• CIENCIA, TECNOLOGIA E INNOVACION PRODUCTIVA
  • RELACIONES EXTERIORES Y CULTO

Reunión del día 13/02/2015

- TRATAMIENTO EXPTES 119-S-2014 122-S-2014 Y 126-S-2014 ACUERDO CON CHINA POR BASE EN NEUQUÉN

- En Buenos Aires, a los trece días del mes de febrero de 2015, a la hora 14 y 33.
SR. PRESIDENTE CARMONA Vamos a dar comienzo a la reunión conjunta de las comisiones de Relaciones Exteriores y Culto y de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva con el fin de tratar tres expedientes.

Quiero recordar a los señores diputados y diputadas de la Comisión de Relaciones Exteriores y Culto que a continuación de esta reunión vamos a tratar los temas relativos a dicha comisión.

Para que quede claro que hemos logrado quórum, les informo que están presentes más de quince diputados de la Comisión de Relaciones Exteriores y Culto y trece diputados de la Comisión de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva.

Vamos a comenzar con el tratamiento del expediente 0119-s-2014, que corresponde al proyecto de ley en revisión por el que se aprueba el acuerdo de cooperación técnica entre la República Argentina y la República de Costa de Marfil, suscripto en Buenos Aires el 5 de febrero de 2014.

¿Algún diputado quiere hacer uso de la palabra?

Si no hay observaciones, lo pasamos a la firma.

Se pasa a la firma el expediente 0119-s-2014.
SR. PRESIDENTE CARMONA En consideración el expediente 0122-s-2014. Se trata de un proyecto de ley en revisión por el que se aprueba el Acuerdo sobre Cooperación Técnica entre la República Argentina y Belice, suscrito en Buenos Aires el 22 de octubre de 2013.

Si no hay observaciones, lo pasamos a la firma.

Se pasa a la firma el expediente 0122-s-2014.
SR. PRESIDENTE CARMONA Pasamos al último expediente que trataremos en la reunión conjunta.

En consideración el expediente 0126-s-2014. Se trata de un proyecto de ley en revisión por el que se aprueba el Acuerdo de Cooperación entre la República Argentina y la República Popular China sobre la construcción, el establecimiento y la operación de una estación de espacio lejano en la provincia del Neuquén, celebrado en Buenos Aires el 23 de abril de 2014.

Tiene la palabra la señora diputada Bullrich.

SRA. BULLRICH Señor presidente: en primer lugar queríamos plantear que tenemos muchas dudas sobre este acuerdo y en consecuencia debe ser discutido.

Se trata de un acuerdo con implicancias estratégicas, con una serie de puntos no aclarados, de modo que nos gustaría conocer el carácter y la condición de la base.

No tenemos claro si el personal militar de la República Popular China puede o no estar presente en las instalaciones. Es importante que los funcionarios respondan sobre este asunto.

Tampoco está claro el ingreso y egreso de ese personal ni lo referente a la cesión por 50 años con 5 años de preaviso, situación que consideramos inaceptable porque es un exceso.

Asimismo tendríamos que analizar la legislación laboral del personal.

Este centro de operaciones que trabaja en China siempre lo hizo directamente con las fuerzas armadas de ese país. Permanentemente hicieron uso en forma dual del personal civil y militar. Además emplea tecnología para el rastreo de reactores misilísticos y satélites militares.

Entendemos que para la Argentina puede ser interesante una base que estudie el espacio lejano pero queremos respuestas sobre cuestiones que no nos quedan claras.

Estamos discutiendo sobre un hecho consumado y esto no es bueno para el Parlamento nacional. Y lo digo porque las obras están avanzadas en Neuquén sin contarse aún con la aprobación del Congreso de la Nación. Consecuentemente esto no parece demasiado serio.

Queremos discutir algunos temas, entre ellos la posible inconstitucionalidad de ciertos elementos de este convenio, concretamente en lo relativo a los artículos 27, 29 y 31 de la Constitución Nacional. Pensamos que la Argentina planteó un concepto respecto a la soberanía, así como lo hizo respecto de las Islas Malvinas. En consecuencia, nos parece contradictorio el texto constitucional sobre nuestra soberanía con este convenio tal cual está planteado.

