PROYECTO DE LEY


Expediente 6476-D-2015
Sumario: APROBACION DEL PROTOCOLO RELATIVO AL CONVENIO SOBRE EL TRABAJO FORZOSO DE 1930, ADOPTADO POR LA ORGANIZACION INTERNACIONAL DEL TRABAJO, EL 11 JUNIO 2014 EN LA 103 REUNION CIT, EN GINEBRA, CONFEDERACION SUIZA
Fecha: 04/01/2016
Proyecto
El Senado y Cámara de Diputados...


Artículo 1º: – Apruébase el Protocolo de 2014 relativo al Convenio sobre el trabajo forzoso de 1930, adoptado por la Organización Internacional del Trabajo el 11 junio 2014 en la 103ª reunión CIT, en Ginebra, Confederación Suiza, cuyo texto forma parte de la presente ley como Anexo I.
Art. 2º: – Comuníquese al Poder Ejecutivo.

FUNDAMENTOS

Proyecto
Señor presidente:


El presente proyecto tiene por objeto saldar una asignatura pendiente por parte del Estado argentino, como es la ratificación del Protocolo de 2014 de la Organización Internacional del Trabajo relativo al Convenio sobre el Trabajo Forzoso de 1930.
Dicho instrumento fue adoptado el 11 junio 2014 en Ginebra, con el propósito de adaptar el Convenio a los tiempos actuales, adecuando definiciones y lineamientos en materia de prevención, protección de las víctimas y acceso a la justicia, lo que incluye la indemnización de los damnificados.
Además, se procura combatir las razones estructurales del trabajo forzoso, para que aquellas personas rescatadas y sus familias no tiendan a ser captadas nuevamente en situaciones de explotación.
Según números de la OIT, aproximadamente 21 millones de personas son víctimas de trabajo forzoso en el mundo, generando alrededor de 150 mil millones de dólares en ganancias anuales ilícitas. Las principales áreas de explotación son la agricultura, la pesca, el trabajo doméstico, la construcción, la manufactura y el entretenimiento. Las mujeres y las niñas, en particular, son objeto de explotación sexual comercial.
Se estima que en América Latina se generan 13 mil millones de los 150 mil millones de dólares de ganancias ilegales que anualmente produce el trabajo forzoso a nivel mundial.
La esclavización laboral es un flagelo que oprime principalmente a poblaciones vulnerables, como los trabajadores migrantes o los pueblos originarios.
Nuestro país no escapa a esta realidad. La trata de personas con fines de explotación laboral tiene una relación directa con el trabajo migrante. De conformidad con el informe sobre Trata Laboral de la Protex 2014, un 70% de las víctimas son de nacionalidad extranjera, y a su vez, los/las damnificados/das argentinos/as provienen de provincias o regiones distintas al lugar en donde se concreta la explotación.
Si bien se trata de un instrumento jurídicamente vinculante para los Estados miembros de la OIT, puesto que bastaba con la firma de dos Estados para su entrada en vigencia en noviembre de 2016, se lanzó una campaña masiva a nivel internacional "50 for Freedom" a fin de que al menos a 50 países ratifiquen el protocolo antes de 2018.
Tal como sostiene el Director de la OIT para la Argentina, Pedro Américo Furtado de Oliveira, “la campaña busca generar conciencia de la necesidad de poner fin a la explotación del hombre por el hombre. La retención de documentación, el engaño con promesas de mejores condiciones de vida, el sometimiento por deudas contraídas, las condiciones de trabajo abusivas, la violencia física y la intimidación psicológica son algunas de las circunstancias en que viven millones de personas”.
En el orden normativo interno, hemos registrado avances significativos en la materia. Podemos mencionar las leyes 26.364 y 26.842, de prevención y sanción de la trata de personas y asistencia a sus víctimas; la ley 26.727, de trabajo agrario, que prohíbe expresamente la contratación de personal a través de intermediarios y crea el Registro Nacional de Trabajadores y Empleadores Agrarios (RENATEA); o la ley 26.390 de Prohibición del trabajo infantil y protección del trabajo adolescente; entre otras. Sin embargo, dichas iniciativas a pesar de promover planes, programas y políticas de prevención y erradicación, no han logrado traducirse en acciones y resultados concretos; si no se atacan las condiciones estructurales y connivencias estatales que hacen posibles las prácticas y abusos.
Las nuevas formas de esclavitud moderna exigen un abordaje serio de las distintas modalidades de trabajo forzoso, incluyendo la trata y explotación de personas y otras prácticas análogas de sometimiento.
Es necesario incrementar los esfuerzos para erradicar el trabajo forzoso a nivel mundial y contribuir a que no se sigan invisibilizando y naturalizando estas prácticas violatorias de los derechos humanos y que atentan contra la dignidad de las personas. La Argentina debe hacerse eco de esta campaña internacional de concientización y es nuestro deber no postergar la asunción de compromisos de esta índole, como este nuevo marco internacional cuya ratificación propiciamos.
Por todo lo expuesto, solicito a mis pares la aprobación del presente proyecto de ley.
Proyecto

