Período:131 Reunion:12 Fecha:27/11/2013 HOMENAJES


SR. PRESIDENTE(DOMÍNGUEZ) Procederemos a rendir el homenaje a la memoria de la señora diputada Margarita Ferrá de Bartol.
Obra en Secretaría la nota que remitiera desde San Juan el señor diputado Héctor Daniel Tomas, en homenaje a la recientemente fallecida diputada Margarita Ferrá de Bartol.
Por Secretaría se le dará lectura.


SR.(SECRETARIO (BOZZANO)) Dice así:

aquí nota señor diputado héctor daniel tomas

SR. PRESIDENTE(DOMÍNGUEZ) La Presidencia informa a los señores diputados que se encuentran presentes los hijos de la señora diputada Margarita Ferrá de Bartol y sus colaboradores.
Por lo tanto, pido autorización a los presidentes de bloque para apartarnos de lo que establece el reglamento en cuanto al tiempo destinado a los homenajes. Teniendo en cuenta que se va a extender el número de oradores, solicito el asentimiento del cuerpo.

- Asentimiento.

SR. PRESIDENTE(DOMÍNGUEZ) La Presidencia comunica a los señores diputados que hemos entregado a los hijos y familiares de la diputada Ferrá de Bartol la medalla que acredita su tránsito por la Cámara de Diputados.
Luego, a partir de las 17, estarán a disposición de los señores diputados que finalicen su mandato sus respectivas medallas, las que serán entregadas por el señor secretario legislativo. Aclaro que el trámite es personal.
Para el mencionado homenaje, tiene la palabra la señora diputada por San Juan.


SRA. CASELLES, GRACIELA MARIA (SAN JUAN): Señor presidente: la verdad es que no es nada fácil hablar en este momento, más que nada por lo que Margarita ha representado en la vida de muchos, y también en lo particular.
Emociona ver a su familia en las galerías del recinto, pero mucho más emociona mirar hacia el costado y observar su banca vacía. Duele. También duele mirar hacia el palco pero, al mismo tiempo, uno se alegra al notar cómo un amigo de ella de tantos años la incorporó a su familia. Él también atraviesa difíciles momentos familiares, pero hoy está presente para despedir a su amiga. Me refiero a Juan Carlos Gioja, hermano del gobernador, quien está acompañando a Margarita en este homenaje.
Se trata de una situación difícil. San Juan atraviesa un momento complicado y está triste.
Podríamos decir que Margarita fue una gran historiadora, una gran profesional, una gran maestra y una gran docente. Tenía muchas virtudes, pero todas quedan chicas porque en realidad era una gran persona. Creo que esa es una de las virtudes más grandes que uno puede tener.
En definitiva, fue una gran mujer, que nunca decía que no a la hora de ayudar a otro. Ella tenía un corazón siempre abierto, a quien no le importaban las diferencias. Siempre ofrecía todo. Yo vengo de otro partido y siempre me ayudó, me orientó, me dio fuerzas. Creo que en la memoria de cada uno está eso.
Además, nunca le sacó el cuerpo al trabajo. Era una mujer humilde y de corazón muy simple. Se enriquecía mucho con los gestos. Quizás el que le dijeran que su tarea estaba bien hecha la hacía sentir bien, pero cuando no la tenían en cuenta se enojaba, porque vivía de los pequeños y grandes gestos, que creo que es lo que nos hace crecer a lo largo de la vida.
Era una amiga, con lo que eso implica: daba todo a cambio de nada. Era una persona conciliadora, respetuosa, tenía una posición política muy clara, pero respetaba siempre al adversario. Además, era muy creyente y todas las mañanas –sus hijos no me dejarán mentir, a eso de las seis, se levantaba, tomaba unos mates y rezaba mucho. Rezaba por su familia, por los gobernantes, por los amigos, por la patria y por su querida San Juan. Era una sanjuanina de lujo, leal a su provincia, una persona que reconstruyó nuestra historia y realmente nos unió.
Era una mujer peronista como pocas –o como muchas, que como tantos otros presos políticos que aquí veo, luchó para que nuestra patria volviera a vivir en libertad y en democracia.
También sufrió persecuciones, y como ustedes, es un ejemplo de quienes han trabajado para tener hoy una patria libre y soberana. Fue leal a su partido político y a este proyecto que siempre ha defendido. Era una mujer que tenía 78 años, pero cuando muchos de nosotros nos íbamos del recinto siempre se quedaba. Cuando venía a Buenos Aires, dejaba su maleta e inmediatamente se ponía a trabajar, y cuando llegaba a San Juan, seguía trabajando incansablemente.
Tenía muchas preocupaciones, pero la mayor era que su familia siempre estuviera bien. Ahora veo a esa familia con fuerzas y desarrollada, aunque seguramente sintiendo su pérdida.
También soñaba siempre con que el pueblo estuviera mejor. Convirtió su vida y la política en un servicio a la gente. No entendía a la política como un asunto de especulación personal o de crecimiento individual. Siempre se preocupó por que quien se hallara a su lado, sin importar que fuera un joven o una persona mayor, estuviera siempre mejor. Era sumamente solidaria; defendía la educación y la cultura como pilares fundamentales para el desarrollo de los pueblos en igualdad y con justicia para todos.
Señor presidente: quiero recordar las palabras que usted pronunció en San Juan, y aprovecho para agradecerle en nombre de todos. Usted definió a Margarita Ferrá de Bartol como una gran patriota, y los patriotas son aquellos que dejan todo a cambio de nada; son aquellos que entienden que los valores de libertad, igualdad, democracia, justicia y cultura, pero fundamentalmente el bienestar del pueblo, están por encima de todo. Usted la definió como la gran patriota que además dejó su vida, y la dejó en el Valle Fértil, llevando bienestar a un pueblo del interior.
Le aseguro que hoy ella está haciendo fuerza para que esta Argentina y su querida San Juan sigan creciendo, y para que su querido compañero de toda la vida, el gobernador de todos los sanjuaninos, pueda salir adelante y mi querida provincia siga en el camino del crecimiento. (Aplausos.)


