PROYECTO DE LEY


Expediente 1682-D-2017
Sumario: ENFERMEDAD DE LA HEPATITIS B Y C. IMPLEMENTACION DE UNA CAMPAÑA PUBLICITARIA PARA SU PREVENCION Y DETECCION TEMPRANA.
Fecha: 17/04/2017
Proyecto
El Senado y Cámara de Diputados...


CREACION DE LA CAMPAÑA PUBLICITARIA SOBRE LA HEPATITIS B Y C, CON FINES DE CONCIENTIZACION, PREVENCION Y DIAGNOSTICO TEMPRANO
Artículo 1º: Crease una campaña publicitaria en todo el territorio de la República Argentina con el objetivo de informar, prevenir y detectar de forma temprana la Hepatitis B y C.
Artículo 2º: Autorizase al Poder Ejecutivo a efectuar en el Presupuesto General y Cálculo de Recursos para el ejercicio vigente, las adecuaciones que fueren menester para atender al cumplimiento de la presente ley.
Artículo 3°: El Poder Ejecutivo Nacional al momento de reglamentar la presente ley será el encargado de designar la autoridad de aplicación que llevara a cabo las acciones necesarias para la ejecución de la misma
Artículo 4°: La presente ley será reglamentada dentro de los 90 días, contados desde su publicación en el Boletín Oficial.
Artículo 5 °: Comuníquese al Poder Ejecutivo Nacional.

FUNDAMENTOS

Proyecto
Señor presidente:


Comenzare haciendo una descripción breve acerca de la enfermedad denominada “Hepatitis” y sus distintas clases.
La hepatitis es una inflamación del hígado. La afección puede remitir espontáneamente o evolucionar hacia una fibrosis (cicatrización), una cirrosis o un cáncer de hígado. Los virus de la hepatitis son la causa más frecuente de las hepatitis, que también pueden deberse a otras infecciones, sustancias tóxicas (por ejemplo, el alcohol o determinadas drogas) o enfermedades autoinmunitarias.
Los científicos han identificado cinco virus de la hepatitis designados por las letras, A, B, C, D y E. Todos causan enfermedades hepáticas, pero se distinguen por varios rasgos importantes.
La hepatitis A y la E son causadas generalmente por la ingestión de agua o alimentos contaminados. Las hepatitis B, C y D se producen de ordinario por el contacto con humores corporales infectados. Son formas comunes de transmisión de estos últimos la transfusión de sangre o productos sanguíneos contaminados, los procedimientos médicos invasores en que se usa equipo contaminado y, en el caso de la hepatitis B, la transmisión de la madre a la criatura en el parto o de un miembro de la familia al niño, y también el contacto sexual.
La infección aguda puede acompañarse de pocos síntomas o de ninguno; también puede producir manifestaciones como la ictericia (coloración amarillenta de la piel y los ojos), orina oscura, fatiga intensa, náuseas, vómitos y dolor abdominal. Y se la puede diagnosticar mediante análisis de sangre.
Tanto la hepatitis A como la hepatitis B tienen vacuna. Y en nuestro país todas las personas pueden vacunarse ya que se encuentran incluidas en el Calendario Nacional de Vacunación.
En cuanto hepatitis C no existe vacuna pero se puede prevenir, como por ejemplo; al no compartir agujas, jeringas o elementos corto punzantes con otras personas, exigiendo el uso de materiales descartables o esterilizados al hacerte tatuajes, piercings o implantes, y si usas preservativo desde el comienzo de todas tus relaciones sexuales.
Como mencione anteriormente esta enfermedad puede tener pocos o ningún síntoma, y es esto es precisamente lo gravoso para la salud de las personas, ya que muchas lo padecen y lo desconocen.
En estos últimos años, distintos estudios e informes en toda América demuestran una elevada cifra de pacientes con hepatitis B y C, que desconocen su diagnóstico.
Entre ellos cabe citar, el estudio realizado por la Organización Panamericana de la Salud (OPS),organismo especializado de salud del sistema interamericano, encabezado por la Organización de los Estados Americanos (OEA), y afiliada a la Organización Mundial de la Salud (OMS).
El documento revela que la respuesta de salud pública en la Región de las Américas 2016, estima que unos 2,8 millones de personas presentan la infección crónica por el virus de la hepatitis B y unas 7,2 millones, por la hepatitis C. De estos últimos, 3 de cada 4 no saben que tienen la infección, la que puede derivar en cirrosis, cáncer hepático e incluso la muerte si no es tratada a tiempo.
El jefe de la unidad de VIH, Hepatitis, Tuberculosis e Infecciones de Transmisión Sexual de la OPS/OMS Massimo Ghidinelli , señalo que “Con este informe empezamos a visibilizar la situación de la enfermedad en la región y aportamos una herramienta para que los países puedan tomar decisiones informadas que guíen sus políticas en este tema, sobre todo hoy que existen intervenciones para la prevención de la hepatitis B y la cura de la hepatitis C”, indicó.
Se calcula que las hepatitis B y C causan alrededor de 125.000 muertes cada año, más fallecimientos que la tuberculosis y la infección por el VIH en su
conjunto. El informe muestra que de las 7,2 millones de personas que viven con hepatitis C crónica en la región, solo 300.000 reciben tratamiento, es decir, el 4%. Además, se estima que cada año cerca de 65.000 personas se infectan con la hepatitis C. A pesar de que los nuevos tratamientos disponibles tienen el potencial de curar a cerca del 90% de las personas infectadas con hepatitis C, y de reducir el riesgo de muerte por cáncer de hígado o cirrosis, por su alto costo aún no son accesibles a todos, y solo 19 países los financian, señala el reporte.
Argentina junto con Brasil son los países más avanzados en cuanto al tema de prevención, detección y tratamiento hepatitis, pero la situación dista de ser ideal aun .
Las cifras que se estiman en nuestro país en cuanto a hepatitis C es del 1% de la población, si bien no es una cifra alarmante, desde el cuerpo médico advierten que no se ve esa cantidad de pacientes en los consultorios u hospitales tal como lo sostenía el Dr. Ezequiel Ridruejo, presidente de la Asociación Argentina para el Estudio de las Enfermedades del Hígado (AAEEH). “Nosotros insistimos mucho con la detección temprana. Es muy difícil saber la cantidad de infectados reales”, coincide María Eugenia de Feo Moyano, presidenta de HCV sin fronteras. Lo que hay son estimaciones. Pisos y techos epidemiológicos.
En base a datos del año 2015, el informe de la OPS calcula que son 332 mil los infectados y que solo 116 mil están diagnosticados, dando un porcentaje de diagnosticados del 35 de la población.
De toda la información que nos proporciona el mencionado estudio realizado por la OPS y con el conocimiento personal de varios casos, donde las personas que padecen esta enfermedad por años no lo saben y finalmente la descubren cuando ya los daños en su cuerpo son complejos. Es que propongo a través del presente proyecto, de creación de una campaña publicitaria de hepatitis B y C, una herramienta para impulsar a la población a la realización de un diagnóstico temprano. Ya que como se mencionó con un simple análisis
de rutina alcanza para detectarlo, siendo los destinatarios de la misma, no solo la población en general sino también los profesionales de la salud, para que ellos soliciten el examen pertinente.
Y de esta forma también contribuir y apoyar la estrategia mundial impuesta por OMS, (en el marco de la 69.a Asamblea Mundial de la Salud), para “la erradicación de la hepatitis viral para el año 2030”.
Por todo lo expuesto, es que solicito a mis pares que me acompañen en la aprobación del presente proyecto de ley.
Proyecto
Firmantes
Firmante Distrito Bloque
BIANCHI, IVANA MARIA SAN LUIS COMPROMISO FEDERAL
Giro a comisiones en Diputados
Comisión
COMUNICACIONES E INFORMATICA (Primera Competencia)
ACCION SOCIAL Y SALUD PUBLICA
PRESUPUESTO Y HACIENDA
Firmantes
Firmante Distrito Bloque
BIANCHI, IVANA MARIA SAN LUIS COMPROMISO FEDERAL
Giro a comisiones en Diputados
Comisión
COMUNICACIONES E INFORMATICA (Primera Competencia)
ACCION SOCIAL Y SALUD PUBLICA
PRESUPUESTO Y HACIENDA
Trámite
Cámara Movimiento Fecha Resultado
Diputados REPRODUCIDO POR EXPEDIENTE 0054-D-19

Honorable Cámara de Diputados de la Nación Argentina | Congreso de la Nación Argentina | Av. Rivadavia 1864 - Ciudad Autónoma de Bs. As. (C.P.C1033AAV) | + 54 11 6075-7100

Nota: La información contenida en este sitio es de dominio público y puede ser utilizada libremente. Se solicita citar la fuente.