PROYECTO DE RESOLUCION


Expediente 2209-D-2018
Sumario: PEDIDO DE INFORMES AL PODER EJECUTIVO SOBRE LA PROBLEMATICA DEL ABUSO SEXUAL INFANTIL, Y OTRAS CUESTIONES CONEXAS.
Fecha: 19/04/2018
Proyecto
La Cámara de Diputados de la Nación
RESUELVE:


Solicitar al Poder Ejecutivo Nacional que a través de los organismos que correspondan se sirva informar a esta Honorable Cámara de Diputados de la Nación, acerca de las siguientes situaciones en relación a la grave problemática del Abuso Sexual Infantil (ASI) en nuestro país:
1) Informe, si se están implementando en la actualidad dentro del Territorio Nacional protocolos de atención única en las víctimas de abuso sexual infantil, si la respuesta es afirmativa podría informar donde y en qué espacios se aplica el protocolo señalado.
2) Informe si existen algún tipo de Conclusiones elaborada por los organismos gubernamentales responsables en relación a la aplicación de este protocolo .
3) Informe si las hubiera, estadísticas desde el año 2016 a la fecha sobre el ASI, discriminadas por provincias, edad y sexo .
4) Diga si dentro del Programa de Educación Sexual por parte del Ministerio de Educación de la Nación, está previsto el abordaje del ASI. ¿A partir de cúando? ¿desde el jardín de infantes ? de ser afirmativa la respuesta podría informar contenidos y metodologías utilizadas . En caso negativo explique los motivos.
5) Informe si existen publicidades o campañas sobre la prevención del ASI dentro del territorio nacional , en caso afirmativo detalles cuales y en que medios. En caso negativo explique los motivos.

FUNDAMENTOS

Proyecto
Señor presidente:


El abuso sexual es otra forma de abuso de poder, la peor de todas, especialmente cuando
se manifiesta sobre niñas y adolescentes. Un abuso de poder que marcará su vida, especialmente cuando el abuso se convierte en violación.
El abusador/violador se refugia en el secreto, que le protege y le permite repetir la misma actuación con otras niñas de su familia. Porque aunque sea descubierto por algún otro miembro de la unidad familiar, el hecho de hacerlo público es tan espantoso que generalmente callan para proteger la imagen de la familia.
Esta ley del silencio agudiza los efectos y las consecuencias que la víctima sufrirá durante gran parte de su vida. Por eso es tan importante que hablemos de la existencia de los abusos sexuales y los reconozcamos como un problema social que hay que abordar.
Las familias incestuosas mantienen una ley del silencio tan férrea como la mafia.
Si surge alguna mujer lo suficientemente valiente como para hablar de ello, generalmente descubrirá que otras mujeres de su familia también han sido abusadas y chocará contra la negación a hablar de ello fuera del seno familiar.
Desde nuestra experiencia terapéutica, hemos constatado que muchas de estas familias incestuosas tienden repetidamente a relacionarse, “a casarse”, con integrantes de otras familias incestuosas, como si haber vivido esa experiencia dotara de una intuición especial para escoger a seres afines, algo así como una comunicación no verbal, un entendimiento tácito.
Y, si no se toman medidas para luchar contra el secretismo de estos abusos domésticos, el número de familias incestuosas seguirá creciendo y expandiéndose.
Frecuencia
El caso de Eva no es un hecho aislado. Los abusos sexuales generalmente ocurren a lo largo de mucho tiempo, meses o años. Se producen en todas las clases sociales y son muchas las niñas y niños afectados. Estimamos que entre el 20 y 30% de las mujeres han sido abusadas sexualmente en su infancia o adolescencia. Sin embargo, el silencio y el secreto que rodea a estas experiencias, y que permite que se sigan repitiendo, nos hace pensar que son casos raros. Pero no lo son, de las 800 mujeres que, como media, acuden anualmente a “Entre Nosotras”, aproximadamente 300 han sufrido abusos sexuales y/o incesto en su infancia o en su adolescencia. Pero el conflicto está tan profundamente enraizado en ellas, que la mayoría no lo expone en la entrevista inicial, sino que vienen al Centro solicitando otro tipo de servicios. Es en el transcurso de la terapia cuando expresan y/o recuerdan los abusos vividos.
El mayor impacto para las mujeres que han sufrido esta experiencia es el efecto que tiene en su salud mental. Estos abusos quedan tan profundamente grabados en el interior de las niñas que los sufren, que hasta ellas mismas los olvidan durante muchos años. Solamente un 5% de las mujeres que acuden a nosotras (unas 15 mujeres anualmente) expresan directamente los abusos o el incesto. El resto vienen pidiendo ayuda para otro tipo de problemas: malos tratos, depresión, autoestima, mala relación de pareja, etc.
Etapa en que se dio el abuso sexual
Infancia 44%
Adolescencia 24%
Edad Adulta 29%
No específica 3%
Efectos y consecuencias
En las primeras sesiones registramos los síntomas que experimentaron durante su niñez y adolescencia, cuando sufrieron los abusos sexuales, síntomas que coinciden con la sintomatología propia de un estrés
postraumático.
Miedo, problemas para dormir, pesadillas, confusión, sentimientos de culpa, vergüenza, ira junto con la incapacidad de manejar estas emociones. Los peores efectos se presentan cuando es el padre el abusador,
porque en ese caso la niña además pierde la confianza en el ser que debe protegerla y que representa su seguridad. Estas niñas se quedan indefensas frente al mundo masculino porque mezclan el sexo con el afecto, con el cuidado, el poder y el cariño. Y todo esto en secreto.
Durante la pubertad, la mayoría padecen muchas de estas secuelas: dolor de estómago, problemas de concentración, dolor de cabeza, trastornos en el sueño, fuertes molestias en el ciclo menstrual… junto con una pobre autoestima, odio a su propio cuerpo, depresión, fobias, ansiedad, comportamientos auto-agresivos y autodestructivos, llegando a mutilarse con cortaduras, quemaduras o golpes…
Y cuando se hacen adultas, estas mujeres generalmente presentan un cuadro de estrés postraumático crónico. El miedo y la desconfianza persisten y el hecho puede reaparecer en pesadillas y escenas intrusivas de
recuerdo.
Muchas de ellas tratan de protegerse de estos síntomas dolorosos apartándose de las relaciones sexuales. Padecen depresión crónica y a veces se ven impulsadas a buscar alivio en todo tipo de adicciones (pastillas, alcohol…), episodios de automutilación y tentativas de suicidio. También presentan sentimientos negativos acerca de sí mismas, del sexo y de los varones, sentimientos generalizados de ansiedad y desconfianza, dificultades para establecer relaciones sociales, y cuando lo hacen, presentan una tendencia a mantener relaciones insanas, con malos tratos y problemas sexuales. (Los varones que han sido víctimas tienden a ser abusadores y maltratadores, mientras que las mujeres tienden a ser maltratadas y nuevamente abusadas).
