Periodo:132 Reunion:2 Fecha:23/04/2014 CONVENIO ENTRE LA REPÚBLICA ARGENTINA Y REPSOL S.A. (CONTINUACIÓN)

SRA. CARRIZO,ANA CARLA (CIUDAD de BUENOS AIRES): Señor presidente: ya llevamos doce horas de debate y la posición de nuestro bloque ya ha sido informada a través de la participación del diputado Martín Lousteau. En ese sentido vamos a votar por la negativa en relación con este proyecto que hoy estamos debatiendo. Como solamente tengo cinco minutos, quiero ser muy específica y aportar dos reflexiones que me parece que han estado ausentes en esta discusión. En primer lugar, quiero aclarar algunos conceptos porque aquí se han dicho palabras que, en principio, sugieren mucho pero explican bastante poco. Estamos totalmente de acuerdo con lo que expresó el miembro informante de la mayoría. Creemos que lo que expresa la reglamentación de la ley de expropiación y este convenio constituyen una ingeniería institucional novedosa. No hay antecedentes en ninguna democracia parlamentaria consolidada ni en ninguna democracia latinoamericana de reciente consolidación de un modelo que presidencialice la gestión de los recursos hidrocarburíferos de un país. Acá no hay nacionalización. Tampoco hay estatización. Lo que hay es una “presidencialización” de la gestión de los recursos hidrocarburíferos del país. Esto es inédito. ¿Por qué decimos que no hay nacionalización? Porque el decreto reglamentario de la ley de expropiación claramente, tal como lo dijeron acá, anula cualquier instancia de control de las provincias. Así, se desnacionaliza la presidencialización. Pero tampoco hay estatización porque no hay administración pública en esta gestión. Es decir, no hay Estado y no hay ciudadanía. Este es un punto clave que nos tiene que hacer reflexionar porque, en definitiva: ¿qué es la Presidencia? Se trata solamente de uno de los tres poderes del Estado, y claramente no es la administración pública. La segunda cuestión que me parece importante es la siguiente: acá se han mencionado muchas palabras tales como “patria”, “soberanía” e “independencia”, y está bien que así sea. Pero son palabras que pueden existir claramente en un Estado autoritario. En cambio, hay cosas que no pueden ocurrir en un Estado democrático, y aquí ha habido una palabra ausente. Aquí se ha dicho que hablar del precio y de las condiciones de endeudamiento de este acuerdo pareciera ser una discusión poco épica y casi banal. Recuerdo a los señores diputados que existe un concepto clave que este convenio está violando, que es el principio básico del concepto de ciudadanía fiscal en un Estado democrático. Este convenio le dice a los argentinos que van a tener que tributar durante diecinueve años. Les está diciendo: ustedes tienen todas las obligaciones pero no tienen derecho a ningún control; en cambio, la institución presidencial, la presidenta que actualmente gestiona, y los que pueden venir en diecinueve años tendrán a su favor todas las discrecionalidades que se puedan realizar. No me parece ningún avance en treinta años de democracia. No me parece el mejor mensaje que la dirigencia política que hoy está reunida acá le puede ofrecer a los ciudadanos de la Argentina. Por supuesto que no defendemos este presente, porque tampoco nos da confianza este futuro. Aspiramos a un país con un futuro diferente, donde los ciudadanos de la Argentina sientan efectivamente que los derechos no se agradecen sino que se exigen. (Aplausos.)
...
Ver debate completo...

Honorable Cámara de Diputados de la Nación Argentina | Congreso de la Nación Argentina | Av. Rivadavia 1864 - Ciudad Autónoma de Bs. As. (C.P.C1033AAV) | + 54 11 6075-7100

Nota: La información contenida en este sitio es de dominio público y puede ser utilizada libremente. Se solicita citar la fuente.