PROYECTO DE DECLARACION


Expediente 4565-D-2019
Sumario: DECLARAR 'POST MORTEM' AL DIRIGENTE POLITICO RICARDO BALBIN, COMO CIUDADANO COMPROMETIDO CON LOS VALORES DEMOCRATICOS Y REPUBLICANOS.
Fecha: 27/09/2019
Proyecto
La Cámara de Diputados de la Nación
DECLARA:


Declárase post mortem al dirigente de la Unión cívica Radical (UCR) Ricardo Balbín ciudadano comprometido con los valores Democrático y Republicanos consagrados en la Constitución de la Nación Argentina y, asimismo, declárase igualmente al citado dirigente como promotor de la “Unión Nacional”, al aceptar resignar sus posiciones y deponer agravios pasados con el objetivo de lograr la convivencia entre todos los argentinos, poniendo a la vez fin a antinomias inconducentes.

FUNDAMENTOS

Proyecto
Señor presidente:


Nacido en la Ciudad de Buenos Aires en 1904 y graduado de abogado a los 23 años, Ricardo Balbín se afilió la Unión Cívica Radical y fue electo en 1930 presidente del Comité de la Sección Primera de la Ciudad de La Plata, donde se había mudado poco antes.
Balbín casi no tuvo tiempo para ejercer ese cargo partidario, ya que semanas después el general José Félix Uriburu derrocó al gobierno democrático de Hipólito Yrigoyen, en el primer golpe de Estado del siglo XX. Para muchos, ese cuartelazo marcó el inicio de la pérdida del rumbo de la República Argentina (persistencia de la inestabilidad política, la inestabilidad económica o de ambas combinadas).
Creyendo desprestigiado al radicalismo y sin dejar de ejercer como dictador, Uriburu convocó en 1931 a elecciones en la Provincia de Buenos Aires, ocasión en la cual triunfó ampliamente la fórmula de la UCR encabezada por Honorio Pueyrredón como gobernador, mientras Balbín resultó electo diputado provincial.
La dictadura no reconoció los resultados y anuló las elecciones.
Uriburu buscó implantar sin éxito un régimen de representación corporativa, sobre el esquema de Benito Mussolini. Tras el agotamiento de su dictadura, el país ingresó a una democracia fraudulenta. A lo largo de los años 30, Balbín continuó su militancia política radical, cuestionando sistemáticamente el fraude electoral.
En 1940 el gobernador conservador de la Provincia de Buenos Aires y declarado enemigo del voto secreto, Manuel Fresco, convocó a elecciones provinciales para imponer a su candidato, el caudillo de Avellaneda, Alberto Barceló, sinónimo de deshonestidad y prepotencia. Aun con el escandaloso fraude en contra de radicales y socialistas, Balbín accedió a una banca de diputado provincial. Demostrando una conducta principista y sin buscar ventajas individuales fue capaz de presentar la renuncia a su escaño, denunciando la adulteración de la voluntad popular.
En 1945, alineándose con el liderazgo del radicalismo “intransigente” del cordobés Amadeo Sabbattini, Balbín fue uno de los fundadores del Movimiento de Intransigencia y Renovación (MIR), junto a dirigentes que se destacarían en el panorama político futuro como Arturo Frondizi y Oscar Alende (aunque en partidos desprendidos de la UCR) y dos figuras prematuramente desaparecidas: Moisés Lebenshon y Crisólogo Larralde.
Al año siguiente Balbín es electo diputado nacional por la UCR, presidiendo el llamado Bloque de los 44. Como otros integrantes de esa bancada, resultó expulsado de esta Cámara de Diputados por su acción política opositora. En su caso, el desafuero tuvo lugar el 29 de septiembre de 1949, cumpliéndose en estos días el 70º Aniversario de este episodio.
El pretexto fue haber incitado a una “revolución” en un discurso, no obstante que el propio oficialismo describía frecuentemente sus acciones también como parte de una “revolución”. Precisamente, los fueros legislativos se instituyeron para evitar sanciones por la expresión de ideas y opiniones —como en este caso— y no para servir como escudos de impunidad para delitos previos.
Tras presentarse como candidato a gobernador de la Provincia de Buenos Aires, Balbín fue detenido en marzo de 1950 por orden de un juez federal el mismo día de la elección y después de haber votado. Fue acusado de “desacato”, una figura penal abolida en la mayoría de los países del mundo (en la Argentina en 1994) y que la propia OEA condenó como violatoria de los derechos humanos.
Demostrando nuevamente colocar sus principios por encima de cualquier tipo de comodidad o conveniencia personal, Balbín rechazó el indulto que le ofreció el gobierno sin que nunca llegara a ser condenado. De todas formas, recuperó su libertad en 1951.