SR. PRESIDENTE(DOMÍNGUEZ) Tiene la palabra la señora diputada por Córdoba.


SRA. VILLATA, GRACIELA SUSANA (CORDOBA): Señor presidente: ¿qué más puedo agregar a lo que ya se ha dicho en este recinto? En nombre del bloque del Frente Cívico de Córdoba y del interbloque del Frente Amplio Progresista quiero hacer referencia a las cualidades humanas de Margarita.
Realmente, más allá de los espacios políticos que ocupamos unos y otros, ella, con quien he trabajado en la Comisión de Ciencia y Tecnología –creo que en ese espacio compartido mucho tuvo que ver la presidenta de la comisión, que hacía que esos momentos fueran agradables y amigables, debo reconocer que no dejó una banca vacía, sino repleta de convicciones y ganas de pelear por los otros y por el bienestar general.
Sin duda creo que ha entregado la posta a su nieto. Entre las PASO y el siniestro ocurrido me contó que había ido muy orgullosa a votar con su nieto Lucas. Imagino que este último tendrá una doble responsabilidad: por un lado, tratar de continuar el camino que emprendió su abuela, y por el otro procurar, de alguna manera, expresar a los que el día de mañana no hayan tenido la posibilidad de contactarse con ella lo que es el compromiso y las ganas de pelear por el otro, como así también entender que las convicciones y el compromiso están por encima de todo.
Si bien podría hablar de toda su carrera, sólo quiero destacar que fue una gran investigadora e historiadora; uno de los tantos argentinos que deciden. Creo que me podría incluir en este grupo pues considero que todos los que estamos ocupando una banca en esta Cámara somos parecidos y decidimos formar parte de la historia y ser protagonistas, en lugar de verla pasar y dejar que otros la realicen.
Debo reconocer que después de estos dos años en que tuve oportunidad de tratar a Margarita lo único que tengo son excelentes recuerdos de ella: su fuerza, que nos transmitía a todos los miembros de la comisión, y por sobre todas las cosas el hecho de ser una de esas personas que, cuando se van, no lo hacen. Esto último es así porque su huella e impronta han quedado grabadas en el corazón de esta Honorable Cámara, y no tengo dudas de que en toda la provincia de San Juan hay registros de su forma de actuar.
Solo me resta expresar mi saludo y respeto a sus familiares, como así también manifestar mi recuerdo entrañable hacia quien nunca marcó diferencias, entendiendo siempre que el camino del consenso era el adecuado para arribar a una feliz solución. (Aplausos.)


SR. PRESIDENTE(DOMÍNGUEZ) Tiene la palabra el señor diputado por San Juan.


