Periodo:133 Reunion:7 Fecha:7/10/2015 CREACIÓN DEL ENTE NACIONAL DE DESARROLLO DEPORTIVO

SRA. BIANCHI,IVANA MARIA (SAN LUIS): Señora presidenta: en primer lugar, quiero aclarar que el tema del deporte no estuvo en la agenda presidencial, pero en esto nada tuvieron que ver los candidatos. La agenda presidencial y los temas contenidos en ella fueron marcados por los responsables correspondientes, que eran de la UBA. Quería aclarar esta cuestión al señor diputado que hizo el planteo, ya que al no estar presente en el recinto su candidato a presidente, tal vez lo desconocía. En relación con el tema del deporte –que es lo que nos ocupa-, quiero aclarar que voy a utilizar el término del que dispongo para hablar de los dos proyectos. Lo primero que quiero señalar es que el deporte es una forma de proyectar la imagen de un país tanto dentro como fuera de él. Nadie desconoce que la política se ha metido en el deporte y que en muchas ocasiones ha quedado demostrado que los políticos utilizaron, utilizan y aprovechan el deporte y su impacto con el objeto de vender una imagen de país, de provincia o de municipio. Otras veces, lo utilizan a nivel personal para aumentar su ego y saciar su megalomanía. ¿Por qué digo que lamentablemente la política está ligada al deporte? Nadie puede olvidar que en 1934, en Italia, se adulteró un campeonato mundial de fútbol para que ese país ganase el título, o cuando en 1936 en Alemania se llevaron a cabo los Juegos Olímpicos para demostrar la supuesta superioridad de la raza aria. Tampoco podemos olvidar la terrible y lamentable historia de la República Argentina, cuando en 1978 se estaba celebrando un mundial y a nuestras espaldas morían nuestros hermanos en manos de los militares. A lo largo de su historia, la Argentina tuvo distintas formas de gobierno, de facto y democráticas, pero también tuvo varias crisis económicas que impactaron sobre el deporte argentino y muchas veces lo marcaron de muerte. La ley 20.655, del deporte, nace en el 74 de la mano de Juan Domingo Perón, que dio la primera vista legislativa e integral para que el deporte argentino tuviera sus mejores años. Obviamente, en la época del gobierno de facto esta ley quedó sin efecto y volvió a tomar su impronta en el año 1983, con la llegada de la democracia. Lo cierto es que seguimos con esta normativa de 1974 y llevamos cuarenta y un años sin que se le introduzca modificación alguna. Los tiempos han cambiado; ha cambiado la forma de comunicación, la tecnología, las necesidades de las personas y las formas de relacionarse. Es por ello que estoy convencida de que esta iniciativa hubiera dado una oportunidad histórica para adecuar esta legislación a la realidad de nuestros días, aportando al deporte un marco más complejo y acorde a las necesidades actuales. Lamentablemente, hoy se pretende mostrar un proyecto de ley consensuado en esta Cámara, con amplia participación de los diversos sectores; y además, dicen que es un proyecto federal, algo que no es así. Estamos frente a una gran falacia. Un ejemplo de ello es que en mi provincia, San Luis, se realizó una reunión solamente con los sectores afines al kirchnerismo y solo en la ciudad de San Luis, que no es la provincia de San Luis. La provincia también es Villa Mercedes, La Toma, Justo Daract, Nueva Galia y Merlo. Me hablan de que esta es una ley federal, pero con esto queda demostrado que no lo es. Tampoco puedo olvidar que cuando en la reunión de comisión pedí el proyecto para poder formular mis aportes sobre un borrador me lo negaron porque tenían temor de que ese proyecto les fuera robado o de que otro diputado lo copiara. Por supuesto que considero que se trató de una respuesta fuera de lugar, porque el presidente del ente que se pretende crear debe ser el de todos los deportistas argentinos y no solamente de aquellos que son afines políticos. Entrando al proyecto propiamente dicho, quiero manifestar que desde 2012 vengo presentando una modificación a esta ley, pero obviamente el presidente omitió mi propuesta y nunca se trató. Conozco la importancia que tiene la modificación de esta ley, pero también sé que no se ha hecho a reglamento y como corresponde. También presenté un proyecto para que nuestra Nación tenga un Ministerio de Deportes, como lo tiene desde hace cuatro años la provincia a la que represento, que fue pionera en este sentido. Justamente, así como el deporte en San Luis está saliendo adelante, quiero que el resto de las provincias del país puedan crecer en este sentido. Por eso, me parece muy importante la creación de un Ministerio de Deportes que tenga un presupuesto propio a los efectos de cubrir todas las necesidades de los deportistas argentinos. Voy a decir cuáles son mis objeciones respecto de esta iniciativa. En primer lugar, en relación con la creación del Instituto Nacional del Deporte y la Actividad Física considero que no es necesario que esta Cámara continúe creando ininterrumpidamente organismos con cargos que solo generan un mayor costo para cada argentino. Además, desconocemos cuál será el origen de los fondos. ¿Por qué razón pretenden generar nuevos cargos al Ministerio de Desarrollo Social cuando justamente tenemos la posibilidad de crear un ministerio que posea todas las facultades necesarias para garantizar los valores que necesitamos? No obstante esta reforma, la ley 20.655 –que se autotitula “federal” no permitió la participación de todas las provincias ni de todos los actores. Esta iniciativa implica un claro avasallamiento al derecho municipal atento a que en el artículo 14 crea tantos consejos municipales del Deporte como municipalidades existen, vulnerando así el principio de jurisdicción y competencia que tiene cada provincia en su legislación y territorio. Con respecto a los recursos, considero discrecional y excesivo el manejo de fondos corrientes por parte del jefe de Gabinete de Ministros ya que estamos hablando de fondos corrientes por 4.500 millones de pesos. En ese mismo orden de ideas, en cuanto a los artículos 32 y 35 de la presente ley, se establece un sistema de información de censos sobre los deportistas; me pregunto, entonces, para qué sigue funcionando el INDEC, teniendo en cuenta que este instituto lo tiene incluido. Esta ley tampoco contempla uno de los mayores flagelos que existe en el deporte. Me refiero a la violencia que se registra en todo el país; pero esta iniciativa no habla de la violencia en los espectáculos deportivos. En relación con el Ente Nacional de Desarrollo Deportivo ENADEP, mi primer análisis apunta a que el financiamiento se crearía a través de un gravamen a cada envase de bebidas con alcohol, analcohólicas y energizantes. Ante la crítica de la COPAL –Coordinadora de las Industrias de Productos Alimenticios y de los diversos sectores en el sentido de que esto implicaba un nuevo golpe a las economías regionales y a cada ciudadano, el autor del proyecto vuelve atrás con esta iniciativa y deja librada la cuestión al azar. Es así que el presidente de la Comisión de Presupuesto y Hacienda dice textualmente que “la idea es crear el ente, ponerlo en marcha y después ver la asignación específica”. De esta manera, el proyecto demuestra una acefalía flagrante en la forma de financiamiento, porque sin fondos es imposible la creación del ente y, por ende, su funcionamiento. Por lo tanto, señora presidenta, es obvio que no voy a acompañar estos proyectos. (Manifestaciones en las galerías.)
...
Ver debate completo...

Honorable Cámara de Diputados de la Nación Argentina | Congreso de la Nación Argentina | Av. Rivadavia 1864 - Ciudad Autónoma de Bs. As. (C.P.C1033AAV) | + 54 11 6075-7100

Nota: La información contenida en este sitio es de dominio público y puede ser utilizada libremente. Se solicita citar la fuente.