Muchas cosas pasaron el cuarto de siglo siguiente. En 1955, un golpe de Estado derrocó al peronismo. También fueron derrocados los radicales Arturo Frondizi y Arturo Umberto Illia. En 1972 Balbín y dirigentes de otros partidos —incluido el peronismo— se aliaron contra el régimen militar y crearon la iniciativa denominada La hora del pueblo, que exigía el retorno a la democracia “sin trampas ni proscripciones”.
Balbín es proclamado candidato radical a la Presidencia en 1973, tras ganarle en las elecciones internas partidarias al futuro mandatario Raúl Alfonsín. Su publicidad lo presentaba como una “solución” y captó los votos de muchos de quienes no se sentían representados por el peronismo, pero resultó derrotado. Pese a que el candidato del justicialismo obtuvo el 49,5 por ciento de los sufragios, Balbín renunció a participar en la segunda vuelta, haciendo un aporte a la estabilidad política.
Pero esa no fue su única contribución. Así como en el pasado había luchado por la libertad, ahora pregonaba el entendimiento y la convivencia, sin dejar de ser opositor. Y fue en esa lógica que tuvo lugar el abrazo entre el excandidato a gobernador que en 1950 siguió el escrutinio desde su celda y el expresidente que lo había encarcelado. Era el recordado abrazo Perón-Balbín.
Todavía en 1974, en los funerales del presidente Juan Domingo Perón y en su carácter de líder radical, Balbín dijo de una manera sentida y conmovedora: “Este viejo adversario despide a un amigo”.
En 1976, frente a la crisis política que enfrentaba el gobierno y que fue el prolegómeno de la siniestra dictadura militar, Balbín fue invitado a usar la Cadena Nacional. Haciendo un último y desesperado intento para evitar el golpe dijo: “no se realizará el país sino sobre la base de la unión de los argentinos” y recordó palabras del poeta Almafuerte: “todos los incurables tienen cura cinco minutos antes de la muerte”.
“¿Para qué llegar a los últimos cinco minutos?”, se preguntó retóricamente Balbín. Su discurso, como todos sabemos hoy, no frenó el quiebre institucional. Y el propio líder radical encontró su propio destino no cinco minutos, sino cinco años después, sin llegar a ver la restauración de la democracia.
El 9 de septiembre de 1981 Ricardo Balbín, cuyo nombre fue uno de los que marcó la historia argentina, falleció en La Plata, la misma ciudad donde se había iniciado en la política medio siglo antes.
Su desaparición física motivó expresiones de condolencia de todo el espectro político y la ciudadanía. Pese a ser el líder de una de las dos grandes fuerzas políticas argentinas del siglo XX, nunca alcanzó la Presidencia. En los años 70 alguna revista satírica, pretendiendo lanzar una humorada, lo calificó como “presidente moral de los argentinos”. Y, sin embargo, era una descripción que le rendía homenaje.
Su trayectoria merece un doble reconocimiento: tanto por su coraje democrático-republicano como por su voluntad de dejar de lado agravios y heridas pasadas para lograr lo que mencionaba en su discurso de 1976: la unión de los argentinos.
Por todas estas razones, señor presidente, solicito que se apruebe el presente proyecto de declaración.
Proyecto
Firmantes
Firmante Distrito Bloque
WOLFF, WALDO EZEQUIEL BUENOS AIRES PRO
CANTARD, ALBOR ANGEL SANTA FE UCR
BANFI, KARINA BUENOS AIRES UCR
ENRIQUEZ, JORGE RICARDO CIUDAD de BUENOS AIRES PRO
MENNA, GUSTAVO CHUBUT UCR
BERISSO, HERNAN BUENOS AIRES PRO
PICCOLOMINI, MARIA CARLA BUENOS AIRES PRO
QUETGLAS, FABIO JOSE BUENOS AIRES UCR
OCAÑA, MARIA GRACIELA BUENOS AIRES PRO
AMADEO, EDUARDO PABLO BUENOS AIRES PRO
SCHMIDT LIERMANN, CORNELIA CIUDAD de BUENOS AIRES PRO
NEGRI, MARIO RAUL CORDOBA UCR
ZAMARBIDE, FEDERICO RAUL MENDOZA UCR
CARRIZO, MARIA SOLEDAD CORDOBA UCR
Giro a comisiones en Diputados
Comisión
LEGISLACION GENERAL (Primera Competencia)
Firmantes
Firmante Distrito Bloque
WOLFF, WALDO EZEQUIEL BUENOS AIRES PRO
CANTARD, ALBOR ANGEL SANTA FE UCR
BANFI, KARINA BUENOS AIRES UCR
ENRIQUEZ, JORGE RICARDO CIUDAD de BUENOS AIRES PRO
MENNA, GUSTAVO CHUBUT UCR
BERISSO, HERNAN BUENOS AIRES PRO
PICCOLOMINI, MARIA CARLA BUENOS AIRES PRO
QUETGLAS, FABIO JOSE BUENOS AIRES UCR
OCAÑA, MARIA GRACIELA BUENOS AIRES PRO
AMADEO, EDUARDO PABLO BUENOS AIRES PRO
SCHMIDT LIERMANN, CORNELIA CIUDAD de BUENOS AIRES PRO
NEGRI, MARIO RAUL CORDOBA UCR
ZAMARBIDE, FEDERICO RAUL MENDOZA UCR
CARRIZO, MARIA SOLEDAD CORDOBA UCR
Giro a comisiones en Diputados
Comisión
LEGISLACION GENERAL (Primera Competencia)
Trámite
Cámara Movimiento Fecha Resultado
Diputados SOLICITUD DE SER COFIRMANTE DE LA DIPUTADA CARRIZO, MARIA SOLEDAD (A SUS ANTECEDENTES)

Honorable Cámara de Diputados de la Nación Argentina | Congreso de la Nación Argentina | Av. Rivadavia 1864 - Ciudad Autónoma de Bs. As. (C.P.C1033AAV) | + 54 11 6075-7100

Nota: La información contenida en este sitio es de dominio público y puede ser utilizada libremente. Se solicita citar la fuente.