SR. UÑAC, JOSE RUBEN (SAN JUAN): Señor presidente: realmente es difícil expresar palabras y sentimientos desde el dolor. Quiero retrotraerme en el tiempo porque la verdad es que aún hoy no entiendo lo que sucedió. En mi cabeza no cabe la idea de que se haya producido esta tragedia que enlutó a toda una provincia y a su gente.
En esa tragedia acaecida el 11 de octubre, cuando Margarita se encontraba acompañando al gobernador de su provincia junto con el señor diputado Héctor Daniel Tomas y otros colaboradores, el helicóptero se precipitó a tierra ocasionando el fallecimiento de una gran amiga, como era ella, y causando daños a los otros tripulantes, especialmente al gobernador de la provincia, quien si bien aún se encuentra en terapia intensiva evoluciona poco a poco gracias a la fuerza de sus seres queridos y de todo el pueblo.
Margarita –lo voy a decir siempre era mi amiga. Casi podría haber sido su hijo; si bien no lo soy, digo “casi” porque siempre me trató como si lo fuera dándome consejos y diciéndome: “Rubén, cuidate.”
En verdad, intentar expresar algo y no verla sentada en su banca es muy fuerte. Su paso por la vida y especialmente por esta Cámara nos ha dejado un gran legado: luchar por las convicciones, no bajar los brazos y tener mucha fuerza para alcanzar los objetivos. Fue leal a sus ideas y, fundamentalmente, a nuestro bloque y a la Cámara de Diputados en su conjunto. Margarita siempre me decía que había tenido el gran orgullo de ser diputada nacional durante la presidencia del doctor Néstor Kirchner, y de serlo también durante la presidencia de la doctora Cristina Fernández de Kirchner. Eso marcó su vida, y todo lo que hizo fue por su provincia y por su Argentina querida.
Como bien lo señalara la señora diputada Graciela Villata, Margarita tenía 78 años pero se subía a la caja de una camioneta y hacía campaña. Caminaba y muchas veces subimos juntos al helicóptero para recorrer la provincia. No importaba el lugar; sólo la militancia.
Margarita mantuvo esa conducta durante toda su vida, lo que la llevó a ejercer muchos cargos políticos y tener una vasta trayectoria. Fue directora General de Escuelas de la provincia –ahora Ministerio de Educación entre los años 1973 y 1976, es decir, durante la gobernación de Eloy Próspero Camus. En dos ocasiones fue ministra de Educación de su provincia y diputada nacional. También fue presidenta de la Junta de Estudios Históricos de San Juan e integró la Academia Nacional de Historia y la Academia Nacional del Folclore. Además fue asesora de gabinete del Ministerio de Educación de la Nación. Toda su vida estuvo dedicada a la cultura, a la educación y fundamentalmente a la política.
Fue fiel a sus principios y entregó todo por su gente. Margarita, fiel colaboradora del gobernador de la provincia de San Juan, ingeniero José Luis Gioja, murió en su ley: militando. (Aplausos.)


SR. PRESIDENTE(DOMÍNGUEZ) Tiene la palabra el señor diputado por Buenos Aires.


SR. TUNESSI, JUAN PEDRO (BUENOS AIRES): Señor presidente: la señora diputada Alvarez rendirá el homenaje en nombre de nuestro bloque.


SR. PRESIDENTE(DOMÍNGUEZ) Tiene la palabra la señora diputada por Santa Cruz.


SRA. ALVAREZ, ELSA MARIA (SANTA CRUZ): Señor presidente: todos los colegas que me precedieron en el uso de la palabra detallaron íntegramente lo que la diputada Margarita Ferrá de Bartol fue durante toda su vida. Hablaron de su trayectoria política, de su paso por esta Cámara y de los distintos cargos que le tocó ocupar.
La conocí y compartí con ella durante estos dos últimos años la vicepresidencia de la Comisión de Cultura. Allí la he visto luchar con tesón por la educación, por la cultura y por su San Juan querido. Era una trabajadora, una legisladora y una militante de ley. Nos ha dejado un ejemplo de esfuerzo, de trabajo y sinceramente no se fue, aunque su banca esté vacía. Su recuerdo quedará siempre entre los que pudimos compartir distintos momentos con ella.
Este es mi homenaje en nombre de toda la Unión Cívica Radical. (Aplausos.)


SR. PRESIDENTE(DOMÍNGUEZ) Tiene la palabra la señora diputada por Buenos Aires.