ANEXO

ANEXO I
Protocolo de 2014 relativo al Convenio sobre el trabajo forzoso (Entrada en vigor: 09 noviembre 2016)
Adopción: Ginebra, 103ª reunión CIT (11 junio 2014) - Estatus: Instrumento actualizado.
Preámbulo
La Conferencia General de la Organización Internacional del Trabajo:
Convocada en Ginebra por el Consejo de Administración de la Oficina Internacional del Trabajo, y congregada en dicha ciudad el 28 de mayo de 2014, en su 103ª reunión;
Reconociendo que la prohibición de la utilización del trabajo forzoso u obligatorio forma parte de los derechos fundamentales, y que el trabajo forzoso u obligatorio constituye una violación de los derechos humanos, atenta contra la dignidad de millones de mujeres, hombres, niñas y niños, contribuye a perpetuar la pobreza y es un obstáculo para la consecución del trabajo decente para todos;
Reconociendo el papel fundamental que desempeñan el Convenio sobre el trabajo forzoso, 1930 (núm. 29), en adelante, el «Convenio», y el Convenio sobre la abolición del trabajo forzoso, 1957 (núm. 105), para luchar contra todas las formas de trabajo forzoso u obligatorio, pero que las lagunas en su aplicación requieren la adopción de medidas adicionales;
Recordando que la definición de trabajo forzoso u obligatorio prevista en el artículo 2 del Convenio abarca el trabajo forzoso u obligatorio en todas sus formas y manifestaciones, y se aplica a todos los seres humanos sin distinción;
Recalcando la urgencia de eliminar el trabajo forzoso u obligatorio en todas sus formas y manifestaciones;
Recordando que los Miembros que han ratificado el Convenio tienen la obligación de cerciorarse de que el trabajo forzoso u obligatorio sea objeto de sanciones penales, con inclusión de sanciones impuestas por la ley que sean realmente eficaces y se apliquen estrictamente;
Tomando nota de que ha expirado el período transitorio previsto en el Convenio, y de que las disposiciones del artículo 1, párrafos 2 y 3, y de los artículos 3 a 24 ya no son aplicables;
Reconociendo que el contexto y las formas del trabajo forzoso u obligatorio han cambiado y que la trata de personas con fines de trabajo forzoso u obligatorio, que puede implicar explotación sexual, suscita una creciente preocupación internacional y que su eliminación efectiva requiere acciones urgentes;
Tomando nota de que un número creciente de trabajadores se encuentran en situación de trabajo forzoso u obligatorio en la economía privada, de que ciertos sectores de la economía son particularmente vulnerables, y de que ciertos grupos de trabajadores corren un riesgo mayor de ser víctimas de trabajo forzoso u obligatorio, en particular los migrantes;
Tomando nota de que la supresión efectiva y sostenida del trabajo forzoso u obligatorio contribuye a garantizar una competencia leal entre los empleadores, así como protección a los trabajadores;
Recordando las normas internacionales del trabajo pertinentes, en particular el Convenio sobre la libertad sindical y la protección del derecho de sindicación, 1948 (núm. 87), el Convenio sobre el derecho de sindicación y de negociación colectiva, 1949 (núm. 98), el Convenio sobre igualdad de remuneración, 1951 (núm. 100), el Convenio sobre la discriminación (empleo y ocupación), 1958 (núm. 111), el Convenio sobre la edad mínima, 1973 (núm. 138), el Convenio sobre las peores formas de trabajo infantil, 1999 (núm. 182), el Convenio sobre los trabajadores