Consideramos que en el convenio se están planteando facultades extraordinarias al Poder Ejecutivo. El artículo 29 de la Constitución Nacional justamente se refiere a que ni el Poder Ejecutivo nacional, ni los gobernadores pueden brindar facultades extraordinarias y que todo acto de esa naturaleza es nulo de nulidad absoluta.

También entendemos que estamos renunciando al artículo 31 de la Constitución Nacional que establece que las leyes de la Nación, sancionadas por el Congreso y los tratados con las potencias extranjeras, son la ley suprema de la Nación y las autoridades de cada provincia están obligadas a conformarse de acuerdo con ella, no obstante cualquier disposición en contrario que contengan las leyes o constituciones provinciales, salvo para la provincia de Buenos Aires.

Tanto en este convenio como en el otro hay cláusulas que estarían por encima de la ley nacional. Por ejemplo, se votó el proyecto de ley que ponía ciertas limitaciones a la compra de tierras por extranjeros y este convenio generaría, por ejemplo, un gran signo de interrogación al respecto. No me refiero al convenio del espacio lejano sino al otro. Igualmente me gustaría dejarlo planteado para la próxima discusión.

En consecuencia, señor presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores y Culto y señor presidente de la Comisión de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva, nos parece que un convenio exclusivamente de ciencia y técnica es votable, así como existen algunos convenios en la Argentina y bases que funcionan en Malargüe, Mendoza.

De todos modos consideramos que hay algunas cláusulas del convenio que no van en la dirección de acuerdos estrictos de ciencia y técnica y que entran en cuestiones que rozan nuestra soberanía. Hay acuerdos que pueden ir mucho más allá de la cuestión de ciencia y técnica y a la vez significar una presencia militar de la República Popular China en la Argentina.

La Argentina no ha tenido base militar de ningún país y en consecuencia entendemos que avanzar en este acuerdo sería ir en contra de nuestra propia tradición.

Eso es lo que queremos exponer y por ello vamos a presentar un dictamen en minoría planteando cuáles son los puntos que queremos observar. Luego, cuando debatamos sobre el segundo acuerdo, también vamos a presentar un dictamen en minoría, si es que esto se va a determinar hoy y no hay posibilidades de discutirlo. Antes de dictaminar nos gustaría poder discutir ya que se trata de una cesión por los próximos cincuenta años, con lo cual nos parece que merece más de una reunión de un viernes de febrero del 2015.

SR. PRESIDENTE CARMONA Señora diputada: le quiero hacer una pregunta. ¿En qué parte del convenio se hace referencia a la presencia militar a la que usted alude? No sé si puede indicarnos en base a qué hace esa afirmación.

SR. LOZANO ¿Pero no puedo plantear algo antes, señor presidente?

SR. PRESIDENTE CARMONA Ahora vamos a continuar con el orden para hacer uso de la palabra, pero antes quiero consultar esto a la diputada Bullrich.

SR. LOZANO Es que no es por el orden, señor presidente.

¿No hay posibilidad de que el oficialismo informe primero sobre el proyecto, que dé información, que explique? Porque no sólo estamos discutiendo algo que ya está en ejecución, lo cual francamente es un absurdo, sino que además ni siquiera nos informan.

SR. PRESIDENTE CARMONA El oficialismo está de acuerdo con el proyecto y va a responder a las observaciones que realice la oposición. Nosotros ya podríamos pasarlo a la firma si hiciera falta.

SR. LOZANO Pero podrían explicarlo.

SR. PRESIDENTE CARMONA Señora diputada Bullrich: ¿me podría decir dónde se hace referencia a la presencia militar?

Vamos a mantener el orden en la sesión de hoy y les pido que respetemos el uso de la palabra.

Tiene la palabra la señora diputada Bullrich.

SRA. BULLRICH Le voy a dar dos informaciones que le pueden ser de utilidad.

La primera es que en la sesión del Senado de la Nación, donde se discutió este acuerdo, el senador Marcelo Fuentes, que justamente defendía este proyecto informó que tenía implicancias y alcances militares.

