• RELACIONES EXTERIORES Y CULTO

Reunión del día 18/02/2010

- REUNIÓN DE COMISIÓN VISITA VICECANCILLER TACCETTI Y FUNCIONARIOS DE CANCILLERÍA POR RELACIÓN CON REINO UNIDO DE GRAN BRETAÑA

En Buenos Aires, a los dieciocho días del mes de febrero de 2010, a la hora 10 y 25:
SR. PRESIDENTE ATANASOF Damos comienzo a la reunión de la Comisión de Relaciones Exteriores y Culto.

Señores diputados: el día martes, al momento de constituir las autoridades de esta comisión, consideramos inevitable abordar un tema puntual. Allí recogimos una posición unánime de todas las fuerzas políticas en el marco de reafirmar el derecho soberano de Argentina sobre las Islas Malvinas.

La idea era tener una entrevista con los funcionarios de la Cancillería, a fin de que nos puedan informar el estado en el que se encuentra esta discusión, debate o conflicto que nuevamente tenemos con el Reino Unido en el marco de este nuevo capítulo que se está reinaugurando con la llegada de la plataforma a las islas, probablemente en el día de mañana.

Inmediatamente nos pusimos en contacto con la Cancillería y debo decir que tuvimos una rápida e inmediata respuesta. El mismo día martes pudimos fijar día y hora y es por eso que hoy estamos reunidos aquí.

La propuesta metodológica de trabajo se basa en escuchar, en primer término, el informe que nos suministren los funcionarios de Cancillería -sería de alrededor de quince o veinte minutos- y luego los diputados formularán las preguntas que estimen convenientes. Al respecto, quisiera solicitarles que nos circunscribamos específicamente al tema en cuestión realizando preguntas cortas que nos permitan utilizar mejor el tiempo. Luego los funcionarios responderán dichas inquietudes.

Seguramente la semana próxima -primero entre los asesores y luego los señores diputados- analizaremos los distintos proyectos que se presentaron sobre el tema sumado a las consideraciones que escuchemos en el día de hoy, todo lo cual nos ayudará a tener un panorama mucho más concreto sobre esta cuestión.

Nos acompañan el señor embajador y vicecanciller Victorio Taccetti; el embajador Alberto D´Alotto, jefe de Gabinete de Ministros del canciller Jorge Taiana y la embajadora Susana Ruiz Cerutti, consejera legal de la Cancillería. Precisamente, es muy importante la presencia de la embajadora Ruiz Cerutti porque varias intervenciones que se dieron el martes pasado aludieron al aspecto legal de este conflicto.

Tiene la palabra el señor vicecanciller Victorio Taccetti.

SR. TACCETTI Muchas gracias por esta convocatoria.

Creo que este es un tema en el que el intercambio de información es muy importante porque es de la mayor relevancia que todos los argentinos estemos de acuerdo en la defensa de la soberanía de nuestro país sobre las Islas Malvinas, Georgias del Sur y Sándwich del Sur y los espacios marítimos circundantes.

No voy a hacer un relato histórico muy prolongado, pero sí me limitaré a los últimos años en lo relativo a la exploración y explotación de hidrocarburos en el Atlántico Sur occidental, suponiendo que todos hayamos leído sobre la historia remota y dónde se fundamentan nuestros derechos sobre las Islas Malvinas.

De todas maneras, estamos abiertos a que hagan cualquier pregunta. Probablemente yo no sepa muchas de las respuestas, pero la embajadora Ruiz Cerutti y el doctor D'Alotto tienen una larga experiencia en estos temas. Entre los tres vamos a contestar sus inquietudes.

En lo que se refiere concretamente a exploración y explotación de hidrocarburos, debo recordar que el 27 de septiembre de 1995 los gobiernos de la Argentina y del Reino Unido suscribieron la Declaración Conjunta de Cooperación sobre Actividades Costa Afuera en el Atlántico Sudoccidental. En esta declaración ambos gobiernos acordaron cooperar para alentar actividades de exploración y explotación costa afuera de hidrocarburos por parte de las empresas petroleras o gasíferas. Esta declaración había establecido un programa de actividades coordinadas y la creación de un área de cooperación especial. Estas buenas intenciones sin embargo no se plasmaron en la realidad. Ya desde el comienzo de emitida esta declaración, el Reino Unido comenzó a hacer una interpretación unilateral y capciosa del ámbito donde se iba a aplicar. Esto condujo a una serie de reuniones sin resultados prácticos.

Después de un paréntesis de varios años en el que esta comisión no se reunió, la Argentina denunció esta declaración conjunta en 2007. Mientras tanto, durante la vigencia de la declaración, y luego de la denuncia por parte de la Argentina, el Reino Unido no dejó de realizar actos unilaterales en forma totalmente inconsulta e ilegítima.

En los últimos tiempos la Argentina tomó conocimiento de que se estaban programando actividades de exploración, que son las que se pretenden comenzar en unos pocos días a partir de la instalación de una plataforma. Sin embargo, esto no significa que la Argentina se haya quedado quieta. En ese lapso ha tomado diversas medidas a través del Poder Ejecutivo y del Poder Legislativo. Menciono como normas relevantes la resolución 407/2007 de la Secretaría de Energía, la ley 26.386 de recursos vivos sancionada por el Parlamento el año pasado, y el reciente decreto firmado por la señora presidenta de la Nación. ¿Qué es lo que buscamos con esto?

En la resolución 407/2007 se establece un registro de empresas que se pueden dedicar a explorar y explotar hidrocarburos en territorio continental argentino. Aquellas empresas que pidan permiso ilegítimo a los usurpadores que están ocupando las Islas Malvinas, o bien, tengan relación con dichas empresas, son retiradas de este registro. Un mecanismo similar es el que establece la ley 26.386 con respecto a las actividades de pesca. Las empresas registradas en nuestro sistema, que a su vez cumplen actividades de pesca autorizada por los usurpadores -que es el gobierno de las Malvinas- o tienen relación con empresas que han recibido esta autorización, son retiradas del registro. Finalmente, el decreto del día lunes 16 establece que todo buque que transite desde un puerto del continente a un puerto de las islas y viceversa o pase por nuestro mar, debe solicitar una previa autorización.

Esto está dirigido a que la autorización se le dé en caso de que la actividad que va a desarrollar sea inocente. En caso de que la actividad que vaya a desarrollar esté vinculada con esta ilegítima exploración y explotación de hidrocarburos u otra actividad que consideremos que daña nuestros legítimos derechos, se verá qué decisión se toma en cada caso en particular. Este es el panorama normativo.

Todas estas, que son medidas unilaterales, han sido puestas en conocimiento de las Naciones Unidas.

También se han presentado notas de protesta ante el Reino Unido por estas actividades recientes, y asimismo, se han presentado notas de desagrado ante los países a los que pertenecen los buques que han colaborado en esta operación.

De mismo modo, todo esto ha sido notificado a las Naciones Unidas para que la comunidad internacional, que a lo largo de los años ha apoyado la posición argentina -o al menos ha ratificado la existencia de una controversia entre la Argentina y el Reino Unido-, tome conocimiento de estos actos unilaterales que implican un claro desconocimiento de las resoluciones oportunamente adoptadas.

En el campo internacional, a lo largo de los años nosotros hemos trabajado en dos direcciones; por un lado, en lograr el apoyo a la posición argentina, lo que hemos conseguido, sobre todo en los organismos regionales, integrados por los países más amigos, los de nuestra área. Pero también, a nivel más amplio, lo hemos hecho en organismos como las Naciones Unidas, la OEA, los foros birregionales, con países de América Latina o América del Sur, países árabes y de África. En todos esos casos hemos obtenido, con gran esfuerzo y un trabajo diplomático constante, el reconocimiento de que existe una controversia.

Esto ha sido ignorado en forma constante por el Reino Unido, que desarrolla actividades unilaterales. Alegan que no tiene dudas de que las islas son de ellos, es decir, lo mismo que decimos nosotros, que no tenemos dudas. Pero lo cierto es que toda la comunidad internacional ha dicho en forma reiterada que existe una controversia, y creemos que en algún momento ellos van a reconocer la procedencia y conveniencia de sentarse a negociar con nosotros.

Además de esto, para el futuro inmediato, siguiendo las directivas de la señora presidenta, hemos programado una reunión. El canciller Taiana se excusa por no poder asistir a este encuentro, ya que está en Cancún preparando la cumbre del Grupo Río y de América Latina y el Caribe, que se realiza a partir del próximo lunes. En esa reunión vamos a pedir una declaración en el mismo sentido. Posteriormente, el canciller se va a trasladar para mantener una entrevista con el Secretario General de las Naciones Unidas, señor Ban Ki-moon, con el fin de informarle lo que hemos hecho y llevar adelante nuestra posición.

Además de esto, tenemos una serie de declaraciones de la Asamblea General de las Naciones Unidas, y específicamente del Comité de Descolonización, foro en el que todos los años la Argentina se presenta y obtiene declaraciones de reconocimiento de nuestra controversia.

Como ustedes pueden ver, esta es una estrategia que va más allá de un determinado partido o de un determinado gobierno, pues creo que ha sido seguida en forma unánime por todos los gobiernos argentinos, y va a seguir siendo de este modo en el futuro, hasta que logremos nuestro objetivo primero, de sentarnos a la mesa, para luego obtener el reconocimiento de nuestra soberanía.

Con este pantallazo termino mi intervención y abrimos el espacio para las preguntas de los señores diputados.

SR. PRESIDENTE ATANASOF Tiene la palabra el señor diputado Amadeo.

SR. AMADEO Voy a pedir al presidente que me otorgue cinco minutos para hacer una consideración de tipo general. Si hay algo que tienen las relaciones exteriores, que no es demasiado diferente a la política, es que se trata de construcciones de largo plazo, en las que el logro de objetivos tiene que ver fundamentalmente con la consolidación de posiciones de poder relativo entre los actores. Y esa consolidación de poder relativo entre los actores tiene que ver también con la presencia no sólo de una relación bilateral entre los actores del conflicto sino de otros actores, que son los que juegan en términos de apoyo hacia una u otra de las partes.

Pido disculpas a los miembros de Cancillería en el sentido de que este diplomático aficionado pueda permitirse hacer estos comentarios, pero tiene que ver con el objetivo de este encuentro.

Decíamos en la última reunión que era muy bueno que ustedes estén acá porque 2010 es un año de búsqueda de consenso estratégico. Debería ser el espacio de construcción de 2011 para que la política exterior se convierta en una política de Estado, cualquiera sea el escenario.

Por lo tanto, algunas de las consideraciones que voy a plantear también serán a nivel de sugerencias, porque si pudiéramos avanzar en cuestiones que logren el apoyo de la Cámara y que consoliden esta necesidad compartida por todos los argentinos de recuperar la soberanía sobre las islas, y además en el camino evitar estos desvaríos del Reino Unido, habríamos avanzado muchísimo.

Entonces, creo además que es importante que esto no sea sólo un espasmo. No va a ser difícil conseguir todas las declaraciones imaginables, no va a ser difícil conseguir declaraciones de ambas Cámaras, de actores, de otros Congresos de la región defendiendo nuestros derechos. Lo más difícil va a ser mantener una acción sostenida en el tiempo, de modo que cuando el Reino Unido pretenda tomar decisiones como la que está tomando, piense en los costos y beneficios de lo que está haciendo. El Reino Unido no se hubiera animado a mandar esta plataforma si hubiera necesitado votos de la Argentina para alguna cuestión que lo afecta y obviamente no hubiera hecho lo que hizo si supiera que sus aliados principales en el mundo se habrían expresado masivamente en contra de esta violación de los acuerdos.

