Foto de la Diputada de la Nación IVANA MARIA BIANCHI

Ivana Maria Bianchi

Diputada de la Nación

UNIDAD JUSTICIALISTA
Período: 10/12/2015 - 09/12/2019
ibianchi@hcdn.gob.ar

Periodo:126 Reunion:20 Fecha:27/08/2008 REGULACIÓN DE LAS ENTIDADES DE MEDICINA PREPAGA

SRA. BIANCHI,IVANA MARIA (SAN LUIS): Señora presidenta: en primer lugar, deseo felicitar a las comisiones de Acción Social y Salud Pública y de Legislación General por el trabajo realmente impecable que han hecho durante el tratamiento de este proyecto. Felicito a todos los señores diputados que las integran y sobre todo a sus presidentes, que mucho se han esmerado en lograr el consenso necesario para aprobar esta iniciativa. El proyecto en tratamiento apunta a regular el funcionamiento de la medicina prepaga dentro de todo el territorio nacional. Desde hace mucho tiempo este sistema permanece sin la debida regulación. Me pregunto si en un país justo, bien organizado, con una buena distribución de la riqueza, debería existir la medicina prepaga. La respuesta es negativa. Desde el Estado no se garantiza con acciones, sino sólo con discursos, un buen plan federal vinculado con la salud de todos los argentinos. La necesidad de pagar una cuota mensual para poder estar protegido por una cobertura de salud es un testimonio de que hay una importante grieta dentro del sistema. El área de la salud está compuesta por tres sectores, que ya han sido señalados por los señores diputados preopinantes. Uno de ellos es el sistema público, que representa el 40,2 por ciento, otro es el de las obras sociales sindicales, con una participación del 43,2 por ciento, y el de las prepagas y mutuales que integran el 10 por ciento. Además, no nos podemos olvidar del PAMI, que representa el 6,6 por ciento. Dentro del sistema de salud, el único sector que no estaba regulado era justamente el de la medicina prepaga, que en la actualidad sólo está sujeto a la ley 24.574, que establece la obligatoriedad mínima del PMO. Por ello, es necesario cubrir una laguna legislativa mediante el impulso de una ley que tenga concordancia con la legislación vigente y las necesidades actuales. El Estado debe establecer las pautas de control con el objeto de preservar el derecho de todos los ciudadanos a una buena cobertura en el sistema privado. Debemos tomar conciencia de que los servicios vinculados con la salud son servicios públicos, independientemente del tipo de organización que los gestiona. Integrar la medicina prepaga al sistema de servicios de salud es reconocer la relación que tienen con la seguridad social. La omisión de políticas públicas de salud lleva a consecuencias negativas no sólo sobre el sistema sino también sobre la población. Si las prepagas no cumplen con el servicio que deben prestar, los pacientes deben recurrir a los hospitales públicos, que colapsarán y, de esta manera, se relegará siempre a los que más necesitan de sus servicios. Dentro de este proyecto hay un punto importante que es el referido a la regulación de las tarifas del sector. A partir de la sanción de esta norma, antes de disponer un aumento del importe de las cuotas las prepagas deberán contar con una autorización por parte del Ministerio de Salud. De esta forma ya no será el secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, el que establecerá las cuotas de manera arbitraria. En cambio, las prepagas quieren seguir manteniendo precios libres y preservar el derecho de admisión, lo cual es inadmisible. Otro de los puntos importantes de este proyecto es que regula el aumento que se les impondrá a las personas mayores de 65 años, las cuales no podrán sufrir ningún tipo de modificación en sus cuotas en caso de que su afiliación a la empresa haya sido superior al plazo de diez años. En la actualidad se ve que a partir de los 65 años se va incrementando año por año la cuota, y a veces los incrementos superan el 100 por ciento. Este punto es de fundamental importancia ya que en nuestro país tenemos instrumentos que justamente ayudan a que no se realice una discriminación contra los adultos mayores, como las leyes 25.724, la 21.074, la 24.734 y la 24.417. Otro aspecto importante es el que sostiene que no podrán existir carencias o esperas entre la empresa y los usuarios que se encuentren incluidos en el PMO. Este punto es importante ya que en 2002 el Ministerio de Salud redujo las obligaciones del PMO en medio de lo que se llamó "la emergencia sanitaria", permitiendo a las prepagas que cobrarán aranceles suplementarios, copagos, por diversas prestaciones y simultáneamente vieran aplacada la lista de prestaciones obligatorias y reducidos los descuentos en medicamentos de farmacia del 50 al 40 por ciento. Las enfermedades preexistentes sólo se tendrán en cuenta a partir de la declaración jurada del usuario y no pueden ser objeto de rechazo. Por lo tanto, con esta medida no sólo se garantiza la prestación del servicio de salud sino que se evita todo acto discriminatorio. La discriminación se esconde en todos los rincones de la sociedad, con el objeto de hacer de la diferencia social, física o económica un argumento para la hostilidad y la marginación dentro de nuestro país. En la actualidad en la Argentina convive la discriminación por razones étnicas, religiosas, económicas y también las provenientes del tema de salud. Ante ello debemos hacer respetar nuestros derechos, y si alguien los vulnera debemos realizar obviamente las denuncias correspondientes. Asimismo, la edad no puede ser tomada como criterio de rechazo. Este es un eje fundamental ya que a partir de cierta edad, en la actualidad se excluye a una considerable porción de la población, la que queda sin servicios de salud, presentándose así una clara discriminación. Por lo tanto, no debe haber restricciones ni trabas por la edad de la persona que desea afiliarse. De esta manera se evitará que colapse el sistema de salud público y se recuperarán los recursos utilizados en pacientes que pertenecen al sistema privado, utilizando esos recursos para que las personas que carecen de prepagas puedan recurrir a los hospitales públicos. Por último, queremos dejar en claro que el presente proyecto no es un castigo para las empresas prepagas; todo lo contrario. La empresa que trabaje seriamente no tiene nada que temer con la aprobación del presente proyecto. Deberán sólo presentar datos que seguramente ya fueron presentados a la Inspección General de Justicia, otorgar los contratos de adhesión ofrecidos, los planes con que cuenta y sus variantes y decir si hay tratamientos o medicamentos que no están incluidos dentro de su cobertura, más la información sobre las cuotas vigentes. Lógicamente, las empresas que no cumplan con lo dispuesto por esta ley incurrirán en un incumplimiento y serán sancionadas. Por lo expuesto, y teniendo en cuenta que la salud es un derecho fundamental consagrado en nuestra Constitución, y frente al avance de la medicina prepaga y la ausencia de un marco normativo, desde el bloque Frejuli apoyamos esta iniciativa.
...
Ver debate completo...

Honorable Cámara de Diputados de la Nación Argentina | Congreso de la Nación Argentina | Av. Rivadavia 1864 - Ciudad Autónoma de Bs. As. (C.P.C1033AAV) | + 54 11 6075-7100

Nota: La información contenida en este sitio es de dominio público y puede ser utilizada libremente. Se solicita citar la fuente.