PROYECTO DE LEY


Expediente 1894-D-2019
Sumario: INSTITUCIONALIZACION DE CONFERENCIAS DE PRENSA. REGIMEN.
Fecha: 17/04/2019
Proyecto
El Senado y Cámara de Diputados...


INSTITUCIONALIZACION DE CONFERENCIAS DE PRENSA
ARTÍCULO 1°: Objeto
Institúyase la modalidad de conferencias de prensa periódicas y obligatorias, organizadas bajo las reglas establecidas en el artículo 5º, 6º y 7º para los máximos representantes de los tres Poderes de la Nación Argentina. A saber:
a- Presidente de la Nación Argentina, funcionarios del gobierno nacional con cargo de Ministros de Estado o sus voceros respectivos;
b- Presidente del Honorable Senado de la Nación Argentina y Presidente de la Honorable Cámara de Diputados de la Nación Argentina o sus voceros respectivos;
c- Presidente de la Corte Suprema de Justicia o su vocero;
ARTÍCULO 2°: Principios
Los periodistas que participan de las conferencias mencionadas en Artículo 1, deberán:
a- Cumplir y respetar la reglas de las conferencias de prensa y mantener los acuerdos establecidos con los invitados a las mismas, en particular aquellas relacionadas con el nivel de publicidad de la información recibida;
b- Cumplir y respetar las disposiciones de la presente ley
ARTÍCULO 3°: Participación de periodistas en las conferencias de prensa
a- Todos los periodistas acreditados en cada Poder del Estado, podrán participar de las conferencias, debiendo conformar un grupo organizador de conferencias de prensa, que convoque periódicamente a las conferencias mensuales establecidas;
b- Para poder ser acreditado, regirá un criterio pluralista, amplio y tolerante, exigiendo como único requisito que el periodista esté en el ejercicio efectivo de su profesión, con la misión de informar de manera continua sobre la vida política del país. Los corresponsales extranjeros que estén acreditados también estarán sujetos a la presente ley;
c- Los periodistas que no estén acreditados y manifiesten su deseo de presenciar una conferencia, podrán participar como invitados. La admisión como invitado es al sólo efecto de su participación como observador, y no dará derecho a realizar preguntas y obliga al invitado a respetar todos los principios que se establecen en la presente ley;
d- Se podrá admitir la asistencia como oyente de un vocero de los partidos políticos y de bloques representados en el Congreso Nacional.
ARTÍCULO 4°: Organización
El grupo organizador de conferencias de prensa que se conforme con los periodistas acreditados en cada Poder, decidirá en conjunto acerca del lugar, día y hora de la conferencia y las normas que regirán su organización interna. Para ello el grupo organizador de conferencias de prensa elaborará un reglamento interno que deberá respetar en un todo lo establecido en la presente ley y contendrá como mínimo las reglas de funcionamiento establecidas en los Artículos 5º, 6º y 7º de la presente ley.
En dicho reglamento se deberá establecer el orden en que se designará al moderador de cada conferencia, que deberá ser alternativo entre los miembros del grupo promotor, como asimismo las sanciones que se aplicarán a los periodistas que no cumplan las reglas establecidas.
ARTÍCULO 5°: Declaraciones realizadas durante las conferencias de prensa. Niveles de la información.
Las declaraciones efectuadas durante las conferencias de prensa se efectuarán "on the record" (nivel 1). Esto implica que la información provista podrá ser utilizada libremente y se podrá citar la fuente. Se establece la opción para el invitado de hacer uso del derecho de solicitar que sus declaraciones sean consideradas "off the record" (nivel 2). En tal caso, la información podrá ser utilizada sin indicar la fuente y/o el emisor de la misma. También podrá optar por la utilización del nivel 3, en cuyo caso, tanto la fuente como la información recibida deben ser suministradas bajo el compromiso de confidencialidad.