Por lo tanto, tenemos que conseguir, insisto, una acción permanente en el tiempo, que le haga pensar al Reino Unido que los costos son mayores que los beneficios en los diversos ámbitos en los cuales la actividad diplomática se desarrolla. Y éste es el desafío de todos nosotros: no sólo tener cientos de declaraciones, nuestras o de terceros, sino conseguir el objetivo de manera constante y permanente.

Obviamente no puedo evitar, lo digo en el tono más amigable posible, evitar mencionar que el nivel de aislamiento creciente que ha tenido la Argentina en el tiempo respecto de actores fundamentales de la diplomacia internacional, conspira contra nuestro objetivo en las Malvinas. Por lo tanto, encontrarán ustedes en nosotros, y hablo por nuestro bloque pero seguramente por buena parte de la oposición, el mayor apoyo posible para una política que tienda a profundizar las relaciones estratégicas con todo el mundo, de modo que cuando necesitemos a ese "todo el mundo" tengamos las expresiones necesarias para que el Reino Unido piense dos veces antes de hacer lo que está haciendo. Estoy hablando de China, Rusia, Estados Unidos, la Unión Europea, obviamente nuestra región. Por lo tanto, cualquier decisión estratégica que tenga que ver con la profundización de las relaciones diplomáticas de la Argentina y las alianzas con otros países será bienvenida y encontrará, por lo menos de nuestra parte, un apoyo claro.

Por otro lado, entre los costos y beneficios de las relaciones con el Reino Unido, tiene que ver el tema de nuestra presencia en el Atlántico Sur. Intenté infructuosamente conseguir información detallada respecto de horas navegadas por nuestra Armada en los últimos años. Sí conseguí información que dice que el presupuesto ejecutado del año pasado de la Armada para navegar fue el 39 por ciento del presupuestado. Entonces no es solamente el tema Malvinas, es todo el espacio del Atlántico Sur y la Antártida.

Recién les preguntaba respecto de la renovación eventual del Tratado Antártico, que se va empezar a discutir en algún momento, y nosotros no sólo tenemos que generar relaciones diplomáticas sino que debemos tener presencia.





Y nuestra presencia se ha visto enormemente menguada por la reducción en los presupuestos, tanto de la Cancillería como el Ministerio de Defensa y, en particular, de la Armada.

¿Cómo podemos cuidar nuestro Atlántico Sur? ¿Cómo podemos ejercitar lo que estamos planteando en el decreto si no tenemos capacidad operativa?

Voy a expresar una idea que puede sonar rara. Si nosotros tenemos un proyecto estratégico que tiene que ver con nuestra presencia en el Atlántico Sur como parte de una estrategia diplomática, ¿por qué no pensamos en algún recurso de afectación específica? ¿Por qué no pensamos en algún impuesto -por mínimo que sea- a la captura o exportación de pescado de modo que nos permita tener recursos para que ustedes puedan hacer lobby en todo el mundo y que de esa forma nuestros barcos tengan combustible y podamos renovar los materiales que necesitamos para ir a la Antártida o para estar presentes en el Atlántico Sur?

Esto debería ser parte de un proyecto a diez años con informes periódicos al Congreso sobre lo que se está usando y cómo se lo está usando.

De lo contrario, seguiremos declamando nuestra soberanía pero no tendremos combustible para que nuestros buques puedan parar en el mar a aquellos barcos que lleven material que está prohibido, según el decreto. Necesitamos tener una visión estratégica y poder implementarla.

También me permito remarcar que una parte esencial de nuestra estrategia con respecto al Reino Unido es nuestra presencia en ese territorio.

Durante dos años no hemos tenido un embajador. Y todos sabemos bien que un encargado de negocios no tiene el acceso que tiene un embajador y uno puede despertarse con una novedad porque realmente no posee a dicho funcionario.

Quiero aclarar que tengo por el doctor Nun el mayor de los respetos, tanto a nivel humano como profesional y considero que es uno de los grandes formadores de pensamiento sociológico y económico de la Argentina. Pero, sería mucho mejor que la Cancillería tuviera recursos para acompañar al doctor Nun en su tarea, ampliando el personal que tiene y dándole más recursos

-desde gastos de representación hasta capacidad de intervención- porque la diplomacia requiere de este tipo de tareas como parte de un proyecto estratégico.

Hago el mismo comentario respecto de la embajada argentina en Italia. Luego de la salida del embajador Taccetti no hubo funcionario de jerarquía por mucho tiempo. Recordemos que en ocasión del conflicto del Atlántico Sur, Italia fue uno de nuestros principales aliados europeos. Las votaciones italianas fueron determinantes en la posición de la Unión Europea. Además, tengo por el doctor Torcuato Di Tella el mismo respeto que por el doctor Nun. Pero sería bueno que esas embajadas tuvieran el cuerpo que necesitan para poder defender nuestras posiciones en un espacio político -la Unión Europea- que es vital para la defensa de nuestros intereses en el largo plazo.

Con el mismo espíritu constructivo no puedo dejar de mencionar las dificultades que imagino tendrá el embajador Timerman para poder pedir una entrevista al secretario estadounidense para el hemisferio, Arturo Valenzuela, después del duro artículo que escribiera en contra de sus declaraciones.

Esto lo digo en función de plantear un objetivo común. El objetivo se basa en nuestros derechos en el Atlántico Sur y la Antártida y por lo tanto eso debe ser parte de una estrategia.

Quisiera saber si se ha pensado en pedir cooperación a Uruguay, Brasil y Chile para el cumplimiento del decreto que se acaba de firmar, porque es tan fácil salir de Santos, Montevideo o Chile para llevar tubos sin costura a las torres. Desearía que se me informe sobre el particular porque no es un tema menor que estos tres países acompañen a la Argentina en esta cuestión.

También deseo saber si la Cancillería ha nombrado al Director del Departamento Malvinas porque según tengo entendido se trataba de un cargo que estaba vacante. Si así fuera, sería muy importante que pudiéramos saber cuál es la decisión de la Cancillería y esperamos que quien fuese nombrado tenga el mayor de los niveles profesionales, como así lo poseen quienes forman parte de ese organismo y respecto de los cuales nos sentimos muy orgullosos.

Finalmente, señor vicecanciller, me permito sugerirle que en la comisión que se ha creado por medio del decreto firmado por la señora presidenta, sería bueno que hubiera alguna estructura de relación permanente con el Congreso. Creo que se llama Comisión de Control de Regulaciones, o algo así. Esto mostraría la voluntad del Ejecutivo de interactuar permanentemente con nosotros, los diputados. Estamos tratando un tema que -insisto- no debe resolverse espasmódicamente ni con comunicados, sino que tiene que estar inserto en un plan estratégico mayor, que con gusto acompañaremos.

SR. PRESIDENTE ATANASOF La mecánica será que cada uno de los representantes de Cancillería respondan por turno a las inquietudes que presenten los diputados.

Le voy a pedir al señor vicecanciller que responda las inquietudes presentadas por el diputado Amadeo.

SR. TACCETTI No voy a entrar en las consideraciones generales de política exterior porque si no estaríamos una semana acá, pero sí en algunos temas puntuales.

En cuanto al apoyo de países a la posición argentina, el apoyo de Brasil ha aumentado, sobre todo a partir de la mayor cercanía entre los países latinoamericanos y del Caribe que se están incorporando al Grupo Río, a la Comunidad de América Latina y al Caribe. Estos países son pequeños pero tienen un voto igual que todos los demás. Tradicionalmente eran muy cercanos a la posición británica debido a que casi todos eran colonias británicas. A través de una acción lenta pero constante estamos sumándolos a nuestro campo. Esto no es fácil porque tienen la tradición inglesa, el respeto y el amor por la antigua metrópolis, hace que naturalmente se vuelquen hacia ella. Lo mismo debo decir en cuanto a las relaciones birregionales entre América del Sur y los países del África y entre América del Sur y los países árabes.

Quiero expresarle al diputado y amigo Amadeo que estamos trabajando en todo esto de manera constante y permanente. Por supuesto que cada país tiene su posición y que hay países con posiciones diferentes a la nuestra. Pero en la medida en que se pueda cambiar algo lo vamos a hacer.

Respecto de la capacidad de los buques para tener presencia nuestra en el Atlántico Sur, debo decir que a pesar de las dificultades, sobre todo por el incendio del rompehielos Almirante Irizar, las campañas antárticas se han mantenido en operación todos los años. Desde la Cancillería hemos cuidado especialmente cubrir la Base Belgrano II, que es la base que está casi al extremo este de nuestro sector antártico, como manera de reafirmar nuestra presencia concreta y real en la Antártida. Esta base es la más difícil de abastecer porque está en el continente y casi siempre requiere de la presencia del rompehielos. En este sentido, hemos alquilado un rompehielos para usar durante el tiempo en que dure la reparación del Irizar. En el caso de las bases de la Península Antártica el aprovisionamiento es más fácil porque, salvo en años muy duros, es posible llegar en un buque polar, que tiene características menos sofisticadas que el rompehielos.

También estamos trabajando con el gobierno y con los legisladores de Tierra del Fuego a los efectos de potenciar el carácter de puerta de la Antártida a la ciudad de Ushuaia. Queremos que esta ciudad sea una base de llegada a la Antártida, no sólo para nuestros buques sino también para todos los de aquellos países que desarrollen actividades allí. El objetivo es que puedan repostar en Ushuaia para reparar, durante la temporada invernal, los equipamientos que se usan en la temporada de verano en la Antártida.

En fin, estamos tratando de mantener -y creo que con éxito- una presencia muy firme en el continente antártico.

En cuanto a lo de parar los buques, les quiero aclarar que el decreto se refiere a las doce millas, no a la zona económica exclusiva. De acuerdo con el derecho internacional, el tránsito en la zona económica exclusiva no lo podemos impedir. De manera que se refiere al tránsito costero, que es muy improbable, pero en caso de que suceda tenemos las facultades para parar los buques.

En cuanto al equipamiento de las embajadas, en los últimos años el ingreso de profesionales al servicio exterior se ha incrementado. En estos momentos estamos incorporando a cincuenta jóvenes profesionales cada año. Nosotros creemos que el servicio exterior debe ser fundamentalmente profesional, más allá de lo que dispone la ley respecto de la designación excepcional de embajadores políticos.

Consideramos que el sustento técnico debe ser de altísimo nivel, y por eso hemos incrementado el número de incorporaciones, de la mano de la sofisticación y el crecimiento de la agenda internacional. Piensen que en los últimos años hemos incorporado toda la agenda de comercio exterior, que es una agenda que lleva gran parte de nuestra ocupación cuando estamos en el exterior. Además, hemos incorporado otras agendas muy difíciles, como la medioambiental y la nuclear.

En este último aspecto, ustedes saben que la Argentina cumple un rol muy preponderante como país exportador de material nuclear y de reactores para la producción de radioisótopos y para investigación. En definitiva, la Argentina es uno de los países líderes en materia de producción nuclear pacífica. Por supuesto, hemos firmado documentos que certifican nuestra vocación pacífica.

En este sentido, aclaro que no estoy hablando solamente de este gobierno, ya que sabemos que esta es una política que tiene unos cuántos años. Tenemos una comisión de control y contabilidad de materiales nucleares con Brasil que es ejemplo en el mundo, y realmente aseguramos, por medio de la colaboración entre la Argentina y Brasil, una zona de paz en el mundo que creo que es única. Comparen esto con la relación entre Pakistán y la India.

O sea que esta agenda internacional ha crecido, y de la mano de ello estamos incorporando mayor cantidad de personal especializado por medio de concursos.

En cuanto a las relaciones con el Congreso, desde ya que tomamos la inquietud que se ha expuesto en ese sentido.

Con respecto a la colaboración de los países limítrofes, esto es algo que se va a pedir. Estamos notificando y entregando copias de este decreto y requiriendo la colaboración de ellos en este campo.

