Cuarto plenario de Comisiones
Thu Apr 19 08:01:00 ART 2018

CON POSTURAS INTERCALADAS, SE REALIZÓ EL CUARTO PLENARIO PARA DEBATIR SOBRE EL ABORTO

HUBO 44 INVITADOS QUE EXPUSIERON A FAVOR Y EN CONTRA. CONTINÚA EL PRÓXIMO MARTES POR LA MAÑANA.

Con una nueva metodología, que consistió en intercalar intervenciones a favor y en contra del proyecto de despenalización, se desarrolló hoy en la Cámara de Diputados el cuarto plenario de comisiones para analizar y debatir aspectos vinculados al marco legal sobre el aborto. El debate continurá el próximo martes por la mañana. 

Las comisiones de Legislación General; Legislación Penal; Familia, Mujer, Niñez y Adolescencia y Acción Social y Salud Pública, volvieron a abordar los proyectos de interrupción voluntaria del embarazo presentados en Diputados, antes de la elaboración de dictámenes.

Organizado en dos turnos, expusieron 44 invitados en el plenario: 22 a favor del proyecto de despenalización del aborto y 22 en contra. Las exposiciones fueron individuales y duraron un máximo de 7 minutos. Se las puede visualizar a través del canal de YouTube de la Cámara hcdn.tv

A continuación, un resumen de las posiciones de cada uno de los invitados:

EN CONTRA

Juan José Cuadro Moreno (Psiquiatra, Hospital Posadas): “No se puede hablar de aborto seguro cuando genera trastornos psicológicos. Engañan a las mujeres al decirles que no trae secuelas. Negar el daño por aborto es violentarlas y les impide sanar su dolor”.

Luis Durand (Cirugía General, Hospital de Clínicas): “No debemos hacer una ley que favorezca el negocio, como por ejemplo en Estados Unidos, donde la principal compañía que realiza abortos reporta ganancias por mil millones anuales. Que nazca el bebé es un factor protector para la mujer; que aborte quintuplicará las muertes actuales”.

Hugo Esteva (Cirujano Toráxico, Academia Nacional de Medicina): “Si se aprueba se abre una puerta difícil. No es verdad que legalizar el aborto disminuya la mortalidad de la mujer. Aborto trae más aborto. Hay que cuidar nuestra cultura, sobre todo la promiscuidad y al drogadicción, principales factores de los embarazos no queridos”.  

Hermana Teresa (Fundación La Esperanza, provincia de Córdoba): “Hablo en nombre de los que no saben ni pueden defenderse. Tienen un problema quienes deciden interrumpir su embarazo. Legalizar un aborto es aplicar una pena de muerte. Pido encarecidamente a cada mujer que les resulte imposible tener a un hijo que no lo aborte. Amemos a la vida”.

Cecilia Goodall
(Endocrinología): "El aborto aparece como respuesta a un embarazo no previsto, pero podemos y debemos actuar antes. Estamos llegando tarde. Un embarazo no es producto del azar. Pensemos soluciones a las situaciones dolorosas sin sacrificar la vida de nadie; el aborto no es el camino”.

Sofía Grinenco (Cardióloga Fetal. Hospital Italiano): “En otros países las leyes favorecen a la discriminación, poniendo al enfermo y más débil en una posición de desventaja en la sociedad. Debemos poner en foco la protección al feto con malformación, que luego pasa a ser un niño”.

María Susana Manieri (Clínica Médica Bioética): “Si estamos ante un sistema de salud carente de calidad, sería mejor centrarnos en educar y alertar sobre los peligros que conllevan el aborto. Generar una alternativa real y concreta que ayude a la mujer para no llegar a la situación del embarazo no previsto”.   

Manuel Luis Marti (Médico, Academia Nacional de Medicina): “La objeción de conciencia no es un acto revolucionario ni contra la ley, sino solamente que el profesional no deba ser parte de ella. Es ideológico, no científico. Con el aborto hay un claro riesgo sobre la vida de las personas”.

Bárbara Finn (Clínica Médica Geriatría, Hospital Británico): “El derecho al aborto libre implicaría reconocer desde el Estado que hay algunas vidas que son más valiosas que otras, estableciendo diferentes categorías, algunas que merecen cuidado y atención; y las que no se pueden defender, quedarían libradas a su suerte. La solución no es el aborto, la muerte nunca puede ser la respuesta”.

Alejandro Videla (Neumonólogo, Hospital Austral): “Considero fundamental mejorar factores como la calidad de la atención medica, el alfabetismo de las mujeres, la prohibición de violencia de género y el manejo de la fertilidad  que sí evitarán la mortalidad de la mujer”.

Francisco Turri (Obstetra, Hospital Austral): “La política siempre nos enseñó que no existe otro derecho más importante que el derecho a vivir en libertad y que mis derechos se limitan cuando comienzan los del otro”.