SRA. PUIGGROS, ADRIANA VICTORIA (BUENOS AIRES): Señor presidente: Margarita fue una gran compañera y la queríamos mucho en la Comisión de Educación. Con ella compartimos todos estos años.
No quiero reiterar lo que ya se ha dicho sobre Margarita. Quisiera compartir uno o dos hechos que viví con su familia, con los sanjuaninos, que me parece que es importante que los podamos guardar en la memoria.
Uno de ellos es que Margarita fue –y todos lo sabemos- una enorme defensora de la provincia de San Juan. Y así como es suyo el proyecto de restitución a San Juan de la bandera de la cuarta división del Ejército de los Andes, que estaba en la Ciudad de Buenos Aires, y fue autora del proyecto de construcción en San Juan de un monumento a la memoria del Cruce de los Andes, permanentemente defendía a San Juan como la capital de la instrucción pública; defendía a San Juan como la cuna de Sarmiento.
Quiero contarles que teníamos una discusión permanente y riquísima con Margarita sobre Sarmiento y la educación popular, que una noche, que si no me equivoco fue el 11 de septiembre de 2008, en una cena en la casa del gobernador Gioja, nos hallábamos unas pocas personas entre las cuales estaban el historiador Tulio Halperín Donghi, Margarita y quien les habla. Siempre recordaré esa cena interesantísima, en la que Margarita volcó sus conocimientos y su experiencia como maestra normal que era. Y hablo ahora de Margarita como maestra normal, tal como lo somos Marilú, Carmen y yo misma. Los compañeros con los que hemos transitado todos estos años con Margarita en la comisión seguramente sentimos lo mismo.
Decía que en esa cena Margarita volcó sus conocimientos como maestra normal y como miembro de la Academia Argentina de Historia.
Quiero contarles también que creo que al año siguiente 2009 o quizá 2010-, la Comisión de Educación se reunió por primera vez fuera de la Cámara de Diputados, en la ciudad de San Juan, en la casa de Sarmiento, junto a la higuera. Ese viaje fue un homenaje programado por Margarita.
Si no me equivoco la última reunión en la cual estuvo Margarita fue el 11 de septiembre, el día del homenaje a Sarmiento, y en ese momento continuamos nuestra permanente discusión sobre Sarmiento y la educación popular.
Finalmente, hubo un homenaje al Día del Maestro y a Domingo Faustino Sarmiento que fue consensuado por el conjunto de los bloques. Luego vino Margarita –esta fue la última vez que tuve el enorme honor de conversar con ella-, se acercó y me dijo: “Mirá, los proyectos que yo tengo, que tienen que ver con San Juan y con la educación, los reformulamos como sea, los adaptamos al conjunto de las provincias como sea, pero procuremos que salgan”.
Entonces, ese fue el compromiso de Margarita, el compromiso de trabajar sobre los proyectos que hizo para que se acerquen lo más posible a su deseo de rendir un gran homenaje a San Juan, esa provincia que efectivamente le ha hecho un inmenso aporte a la Argentina en educación. (Aplausos.)

SR. PRESIDENTE(DOMÍNGUEZ) Tiene la palabra el señor diputado por Buenos Aires.


SR. SOLA, FELIPE CARLOS (BUENOS AIRES): Señor presidente: en el tráfago de la vida política y de la vida cotidiana por momentos nos olvidamos del gravísimo accidente que ocurrió en San Juan, que dejó luchando por su vida al gobernador José Luis Gioja, a quien deseamos la mejor de las suertes y de las recuperaciones, lo mismo que al diputado Tomas.
Margarita murió como una militante: en campaña. Usando el lenguaje de la calle, era una “mujer de fierro”. No hacía falta estar mucho tiempo con ella para saberlo.
Trabajé con Margarita solamente un tema, que fue la incorporación de la Academia Nacional del Folklore al conjunto de las academias nacionales. En primer lugar, se destacaba su enorme erudición e interés en el tema. En segundo término, su compromiso, porque se comprometió a presentar y seguir el proyecto, y lo hizo. Y en tercer lugar, la amplitud de su mente, en la que lo que importaba era el objetivo común de todos: el homenaje a la música nacional; todo lo demás era secundario. Se destacaba también su trato y la sensación de que todo lo hacía apaciblemente y en serio.

- Ocupa la Presidencia la señora vicepresidenta 1ª de la Honorable Cámara, profesora Norma Amanda Abdala de Matarazzo.