migrantes (revisado), 1949 (núm. 97), el Convenio sobre los trabajadores migrantes (disposiciones complementarias), 1975 (núm. 143), el Convenio sobre las trabajadoras y los trabajadores domésticos, 2011 (núm. 189), el Convenio sobre las agencias de empleo privadas, 1997 (núm. 181), el Convenio sobre la inspección del trabajo, 1947 (núm. 81), y el Convenio sobre la inspección del trabajo (agricultura), 1969 (núm. 129), así como la Declaración de la OIT relativa a los principios y derechos fundamentales en el trabajo (1998), y la Declaración de la OIT sobre la justicia social para una globalización equitativa (2008);
Tomando nota de otros instrumentos internacionales pertinentes, en particular la Declaración Universal de Derechos Humanos (1948), el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos (1966), el Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales (1966), la Convención sobre la esclavitud (1926), la Convención suplementaria sobre la abolición de la esclavitud, la trata de esclavos y las instituciones y prácticas análogas a la esclavitud (1956), la Convención de las Naciones Unidas contra la delincuencia organizada transnacional (2000), el Protocolo para prevenir, reprimir y sancionar la trata de personas, especialmente mujeres y niños (2000), el Protocolo contra el tráfico ilícito de migrantes por tierra, mar y aire (2000), la Convención internacional sobre la protección de los derechos de todos los trabajadores migratorios y de sus familiares (1990), la Convención contra la tortura y otros tratos o penas crueles, inhumanos o degradantes (1984), la Convención sobre la eliminación de todas las formas de discriminación contra la mujer (1979), y la Convención sobre los derechos de las personas con discapacidad (2006);
Habiendo decidido adoptar diversas proposiciones para subsanar las lagunas en la aplicación del Convenio, y reafirmado que las medidas de prevención y de protección y las acciones jurídicas y de reparación, tales como indemnización y readaptación, son necesarias para lograr la supresión efectiva y sostenida del trabajo forzoso u obligatorio, de conformidad con el cuarto punto del orden del día de la reunión, y
Habiendo decidido que dichas proposiciones revistan la forma de un protocolo relativo al Convenio, adopta, con fecha once de junio de dos mil catorce, el siguiente Protocolo, que podrá ser citado como el Protocolo de 2014 relativo al Convenio sobre el trabajo forzoso, 1930.
Articulo 1
 1. Al dar cumplimiento a sus obligaciones en virtud del Convenio de suprimir el trabajo forzoso u obligatorio, todo Miembro deberá adoptar medidas eficaces para prevenir y eliminar su utilización, proporcionar a las víctimas protección y acceso a acciones jurídicas y de reparación apropiadas y eficaces, tales como una indemnización, y sancionar a los autores del trabajo forzoso u obligatorio.
 2. Todo Miembro deberá formular, en consulta con las organizaciones de empleadores y de trabajadores, una política y un plan de acción nacionales a fin de lograr la supresión efectiva y sostenida del trabajo forzoso u obligatorio que prevea la adopción de medidas sistemáticas por parte de las autoridades competentes y, si procede, en coordinación con las organizaciones de empleadores y de trabajadores, así como con otros grupos interesados.
