PROYECTO DE LEY


Expediente 5401-D-2019
Sumario: DESIGNESE CON EL NOMBRE DE PRESIDENTE RAUL RICARDO ALFONSIN AL AEROPUERTO INTERNACIONAL DE EZEIZA -MINISTRO PISTARINI-.
Fecha: 06/12/2019
Proyecto
El Senado y Cámara de Diputados...


Artículo 1°: Modifíquese la denominación otorgada al Aeropuerto Internacional Ministro Pistarini, ubicado en la localidad de Ezeiza, Provincia de Buenos Aires con el nombre de "Presidente Raúl Ricardo Alfonsín".
En virtud de haberse cumplido el décimo aniversario del fallecimiento del Dr. Raúl Alfonsín y convencida del reconocimiento continuo que merecen personalidades democráticas como la del Ex Presidente, es que parece apropiado que el Aeropuerto Internacional ubicado en la localidad de Ezeiza lleve su nombre.
Artículo 2°: Comuníquese al Poder Ejecutivo.

FUNDAMENTOS

Proyecto
Señor presidente:


A diez años del fallecimiento del Dr. Raúl Alfonsín, y a fin de rendir homenaje a su ilustre persona, vengo a poner en consideración de esta Honorable Cámara, una iniciativa para designar al Aeropuerto Internacional ubicado en la localidad bonaerense de Ezeiza con el nombre “Dr. Raúl Ricardo Alfonsín”.
La denominación del aeropuerto internacional, principal lugar de entrada y salida a nuestro país, tiene un rol fundamental como carta de presentación de nuestra cultura, de nuestros principios y nuestro sentido nacional; y como tal debiera resaltar aquellos valores de la sociedad argentina que muestren nuestras mejores tradiciones: honestidad, moralidad, humildad, institucionalidad, compromiso y democracia.
Raúl Alfonsín es la personalidad contemporánea que más acabadamente simboliza en conjunto estos valores. Visionario, comprometido con su tiempo y también con el futuro, Raúl Alfonsín fue un pionero en la lucha por la recuperación de la institucionalidad en una de las épocas más oscuras de la Argentina.
Alfonsín supo conducir un arduo proceso de transición de manera honorable. En una coyuntura de extrema fragilidad en que las demandas de la sociedad eran cuantiosas y los recursos muy escasos, abrió un ciclo de libertad con plena coherencia en sus ideas y un fuerte compromiso con los derechos humanos.
El tránsito hacia la recuperación de la democracia no fue sencillo: los años del proceso militar habían acarreado miles de muertes, desaparecidos, censura,
crecimiento exponencial de la deuda externa, la derrota bélica ante Gran Bretaña, un grave descalabro económico y enormes fracturas sociales.
Como reconoció luego el propio Alfonsín: “No fue fácil romper el cerco tendido a lo largo de décadas de golpes de Estado, democracias tambaleantes y nuevos golpes… Desde 1930 hasta el 10 de Diciembre de 1983 la sociedad argentina había vivido bajo la tutela de sectores intolerantes que no aceptaban el veredicto de las urnas y utilizaban las armas para acosar la libertad...”
Defensor de la Constitución, de la libertad y de la igualdad, Alfonsín lideró la más grande revolución democrática que se dio en Argentina, transmitiendo sus ideas democráticas, instando a la reconstrucción nacional y a la recuperación de la República.
Raúl Alfonsín nos enseñó a los argentinos que es posible construir un país unido, con libertad y justicia, y nos formó para tener un futuro. Su pensamiento seguirá vivo en la conciencia de los argentinos, dado que buscó siempre bases de encuentro no excluyentes y proyectó un país integrado política, económica y socialmente.
Nunca declinó la idea de imaginar la Patria como un patrimonio común, basado en un compromiso colectivo, capaz de superar la fragmentación de la sociedad y trascender los proyectos de acumulación de poder excluyentes. Concibió a la Nación Argentina como una sociedad abierta, que valorase la cultura del trabajo, el espíritu emprendedor, y la fe en la razón y la Justicia.