Diego Abriola (Musicoterapia): “La vida no se debate, se promociona. Ningún profesional de la salud está habilitado para decidir si una vida vale o no. No somos árbitros de la vida”.

Carlos Cafferata (Cuidados Paliativos, Hospital Italiano): “El aborto como protección de la mujer vulnerable es intrínsecamente contradictorio, ya que elimina al niño no nacido, no busca revertir la vulnerabilidad y a veces la agrava”.

Magdalena De Elizalde (Neonatologa, Hospital Austral): “Pensar que una ley que despenalice el aborto es la solución para disminuir muertes maternas, es simplista. Combatir la muerte con más muerte no es la solución, no si queremos ser una sociedad moderna, inclusiva y que cuide a los más vulnerables”.

Cristina Mitidiero (Psiquiatra Infanto Juvenil): “Hay que amar a la madre, nunca matar a su hijo va a ayudarla, no sólo a ellas, sino tampoco a los profesionales. Cada vida vale oro”.

Eduardo Moreno Vivot (Pediatría): “Vengo a denunciar que es inconstitucional, es discriminatorio para las personas con discapacidad, no puede haber categorías de humanos. Ustedes avalarán o no este genocidio. Por favor, déjenlos vivir”.

María Inés Turri (Neonatología, Hospital Austral): “El más soberano de los derechos es el derecho a la vida. El aborto inducido no es una urgencia en la salud pública. Es una situación desesperada de una mujer, por eso no la podemos penalizar”.

Susana Nievas (Obstetra): “En el caso de la mujer violada y embarazada, lo más importante es tratar la violación. La mujer está sufriendo una situación de estrés postraumático, por eso hay que trabajar otras alternativas, como fomentar la adopción”.

Varinia Frau Alveal (Psiquiatra, FASAM): “Una de las voces silenciadas en esto es la del hombre. Se han visto cambios hormonales durante el embarazo y posterior. También ellos tienen un síndrome post-aborto. Toda promulgación del aborto es favorecer la enfermedad mental de la población”.

José Ignacio Peretti (Tocoginecolo): “Debemos mejorar la salud materno-fetal sin descartar a nadie, se logrará con los equipos de salud y el apoyo del Estado, un Estado que se comprometa y plantee una política pública para proteger la maternidad vulnerable”.

Gloria Núñez (Clínica Médica, Hospital Fernández): “La despenalización, el permiso legal para matar a una persona indefensa, no hace grande a ninguna nación. Argentina puede ser referencia en políticas superadoras”.

Valeria Quintero Conticello (Psiquiatra, Hospital Churruca): “La vulnerabilidad y el grado de indefensión que tienen las mujeres genera problemas. Deberíamos estar pensando cómo generar mayor contención y que les permitan finalizar el embarazo o dar en adopción a su hijo”.
 

A FAVOR


Marina Graziosi (Profesora de la Universidad de Roma): “En Italia la ley existe desde hace 40 años y establece que los abortos se pueden realizar gratuitamente en hospitales públicos y que está prohibido, y es un crimen, practicarlo fuera. En estos años los abortos han bajado mucho y prácticamente han desaparecido las muertes. El éxito radica en la información”.

Alicia Stolkiner (Psicóloga Sanitarista): “La demografía demuestra que si no se retiran las barreras penalizantes seguiremos pagando con la vida de las mujeres más vulnerables y con el dolor de la sociedad y las familias. La muerte no es cuantificable, las muertes evitables se evitan”.

Analia Mesina (Médica tocoginecóloga): “Confidencialidad y celeridad, son factores importantes para la salud de las mujeres que deciden abortar. Quien interrumpe un embarazo se encuentra en situación de vulnerabilidad. Es raro que eso sea tomado en su contra haciéndolas nuevamente víctimas”.

Daniel Teppaz
(Médico Universidad Nacional de Rosario): “Necesitamos un sistema legal que minimice las asimetrías de poder que se dan en la relación profesional-mujer, donde las últimas quedando a merced de las interpretaciones subjetivas de quienes las asistan. El aborto no es sólo un problema de salud sino de justicia social”.

María Paula Botta
(Médica especialista en Medicina General y Familia): “El modo en que las mujeres acceden al sistema de salud y la contención que éste puede darles es lo que hace que una interrupción sea seguro y de calidad. Quienes defendemos la legalización venimos de la salud pública y los que se oponen provienen principalmente del ámbito privado de la salud”.

Mariana Mascardi (Médica Generalista): “La expresión ´tengo la suerte de´, da cuenta de las inequidades que afrontamos las ciudadanas de nuestro país. El acceso a un aborto seguro no debe ser un privilegio de unas pocas. No puede depender de un Gobierno en particular sino de una Ley nacional acorde a la realidad en que vivimos”.