 3. Se reafirma la definición de trabajo forzoso u obligatorio contenida en el Convenio y, por consiguiente, las medidas mencionadas en el presente Protocolo deberán incluir actividades específicas para luchar contra la trata de personas con fines de trabajo forzoso u obligatorio.
Articulo 2
Las medidas que se han de adoptar para prevenir el trabajo forzoso u obligatorio deberán incluir:
 (a) educación e información destinadas en especial a las personas consideradas particularmente vulnerables, a fin de evitar que sean víctimas de trabajo forzoso u obligatorio;
 (b) educación e información destinadas a los empleadores, a fin de evitar que resulten involucrados en prácticas de trabajo forzoso u obligatorio;
 (c) esfuerzos para garantizar que:
 (i) el ámbito de la legislación relativa a la prevención del trabajo forzoso u obligatorio y el control de su cumplimiento, incluida la legislación laboral si procede, abarquen a todos los trabajadores y a todos los sectores de la economía, y
 (ii) se fortalezcan los servicios de inspección del trabajo y otros servicios responsables de la aplicación de esta legislación;
 (d) la protección de las personas, en particular los trabajadores migrantes, contra posibles prácticas abusivas y fraudulentas en el proceso de contratación y colocación;
 (e) apoyo a los sectores público y privado para que actúen con la debida diligencia a fin de prevenir el trabajo forzoso u obligatorio y de responder a los riesgos que conlleva; y
 (f)acciones para abordar las causas generadoras y los factores que aumentan el riesgo de trabajo forzoso u obligatorio.
Articulo 3
Todo Miembro deberá adoptar medidas eficaces para identificar, liberar y proteger a todas las víctimas de trabajo forzoso u obligatorio y para permitir su recuperación y readaptación, así como para proporcionarles otras formas de asistencia y apoyo.
Articulo 4
 1. Todo Miembro deberá velar por que todas las víctimas de trabajo forzoso u obligatorio, independientemente de su situación jurídica o de que se encuentren o no en el territorio nacional, tengan acceso efectivo a acciones jurídicas y de reparación apropiadas y eficaces, tales como una indemnización.
 2. Todo Miembro deberá adoptar, de conformidad con los principios fundamentales de su sistema jurídico, las medidas necesarias para velar por que las autoridades competentes puedan decidir no enjuiciar ni imponer sanciones a las víctimas de trabajo forzoso u obligatorio por su participación en actividades ilícitas que se han visto obligadas a cometer como consecuencia directa de estar sometidas a trabajo forzoso u obligatorio.
Articulo 5
Los Miembros deberán cooperar entre sí para garantizar la prevención y la eliminación de todas las formas de trabajo forzoso u obligatorio.
Articulo 6
Las medidas adoptadas para aplicar las disposiciones del presente Protocolo y del Convenio deberán ser determinadas por la legislación nacional o por la autoridad competente, previa consulta con las organizaciones de empleadores y de trabajadores interesadas.
Articulo 7
Se suprimen las disposiciones transitorias del artículo 1, párrafos 2 y 3, y de los artículos 3 a 24 del Convenio.
Articulo 8
 1. Un Miembro podrá ratificar el presente Protocolo al mismo tiempo que ratifica el Convenio, o en cualquier momento después de la ratificación del mismo, comunicando la ratificación formal, para su registro, al Director General de la Oficina Internacional del Trabajo.