ARTÍCULO 6°: Reglas para el funcionamiento de la conferencia
a- La conferencia será dirigida por un moderador que presentará al o a los invitados y abrirá a la ronda de preguntas y respuestas. El moderador dirigirá la dinámica de la conferencia, asegurando que se respeten los tiempos pautados, así como el orden en las preguntas, otorgando la palabra a los periodistas, según el orden en que vayan presentando sus preguntas. También puede decidir agotar un tema, antes de pasar a otro, pero siempre respetando que sólo sea una pregunta por periodista;
b- Se utilizará el formato de Presentación del “esquema minimalista”, “Información – Pregunta – Respuesta”. En algunos casos, puede ocurrir que el invitado tenga alguna declaración que formular o noticia para comunicar, lo que se hará al inicio de la conferencia, antes abrir a las preguntas. En este caso, la declaración no podrá exceder de los 15 minutos;
c- Las preguntas deben ser breves y directas, evitando introducciones largas o comentarios personales del periodista;
d- El entrevistado puede concurrir con uno o varios asesores, si fuere necesario;
e- No se permiten las agresiones verbales ni físicas;
f- Agenda o temario de preguntas: se restringe a temas de políticas y actualidad. No se permite hacer alusión a cuestiones personales de los periodistas o del invitado;
g- Toda la conferencia podrá ser transmitida en vivo o grabada, debiendo enfocarse únicamente al invitado, quien es el protagonista de la conferencia;
h- La conferencia finaliza cuando el tiempo estipulado haya concurrido o los periodistas hayan agotado sus preguntas. El cierre está a cargo del moderador.
i- Las preguntas se realizan en el marco de la conferencia. Una vez finalizada la actividad no debe haber contacto o entrevistas individuales entre los periodistas participantes y el invitado, respetando el principio de igualdad de oportunidades y democratización de la información.
ARTÍCULO 7°: Frecuencia y duración
Las conferencias de prensa deberán ser convocadas por el Grupo organizador de conferencias de prensa mensualmente, en concordancia con la duración de cada periodo legislativo.
La duración de cada conferencia de prensa no podrá superar los 60 minutos, salvo acuerdo previo con el invitado.
ARTÍCULO 8°: Comuníquese al Poder Ejecutivo de la Nación.

FUNDAMENTOS

Proyecto
Señor presidente:


El presente proyecto tiene como finalidad crear un espacio de comunicación democrático y pluralista institucional entre los periodistas, los representantes de los poderes públicos y los ciudadanos para proveer a la ciudadanía de información amplia y fidedigna, a través de la herramienta elemental: la pregunta; ya que de esta forma se mejora la calidad informativa y se democratiza la información.
El objeto es promover mecanismos que contribuyan a mejorar las condiciones de libertad de prensa y el pleno ejercicio del oficio periodístico, como valores fundamentales de la democracia, velando por la total independencia periodística y el compromiso de transcribir con exactitud los dichos del entrevistado/invitado.
En la última década presenciamos la acusación del gobierno sobre los medios hegemónicos que falsean la realidad. Y por el otro lado, los medios que denunciaban el relato del poder equiparándola a una mentira.
Al institucionalizar las conferencias de prensa y recuperar el rol del vocero, se busca transparentar la fuente de información y relanzar la importancia de la pregunta, que otorga credibilidad a la comunicación. Se quiere de esta forma complementar el marketing del político, con producción de contenido.
Al ordenar el desarrollo de la Conferencia de Prensa se le brinda al invitado un ámbito confiable y de respeto dentro de un marco imparcial y equitativo que facilite el cumplimiento de su obligación legal de informar. Se evitan así los tumultos que suelen producirse cuando algún funcionario o político destacado, hace un anuncio en la puerta de un despacho o en plena vía pública.
La propuesta pretende mejorar las relaciones entre periodistas y políticos, muchas veces cargada de desconfianza, buscando que el entrevistado se exprese en un marco de respeto y profesionalismo.
Con la institucionalización de las conferencias, se logra invertir la lógica que domina la actividad periodística del criterio de oportunidad, para concientizar también a los funcionarios a responder sobre los temas que los ciudadanos deben conocer. Se trata de buscar el fortalecimiento de la plataforma de comunicación política en la Argentina.