En relación con la Dirección que se ocupa de las Malvinas, estamos en proceso de designación de un embajador como nuevo director del área. El embajador anterior, Eduardo Airaldi, es hoy el feliz embajador de la República Argentina ante la Confederación Helvética, luego de haber cumplido un excelente trabajo, pues como seguramente muchos de ustedes conocen, ha desarrollado una gran tarea profesional en este campo.

SR. D'ALOTTO Para complementar lo que decía el señor vicecanciller respecto de las preguntas formuladas por el señor diputado Amadeo, quería señalar que hay otras dos pequeñas cuestiones que no por pequeñas son menos importantes.

Por un lado, respecto de las alianzas internacionales, quisiera señalar que tanto la Federación Rusa como China y la India apoyan la posición argentina en el marco del Comité de Descolonización. Nuestro reclamo no está limitado a la región, sino que hay otras potencias de importancia indiscutible que se han pronunciado en apoyo de nuestra posición, en el marco del Comité de Descolonización.

Asimismo, en cuanto a la Organización de Estados Americanos, normalmente en la Asamblea General se aprueba una resolución en apoyo a la pretensión argentina de iniciar negociaciones con el Reino Unido, lo que también constituye un respaldo a nuestra posición.

Y además resoluciones en la OEA que son aprobadas por aclamación.

En relación con los países limítrofes, Argentina tiene en la actualidad la Presidencia del Mercosur y, sin duda, en la cumbre que tendrá lugar a mitad del año va a promover una declaración de apoyo a su política, particularmente respecto a la cuestión de los hidrocarburos.

SR. PRESIDENTE ATANASOF Tiene la palabra el señor diputado Cortina.

SR. CORTINA En primer lugar, deseo agradecer la presencia de los funcionarios de Cancillería y las exposiciones que han brindado.

Mis preguntas van a ser muy concretas. Antes de iniciar esta reunión sabíamos ya por los medios de comunicación que el canciller iba a pedir una reunión al secretario de Naciones Unidas y acaban de confirmar que se va a realizar el 24 de febrero. En consecuencia, quiero preguntar por los términos de esta presentación que se va a hacer en Naciones Unidas, si podría ser más específico, y las expectativas que tiene para esta reunión.

Otra pregunta que quiero hacer tiene que ver precisamente con algo de lo que ya habló el diputado Amadeo referido a los países del Mercosur. Usted plantea que esto se tratará en la próxima cumbre del Mercosur y quiero conocer si, evidentemente por la premura de la situación, ya hubo contactos en el seno de ese organismo, si se ha convocado a una reunión específica o si se ha hecho con cada uno de los países integrantes.

Asimismo quiero preguntar si esto se ha extendido a la Unión Europea, en virtud de que ha entrado en vigencia el Tratado de Lisboa y que mediante ese acuerdo europeo se reconoce a Malvinas como un territorio de ultramar de uno de los países integrantes de la Unión Europea.

También deseo conocer si Cancillería ha analizado -si es que pueden compartir esta información- por qué en este momento el Reino Unido ha tomado la decisión de esta exploración de hidrocarburos en los mares lindantes a las islas Malvinas. Si ha tenido que ver como factor determinante la aprobación de la ley 26.552, que considera -como es obvio para todos los argentinos y argentinas- que la Malvinas forman parte de la provincia de Tierra del Fuego; si ha tenido que ver con lo que precisamente describí antes, la entrada en vigencia del Tratado de Lisboa; o si ha tenido que ver con el notable incremento del precio del petróleo y el vaciamiento de las reservas del Mar del Norte, donde Inglaterra obviamente tiene una presencia importante. Estas son las preguntas que deseaba formular.

Por supuesto quiero agradecer la presencia rápida y expeditiva de los funcionarios de Cancillería en esta reunión de la Comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara de Diputados.

SR. TACCETTI Con respecto al Tratado de Lisboa, la Argentina ha protestado frente a la Unión Europea y frente a cada uno de los países miembro de ese organismo. Pero esto ya lo había hecho antes porque esta inclusión pretendida que hace el Reino Unido no es originaria del Tratado de Lisboa sino que existe en anteriores documentos de la Unión Europea y siempre hemos reafirmado nuestra posición.

Con respecto a cuál es la razón que lleva a los ingleses a explorar en este momento, pienso que la última razón que mencionó el señor diputado -esta es una opinión personal, no soy un técnico- debe ser la determinante, es decir que la escasez de reservas en el Mar del Norte los lleva a explorar en otras áreas.

En cuanto a la entrevista del canciller Taiana con el secretario general de Naciones Unidas, quiero pedirle al jefe de Gabinete que hable al respecto.



SR. D'ALOTTO Con relación a la entrevista que el señor canciller va a mantener el 24 de febrero con el Secretario General de Naciones Unidas, los términos de ese encuentro son los siguientes. Cuando en 1982 se aprobó en la Asamblea General de Naciones Unidas la resolución 37/9 se le pidió en esa oportunidad al secretario general que desarrollara una misión de buenos oficios para llevar a cabo la negociación a la que apelaba la resolución.

Con los años esta misión de buenos oficios se desarrolló en forma intermitente sin ningún resultado. Esta actividad había quedado relativamente abandonada hasta el año 2005 en que por iniciativa argentina se le reclamó -en los últimos tiempos del secretario general Kofi Annan y luego cuando estuvo al frente del organismo Ban Ki-moon- que se retomara esta acción de buenos oficios con el Reino Unido. La acción del canciller se inscribe dentro de este proceso respecto del cual tiene un mandato el secretario general.

Al informar sobre estas actividades ilegales, la violación de las resoluciones y las acciones que tratan de modificar el statu quo en esta cuestión, el canciller Taiana le va a plantear al secretario general Ban Ki-moon que active esa misión de buenos oficios con los británicos para expresar la preocupación argentina y ejercer una presión suplementaria sobre el Reino Unido para el inicio de las negociaciones. Ese es el sentido general de la acción del ministro.

Al mismo tiempo el canciller Taiana se va a entrevistar con el presidente de la Asamblea General de Naciones Unidas, ámbito en el cual históricamente la Argentina ha llevado a cabo su reivindicación.

Con respecto al Mercosur quiero expresar lo siguiente. Evidentemente, es la máxima instancia en la que se producen y aprueban las resoluciones de dicha cumbre y esto es a fin de año. Eso no significa que desde ahora la Argentina no esté contactando a los países vecinos distribuyéndoles la documentación que acabamos de aprobar e iniciando las acciones diplomáticas necesarias para lograr lo más pronto posible el apoyo de estos países.

SR. PRESIDENTE ATANASOF Tiene la palabra el señor vicecanciller Taccetti.

SR. TACCETTI Respecto de la ley que establece los límites de la provincia de Tierra del Fuego e Islas del Atlántico Sur -que fue un ejemplo de colaboración entre los diputados, el gobierno provincial y la Cancillería-, le voy a pedir a la señora embajadora Ruiz Cerutti que nos cuente qué fue lo que se hizo en esa oportunidad.

SRA. RUIZ CERUTTI Es para despejar toda duda o sospecha respecto de que la sanción de esta ley pudo haber tenido algo que ver con el último desarrollo en materia de exploración por parte del Reino Unido en la plataforma de Malvinas.

La ley no hizo más que completar un aspecto que había quedado pendiente -a través de un veto del Poder Ejecutivo- y simplemente fijó los límites de la provincia pero no innovó en cuanto a cuáles eran los territorios comprendidos en la provincia de Tierra del Fuego.

La reivindicación no tuvo una novedad. La posición argentina con respecto a los tres archipiélagos no tuvo nada de nuevo y lo mismo sucedió con el territorio antártico. Lo único que hizo fue completar algo que estaba pendiente.

En el mes de abril del año pasado hemos hecho una presentación ante la Comisión de la Plataforma Continental en el ámbito de la Convención de los Derechos del Mar y todos esos territorios marítimos proyectados por las islas en disputa formaron parte de la plataforma continental que la Argentina presentó como propia ante Naciones Unidas. Me refiero a la cláusula transitoria primera y la enorme cantidad de actividades y gestiones que el país ha hecho prácticamente desde el acto de fuerza británico de 1833.

La ley que fija los límites de la provincia completa una ley anterior, y no avanza en lo más mínimo y no presenta nada nuevo en cuanto a nuestra posición y reivindicación.

Sí es cierto que el Reino Unido protestó por la sanción de esa ley, como era previsible que lo hiciera. Cuando tuvimos la reunión aquí en Diputados se planteó esa cuestión y se dijo que era muy probable que se produjera una protesta, a la que la Argentina contestó muy enérgicamente diciendo que se trata de territorio nacional. También señaló la situación de área de controversia reconocida por Naciones Unidas, en la necesidad de cumplir con las resoluciones de la Asamblea General y de otros órganos multilaterales. Pero esto no introdujo ninguna modificación en cuanto a los límites del diferendo, que se remonta a 1833.

En ese año, a quince días del acto de fuerza, el gobierno de Buenos Aires protestó por lo que había ocurrido, lo cual fue de una velocidad sorprendente para la época. Aclaro esto con respecto a la ley para despejar toda preocupación en la materia, ya que no tiene nada que ver.

Con respecto a la Unión Europea sería conveniente recordar que no hemos hecho nada nuevo al protestar por la presencia intrusa en los territorios de ultramar declarados en el Tratado de Lisboa. Desde 1972, con el ingreso del Reino Unido a la entonces Comunidad Europea, se incorporó al entonces Tratado de Roma los territorios, e invariablemente desde entonces la Argentina ha protestado ante los órganos de la Comunidad Europea y ante cada uno de los países que la componían y se han ido agregando posteriormente. Cada etapa en la evolución del Tratado de Roma y las sucesivas transformaciones ha conservado esa situación del territorio de ultramar que tienen los territorios británicos. La situación jurídica de la controversia entre la Argentina y el Reino Unido no se ha modificado para nada con esa presencia, que no ha sido consentida por la Argentina y que va a seguir siendo protestada reiteradamente para mantener la no conformidad.

Hoy día estamos haciendo gestiones no sólo ante los países que componen la Unión Europea sino ante las nuevas autoridades que surgen del Tratado de Lisboa. O sea que ese aspecto de la cuestión no se descuida en ningún momento. Como siempre, recordamos la existencia de la controversia y la posición de negarse a cumplir con las resoluciones de la Asamblea general y sentarse a negociar la cuestión de la soberanía. Quería aclarar eso para despejar cualquier duda que pudiera haber.

SR. PRESIDENTE ATANASOF Tiene la palabra el señor diputado Alfonsín.

SR. ALFONSÍN Quiero agradecer al vicecanciller y a los demás funcionarios de la vicecancillería por haber asistido tan prontamente a esta convocatoria que hizo la presidencia de la comisión.

Voy a hacer dos preguntas breves. Al canciller quiero preguntarle qué cambio representa el decreto sancionado por la señora presidenta en el sentido de que había que pedir autorización. ¿Antes no había que pedir autorización también? Y si no fue esa obligación de pedir autorización una de las razones que implica que el barco se haya detenido. ¿Este decreto representa un cambio sustancial de hecho y de derecho?

Por otro lado, quería saber si el hecho de que en el Anexo IV del Tratado de Lisboa se incluya el territorio de Malvinas implica que éste sea considerado como territorio de la Unión Europea. ¿Qué significa que esté incluido en un anexo específico y no como territorio de ultramar de Gran Bretaña?



SR. TACCETTI Respecto de la primera inquietud, había normas que establecían una obligación de tipo administrativa, que era más una notificación que un pedido de autorización. Además, las autoridades que van a intervenir en este tema son autoridades de mayor nivel. Antes era prácticamente una cuestión administrativa, referida más que nada a la condición adecuada del buque para navegar.

Con respecto a la detención del buque en Campana, hay una resolución de la Subsecretaría de Puertos que establece que no podía operar porque al salir no hizo esa notificación a la autoridad del puerto argentino.

