PROYECTO DE RESOLUCION


Expediente 4013-D-2019
Sumario: EXPRESAR PREOCUPACION ANTE LOS INCENDIOS FORESTALES GENERADOS EN LA ZONA DEL AMAZONAS.
Fecha: 23/08/2019
Proyecto
La Cámara de Diputados de la Nación
RESUELVE:


Expresar su preocupación ante los graves incendios forestales generados en la zona del Amazonas y solicitar al Poder Ejecutivo de la Nación el arbitrio de las medidas de coordinación, cooperación y acción necesarias con los gobiernos de la región a los fines de combatir el fuego, proteger la biodiversidad y la riqueza cultural de la zona.

FUNDAMENTOS

Proyecto
Señor presidente:


La Selva Amazónica es el bosque tropical más extenso del mundo. Se considera que su extensión llega a los 7 000 000 km² (siete millones de kilómetros cuadrados) repartidos entre nueve países, de los cuales Brasil y Perú poseen la mayor extensión. Es conocida como uno de los pulmones del planeta, ya que produce el 20 por ciento del oxígeno en la atmósfera terrestre. Se le considera vital en los esfuerzos actuales para frenar el calentamiento global y con aproximadamente la mitad del tamaño de Estados Unidos, se destaca por ser una de las ecorregiones con mayor biodiversidad en el planeta.
No hay otro ecosistema en el mundo con tanta cantidad de especies de aves; entre ellas se destacan los guacamayos, tucanes, las grandes águilas como el águila harpía, y otras muchas especies, en general de coloridos plumajes. Un 20% de las especies mundiales de aves se halla en el bosque amazónico. Un 50% de las especies mundiales de plantas se encuentran allí. En el Amazonas coexisten una cantidad increíble de árboles de todo tipo: itahuba, caricari, tajibos, cedro, ruta barcina, mandrilo y otros. El 50% de las especies de madera son exóticas. Su río, uno de los más importantes del mundo, vierte una quinta parte del agua dulce que hay en la Tierra.
Sin embargo, este último tiempo la selva Amazónica no está siendo noticia en el mundo por sus aportes a la diversidad biológica y a la lucha contra los gases de efecto invernadero sino por los graves incendios forestales que se han desatado en millares de puntos en su extensión. No es "un gran incendio que arrasa la región desde hace tres semanas". Desde enero, la selva amazónica sufre una grave ola de incendios, en estos momentos hay más de 2.500 simultáneos. El alarmante aumento del fuego en la Amazonía brasileña se debe en gran parte al avance de la deforestación y no a la temporada seca. Se propaga por medio de pequeñas fogatas que suelen ser llamadas 'queimadas' que luego se propagan estrepitosamente y que generalmente son provocadas por agricultores y campesinos para generar nuevos espacios para el cultivo, acabando con la flora autóctona que les imposibilita la explotación.
La gravedad del asunto radica en que el número de incendios en la zona en 2019 se ha multiplicado respecto a años anteriores y en agosto (mes típico de 'queimadas') los registros se han disparado. Según el Instituto Nacional de Investigaciones Espaciales (INPE), la institución encargada de medir estos fuegos, en lo que va de año Brasil ha sufrido 72.843 incendios y la mayoría de ellos ha sido en la Amazonía. La diferencia con 2018 es de un 85% más que durante el mismo período del año pasado, cuando se registraron 40.000. más, y solo desde el miércoles pasado ya se han registrado 9.500 nuevos fuegos en toda la región. En los últimos 30 años el Amazonas ya ha perdido el poder de captar la mitad de toneladas de CO2 que almacenaba anteriormente.
Los incendios en el Amazonas no son un problema brasilero solamente, en Bolivia se han registrado cerca de 500,000 hectáreas consumidas debido a los incendios de la región oriental de Santa Cruz. También llegó a este país el incendio que sucedió en el Pantanal, espacio que comparte con Brasil y que arrasó con 21,000 hectáreas. El fuego también ha llegado al Chaco Paraguayo, a Uruguay, Venezuela, Perú y las Guayanas. Las partículas generadas por el humo, han llegado a nuestro país, afectando la calidad del aire.
En el Amazonas, las llamas actúan a nivel del suelo, lo que ocasiona la muerte de árboles muy grandes, hasta dos años después del incendio. Los árboles muertos pierden sus hojas, lo que hace que entre más la luz del sol en la selva, y que a su vez la vegetación se vuelva más inflamable. Si no hay nuevos incendios, pasarán varias décadas hasta que alcance la misma densidad de vegetación, asimismo las áreas devastadas a veces son invadidas por otras especies vegetales típicas de áreas más secas.
La destrucción del amazonas amenaza el equilibrio global, y nos aleja de las metas planteadas en materia de protección del planeta en cuanto a la lucha contra el cambio climático. Las imágenes satelitales nos demuestran que apenas hay rincones del planeta donde se esté emitiendo más CO2 en estos momentos.
En 2015, nuestro país se comprometió a través de la suscripción de los Objetivos de desarrollo sostenible a trabajar para gestionar sosteniblemente los bosques, luchar contra la desertificación, detener e invertir la degradación de las tierras y detener la pérdida de biodiversidad (ODS 15 Vida de ecosistemas terrestres), esa lucha por el ambiente trasciende las fronteras y las coyunturas políticas de turno. Ahora es el momento, y por esto es que entendemos primordial la participación activa de Argentina en la lucha contra esta catástrofe ambiental, y es por los motivos precedentemente expuestos que solicito a mis pares la aprobación del presente proyecto de resolución.
Proyecto
Firmantes
Firmante Distrito Bloque
AUSTIN, BRENDA LIS CORDOBA UCR
Giro a comisiones en Diputados
Comisión
RECURSOS NATURALES Y CONSERVACION DEL AMBIENTE HUMANO

Honorable Cámara de Diputados de la Nación Argentina | Congreso de la Nación Argentina | Av. Rivadavia 1864 - Ciudad Autónoma de Bs. As. (C.P.C1033AAV) | + 54 11 6075-7100

Nota: La información contenida en este sitio es de dominio público y puede ser utilizada libremente. Se solicita citar la fuente.