Con la honradez que lo caracterizaba, Alfonsín supo comprender como pocos la fuerza inmanente del ejemplo en la vida social y enseñarnos que los adversarios políticos también eran argentinos, con los que construir un país en común.
Alfonsín tuvo siempre en perspectiva un nuevo diseño de sociedad y la convicción de que había que promover cambios en la cultura cívica. Hoy son patrimonio de la democracia argentina muchas medidas que se adoptaron desde el inicio mismo de la transición democrática y que nos permiten comprender la envergadura del proyecto que encarnó Raúl Alfonsín y su vocación republicana.
Basta recordar algunas, como la creación de la CONADEP y el Nunca Más, el Juicio a la Juntas Militares, la derogación de la ley militar de auto amnistía, la incorporación de numerosos tratados y convenciones de derechos humanos a nuestra legislación interna, la equiparación de mujeres y hombres en el ejercicio de la patria potestad. Apostó a la integración Latinoamericana, impulsó la creación del MERCOSUR promoviendo la integración regional, la paz y la vigencia de los derechos humanos en el mundo e impulsaron planes nacionales de alimentación y alfabetización dirigidos a los sectores más desprotegidos junto al impulso del cooperativismo.
Durante su gobierno, se incentivó la participación política en todos los niveles y se respetó como nunca antes la libertad de expresión. A pesar de un sinnúmero de vicisitudes, entre ellas levantamientos militares y presiones de diversa índole, Alfonsín pudo entregar el gobierno a otro presidente elegido en elecciones libres, algo que no había acontecido en más de medio siglo.
Su liderazgo promovió cambios en la mentalidad colectiva y en las instituciones de la República, dando impulso al principio de participación popular, como un movimiento destinado a agrandar los espacios de libertad, de bienestar, de amistad civil y de relaciones humanas.
Amante de las disidencias, persona obstinada y de fe inquebrantable en una democracia cimentaba en el pluralismo y el diálogo. Hacedor de ideas y de proyectos sin auto referencialidad ni personalismos, generador de consensos. “Sigan a ideas, no sigan a hombres” fue su mensaje a los jóvenes, “Los hombres pasan, las ideas quedan y se transforman en antorchas que mantienen viva a la política democrática”.Férreo defensor de la democracia no sólo como un sistema de instituciones, sino como una forma de vida, con humildad dijo: “El objetivo de toda mi vida ha sido que los hombres y las mujeres que habitamos este suelo podamos vivir, amar, trabajar y morir en Democracia”.
Este era Raúl Alfonsín. Y es un acto de suma justicia que honremos su obra y su contribución a la democracia no solo en nuestro país, sino también en América Latina.
Actualmente, el Aeropuerto de Ezeiza, principal terminal aérea internacional de la Argentina, una de las puertas que nuestro país abre al mundo entero, lleva el nombre “Ministro Pistarini”, quien había presentado el proyecto para su construcción siendo Ministro de Obras Públicas de la Nación allá por 1935.
Militar de profesión, Juan Pistarini, fue además un político argentino que se desempeñó en los ministerios de Obras Públicas, de Marina, del interior y de Agricultura en varios gobiernos durante las décadas del 30 y del 40, hasta ser Vicepresidente de facto durante la presidencia de Edelmiro Farrel.
Formó parte de la logia Centro General San Martín que se opondría a la política de Hipólito Yrigoyen. Si bien la logia se disolvió en 1928, durante la segunda presidencia de Yrigoyen, Pistarini trabó estrechos lazos entre sus miembros, que protagonizarían varios de los episodios golpistas de los años siguientes.
