• RELACIONES EXTERIORES Y CULTO

Reunión del día 27/05/2010

- REUNIÓN DE COMISIÓN VISITA DE EURODIPUTADOS

- En la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, a los veintisiete días del mes de mayo de 2010, a la hora 16 y 4:
SR. PRESIDENTE ATANASOF Damos comienzo a la reunión de la Comisión de Relaciones Exteriores y Culto, agradeciendo en primer lugar la presencia de todos ustedes y la posibilidad que vamos a tener de intercambiar ideas y opiniones.

El tiempo de trabajo que tenemos es breve porque a las 16 y 30 debemos dar por finalizada esta reunión, por lo que les pedimos que tratemos de utilizarlo de la mejor manera.

En primer lugar voy a mencionar a los diputados de la Argentina que se encuentran presentes y luego se hará la presentación de los eurodiputados. Se encuentran presentes el señor diputado Federico Pinedo, representante del PRO, que es el partido que tiene el gobierno de la Ciudad de Buenos Aires; el señor diputado Fernando Iglesias, que representa a la Coalición Cívica; el señor diputado Daniel Katz, que representa a la Unión Cívica Radical, que es el segundo partido en representación parlamentaria en la Cámara de Diputados;

el señor diputado López Arias, de la provincia de Salta, que representa al bloque peronista; la señora diputada García, de la provincia de La Pampa, que representa al Peronismo Federal; el señor diputado Amadeo, de la provincia de Buenos Aires, que también representa al Peronismo Federal; el señor diputado Ruperto Godoy, de la provincia de San Juan, que representa al Frente para la Victoria -que es el partido oficialista-; y yo soy Alfredo Atanasof, de la provincia de Buenos Aires, presidente de la comisión y representante del Peronismo Federal. También están presentes el señor diputado Favario, de la provincia de Santa Fe, quien representa al Partido Demócrata Progresista; el señor diputado Mariano West, de la provincia de Buenos Aires, quien representa al Frente para la Victoria; y la señora diputada Castaldo, de la provincia de Tucumán.

Tiene la palabra el señor Yáñez-Barnuevo.

SR. YÁÑEZ-BARNUEVO Señor presidente: agradezco que nos hayan recibido. Por razones de tiempo -como usted dijo- seré muy breve en la presentación.

Nosotros representamos a la delegación permanente del Parlamento Europeo para las relaciones con el Mercosur y sus países miembros. Esta delegación está integrada por Edite Estrela, del Grupo Socialista y Demócrata de Portugal; Ilda Figueiredo, de la Izquierda Unida Europea-Izquierda Nórdica, también de Portugal; Nathalie Griesbeck, de Francia, representando a ALDE, que está integrada por liberales y democrátas, pero ella es demócrata. (Risas.) Y mi nombre es Luis Yáñez, soy de España y representante del Grupo Socialista y Demócrata.

SR. PRESIDENTE ATANASOF Si les parece pertinente, como punto de partida de esta conversación podemos plantear dos o tres temas que mucho nos preocupan a los argentinos, y luego, si el tiempo lo permite, quizás puedan surgir otras cuestiones.

Nosotros teníamos una gran expectativa de encontrarnos con ustedes porque queríamos saber qué opinan sobre las posibilidades que tenemos en cuanto a que definitivamente avance el acuerdo entre la Unión Europea y el Mercosur, que de concretarse se convertiría en el tratado de libre comercio más importante del planeta. Nosotros hemos trabajado durante muchos años detrás de esta posibilidad, y hoy vemos que este relanzamiento abre un camino hacia la posibilidad de concretarlo.

Por supuesto que hay dificultades tanto de un lado como del otro, y diría que en algunos casos hasta hay oposiciones internas, que son públicas y que básicamente tienen que ver con la estructura económica de los distintos países que componen tanto la Unión Europea como el Mercosur. Esta es una de las cuestiones que planteamos y quisiéramos saber sus consideraciones al respecto.

Por supuesto, también nos interesa conocer la opinión de ustedes acerca de la situación de crisis por la que hoy está atravesando Europa.

Hace un rato comentábamos que ayer quedamos muy preocupados al escuchar a dos representantes europeos decir que en Europa están frente a una sociedad con miedo y que hay Estados que viven con gran preocupación e inquietud. Y en realidad nosotros desde este lado estamos con una gran expectativa por ver cuánto podemos avanzar en ese camino. Por eso, también nos interesaría saber qué piensan sobre la situación de crisis que se ha planteado en Grecia y la repercusión que probablemente ha tenido en otros países. Por ejemplo, queremos saber si ustedes creen que esa crisis puede repercutir en el resto de los países, en particular en Latinoamérica.