En cuanto a la inclusión de las Islas Malvinas en los territorios de la Unión Europea, le voy a pedir a la consejero legal que sea más específica.

SRA. RUIZ CERUTTI Creí que lo había sido, pero lo haré con todo gusto, diputado Alfonsín.

Podría leer cuál era el texto del anterior artículo 182, hoy artículo 198 del Tratado de Lisboa. El texto de dicha norma, similar al antiguo artículo 131 del Tratado de Roma, prescribe lo siguiente: "Los Estados miembros convienen en asociar a la Comunidad los países y territorios no europeos que mantienen relaciones especiales con Dinamarca, Francia, Países Bajos y Reino Unido. Dichos países y territorios, que en lo sucesivo se denominarán 'países y territorios', se enumeran en la lista que constituye el anexo II.

"El fin de la asociación será la promoción del desarrollo económico y social de los países y territorios, así como el establecimiento de estrechas relaciones económicas entre éstos y la Comunidad en su conjunto."

Este tema está consignado prácticamente con las mismas palabras en el tratado actual. En síntesis, la situación no es parte de la Comunidad o territorio de la Unión Europea, sino que se trata de países y territorios -no Malvinas como país, pero hay otros- que están asociados a la Unión. Podría ser una especie de Commonwealth. Es una asociación que tiene el propósito de contribuir al desarrollo económico y social, pero esos territorios no forman parte de la Unión Europea. No sé si esto contesta la pregunta del doctor Alfonsín.

SR. ALFONSÍN Sí, gracias.

SRA. RUIZ CERUTTI Además, esto viene de los textos anteriores.

SR. PRESIDENTE ATANASOF Tiene la palabra la señora diputada Bullrich.

SRA. BULLRICH Señor presidente: quisiera agradecer en primer término al señor vicecanciller y a los demás funcionarios del Ministerio que han concurrido hoy a esta comisión.

Para no ser reiterativa, voy a plantear algunos temas que me parecen importantes y sobre los cuales nuestro bloque tiene algunas dudas.

En primer lugar, la embajadora recién describía con mucha precisión la condición del territorio de las Malvinas en el Tratado de Lisboa. También es importante plantear que ha habido algunos avances del Reino Unido en el intento de transformar este territorio, generando una mayor ligazón con la Unión Europea. En este sentido podemos mencionar la propuesta de transformar la base militar inglesa allí existente en una base europea y el envío de los aviones Thyphoon, de última tecnología. Nos parece que esto plantea una situación compleja, que deberíamos poder analizar con detenimiento.

En consecuencia, producto de esta situación, y viendo la manera en que ha sido tratado el tema en esta oportunidad, me gustaría plantear una observación que no sé si ustedes han analizado.

En realidad, cuando el Reino Unido da la respuesta al problema de la plataforma submarina no lo presenta como algo inherente al gobierno de las islas y de alguna manera esto lleva implícita la idea de la autodeterminación de las islas. El Tratado de Lisboa también va en ese sentido, es decir que la idea del Estado asociado también va en la dirección de la autodeterminación, esto es, de alguna manera, desligarse del territorio como parte integrante del Reino Unido y darle un carácter distinto.

Lo primero que quiero preguntar es si les parece que no es momento de replantear la estrategia de queja de la Argentina y pensar en algún camino lateral de negociación que nos permita un acercamiento mayor a un objetivo, que en un largo plazo, como se han resuelto en general los problemas de estas características por vías pacíficas en el resto del mundo, nos pueda llevar a alguna salida.

Evidentemente el camino de la queja, después de la guerra de Malvinas, ha sido poco productivo para la política exterior argentina y no hemos logrado ningún avance. En consecuencia, quiero preguntar si no sería el momento de pensar en un espacio entre la Cancillería argentina y el Parlamento argentino para desarrollar un plan estratégico de negociación, que implique pensar vías laterales, caminos distintos a los que hasta ahora hemos recorrido.

Paso a plantear por qué también creo que éste es un tema importante. Al mirar el decreto en detalle yo me hago algunas preguntas. ¿A dónde nos puede llevar este decreto? ¿Nos puede llevar a situaciones conflictivas que ya la Argentina tuvo? ¿Es un decreto que solamente va a detener a los buques que vengan a los puertos argentinos? ¿Qué pasa si estos buques que recorren el mar no aceptan la orden? ¿Se puede interpretar como un bloqueo a los habitantes que viven en el territorio? ¿Cómo se va a elegir cuáles son los buques que pasan este filtro y cuáles no? No está demasiado claro qué tipo de mercancías pueden transportar y cómo las podemos catalogar. Podríamos entrar en la idea de que Argentina está generando un bloqueo determinado. ¿Cuál sería la respuesta en el caso de que esta orden no se cumpla por parte de determinados buques?

Fíjense ustedes que en el decreto no figura la Armada Argentina. ¿Por qué no está la Armada Argentina si es la encargada del territorio de ultramar?

"Créase en el ámbito de la Jefatura de Gabinete de Ministros la Comisión Permanente de Evaluación y Regulación que estará integrada por los ministerios de Planificación Federal, Inversión Pública y Servicios; Justicia, Seguridad y Derechos Humanos; Economía y Finanzas Públicas; Industria y Turismo; Relaciones Exteriores, Comercio Internacional y Culto...", pero la Armada Argentina no está. Acá hay algún prejuicio histórico contra la Armada Argentina que hace que no esté incluida. Si no es la Armada directamente debería figurar la Prefectura o el Ministerio de Defensa porque objetivamente tiene competencias en estas materias.

En concreto, desearía saber si la Cancillería evalúa necesario poder establecer un equipo de alta negociación que comience a pensar caminos alternativos a los que se utilizan ahora por parte de la República Argentina en relación con la discusión de la soberanía dada la negativa del Reino Unido.

Además, deseo que se me informe acerca de qué tipos de buques van a ser interceptados y cuáles no y quiénes van a decidir esas órdenes. Asimismo, si esto puede o no ser interpretado como un bloqueo. Eso es algo a analizar.

Por otro lado, ¿cuál es la capacidad efectiva de implementación y cumplimiento de este decreto?

Finalmente, me gustaría preguntarles acerca de quién evalúa la posibilidad de que se originen determinados conflictos y la escalada que éstos pueden generar.

El pueblo argentino, luego de la derrota en la guerra de Malvinas y lo que ello significó en manos de la dictadura militar, ha planteado una estrategia pacífica. La idea es saber cómo se van a evaluar los posibles incidentes que puedan surgir.

Quiero plantear una observación basada en cómo toma el Reino Unido este problema y cómo se avanza, de manera implícita, en la idea de la autodeterminación.

Desearía pedirle a la Cancillería que exista un correctivo de este decreto en los términos que había planteado el señor diputado Amadeo. Me refiero a la participación del Congreso, del Ministerio de Defensa y de la Armada Argentina. Me parece que ésta última ha sido excluida de este decreto, cuestión que creo que no debiera haberse producido.

SR. PRESIDENTE ATANASOF Tiene la palabra el señor vicecanciller Taccetti.

SR. TACCETTI Voy a tratar de ir haciendo comentarios sobre la gama de expresiones vertidas por la señora diputada Bullrich.

En lo relativo a la estrategia respecto de Malvinas quiero manifestar que la misma ha estado orientada en dos direcciones. En primer término, hablamos de la cuestión jurídica tendiente a evitar consentir explícita o implícitamente ningún acto de soberanía del Reino Unido.

La otra vertiente se basa en hacer más costosa o molestar al Reino Unido en sus pretensiones de ejercer una amplia soberanía irrestricta sobre las islas.

Este decreto va en esa dirección. Se establece un mecanismo por el cual los buques deben pedir permiso y allí no se menciona qué mercancías porque abarca a todas. Es decir, ahí no tenemos cuestiones de discrecionalidad.

Esto no establece un bloqueo. En los buques de ultramar, nosotros hemos renunciado el uso de la fuerza. Sí hace más difícil el tránsito hacia y desde Malvinas porque lo hace más costoso.

En cuanto a los aviones de alta tecnología quiero comentarles que en un momento hubo un pedido del Reino Unido a uno de los países de nuestra área para repostar los aviones en ese país. La Argentina realizó una presentación y esos aviones tuvieron que ser reabastecidos en vuelo a un costo mayor. Esto va en la línea de la segunda estrategia basada en hacer más onerosa la presencia británica en las islas hasta que llegue el momento en que consideren que tienen que sentarse a la mesa con nosotros.

En cuanto hace a la exploración de un camino lateral, por supuesto que no hay nadie que sea dueño de la estrategia respecto de Malvinas. Sean los diputados individualmente o la comisión en su conjunto, si pudieran especificarme cuál sería ese camino lateral, bienvenido sea. La Cancillería se pone a disposición -con las reservas del caso, porque no tenemos que alertar al adversario sobre los pasos que vamos a dar- de quien quiera colaborar y aportar ideas.

Diputada Bullrich: nos puede pedir una reunión, sea a título personal o grupal, para conversar sobre esos caminos laterales, una vez que estén especificados.

Respecto de la autodeterminación, es un argumento que el Reino Unido ha utilizado por años. Nosotros lo hemos rechazado en forma permanente sobre la base de que la población en las Islas Malvinas no es autóctona, ya que ésta fue expulsada por la fuerza y fue reemplazada por una población importada. De manera que aquí no se aplica el principio de la autodeterminación, sino el de la integridad territorial. Este es el argumento que hemos utilizado siempre. Hemos sido exitosos respecto de su recepción en los foros internacionales y en Naciones Unidas.

En relación con el tema del control, la autoridad de policía marítima es la Prefectura Naval Argentina, que se integra en el ámbito del Ministerio de Justicia. Es decir que el órgano competente es la Prefectura Naval Argentina.

SRA. BULLRICH Policía marítima no es solamente la Prefectura, sino también la Armada, que se encarga de recorrer los mares argentinos.

SR. TACCETTI Se puede discutir si hace falta incluir a la Armada o no, pero entiendo que la función de policía marítima la cumple la Prefectura Naval. Pero, reitero, podemos reverlo en detalle y si hubo algún error se puede modificar. Pero aclaro que no hay ninguna suspicacia en esa exclusión.

SR. PRESIDENTE ATANASOF Tiene la palabra la señora diputada Fadul.

SRA. FADUL Voy a ser breve, respetando la metodología propuesta por el presidente de la comisión.

Antes que nada, agradezco la presencia del vicecanciller y de los funcionarios que lo acompañan.

Habiéndose respondido muchas de las preguntas que tenía para hacer, voy a formular algunas que sí creo necesarias realizar al vicecanciller.

En primer lugar, en relación con la licitación de las empresas petroleras que empiezan a explorar la cuenca malvinense -tengo entendido desde el próximo lunes-, quisiera saber cuándo tomó conocimiento la Cancillería de dicha licitación. Y si habiendo tomado conocimiento efectuó alguna protesta u otra acción de reclamo.

SR. TACCETTI Sí, por supuesto. Ya lo dije antes. Se hizo una protesta ante el Reino Unido y se presentaron notas de desagrado ante los gobiernos de los países a los que pertenecen los buques que han colaborado en esta operación y también ante las empresas propietarias de los buques. Es decir que se cubrió todo el espectro. Todo esto ha sido puesto a conocimiento de todos y también va a ser materia de la reunión del canciller con el secretario.

SRA. FADUL ¿En qué fecha se hizo la protesta? Me gustaría saber las dos fechas, la del llamado a licitación y la de la protesta.

SR. TACCETTI No tengo la fecha, pero fue inmediatamente. A la brevedad le vamos a proveer dicha información.