Durante la década del 30, la logia se reconstruyó, Pistarini cumplió funciones de agregado militar en Europa y, fue la cabeza de una expedición de compra de armas, enviada por José Félix Uriburu a Alemania.
Sus estrechos lazos con el gobierno alemán y su simpatía con el régimen nazi se vieron reflejados en condecoraciones recibidas por Pistarini, entre las que se destacan la Orden del Águila Dorada con hojas de roble y una Cruz de Hierro del Tercer Reich.
Pistarini adhirió al alzamiento militar de 1943 y, en 1944 siendo vicepresidente de Edelmiro Farrel, reglamentó los terrenos a ocupar por el futuro aeropuerto internacional, procediendo a la expropiación de 7.000 hectáreas. Fue en diciembre de 1945, que pudo ver ejecutado su proyecto e inaugurar el comienzo de las obras del aeropuerto que lleva su nombre.
Aunque formó parte del grupo de oficiales que el 9 de octubre de 1945 se plegó a los reclamos de los insurrectos de Campo de Mayo contra Perón, siguió formando parte del gobierno tras el masivo apoyo obrero que determinó la liberación de éste el 17 de ese mismo mes. Fue detenido tras el golpe de Estado del 55 y murió en prisión al año siguiente.
Es por todo lo expuesto, que entiendo que nuestra carta de presentación al mundo, nuestro Aeropuerto Internacional, ya no puede llevar el nombre de una personalidad que se asocia a una ideología y época que tan caro le ha costado a la sociedad argentina.
Es por ello que, no puedo dejar de resaltar la trascendencia de reconocer a la persona que nos ha dejado un legado que hace más de 30 años era una utopía inalcanzable, al hombre que nos ha legado la democracia que hoy vivimos.
Este tipo de reconocimientos a personalidades que contribuyeron a la recuperación de la democracia, también se ha dado en España, donde se logró modificar el nombre del aeropuerto de Madrid-Barajas, por “Adolfo Suárez, Madrid- Barajas “, honrando al ex presidente Suárez quien contribuyó de manera decisiva a la Transición española.
Alfonsín siempre será recordado como un símbolo de la democracia en Argentina, en razón de su labor en la reivindicación de la justicia y los derechos humanos, su perseverancia y su constancia para trasmitir al pueblo los valores democráticos.
Por lo fundamentos expuestos, es que parece apropiado que el Aeropuerto Internacional ubicado en la localidad de Ezeiza lleve el nombre del Ex Presidente Raúl Alfonsín. En virtud de ello, solicito a mis pares me acompañen en la aprobación del presente Proyecto de Ley.
Proyecto
Firmantes
Firmante Distrito Bloque
BANFI, KARINA BUENOS AIRES UCR
PETRI, LUIS ALFONSO MENDOZA UCR
ARCE, MARIO HORACIO FORMOSA UCR
MENDOZA, JOSEFINA BUENOS AIRES UCR
NEGRI, MARIO RAUL CORDOBA UCR
FERNANDEZ, CARLOS ALBERTO BUENOS AIRES UCR
QUETGLAS, FABIO JOSE BUENOS AIRES UCR
Giro a comisiones en Diputados
Comisión
TRANSPORTES (Primera Competencia)
Firmantes
Firmante Distrito Bloque
BANFI, KARINA BUENOS AIRES UCR
PETRI, LUIS ALFONSO MENDOZA UCR
ARCE, MARIO HORACIO FORMOSA UCR
MENDOZA, JOSEFINA BUENOS AIRES UCR
NEGRI, MARIO RAUL CORDOBA UCR
FERNANDEZ, CARLOS ALBERTO BUENOS AIRES UCR
QUETGLAS, FABIO JOSE BUENOS AIRES UCR
Giro a comisiones en Diputados
Comisión
TRANSPORTES (Primera Competencia)

Honorable Cámara de Diputados de la Nación Argentina | Congreso de la Nación Argentina | Av. Rivadavia 1864 - Ciudad Autónoma de Bs. As. (C.P.C1033AAV) | + 54 11 6075-7100

Nota: La información contenida en este sitio es de dominio público y puede ser utilizada libremente. Se solicita citar la fuente.