Con ello se da respuesta la reclamo de varios periodistas, que a través de la campaña por el Foro de Periodismo Argentino (FOPEA) han solicitado por lo que consideran es su derecho a informar. Si bien la primera presentación de este proyecto se hizo cuando estaba vigente la campaña asociada al hashtag (o etiqueta) de Twitter, “Los periodistas #queremospreguntar” (campaña que cobró fuerza luego de la tragedia ferroviaria en la estación de Once que dejó 51 muertos y más de 700 heridos), consideramos que volver a presentarlo ahora en una época distinta con conferencias de prensa periódicas y en un contexto de libertad de expresión totalmente vigente, significa reconocer e institucionalizar la conferencia de prensa como un mecanismo ajeno a cualquier gobierno de turno.
La libertad de expresión y el ejercicio del periodismo en Argentina se vieron dificultados en forma creciente en los últimos años, debido entre otros, a los siguientes factores:
a- la ausencia de conferencias de prensa; los representantes del poder consideran que es suficiente comunicarse con la ciudadanía mediante discursos y actos públicos donde no hay derecho a preguntar;
b- la negativa de los principales dirigentes oficialistas (del poder ejecutivo) a otorgar entrevistas;
c- el rol desdibujado de los voceros de gobierno: en lugar de informar, dificultan el acceso a las fuentes de información o la brindan selectivamente a algunos medios de comunicación;
d- la ausencia de reglas claras en la distribución de publicidad oficial;
e- el trato discriminatorio por parte del gobierno nacional hacia algunos medios y periodistas;
f- el seguimiento, investigación y espionaje realizado sobre la vida y las actividades de algunos periodistas;
g- la falta de una plataforma horizontal de comunicación y de alternativas de acceso a fuentes de información.
Los factores mencionados dieron lugar a la pérdida de dos principios fundamentales para el desarrollo de la labor periodística que son: el derecho a preguntar y la comunicación de información “on the record”, perjudicando no solamente al periodismo, sino primordialmente a la sociedad en cuanto a su derecho a saber y a la información, pilares básicos para la formación de una opinión pública libre y verdaderamente democrática.
Al igual que en la Argentina, la situación preocupaba también a periodistas de España. Por eso, la Federación de Asociaciones de Periodistas de España llevó ante la Asamblea del Consejo de Europa la campaña “#sinpreguntasnocobertura”. Según se informó en la web de la Asociación de la Prensa de Madrid, se trató de “un paso más en su batalla contra la práctica frecuente de ofrecer ruedas de prensa en las que no se admiten preguntas, extendida entre políticos y otras figuras públicas y lesiva tanto con el derecho de los ciudadanos a estar informados como con el de los periodistas a informar”.
La campaña que se inició en mayo de 2011 a partir del Manifiesto contra las ruedas de prensa sin preguntas y otras anomalías informativas recibió el apoyo de la Federación Europa de Periodistas (FEP) y de 172 medios de comunicación y organizaciones profesionales.
La presente ley se inspira en la experiencia de adaptación en la Argentina del modelo alemán Bundespressekonferenz, e.v., una asociación de periodistas registrada, con sede en Berlín, cuyo objeto es desarrollar conferencias de prensa.
Su origen se remonta a la República Federal de Alemania, donde en 1949 un reducido grupo de periodistas coincidió en la necesidad de creación de un mecanismo para evitar que se repitiera la manipulación de información y comunicación por el gobierno, como ocurrió en la época del régimen nazi. El resultado fue la creación de la BPK, constituida el 19 de septiembre de 1949.
La primera conferencia de prensa organizada por la BPK se llevó a cabo el 18 de octubre de 1949 en el Plenario del Bundesrat (Cámara Alta del Parlamento Alemán), teniendo como invitado al Primer Ministro Konrad Adenauer. En el año 1953, la BPK obtuvo la personería jurídica de “Eingetragener Verein” o Asociación Registrada. Para ese momento ya se había establecido un ritmo periódico de tres conferencias de prensa por semana, debido a las invitaciones cursadas a los voceros de prensa del gobierno para formular los anuncios acerca de sus respectivas medidas de gobierno y posteriormente, responder a los periodistas.
