PROYECTO DE RESOLUCION


Expediente 4372-D-2017
Sumario: SOLICITAR AL PODER EJECUTIVO DISPONGA LAS MEDIDAS NECESARIAS PARA GESTIONAR QUE LOS CALDENALES DE LA RESERVA PARQUE LURO, EN LA PROVINCIA DE LA PAMPA, SEAN INCLUIDOS EN LA LISTA DEL PATRIMONIO MUNDIAL DE LA UNESCO.
Fecha: 17/08/2017
Proyecto
La Cámara de Diputados de la Nación
RESUELVE:


Solicitar al Poder Ejecutivo que evalúe la posibilidad de realizar las gestiones para que los caldenales de la Reserva Parque Luro, en la provincia de La Pampa, sean incluidos en la Lista del Patrimonio Mundial de la Unesco.

FUNDAMENTOS

Proyecto
Señor presidente:


En la obra “El Nuevo Libro del Árbol”, dirigida por Francisco Erize, con textos originales de Milan Jorge Dimitri, Rosario Julio Leonardis y José Santos Biloni, y la actualización a cargo de Marcos Babarskas, Daniel Gómez, Eduardo Haene, Adrián Monteleone y Christian Ostrosky, se describe al caldén como un árbol de porte mediano, que alcanza frecuentemente 11 ó 12 metros de altura, con tronco corto de hasta 2,5 de alto y 1,5 de ancho y una copa de grandes dimensiones. Se trata de una leguminosa del mismo género de los algarrobos. Sus frutos, una vez en el suelo, son preferidos por el ganado de la región. Su madera semipesado, de textura gruesa, proveyó de adoquines a las calles de la ciudad de Buenos Aires durante muchos años, y es apta para parquetería, envases, construcción al aire libre, muebles, persianas y otros usos.
Cabe destacar que el bosque de caldén es endémico de nuestro país, y es único en el mundo. Esta característica es la que halla eco en el presente proyecto, a los fines de su protección como Patrimonio de la Humanidad. Los montes o bosques de caldén ocupaban más ampliamente otras provincias además del centro sur de La Pampa: sur de San Luis, sudoeste de Córdoba, sur de la provincia de Buenos Aires y noreste de Río Negro.
La página oficial del Gobierno de la Provincia de La Pampa señala que la Reserva Provincial Parque Luro, representa en sus 6.400 hectáreas, al ambiente del bosque de caldén. A continuación, indica que “está ubicada en el centro-este de La Pampa, en el departamento Toay a 35 Km al sur de la ciudad de Santa Rosa, sobre la ruta Nacional Nº 35. Forma parte de la región fitogeográfica del Espinal y es la única área protegida de la provincia comprendida dentro del distrito del Caldén. Fue creada en el año 1996 por medio de la Ley Nº 1689 (Decreto Provincial Nº 985/96).
Protege una pequeña porción de los otrora interminables caldenales de la región, bosques caducifolios que crecen entre las isohietas de 400 y 600 milímetros, cuya especie dominante es el caldén (Prosopis caldenia), el árbol típico de la provincia. Dentro del mismo ecosistema se incluyen también el pastizal sammófilo, una comunidad de pastizal típica de suelos medanosos, formado por dos estratos, uno de gramíneas intermedias y otro de gramíneas bajas y herbáceas (Cano, 1988); y los característicos salitrales que suelen albergar un importante número de aves acuáticas y fauna especialmente adaptada a los mismos. Dentro de la reserva, según estudios
previos realizados (Maceda et al., 2003), están representados el 58% de los anfibios, el 51% de los reptiles, el 53% de las aves y el 63 % de los mamíferos descriptos para la provincia de La Pampa. Además, cuenta con dos especies de mamíferos introducidas: el jabalí (Sus scrofa) y el ciervo colorado (Cervus elaphus), especies que han producido impactos importantes en determinadas áreas de la reserva”.
El Bosque de Caldén fue catalogado entre Vulnerable y Amenazado (dos de las categorías más elevadas de amenaza) por el relevamiento forestal realizado por la entonces Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación, mostrando además que no quedan parches mayores a 1.000 hectáreas en la provincia de La Pampa. Esto ratifica lo que biólogos, especialistas y técnicos de la Subsecretaría de Ecología de la provincia vienen señalando, respecto de la urgente necesidad de crear nuevas áreas protegidas en el ecosistema del Caldenal, y realzar la importancia que posee el Parque Luro como única porción protegida de dicho ecosistema en la provincia.( )
Lo señalado por el sitio oficial de la provincia de La Pampa, expresa de manera sintética la importancia de la especie prosopis caldenia y sus características únicas en el mundo. Decir caldén es decir La Pampa, porque hasta en su escudo la provincia ha querido rendir homenaje a esta especie exclusiva de la provincia fitogeográfica del Espinal. Llevan su nombre desde hoteles, grupos de folklore y hasta portales de Internet, demostrando el afecto que le profesa la comunidad local; ha sido y es fuente de inspiración para los poetas como Juan Ricardo Nervi, que le dedicó estos versos: “Qué sabes del caldén/ tú, que lo has visto/ morir de pie en la pampa? /Sabes que a veces llora, / y a veces, canta....?/Lo hiere el cortafierro/ la gubia lo desgarra,/ y, lo mismo que el sándalo,/cuanto más lo golpeas es mayor su fragancia”.