 2. El Protocolo entrará en vigor doce meses después de la fecha en que las ratificaciones de dos Miembros hayan sido registradas por el Director General. Desde dicho momento, el presente Protocolo entrará en vigor, para cada Miembro, doce meses después de la fecha de registro de su ratificación. A partir de ese momento, el Convenio será obligatorio para el Miembro interesado, con la adición de los artículos 1 a 7 del presente Protocolo.
Articulo 9
 1. Todo Miembro que haya ratificado el presente Protocolo podrá denunciarlo en todo momento en que el Convenio esté abierto a la denuncia de conformidad con su artículo 30, mediante un acta comunicada, para su registro, al Director General de la Oficina Internacional del Trabajo.
 2. La denuncia del Convenio de conformidad con sus artículos 30 ó 32 implicará, ipso jure, la denuncia del presente Protocolo.
 3. Toda denuncia del presente Protocolo efectuada de conformidad con los párrafos 1 ó 2 de este artículo no surtirá efecto hasta un año después de la fecha en que se haya registrado.
Articulo 10
 1. El Director General de la Oficina Internacional del Trabajo notificará a todos los Miembros de la Organización Internacional del Trabajo el registro de cuantas ratificaciones, declaraciones y denuncias le comuniquen los Miembros de la Organización.
 2. Al notificar a los Miembros de la Organización el registro de la segunda ratificación, el Director General señalará a la atención de los Miembros de la Organización sobre la fecha en que entrará en vigor el presente Protocolo.
Articulo 11
El Director General de la Oficina Internacional del Trabajo comunicará al Secretario General de las Naciones Unidas, para su registro de conformidad con el artículo 102 de la Carta de las Naciones Unidas, una información completa sobre todas las ratificaciones, declaraciones y denuncias registradas por el Director General.
Articulo 12
Las versiones inglesa y francesa del texto del presente Protocolo son igualmente auténticas.
Firmantes
Firmante Distrito Bloque
STOLBIZER, MARGARITA ROSA BUENOS AIRES GEN
Giro a comisiones en Diputados
Comisión
RELACIONES EXTERIORES Y CULTO
LEGISLACION DEL TRABAJO
Trámite en comisión (Cámara de Diputados)
Fecha Movimiento Resultado
27/04/2016 ANÁLISIS DE PROYECTOS DE COMPETENCIA MIXTA con modif. unificados en un solo Dictamen
Trámite
Cámara Movimiento Fecha Resultado
Diputados MOCION SOBRE TABLAS PLAN DE LABOR (AFIRMATIVA) CONJUNTAMENTE PARA LOS EXPEDIENTES 6437-D-2015, 6476-D-2015, 0004-PE-2016 y 0016-CD-2016 18/05/2016
Diputados CONSIDERACION Y APROBACION CONJUNTAMENTE PARA LOS EXPEDIENTES 6437-D-2015, 6476-D-2015, 0004-PE-2016 y 0016-CD-2016 18/05/2016 MEDIA SANCION
Senado PASA A SENADO - CONJUNTAMENTE PARA LOS EXPEDIENTES 6437-D-2015, 6476-D-2015, 0004-PE-2016 y 0016-CD-2016
Senado CITACION SESION ESPECIAL CONJUNTAMENTE PARA LOS EXPEDIENTES 6437-D-2015, 6476-D-2015, 0004-PE-2016 y 0016-CD-2016 01/06/2016
Senado MOCION SOBRE TABLAS (AFIRMATIVA) CONJUNTAMENTE PARA LOS EXPEDIENTES 6437-D-2015, 6476-D-2015, 0004-PE-2016 y 0016-CD-2016 01/06/2016
Senado CONSIDERACION Y SANCION CONJUNTAMENTE PARA LOS EXPEDIENTES 6437-D-2015, 6476-D-2015, 0004-PE-2016 y 0016-CD-2016 01/06/2016 SANCIONADO

Honorable Cámara de Diputados de la Nación Argentina | Congreso de la Nación Argentina | Av. Rivadavia 1864 - Ciudad Autónoma de Bs. As. (C.P.C1033AAV) | (54-11) 4127-7100

Nota: La información contenida en este sitio es de dominio público y puede ser utilizada libremente. Se solicita citar la fuente.