Actualmente la asociación está integrada por más de 940 periodistas de nacionalidad alemana, que desempeñan su labor profesional principalmente como corresponsales en Bonn o Berlín e informan acerca de la política federal alemana, representando a 250 medios (diarios, semanarios, publicaciones mensuales, agencias de noticias, estaciones de radio y televisión y medios electrónicos). A las conferencias de prensa se suman unos 450 colegas, integrantes de la Asociación de Corresponsales Extranjeros (acreditados en Bonn y Berlín). Todos los periodistas tienen derecho a preguntar.
Hoy en día se llevan a cabo más de 370 conferencias de prensa al año. Esta modalidad incluso es elegida por personalidades relevantes de la política internacional o representantes de países extranjeros, para presentarse ante los medios durante su visita a Alemania
La mencionada adaptación en la Argentina fue llevada a cabo por la Fundación alemana Konrad Adenauer y un grupo de investigadoras (Dra. Dolores Lavalle Cobo, la Dra. Marta Brunilda Rovere y la autora del presente proyecto), siendo clave el acompañamiento de numerosos periodistas argentinos.
La primera etapa se realizó con el Círculo de Periodistas Parlamentarios (CPP), que denominó al ciclo de conferencias: Encuentros con políticos. Ello surgió luego de diferentes reuniones preparatorias con los funcionarios del área de Fortalecimiento Institucional de la Cámara de Senadores, legisladores y miembros del Círculo de Periodistas Parlamentarios, realizándose el primer Ejercicio de Conferencia de Prensa el 16 de agosto del 2005, en el ámbito del Senado de la Nación. El primer invitado fue el entonces presidente de la Cámara de Senadores y Vicepresidente de la Nación, Daniel Scioli.
El Círculo de Periodistas Parlamentarios, integrado por la mayoría de los periodistas acreditados en el Congreso, convocaba a los funcionarios a una conferencia de prensa, donde el invitado podía hacer sus anuncios y contestaba a las preguntas de los periodistas. La conducción y organización del evento estaba a cargo del propio CPP.
En dichos encuentros -que eran abiertos y se podían grabar y filmar, las preguntas eran realizadas solo por los integrantes del CPP, respetando una serie de reglas predeterminadas. Algunas de ellas eran: la total independencia periodística y el compromiso de transcribir con exactitud los dichos del entrevistado.
Esta experiencia positiva animó a ampliar el mecanismo e intentar su implementación en el nivel nacional, identificando y convocando a periodistas involucrados con la temática. Se apuntó a lograr un pluralismo de representación tanto de medios como de ideologías.
Se acordó el texto de una la Declaración de Principios, creando una Red de Periodistas, con el objeto de promover la realización de conferencias de prensa, organizadas bajo las reglas preestablecidas, cuyos integrantes se comprometieron a respetar los principios de ética periodística, y a cumplir y respetar las disposiciones de la declaración.
El 15 marzo del 2007 se presentó oficialmente la "Iniciativa de Fortalecimiento de la Plataforma de Comunicación Política en la Argentina según el Modelo Alemán Bundespressekonferenz – BPK".
Luego, por iniciativa del fallecido periodista Pepe Eliaschev, se le otorgó un nombre propio, pasando a llamarse “Preguntar al Poder”.
Los firmantes de la Declaración de Principios que dio origen a “Preguntar al Poder” fueron los periodistas: Julio Blanck, Daniel Santoro, Alfredo Gutiérrez Jorge Fernández Díaz, Adrián Ventura, Martín Di Natale, María Laura Santillán, Gustavo Sylvestre, Alfredo Leuco, Alex Milberg, Pepe Eliaschev, Jorge Lanata, Luciana Geuna, Silvio Santamarina, Damián Nabot, Maximiliano Montenegro y Reynaldo Sietecase.
En dicha Declaración, los firmantes compartían el objetivo por el respeto a principios de ética periodística, objetividad y pluralidad en el tratamiento de la información y la conducción de las conferencias.
A ello se sumaron dos actores fundamentales: FOPEA (Foro de Periodistas Argentinos, entidad que nuclea a periodistas de diversos medios) y ADEPA (Asociación de Entidades Periodísticas Argentinas), quienes distribuían los links con el audio completo de las conferencias de prensa, a todos sus miembros, ampliando la llegada de la información en forma libre y gratuita a aquellos profesionales que no pudieron estar presentes por cuestiones laborales, económicas o geográficas y maximizando los objetivos del proyecto.
