trabajadores del SENASA exigen la reincorporación de todos los despedidos, y denuncian el intento de vaciamiento de áreas para avanzar en su privatización. Para ello, lanzaron un paro de 96 h. el lunes 23 de abril – antes de que se produjeran los despidos -el cual luego se extendió hasta el día de hoy. En varias provincias del interior del país se han desarrollado asambleas conjuntas entre los trabajadores de la Secretaría de Agricultura Familiar, el INTA y el SENASA, que fueron adoptando medidas en común y superando por esta vía la atomización que imponen las distintas alas de la burocracia de ATE.
En este cuadro de renovada ofensiva contra los estatales nacionales, donde en todos los organismos se está comenzando a presionar a los trabajadores para que “agarren” los retiros voluntarios lanzados por el Ministerio de Modernización, se torna imperioso el apoyo a la lucha que están llevando a cabo los trabajadores del Estado en todas sus dependencias. Los despidos masivos en SENASA no deben pasar; un triunfo de sus trabajadores será un refuerzo para los estatales que libran la misma pelea en los distintos ministerios.
La ofensiva contra los trabajadores del Estado se inscribe en un plan de guerra general contra el conjunto de la clase obrera que impulsan Macri y los gobernadores. El camino es unificar todas las luchas en curso y un paro activo nacional, en la perspectiva de la huelga general, hasta derrotar la embestida capitalista.
Este proyecto de resolución es un firme pronunciamiento de apoyo a la lucha de los trabajadores precarizados del SENASA a quienes se les quiere arrebatar sus puestos de trabajo.
Por todos estos motivos, solicitamos a los señores diputados el acompañamiento del presente Proyecto de Resolución.
Proyecto
Firmantes
Firmante Distrito Bloque
DEL PLA, ROMINA BUENOS AIRES FRENTE DE IZQUIERDA Y DE LOS TRABAJADORES
RUIZ ARAGON, JOSE ARNALDO CORRIENTES FRENTE PARA LA VICTORIA - PJ
Giro a comisiones en Diputados
Comisión
LEGISLACION DEL TRABAJO (Primera Competencia)

Honorable Cámara de Diputados de la Nación Argentina | Congreso de la Nación Argentina | Av. Rivadavia 1864 - Ciudad Autónoma de Bs. As. (C.P.C1033AAV) | + 54 11 6075-7100

Nota: La información contenida en este sitio es de dominio público y puede ser utilizada libremente. Se solicita citar la fuente.