PROYECTO DE DECLARACION


Expediente 6688-D-2018
Sumario: EXPRESAR PREOCUPACION POR LA DESAPARICION Y ASESINATO DEL PERIODISTA JAMAL KHASHOGGI, OCURRIDO EL 2 DE OCTUBRE DE 2018 EN ESTAMBUL, TURQUIA.
Fecha: 25/10/2018
Proyecto
La Cámara de Diputados de la Nación
DECLARA:


Expresar su más profunda preocupación y repudio por la desaparición y asesinato del periodista Jamal Khashoggi, luego de ingresar en las dependencias del Consulado de Arabia Saudita en Estambul, Turquía, el pasado 2 de octubre. Dicho evento reviste la máxima gravedad ya que pone de manifiesto una sistemática violación a los derechos humanos y en especial, a la libertad de expresión. Demuestra los obstáculos que deben afrontar los periodistas en su ejercicio y constituye una flagrante censura extrema.

FUNDAMENTOS

Proyecto
Señor presidente:


La desaparición y asesinato del periodista árabe Jamal Khashoggi, pone de manifiesto el riesgo que supone el oficio periodístico y los obstáculos que enfrenta el libre ejercicio de la libertad de expresión. Este hecho no solo vulnera el derecho a expresar y difundir ideas, opiniones e información sino que también genera un efecto amedrentador y de silenciamiento en sus pares y viola los derechos de las personas y las sociedades a buscar y recibir información de cualquier tipo.
El pasado 2 de octubre, Jamal ingresó en las dependencias del Consulado de Arabia Saudita en Estambul, para obtener el documento que acreditara su divorcio y le permitiera volver a casarse con su prometida turca. Estuvo desaparecido, hasta que Arabia Saudita admitió oficialmente que había muerto en dicha sede diplomática, en el marco de una pelea a puñetazos. Acto seguido, el canciller saudí Adel al-Yabair, manifestó que la muerte del periodista fue un error y que los responsables deberán responder por ello.
Como posibles responsables del hecho, se ha identificado un grupo de guardias reales, agentes de inteligencia y colaboradores del príncipe saudí, que ingresaron a Turquía en la madrugada del 2 de octubre. Además, se sostiene que el hecho se produjo en la oficina del Cónsul, frente a sus ojos.
Por su parte, la prensa turca difundió audios que confirmarían que el periodista, fue torturado y asesinado. Según las filtraciones, Jamal Khashoggi habría sido reducido y drogado, para luego ser sometido a una feroz sesión de tortura que terminó con su desmembramiento. Incluso aseguran que hallaron restos del cuerpo del periodista en la dependencia del Cónsul. Organismos internacionales, en sintonía con varios países occidentales, reclaman el esclarecimiento de los hechos. Existe una condena internacional generalizada por parte de occidente pese a la postura ambivalente de Estados Unidos.
Grupos defensores de derechos humanos (Human Rights Watch, Amnistía Internacional) y periodistas (Comité para la Protección de Periodistas y Reporteros sin Fronteras) salieron a mostrar su preocupación y exigir explicaciones. A su vez, los mismos, han instado a Turquía a solicitar formalmente a la Organización de Naciones Unidas (ONU), el inicio de una investigación independiente. Es importante agregar, que el gobierno turco cuestiona la credibilidad del relato árabe sobre la muerte del periodista.
Un grupo de expertos de la ONU destacaron su inquietud ante la posibilidad de que el atentado contra el periodista, pudiera estar ligado a sus opiniones críticas sobre el gobierno de Arabia Saudita. En este orden de ideas, no podemos dejar de resaltar, que la Declaración Universal de Derechos Humanos en su artículo 19 dispone que “todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y de expresión” y que “este derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones y opiniones, y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión.”
Jamal Khashoggi, fue un hombre cercano a la monarquía saudí hasta tornarse crítico al régimen del príncipe heredero Mohamed Bin Salman. Desde hace más de un año, se radicó en los Estados Unidos, por temor a que lo detuvieran por sus duras críticas contra el gobierno ultraconservador saudí. Allí comenzó a trabajar como columnista en el diario “The Washington Post” donde escribía duramente contra el régimen del heredero.
En su última colaboración, “Lo que el mundo árabe necesita es más libertad de expresión”, escribió: "Los árabes (con la excepción de Túnez) o no reciben información o están mal informados. No pueden abordar adecuadamente y mucho menos debatir en público, las cuestiones que afectan a la región y a su vida diaria."
El informe "Freedom in the World" de 2018, publicado por Freedom House, cataloga a Arabia Saudita como país “no libre”, con una puntuación agregada de 7/100 de acuerdo a una escala que va del 0 (menos libre) al 100 (más libre). En particular, respecto a la libertad de expresión, también tiene una puntuación de tan solo 3 puntos sobre 16. Arabia Saudita, además, se encuentra en el puesto 169 en el ranking de libertad de prensa según un estudio realizado por “Reporteros Sin Fronteras”.
El mundo aguarda saber la verdad sobre el caso del periodista Jamal Khashoggi. Por todo lo anteriormente expuesto, solicito a mis pares la aprobación de este proyecto de declaración.
Proyecto
Firmantes
Firmante Distrito Bloque
BANFI, KARINA BUENOS AIRES UCR
TONELLI, PABLO GABRIEL CIUDAD de BUENOS AIRES PRO
SCHMIDT LIERMANN, CORNELIA CIUDAD de BUENOS AIRES PRO
TERADA, ALICIA CHACO COALICION CIVICA
SUAREZ LASTRA, FACUNDO CIUDAD de BUENOS AIRES UCR
LOPEZ KOENIG, LEANDRO GASTON NEUQUEN PRO
AUSTIN, BRENDA LIS CORDOBA UCR
WECHSLER, MARCELO GERMAN CIUDAD de BUENOS AIRES PRO
WOLFF, WALDO EZEQUIEL BUENOS AIRES PRO
RISTA, OLGA MARIA CORDOBA UCR
Giro a comisiones en Diputados
Comisión
RELACIONES EXTERIORES Y CULTO

Honorable Cámara de Diputados de la Nación Argentina | Congreso de la Nación Argentina | Av. Rivadavia 1864 - Ciudad Autónoma de Bs. As. (C.P.C1033AAV) | + 54 11 6075-7100

Nota: La información contenida en este sitio es de dominio público y puede ser utilizada libremente. Se solicita citar la fuente.