Foto de la Diputada de la Nación IVANA MARIA BIANCHI

Ivana Maria Bianchi

Diputada de la Nación

UNIDAD JUSTICIALISTA
Período: 10/12/2015 - 09/12/2019
ibianchi@hcdn.gob.ar

Periodo:131 Reunion:11 Fecha:25/09/2013 CONSIDERACIÓN CONJUNTA DE ASUNTOS (CONTINUACIÓN)

SRA. BIANCHI,IVANA MARIA (SAN LUIS): Señora presidenta: otros años hubiera comenzado mi discurso diciendo que estaba absolutamente feliz de que esta Cámara estuviera dando cumplimiento al artículo 75, inciso 8, de la Constitución Nacional. Pero debemos sincerarnos con nuestro pueblo y decir que el tratamiento de este proyecto viene a convertir a la Constitución en letra muerta. ¿Por qué? Por la falta de precisión en los datos, en las cifras, en las cuantificaciones y en las estadísticas. Hay que reflejar la verdad. Esos datos reales no están reflejados. Hay que reflejar la verdad de lo que padecen a diario los argentinos. Sólo así este proyecto de presupuesto cobraría sentido. Si no, no es adecuado, no sirve, señora presidenta. Todos sabemos que esta inexactitud de los datos no es inocente; tiene un objetivo y un fin principal, y es que el pueblo argentino desconozca la crisis por la que estamos atravesando. La presentación de este proyecto de presupuesto en esta Cámara y bajo estas condiciones habla de que se intenta que seamos cómplices del ocultamiento. Para eso no cuente conmigo, señora presidenta. No voy a ser cómplice de esta terrible mentira que intentan hacerle creer al pueblo argentino. Hablo de ocultamiento por la forma exprés con la que se despachó, sin tiempo, sin debate, sin poder reformar ni una coma. Hablo de ocultamiento por la forma en que nos llegó: nos resultó casi imposible poder tener el proyecto de presupuesto en nuestras manos; le aseguro que era más fácil conseguir un papiro del antiguo Egipto que un CD o un ejemplar del presupuesto. Hablo de ocultamiento porque este presupuesto está elaborado sobre la base del INDEC, pero del “INDEK” con “k”. Está elaborado sobre la base de un ministro de Economía que dice no querer hablar de la inflación. ¿Hace falta agregar algo más? En cuanto al análisis, en la página 25 se habla de un incremento de los recursos tributarios verificados en este período en relación con igual semestre del año 2012, aduciendo que hay 35.573 millones de más. Pretenden hacernos creer que este monto está sustentado por el desenvolvimiento de la actividad económica y acá aparece otra vez el ocultamiento, cuando todos sabemos que este sustento no es otro que el impuesto inflacionario. Hay ocultamiento cuando hablan de una inflación del 10,4 por ciento en el presupuesto, cuando Billion Prices, Proyect, del Instituto de Massachusetts (MIT), Indecom y las provincias hablan de una inflación diferente. Chubut habla de una inflación del 23,6 por ciento. La Pampa habla de una inflación del 18,8 por ciento. San Luis habla de una inflación del 23,9 por ciento. Santa Fe habla de una inflación del 21 por ciento, y Tierra del Fuego habla de una inflación del 23,5 por ciento. Además, señora presidenta, cualquier vecino de la República Argentina, de Norte a Sur y de Este a Oeste, sabe que estos porcentajes son mentirosos; lo advierte simplemente cuando va al almacén de su pueblo o a las grandes cadenas de supermercados. Cada vez más argentinos ven licuados sus sueldos, sus asignaciones familiares. Cada vez se compran menos productos con el mismo monto. La carne ha subido un 10 por ciento; la leche, un 52 por ciento; el pescado, un 15 por ciento; los huevos, un 30 por ciento; el pan, un 20 por ciento; la harina, un 17 por ciento y el pollo, un 23 por ciento. En relación con el crecimiento económico no podemos dejar pasar por alto la obstinación y manipulación de