PROYECTO DE LEY


Expediente 0255-D-2018
Sumario: SISTEMA NACIONAL DE AHORRO INFANTIL PARA ESTUDIANTES DE NIVELES DE EDUCACION PRIMARIA Y SECUNDARIA.
Fecha: 06/03/2018
Proyecto
El Senado y Cámara de Diputados...


SISTEMA NACIONAL DE AHORRO INFANTIL
Artículo 1. A los fines de la presente Ley se entiende por ahorro infantil las acreencias captadas por niños a partir de su ingreso a la escuela primaria y hasta finalizar el nivel secundario o cumplir los 18 años de edad, que tienen como fin generar un cúmulo de recursos para facilitar en el futuro el desarrollo de sus estudios terciarios y/o universitarios o la generación de un emprendimiento.
Artículo 2. El Banco de la Nación Argentina junto al Ministerio de Educación de la Nación serán los encargados de poner en marcha el Sistema Nacional de Ahorro Infantil a partir de la entrada en vigencia de la presente Ley.
Artículo 3. Las escuelas de nivel primario de todo el país contarán cada inicio de año lectivo con formularios en los que se definirán los derechos y obligaciones de las partes para la apertura de cuentas de ahorro infantil en el Banco de la Nación Argentina. Los niños que, con acuerdo y autorización de sus tutores, deseen abrir una cuenta de ahorro infantil completarán los formularios con los datos solicitados, para que éstos sean elevados al Banco de la Nación Argentina.
Artículo 4. El Banco de la Nación Argentina abrirá y mantendrá sin cargos administrativos ni de ninguna otra naturaleza a las personas menores de 18 años una cuenta de ahorro infantil, debiendo brindar los servicios necesarios para facilitar las operaciones bancarias.
Artículo 5. Con el objeto de garantizar el acceso a todos los niños, el Banco implementará un sistema digital celebrando convenios con agencias de pagos rápidos donde cada niño podrá canjear dinero en efectivo por crédito en sus cuentas de ahorro a través de ventanillas distribuidas en todo el territorio nacional.
Artículo 6. Los montos que se depositen se considerarán crédito en valores UVA (Unidad de Valor Adquisito) y serán actualizadas por el CER (Coeficiente de Estabilización de Referencia).
Artículo 7. El Banco de la Nación Argentina desarrollará una aplicación para ser descargada por Internet de manera gratuita, con el objeto de que cada niño o joven pueda llevar el seguimiento y control de sus recursos a través de celulares, pc u otro tipo de herramienta electrónica.
Artículo 8. Los fondos de la cuenta de ahorro infantil no podrán ser extraídos por el titular ni ninguno de sus tutores hasta cumplidos los 18 años o su egreso del nivel escolar secundario, lo que ocurriera primero, ni podrán realizarse operaciones bancarias con dichos fondos durante el período mencionado. Se permitirá el retiro de un porcentaje de los fondos únicamente en casos de extrema necesidad cuyas condiciones quedarán debidamente especificadas en el formulario que da origen a la apertura de la cuenta.
Artículo 9. Los montos depositados estarán exentos de todo Impuesto Nacional o Provincial.
Artículo 10. El Ministerio de Educación de la Nación en acuerdo con el Banco de la Nación Argentina llevarán adelante un Programa de Educación Financiera, elaborando material que será facilitado a todas las escuelas públicas del país con el objeto de dar a conocer los alcances de la presente ley, fomentar la apertura de cuentas de ahorro infantil e introducir la conducta del ahorro en edad temprana.
Artículo 11. De forma.

FUNDAMENTOS

Proyecto
Señor presidente:


Sr. Presidente
Generaciones enteras en nuestro país crecieron utilizando las libretas de ahorro, el sistema creado por la Caja Nacional de Ahorro Postal con la finalidad de fomentar el hábito del ahorro en los más chicos.
Durante décadas, las libretas de ahorro fueron utilizadas por miles de niños argentinos para sumar recursos que en el futuro les permitieran afrontar los costos de la vida adulta.
Si se quiere, la particularidad más importante y lo que explica la utilización masiva de ellas fue su accesibilidad. La simpleza del sistema que consistía en la utilización de libretas físicas de simple comprensión y el canje de pequeñas sumas de dinero por estampillas con valor de depósito en el Correo Argentino, entidad destacada por su distribución territorial y penetración en el interior profundo de nuestro país.
La extinción de este sistema nacional dejó durante muchos años un vacío en la posibilidad de fomentar masivamente en los más pequeños la cultura del ahorro, quedando enteramente a merced de las familias y las posibilidades de inculcar dichos valores en sus propios hogares.
La cultura del consumismo y la inmediatez socavaron en las últimas décadas la idea de pensar en las necesidades del futuro y tomar decisiones desde la niñez pensando en el largo plazo.
No obstante, la finalización del nivel secundario ha supuesto siempre en el ámbito familiar una serie de desafíos desde lo organizativo y fundamentalmente desde lo económico. Afrontar el costo que implica tener hijos en estudios terciarios o universitarios, aún en el sistema público, supone un enorme esfuerzo para las familias, máxime en las provincias del interior donde muchas veces los chicos deben trasladarse a otras ciudades para iniciar una carrera.
La posibilidad de pensar en esos desafíos futuros desde temprana edad no sólo contribuye en la organización familiar, sino que fundamentalmente supone inculcar en los más chicos la visión de mediano y largo plazo, la cultura del esfuerzo y la construcción paulatina de un proyecto de vida. Sobrados son, en este sentido, los valores positivos que esta mirada aporta al desarrollo de los niños y jóvenes.
Las posibilidades del ahorro infantil no deben agotarse en el seno familiar, sino configurarse como una política pública donde intervengan el sistema educativo y el Estado Nacional a través de los organismos competentes.
En este sentido, el presente proyecto involucra al Banco de la Nación Argentina como entidad madre del sistema financiero nacional y el Ministerio de Educación, en tanto cartera del Estado encargada de implementar políticas públicas de educación en todo el territorio nacional.
El proyecto pretende retomar y fortalecer la cultura del ahorro en los más chicos, sin desconocer que en el último año las entidades bancarias han dispuesto la apertura de cajas de ahorro infantil. Se plantea trascender ese mecanismo que se limita al sistema bancario y expandir su alcance a todos los chicos, especialmente a aquellos ubicados en el interior profundo del país, generando un sistema de fácil acceso y de alcance nacional.
Involucra a la escuela pública en tanto formadora de valores, las cuales serán encargadas de facilitar la llegada de los formularios que dan inicio a la apertura de una cuenta de ahorro infantil y de transmitir la importancia de la educación financiera a partir del material facilitado por el Ministerio de Educación.
De algún modo, el presente proyecto pretende recuperar el espíritu del viejo sistema de ahorro postal, adaptándolo a los nuevos tiempos y ponderando la utilización de las tecnologías de la información y la comunicación.
El proyecto parte de entender que para lograr el impacto esperado se debe garantizar el acceso a aquellos niños que, por su ubicación geográfica, difícilmente se acerquen a las sedes de los bancos para abrir una cuenta de ahorro infantil tal como hoy están planteadas. Por eso propone que el Banco de la Nación Argentina establezca un sistema a través de ventanillas de pagos rápidos u otros que considere, de modo que niños ubicados en cualquier rincón del país puedan acercarse a canjear en ellas pequeñas sumas de dinero por crédito en sus cuentas de ahorro.
A la vez, establece que el Banco deberá desarrollar una aplicación –app- para que los niños puedan seguir a través de sus celulares, tablets, notebook o vía web el estado de sus cuentas.
A diferencia de otros sistemas de cuentas de ahorro infantil, pretende que los fondos de cada niño no estén a disposición hasta cumplidos los 18 años o hasta finalizar el nivel secundario, de modo que se convierta realmente en una herramienta de ahorro en el largo plazo. Al mismo tiempo, como mecanismo para que los fondos acumulados no sufran pérdida de valor adquisitivo por efecto de la inflación, se contempla que los mismos se tomen a valor UVA y sean actualizables por el coeficiente de estabilización de referencia (CER), valor que actualmente es tomado por miles de familias para créditos hipotecarios o de otro tipo a muy largo plazo.
La propuesta contribuye además con los intereses del Banco Nación, para quien supone depósitos inamovibles a largo plazo, lo que les permitiría utilizar estos fondos para generar alternativas de créditos.
Por último, considera que ampliar los conocimientos sobre temas financieros, adquirir elementos analíticos para tomar mejores decisiones, formar a los chicos desde temprana edad en la importancia del cuidado de recursos que son limitados, el ahorro, la inversión, forma parte de una tarea conjunta entre familias, escuela, Estado y organizaciones financieras.
En múltiples países y diversos organismos internacionales, entre ellos la OCDE - Organización para el Desarrollo y el Comercio Económicos, han promovido acciones tendientes al impulso de la educación financiera, mientras que se señala en la literatura especializada que ésta debe iniciarse a una temprana edad y preferentemente en la escuela.
Por eso, el presente proyecto incluye la posibilidad de que el Banco de la Nación Argentina junto al Ministerio de Educación instrumenten un programa de Educación Financiera para niños, capacitando docentes y elaborando materiales para que pueda ser trabajado en el aula.
Por todo lo expuesto, espero el acompañamiento de mis pares para la aprobación del presente proyecto.
Proyecto
Firmantes
Firmante Distrito Bloque
MONFORT, MARCELO ALEJANDRO ENTRE RIOS UCR
Giro a comisiones en Diputados
Comisión
EDUCACION (Primera Competencia)
FINANZAS
Firmantes
Firmante Distrito Bloque
MONFORT, MARCELO ALEJANDRO ENTRE RIOS UCR
Giro a comisiones en Diputados
Comisión
EDUCACION (Primera Competencia)
FINANZAS

Honorable Cámara de Diputados de la Nación Argentina | Congreso de la Nación Argentina | Av. Rivadavia 1864 - Ciudad Autónoma de Bs. As. (C.P.C1033AAV) | + 54 11 6075-0000

Nota: La información contenida en este sitio es de dominio público y puede ser utilizada libremente. Se solicita citar la fuente.