El caldén, como muchos otros recursos forestales, fue sobreexplotado. Algunos pueblos de La Pampa le deben su origen: Quehué (cuyo primer nombre fue Caldén), Conhelo, Rucanelo, Telén y Loventué, por ejemplo. Originalmente, cubría el 24% de la superficie provincial, con tres millones y medio de hectáreas. Hoy, según estudiosos como Pablo D’Atri, Marta Liliana Scarone y Ana Di Pangracio, está muy lejos de aquella abundancia, al punto de no superar el 11% de la superficie provincial, pero altamente fragmentado: es difícil encontrar parques que superen las 1.000 hectáreas.
Según el Primer Inventario Nacional de Bosques Nativos elaborado por la entonces Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación, "cuando se comparan los
datos de este inventario con las estimaciones de la superficie ocupada por los bosques originalmente se observa una notable disminución de la superficie ocupada por los bosques". Revela que en los últimos veinte años se perdió un 20 % de la masa forestal del caldenal. En los períodos 1999-2000 y 2005-2006, la tasa anual de deforestación ha sido, según este Informe, del -0,82 %.
Destacan Eduardo Haene y Gustavo Aparicio en el libro 100 Árboles Argentinos: “Hasta el presente, el caldén ha sido considerado un recurso por su madera de gran calidad y, en menor medida, por la sombra que brinda al ganado. Sin embargo, hoy es posible que el mayor valor sea el cultural, como símbolo de una región y protagonista de un rico folklore. Sería interesante que esta idea madure en su cultivo masivo en espacios verdes y la creación de un sistema de reservas con caldenales en la provincia de La Pampa y sectores aledaños”.
Una declaratoria a nivel mundial de estos caldenales de la Reserva Parque Luro que aún resisten la transformación de los ambientes naturales, la contaminación, la introducción de especies exóticas y hasta la ignorancia sobre su rol en el equilibrio ecológico, contribuiría a su mayor valoración por autoridades, turistas y ciudadanos residentes, a la difusión de la necesidad de su protección, y a la sensibilización acerca de las posibilidades de su cultivo, así como la ampliación de las áreas destinadas a su preservación.
Al circunscribir la declaratoria a los ejemplares dentro del límite de la Reserva, se circunscribe el ámbito de aplicación de los estándares de los sitios Unesco a un lugar de dominio público, sin afectar propiedad privada, pero poniendo el foco en una especie en peligro que merece ser puesta en valor.
Para figurar en la Lista del Patrimonio Mundial, los sitios deben tener un valor universal excepcional y satisfacer al menos uno de los diez criterios de selección. Esos criterios se explican en las Orientaciones que deben guiar la aplicación de la Convención del Patrimonio Mundial que es, junto con el texto de la Convención, la principal herramienta de trabajo para lo que concierne al Patrimonio Mundial. Los criterios son revisados con regularidad por el Comité, para que estén en armonía con la evolución del concepto mismo del patrimonio mundial. Hasta fines de 2004, los sitios del patrimonio mundial estaban seleccionados sobre la base de seis criterios culturales y cuatro criterios naturales.
Con la adopción de la versión revisada de las orientaciones, queda un conjunto único de diez criterios ( ).
El criterio número diez, es sin dudas el que da sostén a la necesidad de esta declaratoria: “contener los hábitats naturales más importantes y más representativos para la conservación in situ de la diversidad biológica, incluyendo aquellos que alberguen especies amenazadas que posean un valor universal excepcional desde el punto de vista de la ciencia o la conservación”.
Por los motivos que he expresado en estos fundamentos, no dudo que los señores legisladores apoyarán la presente iniciativa.
Proyecto
Firmantes
Firmante Distrito Bloque
LOPARDO, MARIA PAULA CIUDAD de BUENOS AIRES UNION PRO
WOLFF, WALDO EZEQUIEL BUENOS AIRES UNION PRO
GIMENEZ, PATRICIA VIVIANA MENDOZA UCR
RAFFO, JULIO CIUDAD de BUENOS AIRES DIALOGO Y TRABAJO
Giro a comisiones en Diputados
Comisión
RECURSOS NATURALES Y CONSERVACION DEL AMBIENTE HUMANO
Trámite en comisión (Cámara de Diputados)
Fecha Movimiento Resultado
12/09/2017 DICTAMEN Aprobado por unanimidad sin modificaciones en los términos del articulo 108 primer parrafo del reglamento de la H. Cámara
Dictamen
Cámara Dictamen Texto Fecha
Diputados Orden del Dia 1706/2017 CON MODIFICACIONES; LA COMISION ACONSEJA APROBAR UN PROYECTO DE DECLARACION; ARTICULO 108 DEL REGLAMENTO DE LA H. CAMARA DE DIPUTADOS DE LA NACION 19/09/2017
Trámite
Cámara Movimiento Fecha Resultado
Diputados SOLICITUD DE SER COFIRMANTE DEL DIPUTADO RAFFO (A SUS ANTECEDENTES)
Diputados APROBACION ARTICULO 114 DEL REGLAMENTO DE LA H CAMARA DE DIPUTADOS; COMUNICADO EL 05/10/2017 APROBADO
Diputados CONTESTACION DEL PODER EJECUTIVO NACIONAL - JEFE DE GABINETE DE MINISTROS - GIRADO A LA COMISION RESPECTIVA

Honorable Cámara de Diputados de la Nación Argentina | Congreso de la Nación Argentina | Av. Rivadavia 1864 - Ciudad Autónoma de Bs. As. (C.P.C1033AAV) | + 54 11 6075-7100

Nota: La información contenida en este sitio es de dominio público y puede ser utilizada libremente. Se solicita citar la fuente.