las cifras económicas que dicen que será del 6,2 por ciento, porcentaje que nos llevará a tener que pagar a todos los argentinos un cupón de PBI superior a 4 mil millones de dólares, cuando las estimaciones privadas hablan de que la Argentina crecerá en 2014 sólo el 3 por ciento. Si creciera esto, no correspondería pagar dicho cupón, como sucedió en 2013, porque el crecimiento de 2012 no superó el 3 por ciento. En este país todos sabemos que el cupón de PBI se dispara automáticamente cuando el crecimiento es superior al 3,22 por ciento. ¿Pero sabe cuánto les costará a los argentinos esta “avivada” del INDEC, por haber manipulado el índice de precios al consumidor? Le costará 4 mil millones de dólares; más de 22 mil millones, sólo con el cambio del día de hoy. Coincido con la señora presidenta de la Nación en que somos pagadores seriales. Por supuesto, cómo no lo vamos a ser si le vamos a regalar a los tenedores de bonos un monto que equivale al presupuesto de 48 universidades nacionales, al triple del presupuesto del área de seguridad o lo que equivale al presupuesto del Poder Judicial de la Nación. ¿Saben por qué digo que se lo vamos a regalar? Porque si dijéramos la verdad sobre el crecimiento económico no estaríamos obligados a pagar. Si creciéramos y lo pagáramos igual sería distinto; este gobierno debería asumir la responsabilidad de que lo está haciendo a costa del hambre del pueblo. En relación con el gasto público, hay un incremento de 92.512 millones de pesos. ¿Sabe cuál ha sido el aumento? Ha sido por los subsidios, se ha dado un 41,6 por ciento más de lo previsto. Con este gasto discrecional, es decir sin control, se podrían hacer 166 mil viviendas que solucionarían la vida a 500 mil argentinos; se podría triplicar el presupuesto de las universidades, pero no es la primera vez que vemos este aumento en esta “década ganada”. En el 2007 fue un 27,4 más de lo presupuestado, en el 2008, un 21,1 por ciento, en el 2010, 14,4. Son muy buenos dibujantes de los presupuestos, y el de 2014 no es la excepción. ¿Saben en qué se ha gastado más la plata de los argentinos? En la publicidad oficial, en un 26 por ciento, contra un 20 por ciento de obra pública; en Fútbol para Todos, que le costará a todos nosotros, los argentinos, 4 millones de pesos por día, un total de 1.401 millones de pesos al año. ¿Saben qué se podría hacer con esto? 170 escuelas, 100 mil viviendas sociales, 12 hospitales, tres millones setecientas mil asignaciones universales, dar a 5 mil comedores escolares 280.200 pesos por mes, y equivale al sueldo de 300 mil docentes. Mirando el presupuesto de mi provincia, me pregunto cómo puede ser que con 8 mil millones de pesos hayamos aumentado 33 por ciento en seguridad contra un 6 en Nación, un 40 en educación contra un 3 por ciento. ¿Y saben qué? No nos endeudamos en un centavo. Al contrario, a mi provincia se le debe en esta década de discriminación y distribución injusta 6.700 millones de pesos de coparticipación federal, sin contar los intereses y actualizaciones. La provincia tiene 16 juicios pendientes, por lo que pediría a la Corte Suprema que se expidiera en alguno de ellos. Ratifico que Compromiso Federal no va a votar a favor de este proyecto de ley de presupuesto. Es un presupuesto espurio. A quien así lo vote le cabrá la norma del artículo 29 de la Constitución Nacional, debiendo responder primero al pueblo de San Luis y después al pueblo argentino. Termino diciendo que en muchos discursos la presidenta habla de Dios y la Virgen, y voy a tomar prestada esa frase y digo que Dios nos bendiga y la Virgen nos acompañe a todo el pueblo argentino si esta noche se aprueba este proyecto de presupuesto.
...
Ver debate completo...