Asimismo, se comenzó a difundir a través de la página web www.accesolibre.org, especializada en la temática de la libertad de expresión y el acceso a la información. Las conferencias se convirtieron en fuente primaria de información, y su primer invitado fue el Presidente de la Corte Suprema de Justicia, el Dr. Ricardo Lorenzetti. Le siguieron en conferencias mensuales con diferentes políticos y candidatos, incluso también con asistencia del ahora ex dirigente sindicalista Hugo Moyano.
Los políticos entrevistados aceptaron la modalidad de agenda abierta, sin condicionamientos previos para las preguntas y los voceros políticos (relegados en su función en la Argentina) se mostraron sumamente interesados en esta iniciativa. Los ecos favorables de esta experiencia despertaron el interés en periodistas de otras provincias y de países vecinos (Uruguay y Chile).
Pero a pesar de la buena experiencia y de la asistencia de funcionarios del entonces oficialismo, como la ex Ministra de Defensa, la Dra. Nilda Garré, no se logró el cometido final, de convocar al ex Presidente de la Nación Argentina. A ello se le sumó, que con el correr del tiempo, se incrementaron las dificultades para lograr que los funcionarios del oficialismo concurran. Y para evitar que se transforme esta iniciativa en una plataforma netamente de la oposición, tergiversando así el motivo que le dio origen, la iniciativa se fue diluyendo.
Para los comicios del 27 de octubre de 2013, el Foro de Periodismo Argentino (FOPEA) también lanzó la campaña “Compromiso por la calidad de la información en democracia” con el objetivo de conseguir el apoyo de todos los partidos y candidatos, para que los cuatro conceptos vinculados con la información en democracia sean adoptados como cuestiones prioritarias de la agenda en el nuevo periodo legislativo. En dicha campaña FOPEA pedía que los candidatos se comprometan a brindar conferencias de prensa, acceso a la información, legislación sobre el reparto de la pauta oficial y pluralismo en los medios públicos. Un pedido que incomoda a intendentes y gobernadores.
El primer punto vuelve sobre un asunto casi olvidado en el periodismo argentino, como es el desarrollo “frecuente” de Conferencias de Prensa, con agenda abierta y sin excluir arbitrariamente a periodistas o medios periodísticos. Para FOPEA, “las conferencias de prensa legitiman los gobiernos democráticos. Demuestran la voluntad de dar cuenta de la gestión de gobierno y responder preguntas sobre los temas de interés de los ciudadanos. Promueven el pluralismo, al permitir la participación de periodistas de todos los medios y ayudan a mantener el contacto con las preocupaciones de los ciudadanos”.
Queda claro, que en las conferencias de prensa no debe haber favoritismos por uno u otro periodista porque cualquier medio puede preguntar. El funcionario tiene la libertad de responder o no a las preguntas. En los países de larga tradición democrática, las conferencias de prensa de un presidente o de un ministro son elementos esenciales para la comunicación y, por más que haya situaciones naturales de tensión, esta herramienta no es dejada de lado ni tampoco resulta manipulada.
En este sentido la investigadora especializada en temas de comunicación pública y medios Adriana Amado agrega que: "Cuando el gobierno decide omitir la intermediación del actor que tiene la función social de la información, habla demagógicamente a la ciudadanía a través de la propaganda, pero elude la rendición de cuentas al impedir el acceso a la información, que no cabe en el formato de aviso" (La comunicación pública como espectáculo, Página 94).
Este proyecto quiere recuperar la figura del “vocero”, que ha sabido ser una herramienta fundamental en una comunicación gubernamental madura. La investigadora social Shila Wilker, que trabaja en el Instituto de Comunicación de Asuntos Públicos; desde 2009 viene organizando en Buenos Aires un curso de especialización en el armado de prensa institucional y expresó que la Comunicación Pública ocupa un lugar decisivo en los nuevos paradigmas de poder, remarcando que: “el Estado tiene la obligación constitucional de difundir e informar sobre los actos de Gobierno; por eso la comunicación pública o gubernamental es un tema que debe ser abordado desde una doble perspectiva: profesional y desde una política de Estado”. Esta investigadora de la comunicación institucional cree que el principal factor distorsivo en la comunicación del Estado y los asuntos públicos es la falta de jerarquización de la función y la ausencia total de formación profesional de la mayoría de los funcionarios.