SR. PRESIDENTE CARMONA Yo le pregunto si usted ha visto algo en el convenio que nosotros no hayamos interpretado así.

SRA. BULLRICH Ahora se lo voy a plantear, señor presidente.

SR. PRESIDENTE CARMONA Sí, por favor.

SRA. BULLRICH La agencia de supervisión de la Comisión de Ciencia y Tecnología de industria nacional es parte de la estructura de defensa del Estado Chino.

El director de la CLTC integra también el gabinete del Jefe del Departamento de Armamento General del Ejército de Liberación Popular. Esta organización trabaja directamente con las fuerzas armadas de China y trabaja con notificaciones de entrada y paso de cohetes y naves espaciales, con material militar, tecnología de rastreo de lectores misilísticos, satélites militares y ha trabajado en bases militares extranjeras.

Es decir, que el organismo rector de este convenio es un organismo que está bajo el mando militar del Ejército de Liberación Popular Chino. Esto es lo que....

SR. PRESIDENTE CARMONA Esto sería equivalente a que la Comisión Nacional de Asuntos Espaciales de Argentina tiene vinculación con el Ministerio de Defensa y con otros ministerios. ¿Por lo tanto sería un organismo militar?

SRA. BULLRICH No.

La comparación sería si esta comisión espacial estuviese bajo el comando del comandante en jefe del Ejército Argentino.

SR. PRESIDENTE CARMONA Sí, el ministro de Defensa tiene, junto con otros ministerios, injerencia en la Comisión de Asuntos espaciales de Argentina.

SRA. BULLRICH Junto con otros ministerios. No es lo mismo.

Además, en el caso de que se firme un convenio con la Comisión Espacial con otro país, dicho país podría pensar lo mismo que estamos pensando nosotros.

SR. PRESIDENTE CARMONA Le agradezco la aclaración, muy amable señora diputada.

Tiene la palabra el señor diputado Brown.

SR. BROWN Señor presidente: yo voy a hacer mayores consideraciones en el otro proyecto en revisión, vinculado con la cooperación en materia económica...

SR. PRESIDENTE CARMONA Sí, pero no está en tratamiento ahora, señor diputado.

SR. BROWN Por eso, señor presidente, las voy a hacer en su momento.

Con respecto a este proyecto también tengo mis objeciones que las voy a fundamentar con mayor intensidad en el momento en que se trate en el recinto. Simplemente quiero compartir las inquietudes que ha planteado la diputada Bullrich.

Y me reservo un mayor tiempo de exposición para el convenio que se va a tratar a continuación.

SR. PRESIDENTE CARMONA Tiene la palabra la señora diputada Graciela Villata.

SRA. VILLATA Señor presidente: el oficialismo ya nos tiene acostumbrados al tratamiento exprés de los proyectos, en este caso de los distintos convenios que se están poniendo en consideración.

Es difícil que desde el área de la ciencia y la tecnología esto sea negativo. Siempre hemos apoyado cualquier tipo de inversión tendiente al desarrollo de la ciencia. Pero hay un montón de preguntas que nos surgen y que son claves. ¿Va a ser una base o un laboratorio? ¿Va a ser dirigido por militares o por civiles? ¿Tiene aplicaciones de defensa o de ataque?

Me refiero al tema de los militares porque los nueve trabajadores chinos que participan de esta iniciativa dependen nada más y nada menos que del Departamento General de Armamento. Como bien decía la diputada Bullrich, este departamento depende de la Comisión Militar Central del Ejército Popular de Liberación China. Y si vienen militares en vez de civiles la cosa cambia, porque el hecho de que vengan militares hay que encuadrarlo bajo la ley 25.880 de ingreso de personal militar extranjero en territorio nacional.

Necesitamos conocer más detalles del acuerdo. Apenas se conoce que dicha base va a ser destinada a la exploración espacial. Pero hay una increíble delegación de soberanía a una república que nunca había logrado eso fuera de su territorio.

Quisiéramos saber cuáles son los alcances diplomáticos que adquieren los límites tecnológicos y qué posibilidades armamentísticas posee la instalación de esta base.