Las mujeres que han sido víctimas de abusos sexuales suelen tener además mala salud o problemas psicosomáticos derivados de su actitud negativa hacia el propio cuerpo.
Nivel de incidencia del abuso
Generalmente el daño causado por el abuso y su impacto a largo plazo está relacionado con varios factores:
• A mayor diferencia de edad entre víctima y agresor mayor es el daño.
• La naturaleza de la relación de parentesco entre la víctima y el agresor está directamente relacionada con la percepción de los daños por parte de la víctima; los abusos perpetrados por el padre o el padrastro son con mucho los que producen mayor impacto a largo plazo.
• Experiencias de abuso durante un tiempo prolongado agravan el daño.
• La reacción positiva y el apoyo de la madre de la víctima al conocer el abuso es uno de los factores más importantes para la recuperación y superación de los efectos producidos. Hay madres que reaccionan negándoloporque tienen tan asumidos los roles machistas “que la han educado para ser dependiente” que lo más importante para ellas es mantener la familia a cualquier precio y esto es lo que más daño puede producir enlas niñas.
• Recibir ayuda profesional y apoyo del entorno también ayudan a superar la experiencia vivida, evitando incluso consecuencias negativas para el futuro.
¿Qué hacer si una niña, niño o adolescente cuenta que está siendo abusada/o sexualmente?
Descubrir que han abusado de un menor puede resultar algo demasiado angustioso para cualquier persona. Sin embargo, nuestra primera reacción es muy importante para la víctima ya que muchas veces no lo cuentan porque piensan que la gente no les va a creer. Por eso debemos:
• Creerle, dar fiabilidad a sus palabras
• Hacerle saber que no tiene la culpa de lo que le ha ocurrido. El adulto es el responsable. Decirle que se alegra de que se lo haya contado.
• Transmitirle que otras niñas/os también han pasado por esa experiencia y que a partir de este momento ya no está sola/o. Animarle a hablar de ello.
• Y pedirle permiso para pedir ayuda profesional especializada.
Es especialmente doloroso para una madre saber que el abuso fue cometido por su marido y especialmente importante para paliar sus efectos, que su reacción sea positiva. En este caso, también la madre es otra víctima y también necesitará ayuda para asumir el hecho y tomar las medidas oportunas.
¿Cómo evitar el abuso a menores?
Solemos enseñar a los menores que siempre deben obedecer a las personas adultas, haciéndoles creer que estas siempre saben lo que está bien. A veces, les obligamos a besar a personas cuando no desean hacerlo.
Esta educación contribuye a que puedan producirse los abusos. Para evitarlos es importante:
• Hablar con las niñas y niños de la existencia de abusos sexuales y de cómo se producen.
• Enseñarles que tienen derecho a la privacidad de su cuerpo. Nadie debe tocarlo o mirarlo si no lo desea. Puede y debe negarse a ello.
• Si alguien les mira o toca en una forma que no les gusta, deben contarlo enseguida.
• Explicarles las formas en que los agresores tratan de intimidar para que guarden el abuso en secreto. Enseñarles que nunca deben guardar este tipo de secretos, aunque se lo pidan o les amenacen.
Pero la mejor forma de exponer estos resultados es a través de sus propias palabras, plasmadas en el testimonio que ellas mismas han elaborado, fruto del trabajo colectivo de uno de los talleres. Esta es su contribución a la creación de un lenguaje necesario para que otras mujeres puedan seguir hablando y escribiendo. Para que puedan pasar de ser víctimas a ser personas libres.
En Argentina existe el Programa de las “Las Víctimas contra las Violencias”, que funciona en el Ministerio de Justicia de la Nación, que trabaja en la prevención y la eliminación del abuso sexual infantil. En este sentido, lleva adelante junto a UNICEF la campaña “Hablar es empezar a prevenir”, que tiene el objetivo de romper el silencio y dialogar con NNA sobre el tema.. Sin embargo, actualmente no se encuentra con información certera sobre la existencia de un protocolo oficial para los casos de ASI y detalles de su implementación, qué sucede en el ámbito educativo y cómo los contenidos de la Educación Sexual Integral abordan esta problemática. Por todo lo expusto es que solicito a mi pares me acompañen con su firma.
Proyecto
Firmantes
Firmante Distrito Bloque
BIANCHI, IVANA MARIA SAN LUIS UNIDAD JUSTICIALISTA
VALLONE, ANDRES ALBERTO SAN LUIS UNIDAD JUSTICIALISTA
ALUME SBODIO, KARIM AUGUSTO SAN LUIS UNIDAD JUSTICIALISTA
Giro a comisiones en Diputados
Comisión
FAMILIA, MUJER, NIÑEZ Y ADOLESCENCIA (Primera Competencia)
Firmantes
Firmante Distrito Bloque
BIANCHI, IVANA MARIA SAN LUIS UNIDAD JUSTICIALISTA
VALLONE, ANDRES ALBERTO SAN LUIS UNIDAD JUSTICIALISTA
ALUME SBODIO, KARIM AUGUSTO SAN LUIS UNIDAD JUSTICIALISTA
Giro a comisiones en Diputados
Comisión
FAMILIA, MUJER, NIÑEZ Y ADOLESCENCIA (Primera Competencia)

Honorable Cámara de Diputados de la Nación Argentina | Congreso de la Nación Argentina | Av. Rivadavia 1864 - Ciudad Autónoma de Bs. As. (C.P.C1033AAV) | + 54 11 6075-0000

Nota: La información contenida en este sitio es de dominio público y puede ser utilizada libremente. Se solicita citar la fuente.