SR. SOLA, FELIPE CARLOS (BUENOS AIRES): El día que me enteré de ese accidente pensé: “¡Qué injusta es la vida al llevarse a Margarita Ferrá de Bartol cuando todavía tenía unos años para seguir militando y luchando por la cultura, por aquello en lo que creía, por los valores esenciales que sentía profundamente!”.
Ha muerto una mujer entrañable. Va a ser difícil reemplazarla. Ojalá encontremos en el recuerdo que tenemos de ella un ejemplo para continuar trabajando y relacionándonos si es posible cada vez mejor en esta Cámara.
No vamos a olvidar a Margarita Ferrá de Bartol. (Aplausos.)


SRA. PRESIDENTA(ABDALA DE MATARAZZO) Tiene la palabra la señora diputada por Buenos Aires.


SRA. GIANNETTASIO, GRACIELA MARIA (BUENOS AIRES): Señora presidenta: mucho se ha hablado hoy de Margarita. Todo lo que se diga seguramente va a ser poco.
Tuve la suerte de conocerla hace veinte años. Fuimos directoras generales de Cultura y Educación de nuestras provincias al mismo tiempo y la misma cantidad de años. Después fui ministra de la Nación y Margarita volvió a ocupar el cargo de ministra en su provincia. Luego llegamos juntas a ocupar una banca en este recinto.
He disfrutado y aprendido muchísimo de Margarita. Hemos podido arribar a acuerdos cuando otros pensaban que eso era muy difícil. En este sentido, recuerdo una época muy complicada en la que nos tocó actuar al mismo tiempo dentro del Consejo Federal de Educación, y viene a mi memoria la paciencia que ponía de manifiesto para sortear los obstáculos. Recuerdo también el humor y la gracia con que llenaba el tiempo.
A través de su relato, sobre todo de sus viajes, aprendí a conocer el nombre de cada uno de sus hijos. Todavía recuerdo su último viaje, en el que visitó Lourdes junto a su hija. Les podría contar cada uno de los detalles, porque ese era el modo en el que ella se relacionaba con toda su familia, con todos sus compañeros y con quienes compartían su actividad.
Participé con Margarita en jornadas científicas y académicas durante las cuales aprendí a respetar enormemente su amor por la historia. Paralelamente, ella también intentaba comprender algunas diferencias que tenían más que ver con las rebeldías de la juventud frente a lo que ella pensaba, por ejemplo, de Domingo Faustino Sarmiento. Recuerdo las veces que se sentaba a mi lado y me decía: “Vení que quiero hablar contigo porque he analizado críticamente algún documento sobre Sarmiento y vos tendrías que repensarlo conmigo”.
La última vez que estuve con ella antes de verla en San Juan para despedirla, conversamos sobre nuestro trabajo en la Comisión de Educación de esta Cámara. Era un miércoles muy tarde, y como la comisión se reúne los jueves a las 9 de la mañana, me dijo: ”Graciela: mirá que me voy a ir San Juan, porque tengo que trabajar con mis compañeros. Así que no me pidas que vaya mañana a las 9. Tenés que ser menos rigurosa. Mañana me voy a mi provincia porque tengo que trabajar por la recuperación de San Juan”. La verdad es que en la reunión de ese jueves no hubo quórum para sesionar, pero todo valió la pena, porque su trabajo también ayudó a la recuperación de su querida provincia.

- Ocupa la Presidencia el señor presidente de la Honorable Cámara, doctor Julián Andrés Domínguez.