Finalmente les dejaría planteado un tercer tema que tiene que ver con lo más profundo del sentimiento de los argentinos: la disputa que tenemos con Reino Unido con respecto a la soberanía en las Islas Malvinas, Georgias y Sandwich del Sur.

Nosotros creemos que hay que buscar un camino de diálogo que nos permita destrabar esta situación. Y por supuesto, como ustedes podrán imaginar, generó mucha preocupación en la Argentina el hecho de que la Unión Europea hubiera incorporado en el Tratado de Lisboa el reconocimiento de las tierras de ultramar. Sería bueno que ustedes nos dieran una visión acerca de este tema.

En principio planteamos estos tres temas, y después veremos si nos queda tiempo para abordar algunos otros.

Tiene la palabra el señor Yáñez-Barnuevo.

SR. YÁÑEZ-BARNUEVO Aunque yo sea el presidente de la delegación, no tengo el monopolio del uso de la palabra ni de la opinión. Mis compañeras darán su punto de vista y yo lo haré ahora muy brevemente en aras del tiempo. Como decimos en Andalucía, solamente con esos dos temas tenemos para dar y cortar en varias horas. Y eso sin incluir otros puntos, porque la verdad es que una vez que estamos en Buenos Aires, la capital de un país que tanto nos atrae, mis colegas y yo también quisiéramos conocer algo sobre la política argentina de hoy y del futuro.

Pero entrando en estos tres temas, y muy esquemáticamente, les puedo decir que el Parlamento Europeo -siempre hablo del Parlamento Europeo y no sólo de esta delegación- se ha alegrado mucho por el acuerdo de los gobiernos en la Cumbre de Madrid para relanzar las negociaciones a fin de llegar a un acuerdo de asociación estratégico entre la Unión Europea y el Mercosur.

El Parlamento Europeo tradicionalmente ha sido muy partidario de ese acuerdo, lo ha impulsado y lo ha apoyado; digamos que es la punta de lanza dentro de las instituciones europeas. También lo es la Comisión Europea, y también lo son -se demuestra en Madrid- los gobiernos de los países miembros. Cabe aclarar que dentro de estos últimos hay algunos que son más optimistas que otros en cuanto al resultado del acuerdo, así como algunos son más exigentes que otros -según cómo se mire-.

Pero en todo caso, desde el punto de vista de la opción política, entendemos que un acuerdo estratégico entre la Unión Europea y el Mercosur no es sólo un tratado de libre comercio sino que es mucho más. Se trata de una opción política amplia que significa la puesta en común, ante los grandes retos de la globalización, de dos regiones que comparten una serie de valores, de principios, de modelo de sociedad, de Estado de derecho, democracia, derechos humanos, muchos aspectos de la vida colectiva, también de la lucha contra el cambio climático y contra el crimen organizado. En fin, muchos aspectos comunes de la diplomacia multilateral y no del unilateralismo.

Todo eso es el marco de una serie de acuerdos que tienen un carácter de diálogo político, de cooperación y también de índole comercial, aunque se hable más de esto último, porque es cierto que el obstáculo que se puede encontrar -y que se va a encontrar- se relaciona con este último aspecto. Pero los próximos meses serán claves para ver cómo se va despejando.

Una última cuestión que quiero mencionar sobre este tema -siempre súper esquemático, como ven- es que los parlamentarios europeos y esta delegación del Parlamento Europeo para el Mercosur no quieren ser espectadores pasivos de ese acuerdo que negocien los gobiernos, sino que quieren participar.

Queremos ser parte observadora y dar nuestra opinión en todo el proceso de negociación que se iniciará en junio y que como mínimo durará todos los meses que restan de 2010. Brasil pretende que se pueda firmar un acuerdo durante su presidencia; pero si no puede ser así, se hará en los meses siguientes.

También muy esquemáticamente voy a referirme a la crisis financiera europea, que es muy compleja. Yo no soy especialista en temas económicos-financieros, y me da la impresión de que en esta crisis no lo es nadie, porque cada cosa que se dice, al día siguiente es corregida por los hechos.

La crisis presupuestaria y de déficit de Grecia provocó efectivamente un estado de desánimo general en Europa. Por lo menos en España y en mi entorno, he notado en la gente una pérdida de confianza en el sistema económico y financiero.

Ustedes vivieron aquí una situación similar -aunque con otras variantes- entre los años 2001 y 2002. En Europa, incluso, hay desconfianza de la gente con respecto a los depósitos debido a los grandes ataques al euro por parte de los mercados. Como dije, el tema es muy complejo, y quizás mi compañera quiera añadir algo al respecto.