SRA. RUIZ CERUTTI Tal vez sería bueno recordar que esta tampoco es una novedad, sino que es la continuación de exploraciones que fracasaron en el pasado y que fueron interrumpidas exclusivamente por razones de rentabilidad. Se hicieron estudios de sísmica hasta el año 1998, y como ya señaló el señor vicecanciller al contestar las inquietudes de otro diputado, seguramente por razones que tienen que ver con el valor actual del barril de petróleo -más de setenta dólares y con pronóstico de subir todavía más hacia fines de este año-, que empiezan a mostrar como tal vez rentable la posibilidad de encontrar y explotar los recursos, se ha renovado una licitación hecha hace mucho tiempo.

Estamos diciendo entonces que desde los años 70 están buscando la posibilidad de explorar. Durante la década del 90 y hasta el año 2000 ha habido llamados a licitación y adjudicaciones. Entre los años 2000 y 2004, aproximadamente, hubo otros llamados abiertos a empresas que quisieran participar en la exploración.

De manera que este es un proceso que se ha ido produciendo por etapas, que en un momento dado se interrumpió y que ahora se reanuda, pero no son novedades.

En cada oportunidad en que esto se puso en movimiento, la Cancillería argentina formuló la protesta correspondiente, la denuncia ante la Asamblea General, a través del Secretario General, y presentó nota de protesta para que se entere la comunidad internacional. Además, se presentan notas a las empresas y a los países a los que ellas pertenecen. Asimismo, también se comunica esto a las Naciones Unidas, y todos los años en el Comité de Descolonización figura el elenco de todas las protestas presentadas por el país.

De manera que no es que hubo un momento, hace unos treinta días, en que de golpe ha sucedido esto. Esta es la continuación de un proceso que viene de antes.

Si el señor vicecanciller me lo permite, quisiera referirme también a un comentario que formuló la señora diputada Bullrich, con respecto a que el Reino Unido habla de las "autoridades de las islas" en cuanto a la exploración y explotación de los recursos. Esto tampoco es nuevo. Podemos decir que esta es una de las consecuencias de lo que pasó después de 1982. Nosotros perdimos el control del mar; tengamos conciencia de eso. Hasta entonces, hasta las 3 millas de las Malvinas éramos nosotros los que vigilábamos el mar. Esta fue una de las consecuencias de lo ocurrido en 1982.

También fue evolucionando la relación del Reino Unido con las islas en cuanto a los recursos. Ha habido una Constitución y otra Constitución, y les pido que se acuerden del famoso "Libro Blanco", que en 1990 le dio al gobierno de las islas la administración de los recursos vivos y no vivos, reservando para el Reino Unido la defensa y las relaciones exteriores. Todo esto tiene una historia, no es que de golpe aparecen estas cosas. Esta es la situación en la que hoy está ese territorio.

De manera que no hay un Estado asociado, pero hay una cierta autonomía que se le dio hace más de veinte años, para dedicarse a la exploración y explotación de los recursos. Empezó con la pesca y siguió con la posibilidad de que hubiera recursos de hidrocarburos y gas.

Entonces, estamos siempre en un proceso en el cual la Argentina ha protestado cada paso en cada momento. La Constitución la ha protestado también. O sea, nosotros no reconocemos ese derecho a disponer de los recursos. Para nosotros, el gobierno isleño es un gobierno ilegítimo, no lo reconocemos, y nuestro único interlocutor, en una controversia entre dos, es el Reino Unido. Nosotros no reconocemos esa titularidad en ningún aspecto. Cuando nos referimos al accionar de las islas en materia de recursos, siempre nos referimos al Reino Unido.

SRA. FADUL Eso lo tenía claro, pero de todas maneras, se lo agradezco. En todo caso debería puntualizar mi pregunta: cuál fue la última protesta efectuada por la Cancillería al haberse retomado la exploración de los yacimientos.

SRA. RUIZ CERUTTI Entre enero y febrero hemos planteado tres o cuatro. Desde el 3 de enero en adelante tenemos varias. Ellos protestaron por los límites de la provincia de Tierra del Fuego, nosotros protestamos por la noticia de que empezaba a venir la plataforma, insisto, para continuar una exploración que se había hecho en el pasado.

SRA. FADUL Agradezco la disposición del vicecanciller de alcanzarnos una copia con las fechas precisas que me interesa conocer.

SRA. RUIZ CERUTTI Podemos ofrecer y facilitar a la comisión el texto de todas las protestas últimas que se han presentado, el intercambio de correspondencia y la comunicación a Naciones Unidas.

SRA. FADUL Me parece bien. Perfecto.

SR. PRESIDENTE ATANASOF Esta no va a ser la última reunión que llevemos adelante para abordar el tema, de manera tal que, a través de la comisión, solicitaremos las aclaraciones que sean necesarias respecto de las dudas que nos puedan quedar.

Si algún señor diputado tiene alguna pregunta, le solicito que la presente.

SRA. FADUL Quiero preguntar con respecto al decreto 256. Tengo la misma inquietud que la diputada Bullrich en relación con este proceso de queja permanente que no ha dado resultados fructíferos, o por lo menos los deseados. En este sentido quiero proponer algo positivo.

Escuché a la señora diputada expresar también la necesidad de que el Congreso -Diputados y Senadores- tengan una relación con la Cancillería. He elaborado un proyecto de ley -estoy esperando que se inaugure el período ordinario de sesiones el 1º de marzo para poder presentarlo- que tiene que ver con la creación de un Consejo Federal para el Desarrollo Estratégico del Atlántico Austral. No voy a desarrollarlo ahora, obviamente porque tiene un articulado extenso, pero sí con mucho gusto se los voy a acercar a todos mis pares y por supuesto también a los funcionarios de Cancillería, porque entiendo sobre la coordinación de las políticas y tengo perfectamente claro quién lleva adelante la relación exterior del país. Pero también creo en este caso que la provincia de Tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico Sur debe tener mayor participación en el accionar y en la coordinación de las políticas. También está prevista la participación en ese consejo de algún senador por Tierra del Fuego, algún diputado de esa provincia, de la gobernadora y, por supuesto, de los ministros correspondientes y dependería del jefe de Gabinete.

SR. PRESIDENTE ATANASOF La diputada Bullrich le pide una interrupción, señora diputada Fadul.

SRA. FADUL Con mucho gusto, señor presidente.

SR. PRESIDENTE ATANASOF Tiene la palabra la señora diputada Bullrich.

SRA. BULLRICH Abonando lo expresado por la diputada Fadul me parece que hay que establecer -creo que lo dijo el diputado Amadeo y el vicecanciller respondió respecto a la capacidad y a las campañas que se habían hecho en la Antártida- que quien tiene capacidad operativa en ultramar es la Marina Argentina y no la Prefectura. En consecuencia, la estrategia de control, la capacidad operativa -vemos que esto se ha discutido hace muchísimos años, el tema de la pesca, el último barco coreano que está en la zona- la tiene la Marina. Entonces debe existir la posibilidad de que en este tipo de comités se establezca también la presencia del Ministerio de Defensa y de la Marina; es un elemento que podría ser favorable a las posibilidades de desarrollo de una estrategia. Claro que si solamente se trata del permiso a los que van a entrar a los puertos, se puede reducir a la Prefectura pero si pensamos una estrategia más amplia del control de nuestro territorio de ultramar, sin duda la Marina tiene allí la capacidad operativa para hacerlo. Esa era la aclaración que deseaba hacer.

SRA. FADUL Precisamente el Ministerio de Defensa, diputada Bullrich, es uno de los integrantes del consejo asesor que está previsto en la ley.

Por último, tengo algunas preguntas con respecto al decreto y no sé si tengo tiempo suficiente para hacerlas.

SR. PRESIDENTE ATANASOF Señora diputada: le pido que lo hagamos rápido.

SRA. FADUL En primer lugar, quisiera saber cuáles son las sanciones previstas para las embarcaciones.

En segundo término, si la Cancillería tiene previsto recurrir a la Corte Internacional.

SR. TACCETTI Respecto a si es la Prefectura o la Marina me remito a la Ley de Ministerios que aprobó el Congreso con sus distintas modificaciones. Si hubiera un error creo que se puede subsanar.

De todas formas, una cosa es la actividad antártica donde la Marina cumple un rol esencial, al igual que el Ejército y la Fuerza Aérea. Esto está fuera del decreto y se trata de otra materia. Se trata de un decreto de policía, es decir, da o no autorización a un buque. La sanción será establecida por la reglamentación del decreto pero de todas maneras entiendo que dicha sanción se basará en que el buque no podrá efectuar el recorrido que tenía proyectado.

SR. PRESIDENTE ATANASOF Tiene la palabra el señor diputado Pinedo.

SR. PINEDO Lo que estamos hablando acerca de la diferencia entre la Prefectura y la Marina se basa en la discusión sobre la división entre Seguridad y Defensa que son las dos leyes. Está previsto que sea materia de seguridad pero también está previsto que en determinados casos la Prefectura puede pedir colaboración a la Marina para desarrollar sus tareas.

SR. TACCETTI El señor diputado Pinedo ha sido mucho más específico y concreto de lo que hubiera expresado quien les habla y por eso le agradezco su comentario.

En la Antártida no solamente actúan las tres Fuerzas Armadas, sino también la Dirección Nacional del Antártico y el Instituto Nacional del Antártico. Existe una colaboración de parte de distintas entidades del Estado argentino en determinadas áreas.

En los últimos años la tendencia ha sido la de reforzar la actividad científica. En la Antártida esto se está logrando.

Acerca de la idea de recurrir a la Corte considero que esto amerita una conversación más larga. Hay dos formas de recurrir a la Corte. Nosotros tenemos un proyecto presentado por la señora diputada Bullrich que habla sobre la medida cautelar; una cosa es hacer un juicio y otra distinta es efectuar una medida cautelar. Les recuerdo que no existe un gobierno mundial.

Concretamente, Naciones Unidas es un foro que tiene algunas potestades pero no es un gobierno supranacional. La Corte Internacional de Justicia tampoco es un organismo jurisdiccional al que los estados deban necesariamente recurrir porque tienen una potestad.

La potestad de la Corte Internacional de Justicia está limitada por las declaraciones que cada uno de los países hacen. Si la diputada está pensando en una medida cautelar, puedo decirle que hay declaraciones del Reino Unido que limitan la aceptación de las presentaciones en carácter de medida cautelar. Y lo mismo sucede en el caso de hacer un juicio.

En la Cancillería se están evaluando todas las posibilidades, no se descarta ninguna y se van tomando aquellas que se consideran más convenientes.

Si -como dijo la señora diputada Bullrich- tienen una propuesta de camino lateral, la elaboran, se analizan los pro y los contra seguramente nos sentaremos a conversar. En esto no hay palabra sagrada. Lo que quiero decir es que no es tan fácil recurrir a la Corte y que ésta abra la jurisdicción.

SR. AMADEO Eso sería peligroso.

SR. TACCETTI Creo que eso deberían discutirlo entre ustedes y luego lo analizaríamos con los organismos técnicos.



SRA. RUIZ CERRUTI Tal vez es un tema que daría para un seminario de muchas semanas. Quería plantear que no es posible una medida cautelar sola. Las medidas cautelares en el ámbito internacional no son exactamente como en el derecho interno. Es difícil sintetizarlo: tiene que ver con un derecho a proteger pero en conexión con una causa principal. De modo que si, por ejemplo, uno plantea ante la Corte una medida cautelar, aunque no lo haga en el momento de plantearlo está sometiendo el fondo del asunto. En segundo lugar, tiene que haber peligro en la demora -periculum in mora, dicen los expertos-, es decir, tiene que haber urgencia y riesgo de perjuicio irreparable. La Corte -lo hemos sufrido en nuestra medida cautelar en 2006- pocas veces reconoce que se puede producir un perjuicio irreparable. Los casos más recientes han tenido que ver con la pena de muerte. Esto está indicando qué es lo irreparable para la Corte, que trata de limitar muchísimo su competencia y su accesibilidad en materia de medidas cautelares. Los casos que sí contempla son los ensayos nucleares, las penas de muerte, lo cual ya está mostrando...

