Información de Gestión

COMPROMISO CON LA IGUALDAD DE GÉNERO
Y LA DIVERSIDAD SEXUAL

Las grandes movilizaciones de los últimos años pusieron en evidencia que la lucha por los derechos de las mujeres, lesbianas, travestis, trans y personas no binarias no se detiene porque todavía vivimos en una sociedad profundamente desigual. Estos reclamos constantes llegaron al Estado como políticas públicas a través de la creación de nuevas áreas y organismos. La Cámara de Diputados de la Nación, como representante del pueblo, suele ser la más sensible a las deman das y no podía estar ajena a la convicción de hacer de la política de género y diversidad sexual una mirada transversal que defienda ésta perspectiva en cada decisión política.

Por eso, entre febrero y marzo del 2020, se crearon la Dirección General de Igualdad, que depende de Presidencia, y el Departamento de Géneros y Diversidad Sexual de la Dirección General de Recursos Humanos, dentro de Secretaría Administrativa, dos áreas que por primera vez tienen la responsabilidad de implementar una política institucional que busque transformar las históricas relaciones basadas en la división sexual del trabajo dentro (y fuera) de la HCDN.

Tenemos como objetivo principal transversalizar la política de género; recuperar, poner en valor y visibilizar nuestra historia, generar herramientas que eliminen las brechas de género y promocionen el trabajo justo, libre de violencias y equitativo

Generamos proyectos que tengan un impacto dentro y fuera de la Cámara de Diputados de la Nación en favor de las relaciones de género igualitarias, articulando con distintas instituciones y organismos.

Tenemos la responsabilidad de implementar la Ley Micaela 27.499 de sensibilización y capacitación en género y diversidad sexual para todas las personas trabajadoras y funcionarias públicas del Estado. Buscamos defender los derechos que conquistamos en las leyes pero todavía no se cumplen en la realidad.

Éste es un nuevo paso en el largo camino que vienen recorriendo las trabajadoras y legisladoras que pelean por sus derechos desde antes de tener el derecho a entrar al Congreso. Y que tomó un impulso imparable con la sororidad parlamentaria que atraviesa las banderas partidarias. Queremos invitar a todas, a todos, a todes a construir éste nuevo Parlamento posible. Éste logro es de todas, y es con todes.