Nos interesa saber qué beneficios tiene la Argentina, porque cuando uno va a la parte del considerando del convenio lee que la Argentina podría utilizar un mínimo del 10 por ciento de la base, lo que significaría 2 horas y 40 minutos por día. Eso está reflejado en el considerando, pero cuando vamos a la parte principal del convenio, que es el acuerdo, no dice nada.

Si tuviéramos que hacer referencia a acuerdos anteriores que no han pasado por esta Cámara sabemos que hay acuerdos firmados con la CONAE, aunque la utilización pudiera ser del 10 por ciento, pero siempre que no interfieran las actividades de apoyo de las misiones de la CLTC y siempre que CONAE envíe solicitud con tres meses de anticipación. Volvemos a preguntar desde nuestro bloque qué beneficio tiene la Argentina con este proyecto.

Vuelvo a resaltar que en lo referente al posible uso militar de la base fuentes calificadas de las Fuerzas Armadas dijeron que hay mucha preocupación al respecto. Para muchos especialistas la estación satelital en Neuquén, en particular la mencionada red de telemetría, seguimiento y control es una tecnología de uso dual, civil y militar. Si es para uso civil y militar es una cuestión de enorme relevancia que podría implicar para nuestro país un futuro conflicto militar.

El acuerdo no especifica si el personal que se empleará será militar o no. Y lamento decir que el gobierno, mientras invita a cantar y a bailar, firma acuerdos secretos en silencio.

SR. PRESIDENTE CARMONA Tiene la palabra el señor diputado Julio César Martínez.

SR. MARTÍNEZ (J.C.) Señor presidente: en primer lugar, me hubiera gustado que haya gente invitada del Ejecutivo para contestar algunas preguntas sobre este convenio, el de la base, y sobre el otro convenio que se va a aprobar luego.

Hay muchas preguntas pendientes que personal específico o del área debería contestar.

Considero, además, que para tratar este convenio debería estar también involucrada la Comisión de Presupuesto y Hacienda. Se está hablando de una exención de impuestos que claramente tiene que ser tratada por la Comisión de Presupuesto y Hacienda, y no se está haciendo eso.

Agrava más esta situación que se trata de impuestos coparticipables, impuestos que afectan directamente el bolsillo de las provincias que los delegan en favor de un país extranjero. Por ejemplo, tenemos proyectos importantes que plantean la exención de esos mismos impuestos para la canasta básica de los argentinos, de la gente pobre, de los humildes.

Este convenio debería haberse tratado en la Comisión de Defensa Nacional. Al respecto recién el presidente preguntaba dónde dice en el convenio que van a venir militares. Y yo a la vez le pregunto: ¿dónde dice que no van a venir militares? No lo dice en ningún lado y acá pedimos que se atrevan a agregar que no vendrá ningún militar. Queremos ver si son capaces de hacerlo. No van a poder hacerlo porque las comisiones, las delegaciones y los convenios se hacen con organismos directamente militares en China.

En nuestro territorio están creando un nuevo territorio, y no es la primera vez que lo hacen. También lo hicieron con la Barrick Gold y Pascua-Lama. Le cedieron soberanía, gobierno, defensa y poder de policía. Es decir que le cedieron todo a la Barrick Gold para que explotara Pascua-Lama.

Estos son antecedentes muy jodidos, horribles para la imagen de nuestro país que serán difíciles de revertir por este gobierno y por el próximo cuando otras empresas vengan a pedir lo mismo. Me refiero a las ventajas que tiene este convenio específicamente a cambio de nada; o a cambio de algo que está en los otros convenios. Pero reitero que en este caso es a cambio de nada.

Señala el acuerdo que será con fines pacíficos, y como ya se señaló, eso es muy difícil de definir. Y lo señalo porque las tecnologías son duales, consecuentemente se pueden usar tanto para ver la luna como con fines bélicos, ya sea para dirigir misiles u otras cosas. Por eso es muy difícil que su uso sea solamente para fines pacíficos en todas las circunstancias. Reitero que puede ser usado para otra cosa.

Entendemos que el convenio debe ser tratado y modificado. Hay que llamar a otras reuniones de comisión e invitar a los funcionarios a dar explicaciones, sobre todo a los de la CONAE y a los representantes del gobierno del Neuquén porque se está avanzando bastante en la construcción de estas instalaciones.

