Periodo:134 Reunion:9 Fecha:23/06/2016 RÉGIMEN DE EXTINCIÓN DE DOMINIO Y REPATRIACIÓN DE BIENES

SRA. CARRIZO,ANA CARLA (CIUDAD de BUENOS AIRES): Señor presidente: quiero compartir cuatro puntos que me parecen interesantes para reflexionar políticamente. La primera cuestión es que, obviamente, esta no es una iniciativa para celebrar, tal como aquí se ha dicho, pero es una ley necesaria. ¿Por qué no estamos celebrando? Porque esta norma de extinción de dominio es el indicador del fracaso de los organismos de control en la Argentina. Esto no data de doce años, sino de treinta y dos años. ¿Para qué sirvieron los organismos de control en la Argentina? Para blindar oficialismos más que para controlar el dinero de los argentinos. Entonces, esta norma no es para celebrar, pero es necesaria. No hay que celebrarla porque no crea ningún derecho, pero es necesaria porque repara el daño público que hicieron la propia dirigencia, los propios jueces y los propios fiscales, que no supieron controlar los bienes públicos de los argentinos. Es una especie de indemnización social. ¿Está mal? Está bien. Entonces, no la celebro, pero es necesaria. Segunda cuestión. Sí celebro que esta iniciativa permite sacar el dinero a quien hoy administra; el decomiso. Dos casos emblemáticos: IBM-Banco Nación y María Julia Alsogaray. ¿Quién se quedaría hoy con los fondos ilegales? No es solo el narcotráfico, sino la corrupción estructural en la Argentina. ¿Saben quién, por disposición de la Corte Suprema de Justicia de la Nación? El Poder Judicial. ¿Para qué? Para pagar a los jueces y a los fiscales que durante estos años, como bien han dicho acá, se dedicaron a administrar carpetas en lugar de proveer justicia. Tercera cuestión. Claro que estamos innovando. Tranquilos –sobre todo, digo a los radicales. ¿Saben qué? Cuando se inició este debate, comenzó a dar una gran innovación en el derecho penal. Durante el gobierno de Yrigoyen los propios diputados radicales fueron los que, finalmente, en el gobierno de Illia, lograron consolidar la figura del enriquecimiento ilícito en el derecho penal. ¿Saben cuál era el debate? Les recomiendo la lectura de los diarios de sesiones correspondientes. ¿Saben qué se debatía? No es lo mismo la moral, porque acá se usó la palabra “moral”, y aún más peligrosamente la moral social. ¿Qué decían ahí? No es lo mismo la moral que la ética pública. En un país laico como la Argentina, si hay algo en lo que nunca vamos a coincidir es en la moral, porque la moral es privada, pero en lo único que tendríamos que coincidir quienes tenemos funciones públicas y somos dirigentes, es en la ética política. Entonces, la ética política hay que construirla, y no se puede suponer sino que tenemos que demostrarla. Esta es la innovación que estamos trayendo al derecho civil de la Argentina. Por supuesto que genera tensiones. ¿Cómo no va a generar tensiones? ¿Pero por qué temerle? ¿Vamos rápido? En un gobierno dividido, ¿vamos rápido? No, vamos muy bien. Este es un gobierno que no tiene mayoría ni en esta Cámara ni en el Senado, y entonces vamos muy bien. Tendríamos que ir más rápido, porque el Congreso argentino –no sé cuál es la imagen que tenemos sobre nosotros mismos está calificado como uno de los más conservadores de todas las democracias federales: múltiples sistemas de veto cuando un presidente no tiene mayoría propia en ninguna de las Cámaras. Entonces, rápido, pero con consenso; rápido, pero con negociación; rápido, pero con correcciones. Vamos muy bien para un sistema que, por suerte, la Constitución del 94 hizo más ágil. Entonces, ningún temor, es una decisión política, no es una tragedia, no es algo que podamos evitar. Es algo que vamos a decidir a tono con la demanda de la ciudadanía y vamos a poder mejorar, dentro del Congreso o fuera de él, en los Tribunales; pero hay que tomar esta decisión. (Aplausos en las bancas.)
...
Ver debate completo...

Honorable Cámara de Diputados de la Nación Argentina | Congreso de la Nación Argentina | Av. Rivadavia 1864 - Ciudad Autónoma de Bs. As. (C.P.C1033AAV) | + 54 11 6075-7100

Nota: La información contenida en este sitio es de dominio público y puede ser utilizada libremente. Se solicita citar la fuente.