Foto de la Diputada de la Nación IVANA MARIA BIANCHI

Ivana Maria Bianchi

Diputada de la Nación

UNIDAD JUSTICIALISTA
Período: 10/12/2015 - 09/12/2019
ibianchi@hcdn.gob.ar

Periodo:132 Reunion:23 Fecha:19/11/2014 DICTÁMENES SIN DISIDENCIAS NI OBSERVACIONES

SRA. BIANCHI,IVANA MARIA (SAN LUIS): Señor presidente: el bloque Compromiso Federal se abstendrá en la votación de los proyectos contenidos en los siguientes expedientes: 4155-d-2014 Orden del Día N° 530, 4348-d-2014 Orden del Día N° 531, 6007-d-2013 Orden del Día N° 661, 6701-d-2014 Orden del Día N° 1.240 y 7362-d-2014 Orden del Día N° 1.253.
...
SRA. BIANCHI,IVANA MARIA (SAN LUIS): Señora presidenta: la Cámara está considerando ahora el despacho contenido en el Orden del Día N° 935. Celebro que hoy estemos apoyando este dictamen, que tiene en cuenta un proyecto de mi autoría, así como también iniciativas de otros legisladores. La Comisión de Acción Social y Salud Pública ha hecho un trabajo increíble, junto con sus asesores, y hemos logrado un despacho consensuado. Por ello, permítaseme felicitar a la presidenta de esa comisión. La muerte súbita constituye en el mundo un problema de salud; por ello, entre muchas otras prevenciones se debe efectuar un entrenamiento de toda la comunidad, justamente, en reanimación y desfibrilación, que constituyen las dos técnicas principales que para estos casos recomienda la Organización Mundial de la Salud. Obviamente, para que ello ocurra deben existir dispositivos de reanimación en todos los lugares donde puede ocurrir un paro cardíaco y sobrevenir una muerte natural, sobre todo en aquellos ámbitos en que hay mucha afluencia de público. Al presentarse desfibriladores en lugares de trabajo, edificios, espacios públicos o privados es alta la posibilidad de recuperar a la víctima, por supuesto, si se cumple con los preceptos modernos de atención prehospitalaria. En la Argentina se llevó a cabo un estudio estadístico que indica que el 80 por ciento de las muertes por ataque cardíaco se produce por una arritmia llamada “fibrilación ventricular”, cuyo único tratamiento precoz –a los fines de salvar la vida de la víctima-, justamente, es la desfibrilación. Respecto de la población seleccionada, con alto riesgo de padecer un evento arrítmico ventricular, la mejor terapia disponible en 2014 está dada por los desfibriladores automáticos. Los países más modernos de Europa y otros de Latinoamérica cuentan con una ley que dispone la obligatoriedad del uso de desfibriladores en lugares públicos, como escuelas, universidades, canchas de fútbol, supermercados, grandes tiendas, clubes deportivos. ¡Cuántas vidas podríamos haber salvado en el deporte argentino si obligatoriamente todos los clubes hubiesen tenido un desfibrilador! No solo es importante este mecanismo, que existe desde hace más de cincuenta años, sino que también es necesario que haya campañas de concientización y programas de entrenamiento de personas y público en general, a los fines de que puedan proceder a una buena reanimación cardiopulmonar básica. Tener cerca un desfibrilador automático externo y saber utilizarlo es la clave para salvar una vida. Luego de un episodio de muerte súbita, la sobrevida está directamente relacionada con el tiempo que se tarda en iniciar estas maniobras de cardioprotección. Si el ritmo anárquico es tratado en forma temprana, dentro del primer minuto, el 75 u 80 por ciento de las víctimas tiene posibilidad de sobrevivir. Por cada minuto que transcurre desde el ataque hasta el comienzo de la desfibrilación se pierde entre un 10 y un 15 por ciento de posibilidad de sobrevida. Para culminar, debo señalar que no solo necesitamos desfibriladores automáticos externos y personas que sepan usarlos; además, debemos considerar que el desfibrilador sea manejado tanto por un médico como por la comunidad en general, para poder salvar una vida.
...
Ver debate completo...

Honorable Cámara de Diputados de la Nación Argentina | Congreso de la Nación Argentina | Av. Rivadavia 1864 - Ciudad Autónoma de Bs. As. (C.P.C1033AAV) | + 54 11 6075-7100

Nota: La información contenida en este sitio es de dominio público y puede ser utilizada libremente. Se solicita citar la fuente.