PROYECTO DE LEY


Expediente 0842-D-2018
Sumario: INSTALACION DE CARTELERIA DE FARMACIAS DE TURNO EN ESTABLECIMIENTOS DE SALUD DE TODO EL PAIS.
Fecha: 14/03/2018
Proyecto
El Senado y Cámara de Diputados...


INSTALACION DE CARTELERIA DE FARMACIAS DE TURNOS EN ESTABLECIMIENTOS DE SALUD DE TODO EL PAIS
Articulo 1º: Establecese la obligatoriedad de instalar en todos los establecimiento de salud del país, de carácter públicos y privados, cartelería con información de las farmacias de turno disponibles con su respectiva dirección y teléfono.
Articulo 2°: La cartelería deberá instalarse en lugares claramente visibles, de fácil acceso.
Articulo 3°: El Ministerio de Salud de la Nación será la autoridad de aplicación de la presente ley.
Articulo 4°: La presente ley será reglamentada por el Poder Ejecutivo en el término de 90 (noventa) días desde su publicación.
Articulo 5° Se invita a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y a las Provincias a adherirse a la presente ley.
Articulo 6° Comuníquese al Poder Ejecutivo Nacional.

FUNDAMENTOS

Proyecto
Señor presidente:


La salud constituye una de las ciencias y disciplinas más importantes para la sociedad. Se trata de un órgano que debe ser tratado, regulado y gestionado por profesionales que velen por una administración y un trato eficaz con tal de garantizar una salud digna y ejemplar.
Uno de los estamentos y organismos básicos y necesarios para con nuestra salud es la farmacia.
Estos organismos tienen como función prestar servicio a los ciudadanos que requieren productos farmacéuticos para auxiliar y tratar distintas dolencias de la salud. La función de este sector es totalmente indispensable para el funcionamiento del sistema sanitario y por ello debemos alabar la labor que desempeñan.
Las farmacias son organismos que desempeñan un imprescindible papel indispensable en el sistema sanitario. Se erigen como áreas de servicio que tienen como finalidad proporcionar soluciones a las distintas patologías y dolencias de nuestro organismo, ya sean de índole física o psíquica.
Las farmacias constituyen estamentos fundamentales para lograr que los servicios sanitarios ofrezcan solución efectiva contrastada y fiable.
Si bien los médicos son quienes diagnostican las enfermedades y deciden sobre la prescripción, en muchas ocasiones el profesional de la farmacia es la primera toma de contacto de un paciente con un profesional de la salud. Una buena práctica farmacéutica puede beneficiar considerablemente a los pacientes, no solo a través de la atención farmacéutica o colaborando en el seguimiento de los tratamientos, sino también en aspectos de salud pública y prevención. Además, el farmacéutico ha de tomar, con más frecuencia
de la que creemos, decisiones difíciles desde los puntos de vista clínico, ético y legal.
No hace tanto, especialistas y pacientes buscaban los consejos de los farmacéuticos porque apreciaban sus conocimientos y experiencia. Sin embargo, la situación cambió en las últimas décadas, al punto de que en
muchas ocasiones se los considera, equivocadamente, como meros expendedores de medicamentos.
Se requiere jerarquizar a estos profesionales y ofrecerles herramientas para que puedan brindar un servicio más completo y activo, de modo que, por ejemplo, al momento de la dispensación puedan asegurarse que la persona conoce el objetivo del tratamiento, la forma correcta de administración y si es el adecuado para ese individuo, teniendo en cuenta posibles interacciones, presencia de otras patologías, embarazo, entre otras características; así como estar atentos a síntomas para aconsejar la evaluación médica u odontológica.
También resulta un desafío que la población comprenda la peligrosidad de auto medicarse, y que, si bien hay productos y medicaciones que pueden adquirirse sin prescripción, no por ello carecen de riesgos.
La Federación Internacional Farmacéutica (FIP) y la Organización Mundial de la Salud (OMS) en sus directrices conjuntas sobre buenas prácticas en farmacia (La Haya, 2011) identificaron seis componentes de la misión de la profesión farmacéutica: estar siempre disponibles para los pacientes; identificar, gestionar o detectar problemas de salud; promover la salud; asegurar la eficacia de los medicamentos; prevenir el daño causado por éstos, y realizar un uso responsable de los recursos limitados de la atención sanitaria.
En una época marcada a nivel global por el contagio de infecciones prevenibles, el abuso de drogas lícitas e ilícitas, hábitos poco saludables de alimentación u otros como el sedentarismo, junto a la longevidad y el aumento de viajes internacionales que multiplican las posibilidades de diseminación de