Pienso que esta situación está en vías de una resolución, aunque será un proceso lento. Sin embargo, me da la impresión de que lo peor ya ha pasado.

Por último, en esta súper esquemática exposición me voy a referir al tema del Tratado de Lisboa y las Islas Malvinas. Si me permiten la expresión, quiero aclarar que en la Argentina los medios de comunicación empezaron por decir algo que no es del todo verdad, ya que el Tratado de Lisboa no incluye a las Islas Malvinas como territorio de soberanía británica.

Esto viene desde el año 1973, que es cuando el Reino Unido ingresa en la entonces Comunidad Europea y aporta como su territorio de ultramar a las Islas Malvinas, entre otros. Digamos que la Comunidad Europea en ese momento se da por enterada, lo cual no significa que comparta esa posición del Reino Unido. De hecho, no hay una posición de la Unión Europea con respecto a ese tema.

Cada país miembro tiene su propia opinión. España, Italia y otros países apoyan la posición argentina; quizás otros apoyen la posición británica. Pero todos están de acuerdo con que este es un tema a dialogar y a negociar entre la Argentina y el Reino Unido, y no entre la Argentina y la Unión Europea, que no es parte en este asunto.

Además, decimos esto con cierta razón porque, como saben, la propia España -que comparte la Unión Europea con el Reino Unido- tiene un contencioso, con cierta semejanza, por el tema de Gibraltar, que es también una colonia británica en propio suelo de la Unión Europea. Y en este tema de Gibraltar el resto de los países tiene la misma actitud, es decir, entienden que este es un asunto entre España y el Reino Unido y no un tema multilateral para tratar en el seno de la Unión Europea.

Pero, insisto, si nos preguntan individualmente, mi posición -no de ahora sino desde hace muchos años- está con la Argentina y no con el Reino Unido.

No hay una posición oficial de la Unión Europea como tal.

Perdón por la extensión, pero los tres temas son de una enorme complejidad. No sé si las compañeras querrán añadir algo al respecto.

SR. PRESIDENTE ATANASOF Tiene la palabra la señora Ilda Figueiredo, de Portugal.

- La señora Figueiredo pronuncia su discurso en idioma portugués.
SR. PRESIDENTE ATANASOF Tiene la palabra el señor diputado Iglesias.

SR. IGLESIAS Señor presidente: en primer lugar quiero agradecer la presencia de los parlamentarios europeos. Esperamos que les resulte grata la visita a nuestro país y que esta visita sea un augurio para el procedimiento de estas negociaciones.

Está claro que la crisis europea es un enorme problema y, a la vez, una gran oportunidad -esto lo digo como federalista y espineliano convencido- para avanzar hacia la regulación común de las políticas fiscales para que la unidad monetaria corresponda a una verdadera unidad política en todos sus sentidos. En esto, seguramente el Parlamento Europeo y la potenciación de sus capacidades legislativas son un factor decisivo, así como lo es también la extensión de este tipo de acuerdos no solamente al Mercosur sino a todo el mundo.

El gran éxito que ha sido la Unión Europea y su modelo extraordinario de integración política, sumado a la defensa del estado de bienestar, a mi juicio ha tenido un solo fracaso que puede ser decisivo. Me refiero a la incapacidad que ha habido hasta ahora de extender el modelo europeo a los demás continentes y de colaborar para que estos últimos avancen hacia la unidad y la integración regional, conjuntamente con el desarrollo de un estado de bienestar en su interior.

Es difícil pensar que en un universo de competidores globales la Unión Europea por sí sola sea capaz de mantener su estado de bienestar si sus conceptos básicos no se generalizan, sobre todo, al conjunto de sus competidores en beneficio de sus pueblos y en defensa de este paradigma.

Les agradezco su presencia y hago votos para que esta crisis que sentimos como propia tenga una resolución favorable. Creemos que así será y que saldrán adelante de la misma manera en que Europa lo hizo luego de la crisis del 54, de la "crisis de la silla vacía", etcétera. Todas ellas han sido oportunidades que Europa pudo utilizar para avanzar. Espero -y este es mi augurio- que esta también sea una de esas ocasiones.

SR. PRESIDENTE ATANASOF Les agradecemos mucho la visita. Seguramente no faltarán oportunidades para que podamos continuar debatiendo estos temas tan interesantes.

Damos por finalizada esta reunión.

- Es la hora 16 y 36.

Honorable Cámara de Diputados de la Nación Argentina | Congreso de la Nación Argentina | Av. Rivadavia 1864 - Ciudad Autónoma de Bs. As. (C.P.C1033AAV) | + 54 11 6075-0000

Nota: La información contenida en este sitio es de dominio público y puede ser utilizada libremente. Se solicita citar la fuente.