María Gabriela Pereira (Médica Generalista): “El aborto es una realidad cotidiana, no está en discusión. Los insto a ustedes, legisladores, a que terminen con más muertes evitables y no permitan que un atributo jurídico se transforme en una conciencia colectiva que avasalle la soberanía de nuestros cuerpos”.

María Celeste Alarcón (Médica Generalista): “El Estado no está garantizando que en los servicios de salud pública exista pleno acceso, generando una significativa desigualdad. Necesitamos una ley superadora para que todas las mujeres tengan un aborto seguro. Es su responsabilidad legislar para todas las mujeres”.

Ana Paula Fagioli (Centro de Salud, Municipalidad de Morón): “No garantizar que el sistema de salud se adapte a los estándares de legalidad forma parte de las múltiples violencias que el Estado argentino sigue perpetuando sobre el cuerpo de las mujeres y las personas con capacidad de gestar, estableciendo la maternidad como una obligación moral y hasta como una condena. Legalizar el aborto salva vidas”.

Pablo Dalmasso (Enfermero profesional): “Consideramos que forzar a una mujer a llevar un embarazo que pone en riesgo su salud integral es tener para con ella un trato cruel e inhumano. La cuestión central es aceptar que está en manos de las mujeres si van a albergar un proceso de gestación dentro de sus cuerpos. Nos cuesta aceptar que las mujeres tienen el poder de elegir”.               

Leandro Cahn (Director Ejecutivo de Fundación Huésped): “Los que hoy se oponen a la legalización del aborto antes se opusieron sistemáticamente al tratamiento de otras leyes que otorgaron derechos. Discutimos si desde el Estado se garantiza un acceso a una práctica segura e informada; o si seguimos viviendo en un país que elige mirar para otro lado en esta problemática”.

Carolina Comaleras (Licenciada en Obstetricia, UBA): “El aborto salió del armario y está en las calles: la marea verde es imparable. Nosotras ya entramos en la historia, ahora les toca a ustedes. Aborto clandestino, nunca más”.

Gabriela Luchetti (Profesora a cargo de la cátedra de Ginecología y Obstetricia de la Facultad de Ciencias Médicas de la Universidad Nacional del Comahue): “Nuestra conciencia nos dicta que hacer abortos seguros es estar a favor de la vida y respetar los derechos y la salud de las mujeres”.

Silvina Ramos (Socióloga): “Se debate si se nos reconoce a las mujeres el estatus moral para tomar decisiones sobre nuestras propias vidas. Espero el Congreso vote a favor de la vida y de la libertad de las mujeres”.

Mario Rovere (Medico sanitarista): “No estamos discutiendo a favor o en contra, sino en contra del homicidio por omisión, al empujar a mujeres pobres a una forma de atención que las mujeres de mayores ingresos de nuestro país no tienen”.

Raquel Tizziani (Médica Clínica y sexóloga): “Necesitamos una ley superadora, que habilite el pleno derecho de decidir sobre los propios cuerpos y despenalice el aborto a partir de las 14 semanas”.

Andrea López (Médica Generalista y familiar): “"El aborto es un problema de salud pública y de clase. Haremos que las voces de miles de mujeres que murieron por abortos inseguros se escuchen en el Congreso y en cada rincón del país, hasta que al aborto sea legal”.

Gabriela Bauer (Médica pediatra, Hospital Garraham): “Existe suficiente evidencia de prácticas seguras, entre las cuales figura el aborto legal, que aplicadas a través de políticas regulatorias, implicarán mejoras tangibles en la salud pública”.

Inés Carolina Atencio
(Trabajadora social): “Despenalizar y legalizar significara sacar de la clandestinidad a las mujeres y otorgarles dignidad. Es una cuestión de salud pública, justicia social e igualdad”.

Malena Magnasco (Politóloga especialista en políticas de salud): “La implementación de la ley en Uruguay funciona y es un avance significativo respecto al país vecino y la región. Uruguay ocupa el primer lugar en mortalidad materna más baja, con números que siguen descendiendo”.

Ornella Tinirello
(Trabajadora en un Centro de Salud): “La maternidad será deseada o no será. Legalizar y acceder al aborto es la única forma de transformar esta sociedad en una sociedad más justa”.

Pablo Barbero (Médico pediatra): “¿Tenemos el derecho de juzgar la decisión de las pacientes? Si la decisión es interrumpir el embarazo, las mujeres lo hacen a riesgo de morir en un aborto clandestino. ¿Tenemos derecho de penalizar a las mujeres que desean abortar?”.
 


Honorable Cámara de Diputados de la Nación Argentina | Congreso de la Nación Argentina | Av. Rivadavia 1864 - Ciudad Autónoma de Bs. As. (C.P.C1033AAV) | (54-11) 4127-7100

Nota: La información contenida en este sitio es de dominio público y puede ser utilizada libremente. Se solicita citar la fuente.