SRA. BULLRICH Y los cortes en Gualeguaychú.

SRA. RUIZ CERRUTI No sé qué quiere decir con eso.

SRA. BULLRICH Pregunto si esos cortes estarían dentro de la categoría que usted está planteando.

SRA. RUIZ CERRUTI El corte de Gualeguaychú no fue llevado por nosotros sino por Uruguay y la Corte no se pronunció sobre eso. Es más, rechazó el pedido. Esta es una pequeña aclaración sobre cuál es la competencia de la Corte sobre el fondo del asunto, es decir, a qué habilita la Corte.

Pero en definitiva hay que mostrar estos requisitos. Hay un derecho a proteger ligado al fondo, o sea que el fondo de alguna manera se somete a la medida cautelar. Tiene que haber un pedido de daño irreparable. Una exploración, por mucho de ilegítimo que tenga, no creo que pueda ser considerado como peligro inminente de daño irreparable. Pero pongámoslo como uno de los requisitos a cumplir.

Por último, y esto tal vez es lo más importante, para la Corte tiene que existir una idea inicial, prima facie, de que tiene jurisdicción sobre el fondo. Y ahí es donde habría dificultades, porque las medidas cautelares que vienen del ámbito de la Corte no son la única parte, se le da traslado a la parte. Y la manera en que el Reino Unido ha aceptado la competencia de la Corte para ser sometido a la jurisdicción de la Corte es muy limitada, está muy acotada. Hay un artículo en el estatuto de la Corte que indica la naturaleza misma de la jurisdicción de la Corte, que es una jurisdicción voluntaria. Los Estados pueden ponerse de acuerdo en someter un asunto e ir juntos con el compromiso para someter ese asunto. Pueden firmar un tratado como el del Río de la Plata que firmamos nosotros con el Uruguay. En este tratado las dos partes hemos aceptado que todas las controversias que puedan surgir alrededor de estos instrumentos puedan ser llevarlos a la Corte internacional.

Hay una tercera forma, que es presentar eso que nos permite el artículo 36 del Estatuto de la Corte, que dice que los Estados que pueden someterse pueden decidir en qué condiciones están dispuestos a someterse. Hay que buscar el texto de la última presentación en 2004, que limita de manera muy sofisticada las posibilidades de ser llevado un caso a la Corte. Tiene que ser un hecho o controversia que se haya producido en los últimos treinta años y la demanda deber ser hecha por un país que se haya sometido a la jurisdicción de la Corte con un año de anticipación como mínimo.

Eso obviamente está limitando mucho las posibilidades de que el Reino Unido acepte una demanda, aunque sea por una medida cautelar, ya que el fondo del asunto está ligado a la cuestión de la soberanía, que es la controversia primordial.

Entonces, el solo hecho de pensar en una medida cautelar que la Argentina lleve a la Corte, nos coloca en una situación de que toda la controversia puede ser tratada por la Corte. Además podemos tener un incidente de competencia en que el Reino Unido exhiba su aceptación de la jurisdicción de la Corte y se nos diga que ella no es competente para tratar el tema, con el riesgo de perder un incidente de competencia. Todo esto hace que sea un panorama muy difícil de analizar y decidir. Pero lo hemos estudiado perfectamente. Por cierto, se trata de decisiones políticas, no jurídicas, pero aquí se habló de los riesgos, y claro, aquí hay un riesgo con respecto al fondo de la cuestión. También puede venir y decir "acepto", y entonces empezamos a discutir.

De manera que no es un tema sencillo, sino complejo; pero no es que no lo hayamos estudiado.

SR. PRESIDENTE ATANASOF Tiene la palabra el señor diputado Pinedo.

SR. PINEDO Señor presidente: brevemente, quisiera saber cuál es el objetivo táctico de la Argentina en este conflicto, y explico en dos palabras qué quiero decir con esto.

Me parece bastante obvio que, en un territorio en disputa, su explotación en el mismo, hasta tanto la disputa se resuelva, debería intentarse que se haga de común acuerdo entre las partes o con intervención de ambas partes. Eso no se puede lograr si no hay un diálogo ni un acuerdo entre las partes.

Realmente creo que el objetivo de nuestras acciones debería tender a generar ese diálogo y búsqueda de acuerdo con el Reino Unido. Porque me parece que no puede ser un objetivo de la Argentina que en este conflicto nos limitemos a obtener declaraciones y a presentar quejas sin ningún objetivo concreto, ni tampoco ir a la guerra.

Entonces, me parece que la claridad en el objetivo de buscar un acuerdo es importante. Y digo que es importante porque las acciones que se tomen, si está claro el objetivo, son unas, y si el objetivo es otro, son otras. Si queremos buscar declaraciones como objetivo, vamos a hablar con los amigos, les pedimos que hagan declaraciones y ya está. Pero si queremos obtener algo de participación en la explotación de los recursos de las islas, debemos buscar algún tipo de acuerdo y generar acciones que lleven a ese acuerdo; por ejemplo, la reunión con Ban Ki-moon o -algo que no vi- la intervención de la OEA en este caso, ya que en definitiva, los ingleses lo que están haciendo es empezando a explorar, con intención de explotar, recursos naturales sudamericanos, además de argentinos. De manera que me parece que una intervención de la OEA en este tema sería importante.

En definitiva, la pregunta es esa: cuál es el objetivo que nosotros tenemos o que ustedes creen que debemos tener en este conflicto en particular.

SR. TACCETTI El objetivo de largo plazo es obtener la posesión real de las islas.

SR. PINEDO Ese es el estratégico.

SR. TACCETTI El objetivo táctico es sentarnos a negociar con el Reino Unido. Ellos están muy dispuestos a negociar, en la medida que nosotros estemos dispuestos a renunciar a nuestra soberanía sobre las islas. Si la Argentina decide que no va a reclamar la soberanía, podemos negociar infinidad de años. No sé quién en la Argentina estaría dispuesto a firmar una manifestación de ese tipo.

SR. PINEDO Nadie.

SR. TACCETTI En cuanto a sentarnos a discutir aspectos parciales, la Argentina mostró una disposición y por eso en 1995 firmó la Declaración Conjunta de Cooperación sobre Actividades Costa Afuera en el Atlántico Sudoccidental.

La idea es colaborar en algunos aspectos de la exploración y explotación de los recursos.

Lamentablemente el Reino Unido después limitó esa zona a 3 metros cuadrados o 3 metros cúbicos de agua, tampoco nos pueden tomar el pelo, hay que ser serio de ambos lados. Hasta ahora ellos no lo decían, nosotros hemos sido serios y constantes.

Estamos dispuestos a sentarnos a la mesa y negociar con la idea de llegar a la soberanía. Una vez que se empiece a negociar, se sabrá si implica algo distinto.

Yo imagino que debe haber consenso de todo el pueblo argentino. Ahora no estoy hablando como vicecanciller sino como analista y pienso que si en algún momento hay alguna solución distinta a la que establece nuestra Constitución Nacional, habrá que llamar por lo menos a un referéndum a todo el pueblo argentino, pero esto está en el futuro. Lo concreto es que nuestra meta es obtener la soberanía. El objetivo táctico es sentarnos a la mesa para negociar y mientras esto no se logre, la estrategia que sigue la Argentina es, por un lado, la legal, mantener incólumes nuestros derechos, protestar frente a todo acto que implique un desconocimiento de nuestra soberanía y, por otro lado, hacer difícil, molestar si ustedes quieren, la libre disponibilidad de los recursos y del territorio que quieren los ingleses.

Los ingleses quieren que nosotros, como bien dice el señor diputado, sigamos con declaraciones y ellos, mientras tanto, puedan libremente hacer lo que quieren. Estamos tratando de que no les sea fácil, queremos hacérselo lo más difícil posible dentro de las limitaciones que nosotros mismos nos hemos impuesto, el no uso de la fuerza. Fuera de ese límite que nosotros mismos nos hemos impuesto, todas las medidas que podamos tomar las estamos llevando a cabo y aquellas, como dijo la diputada Bullrich, como caminos laterales y todo lo que a ustedes se les ocurra, las vamos a hacer. Es discutible, lo podemos debatir, como se hizo en este momento muy rápidamente respecto de la Corte, lo vemos, lo analizamos -repito- con las reservas del caso porque no es cuestión de mostrar al adversario la estrategia que estamos siguiendo. Pero esto no es propiedad de la Cancillería ni de las autoridades que están a cargo del Poder Ejecutivo en un determinado momento. Esto es patrimonio y responsabilidad de todos los argentinos. El que tenga una idea, bienvenida sea, mientras sea estudiada. Gracias.

SR. PINEDO Además de protestar y molestar a lo mejor se puede llevar adelante otras acciones y por ese motivo pregunté con respecto a la OEA.

SR. D´ALOTTO No sé específicamente a qué acciones en el marco de la OEA. Anualmente la Organización de Estados Americanos en su asamblea general aprueba una resolución de apoyo a la modificación y de las islas. Ahora no entiendo bien en qué términos.

SR. PINEDO Por ejemplo, pedir una reunión especial para tratar este tema e intentar que la OEA le diga a la otra parte por qué no se sientan a conversar este tema ya que están viniendo a explotar recursos en territorios sudamericanos.

SR. D´ALOTTO Se puede considerar en el futuro, es una posibilidad concreta desarrollar relaciones diplomáticas como las que llevamos a cabo en otro ámbito.

Anteriormente en la Naciones Unidas pedíamos que traslade a la parte británica nuestra preocupación, la necesidad de cumplir con las resoluciones y no avanzar en hechos que se consideren irreversibles.

SRA. BELOUS Deseo agradecer a los representantes de Cancillería por estar presentes tratando un tema tan caro para nosotros, que somos de Tierra del Fuego.

Como representante de la provincia que se ve afectada directamente en esta situación, debo manifestar que tal como lo hiciera la gobernadora de Tierra del Fuego, nos ponemos a disposición de Cancillería y de las autoridades para todo aquello que consideren pertinente y que podamos hacer dentro de esta estrategia que nos parece sana a fin de evitar nuevamente una controversia armada, que para nosotros fue sumamente terrible.

En el día de ayer la señora gobernadora se reunió con las autoridades y ya se está ejerciendo el decreto firmado por la señora presidenta de la Nación respecto del control de las aguas marítimas que nos corresponden.

En lo relativo a las preguntas formuladas, considero que las respuestas han sido muy puntuales. Me refiero a la duda que tenía -al igual que la señora diputada Fadul- acerca de la presentación ante La Haya. En consecuencia, no tengo mucho más para agregar.

SR. TACCETTI Quisiera hacer un comentario relacionado con la provincia de Tierra del Fuego. Les pediría que repitamos en todo lo posible la mecánica de trabajo que hemos usado para la ley de límites de la provincia donde actuaron la Consejería Legal, la Dirección de Malvinas, la Dirección de la Antártida y se elaboró un texto de consenso.

SR. PRESIDENTE ATANASOF Tiene la palabra el señor diputado Héller.

SR. HÉLLER Señor presidente: el diputado Pinedo recién planteó el tema de la OEA. Creí haber leído que el lunes se realizará una reunión del Grupo Río a la que va a asistir la señora presidenta de la Nación y donde se planteará este tema.

De esta forma creo que queda cubierta la representatividad y la posibilidad inmediata de tener un foro en donde exista un pronunciamiento. De lo contrario, queda flotando la idea de que como no vamos a la OEA el tema no estaría bien tomado. Me parece que la presencia de la señora presidenta en la reunión del Grupo Río suple con creces estas cuestiones haciendo hincapié en la inmediatez. Ese era el motivo de mi aclaración.