Se ha decidido no incorporar sanciones ante el incumplimiento del funcionario a asistir a conferencias de prensa, confiando en que la incomparecencia reiterada será causal suficiente de descrédito. Así como recuperamos el voto, debemos reconstituir prácticas culturales que hacen al ser ciudadano y al ser político.
Para nuestro país, a 30 años ininterrumpidos de la democracia, nos debemos un sistema que fortalezca la comunicación política, en un espacio amigable y con reglas claras, en los que todos encuentran su beneficio, a saber.
a) Para el Periodismo:
i. Garantizar la libertad de prensa por la pluralidad de periodistas presentes;
ii. El acceso a la información se realiza en forma eficaz e igualitaria entre los colegas. Tienen las mismas posibilidades los periodistas de medios pequeños o grandes, del interior o capitalinos. Todos reciben la misma información;
iii. Los periodistas pueden cumplir eficientemente su función de informar;
iv. La presencia de una cantidad considerable de periodistas y la grabación y filmación de la conferencia, torna imposible la tergiversación de la información ofrecida por el entrevistado o que lo saquen de contexto.
b) Para los Políticos:
i. Les permite cumplir con su obligación de informar a la ciudadanía acerca de su gestión en un marco ordenado, pluralista, de respeto e imparcialidad;
ii. Se mantiene la neutralidad político-partidaria: ningún partido debe ser beneficiado o perjudicado por los medios, ya que todos tienen derecho a solicitar participar de conferencias de prensa;
iii. Constituye un sismógrafo de la gestión del gobierno o del político y se produce un flujo de información en sentido inverso. Según cuales sean las preguntas que se les formulan, los políticos perciben la opinión que la sociedad tiene acerca de su gestión o de una medida concreta (feedback);
iv. Disminuye el riesgo de difusión parcial o errónea de la información suministrada. El registro y filmación de la conferencia son la garantía de fidelidad de lo que se ha comunicado. Esto permite solicitar la grabación al invitado que se ha sentido agraviado y demostrar qué fue lo que expresó en realidad;
v. Constituye una plataforma adecuada para la comunicación, cuyo alcance se extiende a una gran cantidad de medios, en poco tiempo.
c) Para los Medios de comunicación:
i. Fortalece la posición de los medios de comunicación. A su vez, el derecho irrestricto a preguntar que tienen los corresponsales políticos, es un instrumento fundamental para obtener los contenidos esenciales de la noticia;
ii. Garantiza la libertad de prensa debido a la pluralidad de medios presentes.
d) Para la Sociedad Civil
i. Favorece la transparencia de la información difundida a través de los medios de comunicación;
ii. Mejora la formación de la opinión pública, como consecuencia de un manejo adecuado y más objetivo de la información, sin manipulaciones;
iii. Permite procesos de participación y de toma de decisiones más serios, democráticos y pluralistas;
iv. Mejora la calidad de la democracia y fortalece las instituciones públicas.
Por ello, ante el convencimiento que este modelo constituye una oportunidad para mejorar la comunicación entre periodistas y funcionarios de los tres Poderes, logrando que la información circule libremente para ayudar al ciudadano a entender la realidad que vivimos, solicito a mis pares que me acompañen en este proyecto.
Proyecto
Firmantes
Firmante Distrito Bloque
SCHMIDT LIERMANN, CORNELIA CIUDAD de BUENOS AIRES PRO
Giro a comisiones en Diputados
Comisión
ASUNTOS CONSTITUCIONALES (Primera Competencia)
COMUNICACIONES E INFORMATICA

Honorable Cámara de Diputados de la Nación Argentina | Congreso de la Nación Argentina | Av. Rivadavia 1864 - Ciudad Autónoma de Bs. As. (C.P.C1033AAV) | + 54 11 6075-7100

Nota: La información contenida en este sitio es de dominio público y puede ser utilizada libremente. Se solicita citar la fuente.