Quiero señalar que la Constitución no hace una delegación de facultades tan extensa en estas cuestiones que afectan algunos aspectos de soberanía, impositivos y de espacio aéreo. En esos casos necesariamente tiene que intervenir el Congreso Nacional y el gobierno.

Podemos ver que la Constitución sancionada en 1994 introdujo la potestad expresa de las provincias para celebrar convenios internacionales, pero hay límites claros volcados en los respectivos artículos. En consecuencia, este convenio no es suficiente para avanzar.

Por otro lado, refrendo las dudas sobre si van a venir los militares, y se lo digo al presidente que tampoco dice que no van a venir los militares chinos.

SR. PRESIDENTE CARMONA Permítame una interrupción, señor diputado. Yo no dije que van a venir los militares. Yo pregunté dónde había una referencia relativa a la cuestión militar. Lo aclaro porque no hice uso de esa expresión.

SR. MARTÍNEZ (J.C.) Señor presidente: entonces le hago la otra pregunta y contésteme. ¿Dónde dice que no van a venir los militares?

SR. PRESIDENTE CARMONA Señor diputado: usted me pregunta y yo respondo. Los convenios y los acuerdos internacionales tienen un objeto. El objeto de este convenio está relacionado con la actividad para uso pacífico de investigaciones espaciales. No se puede hacer nada que viole ese objeto. Se estaría incumpliendo el convenio y la Argentina podría renunciar en ese caso.

En segundo lugar, aprovechando la generosidad del señor diputado de preguntar y haciendo la referencia de que le gustaría que estuvieran presentes los funcionarios del Poder Ejecutivo, quiero decirle que habiendo ingresado este proyecto al Senado hace tres o cuatro meses, no hemos recibido una sola solicitud al respecto en la Presidencia de ninguna de las comisiones intervinientes.

SR. MARTÍNEZ (J.C.) Entró en diciembre y luego comenzó el receso.

SR. PRESIDENTE CARMONA Discúlpeme, señor diputado, que voy a aclararlo. Ingresó al Senado el año pasado.

SR. MARTÍNEZ (J.C.) Al Senado fueron los funcionarios y se trató durante varias reuniones, le aclaro.

SR. ZABALZA Señor presidente: pido disculpas por el error de procedimiento. Pero le digo de todo corazón que no se lo acepto porque lo lógico era que hoy estuvieran presentes funcionarios de Cancillería informando y explicando lo planteado por el señor diputado Lozano previamente. Me parece que eso es elemental.

La Cancillería tiene un equipo dedicado a China y cada convenio se discute allí donde hay plazos, acuerdos y desacuerdos.

Señor presidente: usted sabe cómo pienso, pero acá los legisladores somos de palo. Jamás vino nadie de Cancillería a esta comisión.

SR. PRESIDENTE CARMONA Señor diputado Zabalza: los pedidos de presencia de funcionarios realizados por la oposición, al menos ante la Comisión de Relaciones Exteriores y Culto, que es lo que me consta, siempre los hemos tramitado.

En este caso quiero dejar públicamente aclarado que no he recibido ningún pedido ni escrito ni verbal de la presencia de funcionarios del Ejecutivo. Si se hubiera solicitado, lo habríamos tramitado como corresponde. Y el Ejecutivo podría haber accedido o no. En muchos casos tuvimos una respuesta positiva del Ejecutivo. Y esto quiero aclararlo porque si no queda asentado como que hubo un pedido que nunca se formuló.

Ante la omisión, lo que solicito es que no se responsabilice al oficialismo por este tipo de situaciones.

Continúa en el uso de la palabra el señor diputado Martínez.