SR. TACCETTI Originalmente el Grupo Río estaba integrado por los países sudamericanos y México. Luego, se fueron incorporando los países de América Central y ahora a través de un proyecto de fusión -el Grupo Río y la Comunidad de América latina y el Caribe- se están acercando los países del Caribe anglófono.

La idea es que este nuevo ente o criatura que todavía no tiene nombre incorpore todo el patrimonio histórico del Grupo Río. Dentro de este patrimonio histórico hay una innumerable cantidad de declaraciones a favor de nuestra posición en Malvinas. Esto ha sido expresado en cada una de las respectivas reuniones.

Mediante una acción diplomática que no es fácil estamos logrando que esos países, tradicionalmente vinculados con el Reino Unido, estén pasándose a nuestra posición en lo relativo a Malvinas.

SR. PRESIDENTE ATANASOF Tiene la palabra la señora diputada Vázquez.

SRA. VÁZQUEZ Señor presidente: agradezco la presencia de los funcionarios de Cancillería que hoy nos acompañan.

Dado que a partir de la ley 21.024 establecimos el interés nacional en cuanto a la exploración y explotación de los recursos que encontramos en el territorio, quisiera saber si hay una ponderación del volumen de reservas de la que estaríamos hablando. Es decir, si hay una cuantificación. Hay estudios que no sé si los tiene la Argentina o si los dispone el Reino Unido.

Asimismo, a partir de la preocupación surgida de la expresión de Lisboa, está claro que la Unión Europea se encuentra frente a la carencia de recursos o de bienes naturales, fundamentalmente energéticos. Así, la posibilidad de obtenerlos en territorios americanos vuelve a ser algo muy concreto.

Honestamente, me parece que pretender que quien quiere utilizar lo nuestro vaya a ser el que nos acoja en el reclamo o pueda asociarse a nosotros es algo absolutamente ingenuo a esta altura de las circunstancias.

Creo que la UNASUR es otro foro, además del Grupo de Río, que como todos los foros americanos son los que pueden ser aliados nuestros en este camino que la Argentina sigue hacia adelante. Porque todos deberíamos poder defender, por lo menos los latinoamericanos -y creo que vamos a coincidir en este respaldo-, que la intromisión en nuestro territorio no se va a agotar en cuestiones empresariales -entre comillas-, ya que la necesidad de aprovisionamiento de recursos naturales va a marcar otra cosa.

También quiero aclarar que no comparto algunas expresiones que se han vertido acá en torno de la necesidad de incluir en este decreto a la Armada. Creo que habría sido un error. Se hubiera visualizado en el exterior y en los medios de comunicación que la Argentina, lisa y llanamente, se ponía en pie de guerra. De modo tal que discrepo con esa idea. Ese decreto está correctamente redactado. Asimismo, quiero felicitar a las autoridades de Cancillería por la acción desplegada y también al Poder Ejecutivo nacional, pero no sólo por esta acción en particular sino por las realizadas a lo largo de estos últimos años. Siempre ha habido una actitud de reivindicación de la autonomía e independencia de la Argentina. Un absoluto compromiso de nuestro país y una solidaridad absoluta con todos nuestros hermanos latinoamericanos durante todo este tiempo. Me parece que es el tiempo -y disculpen la digresión, aunque otros las han hecho- de pedir las ayudas que necesitamos porque estos bienes naturales pueden sernos de utilidad a todos los latinoamericanos. Si con alguien los vamos a compartir, que sea con nuestros hermanos.

SR. TACCETTI Respecto de la primera cuestión sobre la ponderación de la cantidad de recursos que hay, si existe, habría que preguntarle a la Secretaría de Energía. Lamentablemente esos datos no los tenemos ni tampoco sé si existen. Las posibilidades concretas de hacer esas evaluaciones no son fáciles habida cuenta de la presencia de usurpadores en el territorio.

En cuanto a la ingenuidad de que están buscando esos recursos por su escasez en el Mar del Norte y en otras áreas, esto hay que ponerlo en un contexto global. Aquí hago referencia a lo que dijo al inicio el diputado Amadeo. En algún momento, por las relaciones globales es posible que el Reino Unido tenga interés en negociar con la Argentina, no porque generosamente nos quieran dar los recursos. Ya sabemos que siempre han sido piratas y seguirán siendo piratas. En su historia han tomado recursos de todos los lugares del mundo donde han podido acceder, sea la India, Sudáfrica, etcétera. No estamos pensando acá en un cambio del temperamento...

SRA. VÁZQUEZ Del paradigma.

SR. TACCETTI O del paradigma. Pero sí creo que el juego de fuerzas en algún momento puede serle interesante. La Argentina es un país interesante, con recursos y territorio. Y hay muchos países con relación con nosotros y lo valoran. Habrá que poner esto en el contexto mundial de las naciones.

En la cumbre de Margarita que tuvo lugar hace muy poco tiempo después de la resolución 407/ 2007 de la Secretaría de Energía, hubo un unánime respaldo a la posición argentina específicamente en esta materia: exploración y explotación hidrocarburífera y gasífera. O sea que es un elemento más dentro de la estrategia de la que hablamos antes.

Tiene la palabra la señora diputada Calchaquí.

SRA. CALCHAQUÍ Señor presidente: agradezco la presencia de los representantes de la Cancillería, con quienes tanto hemos podido trabajar para trazar los límites de Tierra del Fuego.

Tuve la suerte de reunirme ayer con el vicecanciller Taccetti para hablar sobre otros temas, relacionados con el Parlatino, que también es un foro de discusión de estos asuntos que nos interesan a todos.

Quisiera hacer algunas consideraciones, porque en verdad esto no lo tomo como una dirigente política, sino con una actitud militante. Me parece que frente a la reivindicación de nuestra soberanía sobre las Islas Malvinas, si bien nosotros tenemos una responsabilidad mayor que otros ciudadanos, debemos tener un sentido y una vocación militante de nuestra parte, en resguardo precisamente de esa soberanía.

Me parece que de los discursos tenemos que rescatar algunas cosas, pero otras no. Creo que hay miradas diferentes hacia el decreto dictado por la señora presidenta, y me preocupa cómo encaramos, cuestionamos y preguntamos sobre ese decreto.

Hay algunas cuestiones que son puntuales. Considero que el decreto emitido por el gobierno nacional tiene que ser considerado como una medida o una política de Estado en resguardo de nuestra soberanía.

Una de las cuestiones que quería resaltar es que hace instantes se preguntaba si estaba incluido o no, dentro del decreto, el Ministerio de Defensa, y si era o no la Marina la que participaba del control de los buques. Creo que aquí hay una cuestión que ha sido realmente evaluada, que no ha sido azarosa. No es que pusieron al Ministerio de Justicia porque sí, sino porque justamente es la Prefectura la que cumple el rol de control en puerto. Además, tal vez si se hubiera puesto al Ministerio de Defensa y a la Marina se hubiera generado un hecho políticamente susceptible y de confrontación, si uno lo quiere ver de esa manera.

Entonces, por un lado veo que algunos discursos se preocupan de si esta medida constituye un bloqueo o no, si la medida atenta contra quienes viven en Malvinas o si es un tema en el que debería participar el Ministerio de Defensa.

SR. PRESIDENTE ATANASOF Si me disculpa, señora diputada, le pediría que se circunscribiera a formular sus preguntas, como para aprovechar la presencia de los funcionarios de la Cancillería. Después vamos a tener tiempo para debatir todos estos temas.

SRA. CALCHAQUÍ Es que voy a hacer una propuesta directamente a usted, señor presidente, y también a la Cancillería.

Me parece entonces que en los discursos hay ciertas dudas sutiles que nos aproximan al tema desde una mirada de oposición y oficialismo. Reitero que me parece que tendríamos que hacer preguntas, pero concretas, como dice el señor presidente, con respecto al tema y a la estrategia de defensa de la cuestión Malvinas. Lo digo para evitar algunas susceptibilidades que advierto o algunas consideraciones que se tiran en los discursos.

En relación con las propuestas concretas -porque parece que en esta Cámara de Diputados existen dudas sobre si ha habido o no propuestas concretas de reivindicación de nuestra soberanía sobre las Malvinas-, les recuerdo que esta Cámara votó casi por unanimidad -digo "casi"- los límites de Tierra del Fuego. Eso no fue una declamación, sino una ley.

De manera que creo que ese es un aporte más de este gobierno y de esta Cámara de Diputados para determinar, como algo concreto, nuestra soberanía sobre las Malvinas.

Y no solamente menciono eso. El tema de los buques también es una medida concreta. Pero cuando hablamos de los límites de Tierra del Fuego, recuerdo que en las décadas del 80 y del 90 hubieron situaciones que, a través de determinados proyectos del Senado y de la Cámara de Diputados, con discusiones, con bibliotecas de un lado y del otro, impidieron la creación de lo que nosotros denominábamos "la provincia grande", que incluía a las Malvinas. En el década del 80 había proyectos en el Senado, presentados por senadores el oficialismo, en los que se decía que Tierra del Fuego no debía incluir a las Malvinas hasta que hiciéramos ejercicio pleno de nuestros derechos sobre ellas, y dejaban a Tierra del Fuego conformada solamente por la Isla Grande y parte de la Antártida.

Entonces, evidentemente este es un gran paso que hemos dado los argentinos. En 1980 no nos poníamos de acuerdo acerca de si las Malvinas estaban o no en nuestro territorio, y en los 90 se nos vetó la ley de provincialización, en lo referido a los límites.

Hoy llegamos, gracias al acuerdo entre el gobierno nacional, el aporte técnico de la Cancillería y de esta soberana Cámara, a definir como hecho concreto que Malvinas pertenece al territorio de la provincia de Tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico Sur y que se encuentra ligada plenamente en su derecho a nuestro continente. No me parece una declamación menor, un acto mínimo ni algo aislado. Creo que se dieron sucesivas reivindicaciones, más allá de la declamación, que hoy tienen que ver con nuestra propia legislación, sentando precedentes con respecto a qué queremos los argentinos, y esto es muy valioso.

Considero que existe una propuesta concreta -siempre digo que quiero reivindicar las propuestas concretas, tomándolo con una actitud un poco más práctica, avanzando sobre hechos y no volviendo siempre hacia atrás- y se trata del desarrollo del polo logístico.

La verdad es que como fueguina me va a gustar muchísimo poder discutir aquí, y crear alguna comisión de estudio en la Cámara de Diputados, para que se concrete el polo logístico en Tierra del Fuego. Se trata de un polo logístico estratégico para control, reparación de buques y defensa nacional, más allá de lo que pueda significar económicamente para la provincia.

En ese sentido, considero que deberíamos tomar el asunto, mirar hacia el Sur. La Cancillería me ha acompañado mucho en lo que nosotros hemos denominado políticas estratégicas sobre el Atlántico Sur, en jornadas que se hicieron en mi provincia, involucrando a toda la comunidad sobre el desarrollo de nuestra Patagonia, de nuestro sur. Inclusive ahora, con el apoyo del gobierno, se asignaron algunas partidas presupuestarias para hacer la prefactibilidad de ese polo logístico estratégico. Es un hecho más que avanza hacia el Sur, lo que pasa es que a veces miramos mucho hacia la Pampa Húmeda y no hacia el Sur, que es una preocupación de los patagónicos desde hace muchísimo tiempo, no de ahora, que también tiene que ver con las cuestiones estratégicas y de defensa nacional y que este gobierno viene acompañando.

Entonces, estos son hechos concretos y me quiero parar en esa actitud militante para decir a los colegas que sería bueno motivar, incentivar y trabajar sobre ese polo logístico estratégico; ya hay un estudio de prefactibilidad en mi provincia. Debemos avanzar con este tipo de políticas que resguardan nuestra soberanía no sólo en el territorio de Malvinas, sino nuestra presencia en la Antártida, que es tan importante y que también vamos a tener que discutir con la revisión del Tratado Antártico, que cumplió 50 años en diciembre pasado, para ser precisa.