Periodo:131 Reunion:11 Fecha:25/09/2013 CONSIDERACIÓN CONJUNTA DE ASUNTOS (CONTINUACIÓN)

SRA. BIANCHI,IVANA MARIA (SAN LUIS): Señora presidenta: otros años hubiera comenzado mi discurso diciendo que estaba absolutamente feliz de que esta Cámara estuviera dando cumplimiento al artículo 75, inciso 8, de la Constitución Nacional. Pero debemos sincerarnos con nuestro pueblo y decir que el tratamiento de este proyecto viene a convertir a la Constitución en letra muerta. ¿Por qué? Por la falta de precisión en los datos, en las cifras, en las cuantificaciones y en las estadísticas. Hay que reflejar la verdad. Esos datos reales no están reflejados. Hay que reflejar la verdad de lo que padecen a diario los argentinos. Sólo así este proyecto de presupuesto cobraría sentido. Si no, no es adecuado, no sirve, señora presidenta. Todos sabemos que esta inexactitud de los datos no es inocente; tiene un objetivo y un fin principal, y es que el pueblo argentino desconozca la crisis por la que estamos atravesando. La presentación de este proyecto de presupuesto en esta Cámara y bajo estas condiciones habla de que se intenta que seamos cómplices del ocultamiento. Para eso no cuente conmigo, señora presidenta. No voy a ser cómplice de esta terrible mentira que intentan hacerle creer al pueblo argentino. Hablo de ocultamiento por la forma exprés con la que se despachó, sin tiempo, sin debate, sin poder reformar ni una coma. Hablo de ocultamiento por la forma en que nos llegó: nos resultó casi imposible poder tener el proyecto de presupuesto en nuestras manos; le aseguro que era más fácil conseguir un papiro del antiguo Egipto que un CD o un ejemplar del presupuesto. Hablo de ocultamiento porque este presupuesto está elaborado sobre la base del INDEC, pero del “INDEK” con “k”. Está elaborado sobre la base de un ministro de Economía que dice no querer hablar de la inflación. ¿Hace falta agregar algo más? En cuanto al análisis, en la página 25 se habla de un incremento de los recursos tributarios verificados en este período en relación con igual semestre del año 2012, aduciendo que hay 35.573 millones de más. Pretenden hacernos creer que este monto está sustentado por el desenvolvimiento de la actividad económica y acá aparece otra vez el ocultamiento, cuando todos sabemos que este sustento no es otro que el impuesto inflacionario. Hay ocultamiento cuando hablan de una inflación del 10,4 por ciento en el presupuesto, cuando Billion Prices, Proyect, del Instituto de Massachusetts (MIT), Indecom y las provincias hablan de una inflación diferente. Chubut habla de una inflación del 23,6 por ciento. La Pampa habla de una inflación del 18,8 por ciento. San Luis habla de una inflación del 23,9 por ciento. Santa Fe habla de una inflación del 21 por ciento, y Tierra del Fuego habla de una inflación del 23,5 por ciento. Además, señora presidenta, cualquier vecino de la República Argentina, de Norte a Sur y de Este a Oeste, sabe que estos porcentajes son mentirosos; lo advierte simplemente cuando va al almacén de su pueblo o a las grandes cadenas de supermercados. Cada vez más argentinos ven licuados sus sueldos, sus asignaciones familiares. Cada vez se compran menos productos con el mismo monto. La carne ha subido un 10 por ciento; la leche, un 52 por ciento; el pescado, un 15 por ciento; los huevos, un 30 por ciento; el pan, un 20 por ciento; la harina, un 17 por ciento y el pollo, un 23 por ciento. En relación con el crecimiento económico no podemos dejar pasar por alto la obstinación y manipulación de las cifras económicas que dicen que será del 6,2 por ciento, porcentaje que nos llevará a tener que pagar a todos los argentinos un cupón de PBI superior a 4 mil millones de dólares, cuando las estimaciones privadas hablan de que la Argentina