SRA. GIANNETTASIO, GRACIELA MARIA (BUENOS AIRES): A veces cuando me quería decir algo que resultaba un tanto comprometido, me hacía una suerte de “cucurrucucú” en el oído, como hacen las palomas en esa imagen de la mujer de García Márquez, que iba marcando el tiempo a medida que se perdía el ruido de su voz y aparecía el ruido de las palomas. Así, cuando Margarita quería decirme algo que sabía que mucho no me iba a gustar me hacía un “cucurrucucú” en el oído y yo ya sabía qué me iba a pedir. Esto me hacía enormemente feliz.
Traje un libro del secretario de Cultura de la Nación, Jorge Coscia, Juan y Eva, que ella en parte inspiró. Digo esto porque cuando Coscia se enteró de que ella era sanjuanina se sentó a su lado y le preguntó si sabía algo de aquel famoso terremoto de San Juan. Margarita le respondió que justamente ella era una de las personas que se había salvado, porque en ese momento estaba jugando con sus amigas y rápidamente se puso bajo el vano de la puerta y resultó ser la única sobreviviente de ese grupo. Durante el terremoto su casa se derrumbó y sus padres la encontraron viva debajo de esa puerta.
Evidentemente ese no era el día en que se tenía que ir Margarita.
Cuando la fui a despedir observé que su cara transmitía una imagen serena, y pensé que si se dio cuenta de lo que estaba por suceder –seguramente fue así, se entregó a Dios con esa enorme fe que tenía. No tengo dudas de que por eso su rostro transmitía una paz enorme, porque se debe haber entregado a Dios para seguir “cucurruqueando” en su oído y pedirle que le dé una manito a José Luis para que pronto esté con nosotros.
A los miembros de su familia les expreso todo mi amor por Margarita y mi respeto de parte de todos ustedes. Entiendo el dolor, pero no podemos hacer otra cosa que hablar de ella. Tampoco podemos consolarlos, pero créanme que realmente fue una grande, y todos los grandes se van en silencio. (Aplausos.)


SR. PRESIDENTE(DOMÍNGUEZ) A continuación, invito a todos los presentes a concluir este homenaje guardando un minuto de silencio.


- Puestos de pie los señores diputados y el público asistente a las galerías, guardan un minuto de silencio en homenaje a la memoria de la señora diputada Margarita Ferrá de Bartol. (Aplausos.)

SR. PRESIDENTE(DOMÍNGUEZ) Para un homenaje por el aniversario de la masacre de Margarita Belén, tiene la palabra la señora diputada por el Chaco.


SRA. SOTO, GLADYS BEATRIZ (CHACO): Señor presidente: hoy queremos rendir homenaje a los compañeros caídos en Margarita Belén, porque los chaqueños, los militantes y los sobrevivientes de esa región efectuamos el mismo homenaje el 13 de diciembre de cada año en la provincia del Chaco.
Nosotros, los militantes políticos, nos sentimos comprometidos con este proyecto nacional que en su momento llevó adelante Néstor y hoy conduce nuestra compañera Cristina. Nos sentimos orgullosos de pertenecer y de defender esta ideología.
La lucha en el Chaco de esos veintidós compañeros a los que les rendimos homenaje la hacemos extensiva a los miles y miles de compañeros desaparecidos y torturados. Hay hijos y nietos que hasta hoy siguen buscando su identidad.
Para nosotros fue una masacre brutal el hecho de que irrumpieran en la vida democrática los militares. Llevaron al caos a millones de argentinos. Hubo compañeros perseguidos por pensar distinto. Perseguidos y torturados por levantar las banderas de una patria mejor y de una Argentina en la que todos debíamos vivir bien. Hoy vemos que los sueños y esperanzas de aquellos compañeros se están concretando con esta política que se comenzó a implementar y se está llevando adelante.
Como decía, la muerte y desaparición de esos compañeros no fue un hecho más. Se trata de una circunstancia que en estos treinta años de democracia nos indica que ellos se animaron a plantear que la política tiene que estar al servicio de los demás; se animaron a decir que el derecho y la igualdad de condiciones es para todos los argentinos; se animaron a decir que ellos iban a defender un modelo de país en el que todos se sintieran contenidos, y donde todos tuvieran derecho a acceder a una prestación de salud y a una educación mejor. Este homenaje no es solo a los compañeros desaparecidos, sino también a los miles y miles de jóvenes que hoy se animan a irrumpir en la política con sus ideas, sus modos y que llevan adelante –a lo largo y a lo ancho del país la lucha de los compañeros masacrados y perseguidos en pleno proceso militar. A lo mejor no lo saben, pero tienen la idea de luchar por ello.
El homenaje lo rindo de todo corazón, porque los que acá estamos tenemos hijos adolescentes y sabemos que cuando toman una decisión “van para adelante”. Es importante porque hoy ellos también pueden hablar de sus ilusiones y esperanzas. Hoy pueden decir que la Argentina ha crecido, que este país contempla a todos, que todos tenemos los mismos derechos y que no queremos que jamás un golpe militar vuelva a imponerse y a querer ponernos de rodillas. Gracias al valor de esos patriotas hoy podemos hablar de la recuperación de las instituciones y de estos treinta años de vigencia de la democracia
Este es el homenaje que hoy les quiero rendir a mis compañeros de Chaco que quedaron vivos y a los familiares de aquellos que, lamentablemente, ya no están, con los que cada 13 de diciembre nos abrazamos y lloramos recordando su lucha.
Este es el homenaje que quería hacerle a esos compañeros y a los ex presos políticos que hoy están acá...