Como hecho concreto, en mi carácter de vicepresidenta del Parlatino, tengo una nota que voy a hacer llegar a la Presidencia y a la Vicepresidencia de esta comisión, que no voy a leer en este momento, a fin de que la hagan circular entre los diputados, y por supuesto para que se la hagan llegar a Cancillería, que siempre nos aporta sus comentarios técnicos y especificaciones. La intención es elevarla al Parlamento Latinoamericano y lograr el acompañamiento de todos sus representantes.

Si bien no estoy haciendo preguntas sino propuestas, se trata de un aporte que hago en presencia de todos, aprovechando la presencia de los funcionarios de Cancillería, que siempre han colaborado, buscando su adhesión así como la del resto de los señores diputados.

SRA. BERTONE Con respecto a lo que recién expresaba la señora diputada Calchaquí sobre el Polo Logístico Antártico, deseo expresar que es muy importante el trabajo que está realizando la Armada -para los que tenían la preocupación de lo que está haciendo nuestra Armada-, y el proyecto de desarrollo que ella lleva adelante con el Ministerio de Defensa. Brindan su aporte la Cancillería, el Ministerio de Economía, el gobierno de Tierra del Fuego, la Municipalidad de Ushuaia y el puerto de la provincia, y siempre destaco la predisposición que ha tenido la Armada.

Me parece que con esto se hace referencia al trabajo que la Armada lleva adelante en cuanto a la zona antártica. Por eso creo que en ese sentido también estamos cubiertos.

SR. PRESIDENTE ATANASOF Tiene la palabra el señor diputado Félix.

SR. FÉLIX Señor presidente: los tiempos de la diplomacia no van en paralelo con los tiempos de los intereses económicos, sobre todo cuando se trata de exploración y explotación petrolífera.

Aquí se utilizó la palabra "molestar" para calificar a las acciones que se lleven a cabo. Y eso es importante porque nos permiten ganar tiempo para la diplomacia.

Tengamos en cuenta que la resolución 407 es la que va eliminando los registros de las empresas que figuran en la Secretaría de Energía y que están autorizadas para explorar y explotar los recursos petrolíferos. Quisiera saber si hay restricciones a aquellas empresas que son de servicios pero que no necesitan registros y que permiten tener logística para este tipo de plataforma. Además, actúan en la exploración y explotación continental.

Por ejemplo, las empresas lanzadoras de tubos que son las que conectan las plataformas con el subsuelo. Hay tan sólo tres en el mundo que tienen muchos intereses en varios países latinoamericanos como, por ejemplo, Brasil, Venezuela y México donde operan con varias plataformas.

Asimismo, si se va a imponer algún tipo de restricción -sin vulnerar ningún derecho adquirido ni generar inseguridad jurídica- a aquellas empresas británicas que tienen concesiones de áreas petrolíferas en el territorio continental. Me refiero al hecho de que no se pueda acceder a ninguna otra concesión nueva. No estamos hablando de las que ya tienen porque eso podría interpretarse como una especie de inseguridad jurídica o vulnerar derechos adquiridos. La idea es poder acceder a áreas nuevas. También podemos mencionar el caso de empresas argentinas asociadas a British Petroleum o Shell.

SR. TACCETTI Entiendo que están incluidas en la resolución 407, específicamente en el punto 1.7.3 que se refiere a las empresas que presten o hayan prestado servicios petroleros a empresas que desarrollen o hayan desarrollado actividades hidrocarburíferas en la plataforma continental argentina sin haber obtenido habilitación para la exploración o explotación de hidrocarburos emitida por autoridad competente.

SR. PRESIDENTE ATANASOF Tiene la palabra el señor diputado Godoy.

SR. GODOY Señor presidente: quería aclarar una información publicada en algunos medios acerca de que a la Cancillería se la había intimado para que concurriera a la Cámara de Diputados. Debo decir que desde el primer momento existió la predisposición de parte de los funcionarios de Cancillería a venir a esta reunión pues no hay nada que ocultar. Ellos querían brindar toda la información que pudieran requerir los señores diputados y de esa forma poder recibir desde los legisladores todos los aportes, dudas y propuestas que puedan ir surgiendo y en una actitud absolutamente abierta.

Simplemente quería aclarar cómo había sido el mecanismo para que los funcionarios de Cancillería hoy estén presentes en esta reunión.

No quiero entrar en polémicas porque vamos a tener todo un año entero para debatir la política exterior de la Argentina. Sin embargo, no podía dejar pasar algunas expresiones que se han dado en esta reunión. Creo igualmente que existe un acuerdo acerca de la estrategia planteada por nuestro país con relación a Malvinas.

Pero se deslizaron comentarios acerca de que las acciones llevadas a cabo por la Argentina eran espasmódicas. Me parece que no es así porque ha habido una sucesión de acciones orientadas a reivindicar permanentemente nuestra soberanía sobre las Islas Malvinas, Georgias del Sur y Sándwich del Sur y todo el espacio circundante en el marco de lo que nos demanda la Constitución.

Es muy clara la Constitución en la cláusula primera transitoria. Por lo tanto, el gobierno argentino ha usado una estrategia que ha tenido que ver con denunciar la declaración conjunta, porque hubo un intento de acuerdo con el Reino Unido de Gran Bretaña para realizar actividades de exploración y explotación. Pero al poco tiempo comenzaron a llevar adelante acciones unilaterales arrogándose la facultad de otorgar licencias o áreas en la zona norte de Malvinas. Entonces, este gobierno en su momento denunció este tratado.

Se avanzó con una ley que hemos votado en este Congreso de poder preservar los recursos vivos marítimos. Hacía muchos años que estaba pendiente el proyecto de definir los límites de Tierra del Fuego y los límites implicaba que parte de Tierra del Fuego son las Islas Malvinas, Georgias, Sándwich del Sur y los espacios marítimos circundantes. De modo que fue una decisión importante. El proyecto durmió durante muchos años, pero con la voluntad de los diputados por Tierra del Fuego y del resto de las provincias y Cancillería pudimos avanzar hasta aprobarlo.

No es espasmódico el trabajo que hizo el gobierno nacional con distintos organismos. Hubo una continuidad porque a la presentación que se hizo a la Convención del Mar en Naciones Unidas sobre los límites exteriores de nuestra plataforma continental -que comprende en esos límites estos territorios- se la consideró política de Estado. También están las resoluciones con la Secretaría de Energía, el decreto último, las notas de intimación que viene haciendo el gobierno argentino sobre aquellas empresas que quieren operar en el territorio en controversia y las notas de desaliento para ser pasibles de futuras sanciones por ser violatorias del derecho internacional y nacional. Las notas a los Estados se dirigen a los domicilios de estas empresas. En definitiva, es una infinidad de protestas las que ha hecho la Argentina. Habida cuenta de la experiencia inmediata que habíamos tenido, me parece que la estrategia es reclamar y estar presente en los distintos foros internacionales. También considero que hemos ampliado la solidaridad porque el planteo es permanente tanto en Unasur como en el Mercosur y en el Grupo de Río, que se está potenciando. Tal es así que el Grupo de Río jugó un papel muy importante para resolver el conflicto entre Colombia, Ecuador y Venezuela. Es posible que ahora la presidenta encuentre la solidaridad de otros países. Tenemos la solidaridad de países asiáticos y de toda la comunidad en los países árabes.

También se mencionó acá que hemos estado aislados. Yo no comparto esa visión. Lo que la Argentina ha privilegiado en este tiempo es consolidar la integración regional. La integración con nuestros hermanos del Mercosur. O con los hermanos chilenos: acabamos de firmar un tratado de integración y cooperación con Chile, una herramienta fundamental para avanzar en la integración con dicho país. En cuanto a la relación con Brasil, se están haciendo reuniones trimestrales entre los gabinetes de los dos países. Hemos firmado un acuerdo estratégico con México y con China. Me parece que no hemos estado aislados. Hemos tenido presencia y hemos avanzado. Porque quiero que recordemos que este país hace un año entró en default y decidió no pagarle a nadie. Y muchos se preguntaban cómo se iba a vincular este país con otros países y a insertarse en el mundo, teniendo en cuenta que le debíamos a países y a organismos internacionales. Ya pudimos resolver deudas con Naciones Unidas, OEA y un montón de organismos internacionales. Esto lo podríamos seguir discutiendo, pero no quería dejar flotando la idea de que el gobierno ha tenido acciones espasmódicas y que la Argentina había quedado aislada.

Esto es lo que quería expresar. Vamos a tener tiempo para debatirlo. Me parece bueno y enriquecedor que la Cancillería se lleve la opinión de los distintos diputados y bloques. Los diputados también han podido ilustrarse. Porque también es bueno que, ya que hemos reclamado que en estos decretos participe el Parlamento, cuando los parlamentarios viajemos a Inglaterra pasemos antes por Cancillería -Cancillería es quien les va a decir cuál es la política que llevamos adelante con Gran Bretaña- para munirnos de la información necesaria para saber qué tenemos que ir a decir a Gran Bretaña.

Entonces, me parece que esto es bueno. La idea es que podamos avanzar y consensuar en un tema en el que me parece que no debemos tener diferencias.

SR. PRESIDENTE ATANASOF Tiene la palabra el señor diputado Amadeo.

SR. AMADEO Señor presidente: me dirijo a través de usted al señor diputado Godoy para señalarle que no quiero crear conflictos innecesarios, y menos aun en un tema como este, que como bien dijo la señora diputada Calchaquí, es de todos.

Entonces, si se malinterpretó mi comentario acerca de "espasmo", quiero aclarar que lo que quise decir es que esto no debe ser como un espasmo sino que debe tener continuidad. No quiero ofender a la Cancillería, y reconozco lo que ese Ministerio ha hecho. Si utilicé mal la palabra, pido disculpas. Digo que no nos quedemos en el espasmo y que aprovechemos esto como una oportunidad, aunque mantengo mis críticas en los aspectos que mencioné.

SR. PRESIDENTE ATANASOF Gracias, señor diputado.

Quiero felicitar a todos por las disertaciones y por su participación, y hacerles unos breves comentarios. Más tarde les vamos a pedir que nos informen quiénes serán los asesores de los señores diputados, para convocarlos la semana próxima con la intención de empezar a trabajar sobre la base de los proyectos que se han presentado y ver si podemos lograr una posición común. Sé que hay algunas diferencias, pero trataremos de ver cómo podemos trabajar en esto para que luego podamos discutirlo nosotros nuevamente.

En segundo lugar, el martes pasado nosotros discutimos una agenda muy preliminar, vinculada con Malvinas, Unión Europea, Haití, Mercosur, Unasur y algunos otros temas. Hemos acordado con la Cancillería llevar a cabo una próxima reunión para que podamos confirmar la idea de agenda que ese Ministerio tiene para el año 2010. De modo que les avisaremos en qué momento la vamos a realizar.

Finalmente, quiero agradecer a los funcionarios presentes, embajadores Victorio Taccetti, Susana Ruiz Cerutti y Alberto D'Alotto, por la velocidad de su respuesta y por los aportes que nos han hecho, que seguramente han sido muy esclarecedores.

SR. TACCETTI Les agradezco a ustedes por la invitación y por la iniciativa de diálogo.

SR. PRESIDENTE ATANASOF Queda levantada la reunión.

Es la hora 12 y 38.

Honorable Cámara de Diputados de la Nación Argentina | Congreso de la Nación Argentina | Av. Rivadavia 1864 - Ciudad Autónoma de Bs. As. (C.P.C1033AAV) | + 54 11 6075-0000

Nota: La información contenida en este sitio es de dominio público y puede ser utilizada libremente. Se solicita citar la fuente.