enfermedades, se vuelve indispensable que todos los actores del sistema de salud actuemos de manera conjunta para dar una respuesta efectiva a estas problemáticas.
Así se estableció en la Declaración de Tokio de 1993 de la FIP y la OMS sobre Normas de Calidad de los Servicios Farmacéuticos y Buenas Prácticas de Farmacia: "El aumento de la expectativa de vida, de la prevalencia de patologías crónicas y de la gama de medicamentos disponibles, convierte a la farmacoterapia en la forma de intervención médica más frecuentemente utilizada.
Una farmacoterapia apropiada permite obtener una atención sanitaria segura y económica, en tanto que el uso inadecuado de los fármacos tiene importantes consecuencias tanto para los pacientes como para la sociedad en general. Es necesario asegurar un uso racional y económico de los medicamentos en todos los países. Los farmacéuticos tienen una responsabilidad fundamental en lo que se refiere a la atención de las necesidades de los individuos y de la sociedad en este aspecto".
Sin duda, para poder implementar este enfoque habrá que enfrentar distintos retos, además de trabajar sobre los marcos regulatorios y los protocolos, también se requiere ampliar los canales y formas de interacción entre farmacéuticos, médicos, enfermeros y otros profesionales.
En este sentido, coincido con lo expresado en la declaración de la OMS (Tokio, 1993) sobre el papel del farmacéutico en los servicios de salud: "La importancia del método de trabajo en equipo es vital si se quiere obtener un rendimiento óptimo de recursos limitados, tanto humanos como financieros, para atender las necesidades asistenciales en cualquier país".
Asimismo, en este campo tiene un rol protagónico la divulgación científica: los farmacéuticos necesitan aprender nuevas técnicas y estrategias para fortalecer sus habilidades de comunicación oral y escrita, así como disponer de manuales y materiales de consulta de fácil lectura y con contenidos revisados por especialistas. Al mismo tiempo, las farmacias pueden constituirse en excelentes espacios de difusión y distribución de materiales educativos e informativos.
En el documento de posición sobre el tema de OPS/OMS (Washington, 2013) se propone a las farmacias "desarrollar y apoyar programas y actividades de prevención, así como de promoción y protección de la salud al usuario y a la comunidad, que tengan en cuenta, por ejemplo, la inmunización, el uso
racional de medicamentos, la creación de conciencia sobre enfermedades y su prevención".
Para contribuir a alcanzar estos objetivos, desde la Fundación Centro de Estudios Infectológicos (FUNCEI) con sede en Argentina y Fighting Infectious Diseases in Emerging Countries (FIDEC) con sede en Estados
Unidos, hace varios años estamos elaborando manuales para farmacéuticos e idóneos, y brindamos cursos presenciales y a distancia.
Existen numerosos reclamos que reciben los farmacéuticos por parte de vecinos que aseguran “no encontrar cartelería en relación a las farmacias que están de turno. Existen quejas que surgen por la confusión de muchos ciudadanos que deben concurrir de madrugada a comprar medicamentos o cualquier otro producto que se venden en los negocios de este rubro y no encuentran ningún lugar donde este publicado
El Ministerio de Salud de la Nación recordó a través de la Circular 03/2011 el deber de la farmacia y el farmacéutico de asegurar la instalación de cartelera visible desde el exterior e iluminadas durante la noche informando a la población la ubicación de las dos farmacias de turno más cercanas.
A través de la presente ley es nuestra intención lograr a través de la obligatoriedad de instalación no solo de las farmacias sino de los establecimientos médicos que actúan interconectados en cada zona con las farmacias, la facilidad de acceder a la compra de medicamentos.
Por todo lo expuesto es que vengo a solicitar de mis pares la aprobación del presente proyecto de ley.
Proyecto
Firmantes
Firmante Distrito Bloque
BIANCHI, IVANA MARIA SAN LUIS UNIDAD JUSTICIALISTA
Giro a comisiones en Diputados
Comisión
ACCION SOCIAL Y SALUD PUBLICA (Primera Competencia)
Firmantes
Firmante Distrito Bloque
BIANCHI, IVANA MARIA SAN LUIS UNIDAD JUSTICIALISTA
Giro a comisiones en Diputados
Comisión
ACCION SOCIAL Y SALUD PUBLICA (Primera Competencia)

Honorable Cámara de Diputados de la Nación Argentina | Congreso de la Nación Argentina | Av. Rivadavia 1864 - Ciudad Autónoma de Bs. As. (C.P.C1033AAV) | + 54 11 6075-0000

Nota: La información contenida en este sitio es de dominio público y puede ser utilizada libremente. Se solicita citar la fuente.