- Aplausos en las galerías.

SRA. SOTO, GLADYS BEATRIZ (CHACO): ...y que tuvieron el valor y el coraje de enfrentar una política de exterminio –utilizo esta expresión porque, efectivamente, se trató de un exterminio- instrumentada por Videla, Massera y tantos otros.
Pero hoy podemos volver a hablar de sueños y esperanzas. Por eso desde este homenaje quiero agradecer la fuerza y la voluntad de nuestra compañera presidenta Cristina Fernández de Kirchner.

- Aplausos en las bancas y en las galerías.

SRA. SOTO, GLADYS BEATRIZ (CHACO): Quiero agradecer a nuestra presidenta el valor que está teniendo para llevar adelante toda esta lucha en nuestro país. Solamente los que somos militantes y ponemos el pecho –muchas veces también los debates y las discusiones- sabemos que eso cuesta, pero ella tiene el apoyo de un pueblo, de los jóvenes, de las Madres y Abuelas de Plaza de Mayo, de los hijos recuperados y de los que seguramente recuperaremos, porque seguimos buscando a muchos de ellos.
También quiero agradecer la decisión política que tenemos todos los integrantes del bloque del Frente para la Victoria para aprobar esta iniciativa referida a los ex presos políticos, los cuales se han movilizado desde todo el país.
Muchas gracias, señor presidente y compañeros. ¡Y hasta la victoria siempre! (Aplausos.)


SR. PRESIDENTE(DOMÍNGUEZ) Tiene la palabra el señor diputado por Formosa.


SR. DONKIN, CARLOS GUILLERMO (FORMOSA): Señor presidente: la masacre de Margarita Belén consistió en la tortura y el fusilamiento de veintidós presos políticos, en su mayoría de la Juventud Peronista, ejecutados en la noche del 12 al 13 de diciembre de 1976 por efectivos del Ejército y la policía del Chaco. Este fusilamiento se disfrazó, tal era común en aquella época, como un intento de fuga de los detenidos.
Luego estos asesinos comieron un asado y brindaron, con las copas en alto, por su acto vandálico se trataba de soldados del terror, la barbarie y la muerte, mientras se enfriaban lentamente los cuerpos masacrados y mutilados de una generación enorme, que dio lo máximo que puede dar un ser humano por su país y su pueblo. Fue una generación que proyectó y soñó un país grande como el nuestro, fuerte y libre.
Junto a gloriosos guerreros de San Martín y Belgrano se consumía el cuerpo de mi hermano y amigo, militante de toda la vida, Julio “el Bocha” Pereyra. Con él compartí la primaria y la secundaria. Lo detuvieron la noche anterior a su casamiento, del que yo iba a ser testigo. Pero no solamente lo destrozaron, sino que también mataron a su madre y a su padre, y hoy su hermana está tullida en una silla de ruedas y sin habla por haber pasado tantas penurias.
Pero nos dejaron un mensaje que se hizo carne en todos, y siempre seguiremos repitiendo esta consigna: “Libres o muertos, jamás esclavos”. (Aplausos.)
Junto al brindis, disfrutando de su obra macabra, estaban los cuerpos de Barquitos, Fernando, Del Carau, Gringo, Delicia, Ema, Carlitos Caire, el Colorado, Manuel, Marito, Cucho, Pato, Carlitos Zamudio, el Beto, Zapata Zoñez, y el de mi hermano, “el Bocha” Pereyra.

- Se grita “¡Presente!” desde las galerías.