crecerá en 2014 sólo el 3 por ciento. Si creciera esto, no correspondería pagar dicho cupón, como sucedió en 2013, porque el crecimiento de 2012 no superó el 3 por ciento. En este país todos sabemos que el cupón de PBI se dispara automáticamente cuando el crecimiento es superior al 3,22 por ciento. ¿Pero sabe cuánto les costará a los argentinos esta “avivada” del INDEC, por haber manipulado el índice de precios al consumidor? Le costará 4 mil millones de dólares; más de 22 mil millones, sólo con el cambio del día de hoy. Coincido con la señora presidenta de la Nación en que somos pagadores seriales. Por supuesto, cómo no lo vamos a ser si le vamos a regalar a los tenedores de bonos un monto que equivale al presupuesto de 48 universidades nacionales, al triple del presupuesto del área de seguridad o lo que equivale al presupuesto del Poder Judicial de la Nación. ¿Saben por qué digo que se lo vamos a regalar? Porque si dijéramos la verdad sobre el crecimiento económico no estaríamos obligados a pagar. Si creciéramos y lo pagáramos igual sería distinto; este gobierno debería asumir la responsabilidad de que lo está haciendo a costa del hambre del pueblo. En relación con el gasto público, hay un incremento de 92.512 millones de pesos. ¿Sabe cuál ha sido el aumento? Ha sido por los subsidios, se ha dado un 41,6 por ciento más de lo previsto. Con este gasto discrecional, es decir sin control, se podrían hacer 166 mil viviendas que solucionarían la vida a 500 mil argentinos; se podría triplicar el presupuesto de las universidades, pero no es la primera vez que vemos este aumento en esta “década ganada”. En el 2007 fue un 27,4 más de lo presupuestado, en el 2008, un 21,1 por ciento, en el 2010, 14,4. Son muy buenos dibujantes de los presupuestos, y el de 2014 no es la excepción. ¿Saben en qué se ha gastado más la plata de los argentinos? En la publicidad oficial, en un 26 por ciento, contra un 20 por ciento de obra pública; en Fútbol para Todos, que le costará a todos nosotros, los argentinos, 4 millones de pesos por día, un total de 1.401 millones de pesos al año. ¿Saben qué se podría hacer con esto? 170 escuelas, 100 mil viviendas sociales, 12 hospitales, tres millones setecientas mil asignaciones universales, dar a 5 mil comedores escolares 280.200 pesos por mes, y equivale al sueldo de 300 mil docentes. Mirando el presupuesto de mi provincia, me pregunto cómo puede ser que con 8 mil millones de pesos hayamos aumentado 33 por ciento en seguridad contra un 6 en Nación, un 40 en educación contra un 3 por ciento. ¿Y saben qué? No nos endeudamos en un centavo. Al contrario, a mi provincia se le debe en esta década de discriminación y distribución injusta 6.700 millones de pesos de coparticipación federal, sin contar los intereses y actualizaciones. La provincia tiene 16 juicios pendientes, por lo que pediría a la Corte Suprema que se expidiera en alguno de ellos. Ratifico que Compromiso Federal no va a votar a favor de este proyecto de ley de presupuesto. Es un presupuesto espurio. A quien así lo vote le cabrá la norma del artículo 29 de la Constitución Nacional, debiendo responder primero al pueblo de San Luis y después al pueblo argentino. Termino diciendo que en muchos discursos la presidenta habla de Dios y la Virgen, y voy a tomar prestada esa frase y digo que Dios nos bendiga y la Virgen nos acompañe a todo el pueblo argentino si esta noche se aprueba este proyecto de presupuesto.
...
Ver debate completo...

Honorable Cámara de Diputados de la Nación Argentina | Congreso de la Nación Argentina | Av. Rivadavia 1864 - Ciudad Autónoma de Bs. As. (C.P.C1033AAV) | + 54 11 6075-7100

Nota: La información contenida en este sitio es de dominio público y puede ser utilizada libremente. Se solicita citar la fuente.