SR. DONKIN, CARLOS GUILLERMO (FORMOSA): Los mataron porque eran buenos pibes, buenos padres y excelentes trabajadores y estudiantes. Los mataron porque eran sencillos, alegres y tenían un objetivo, que estaban cerca de conquistar.
Por último, permítanme pronunciar las siguientes estrofas: “Ya sabemos dónde están las cosas muertas, esos rostros de asesinos que regresan a explicarnos que jamás hicieron nada, no sé bien dónde poner tanta tristeza.
“Hoy tratemos de olvidar tanta mentira, no quisiera darte un beso con tal pena que presientas otra vez esas heridas, destilando su dolor de cosas viejas. 
“Al final la vida tiene esa costumbre de mezclar su cubilete de tal forma que no hay quien pueda llegar hasta la cumbre sin sufrir estrictamente algunas normas. 
“Hoy sé bien adonde están las cosas muertas, no me vengan con oscuras bendiciones, sólo quiero un beso tibio de la vida sin recuerdos de tortura y dictadores.”
Pensar que se fueron cantando la marcha peronista y hoy les debemos estos treinta años de democracia.
Por esto y por todos los militantes que dieron la vida: ¡Viva la Patria! (Aplausos.)



SR. PRESIDENTE(DOMÍNGUEZ) Para rendir un homenaje al 60 aniversario de la provincialización de Misiones, tiene la palabra la señora diputada por Misiones.


SRA. PERIE, JULIA ARGENTINA (MISIONES): Señor presidente: si bien mi homenaje es a la provincia de Misiones, no puedo dejar de mencionar que en Margarita Belén han sido asesinados compañeros de militancia, a quienes también rindo mi homenaje. Muchos misioneros dejaron su vida en Margarita Belén, y nosotros levantamos su nombre y pretendemos llevarlos a la victoria con nuestro accionar cotidiano.
Este año se cumplen sesenta años de la provincialización de Misiones, y como representante de nuestra hermosa tierra colorada me gustaría rendir homenaje a mi provincia y a todos los que vivieron, viven y vivirán en ella.
El territorio de Misiones tiene años de historia y leyendas que comenzaron a narrarse con las poblaciones guaraníes, luego las Misiones Jesuíticas, las luchas libertadoras al frente del comandante Andrés Guacurarí y Artigas, la federalización de Misiones y la llegada de inmigrantes un tiempo después.
Entre los años 1915 y 1945 se sucedieron varios intentos de provincializar el “Territorio Nacional de las Misiones”, pero no tuvieron éxito y los proyectos fueron archivados.
A pesar de que el pueblo misionero había alcanzado madurez cívica y desarrollado en plenitud su potencial económico y productivo, no superaba el número mínimo de habitantes que se necesitaba para constituirse como provincia.
Recién en el año 1953, por un decreto del presidente Juan Domingo Perón, el Congreso Nacional sanciona la ley 14.294, por la cual se provincializa el Territorio Nacional de las Misiones, otorgándole su estatus de provincia argentina.
Señor presidente: quisiera leer un párrafo del primer proyecto de provincialización que fue enviado al Congreso. Dice así: “No puede, pues, inspirar temores justificados esta resolución de hacer al pueblo de Misiones dueño de sus propios destinos, llamándolo a colaborar directamente en la obra común de engrandecimiento de la República, sino por el contrario, deben abrigarse las mejores esperanzas en su porvenir, no sólo en lo que se refiere al progreso de ese extenso y rico territorio, sino también en lo que respecta a los altos intereses de la Nación.”
Señor presidente: sesenta años después, Misiones se ha convertido en una pujante provincia que alberga a más de un millón de argentinos y está instalada en el corazón del Mercosur.
Este Congreso hoy celebra con felicidad este aniversario. Rindiendo homenaje a mi provincia en este recinto, quiero dejarles una estrofa de la canción Misionero y guaraní de un popular músico y poeta misionero, Alcibiades Alarcón. Dice así: “Yo vengo a entregarte el canto que te prometió mi entraña y busco en la milenaria verde selva guaraní. Y quiero decirte entero que yo soy bien misionero como el yerbal y el guerrero don Andrés Guacurarí.” ¡Viva Misiones! (Aplausos.)


SRA. MENDOZA, SANDRA MARCELA (CHACO): Pido la palabra para participar del homenaje.


SR. PRESIDENTE(DOMÍNGUEZ) Disculpe, señora diputada Mendoza, pero no le puedo dar el uso de la palabra. Queda registrada su intención de adherir a él.
Con las palabras vertidas por los señores diputados, quedan rendidos los homenajes de la Honorable Cámara.



Honorable Cámara de Diputados de la Nación Argentina | Congreso de la Nación Argentina | Av. Rivadavia 1864 - Ciudad Autónoma de Bs. As. (C.P.C1033AAV) | + 54 11 6075-7100

Nota: La información contenida en este sitio es de dominio público y puede ser utilizada libremente. Se solicita citar la fuente.