SR. MARTÍNEZ (J.C.) Las tierras fueron cedidas por el Estado neuquino a la CONAE. Y podrán decir que lo hace a CONAE y no a China porque no podrían avanzar más sin aprobación. El detalle es que la CONAE lo cede a la empresa estatal CLTC y estarían comprobados los lazos de la agencia nacional china, del lanzamiento del seguimiento del control general de satélite con el Centro Nacional de Control y Seguimiento Misilístico del Espacio. Además esta empresa estatal depende específicamente del Departamento General de Armamento de la Comisión Central Militar del Ejército Popular Chino y su director sería a la vez jefe militar del Departamento de Armamento General del Ejército de China. O sea que ahí al convenio le está diciendo que algún militar va a venir o a dar una vuelta. Supongo que el responsable estará por estos lados.

También dejo en claro que si eso será así, de acuerdo con la ley 25.880, el ingreso de tropas militares o de personal militar de otros países con fines específicos, tiene que ser aprobado por este Congreso. Ello no puede pasar desapercibido ni ser un evento más como creo que en este convenio se quiere dejar pasar.

En 2004 el ex presidente Néstor Kirchner trajo al Congreso al presidente de China. En esa oportunidad se anticipó la inversión de 20 mil millones de dólares en el marco de distintos convenios.



Me gustaría -y la dejo como pregunta concreta, señor presidente- saber qué pasó con esos 20 mil millones de dólares que iban a venir.

La otra pregunta que me gustaría hacer, y que también querría haber hecho a las personas del Ejecutivo, es si en este convenio está previsto que trabajen argentinos. Por lo visto, hasta ahora, sólo está previsto que participen argentinos en la construcción, en el armado y en la albañilería, pero después se tienen que retirar y quedaría únicamente el personal chino, con leyes chinas, con los derechos chinos y con todo lo que les da el hecho de tener un territorio chino dentro de la Argentina. Si esto es así, se asemeja a cuando cae a nuestro pueblo un circo, llaman a los paisanos de cada pueblo para que armen la carpa, para que acomoden las sillas, para que limpien las malezas pero después queda el enanito, el león, el trapecista y el domador, y los demás pasan a ser meros espectadores.

SR. PRESIDENTE CARMONA Tiene la palabra la señora diputada Comelli.

SRA. COMELLI Señor presidente: yo soy de Neuquén y hemos estado trabajando en este asunto. Conozco la base e invito a quienes quieran concurrir. Los diputados de mi provincia de las distintas fuerzas que acá tienen representación fueron a la base.

Quería señalar dos o tres puntos específicos. En primer lugar, el acuerdo tripartito se firma en el año 2012. Es decir que viene trabajándose desde antes entre CLTC de China, la CONAE y la provincia.

En ese sentido primero se hicieron los estudios para determinar cuál era el lugar posible para la construcción de una instalación para el seguimiento del espacio lejano, que también tienen que ver con las necesidades de cubrir en todo el globo un cono de sombra frente a la igual antena que tiene China en su territorio. Prácticamente a 180 grados de ella estamos nosotros y esta antena cubriría el tiempo que no se cubre con el otro satélite.

Así es que se empieza entonces la construcción. Actualmente hay 300 trabajadores de la provincia del Neuquén bajo el régimen del contrato laboral argentino y con todo lo que tiene que ver con los controles de seguridad e higiene.

Esta base está en una zona bastante desértica, alta, que prácticamente no tiene infraestructura y por eso han llevado 60 kilómetros de una línea de alta tensión que demandó una inversión de 8 millones de dólares, algo que difícilmente la provincia hubiera podido concretar porque es una zona que no tiene población.

Durante la operación, que también se plantea acá, el único personal chino que va a haber es personal técnico. Todas las demás actividades van a estar cubiertas por personal argentino. La CONAE tiene y tendrá ahí justamente sus oficinas. Es decir que hay personal permanente para los proyectos específicos con los que estamos trabajando con la Universidad del Comahue y la Universidad Tecnológica Nacional, que también tienen sus oficinas específicamente en esta infraestructura.

Por otro lado también la estación tiene una sala de exposiciones e interpretación -está terminándose- y está abierta la visita para todos.



Está enmarcado también en un proyecto de turismo científico y es personal argentino. A quienes están capacitando son a alumnos de la universidad.

El predio, como bien dijo alguien acá, no fue cedido a China. El predio se cede a la CONAE y tiene el objetivo específico de la instalación de la antena de comunicaciones para el control y seguimiento de las misiones exploratorias del espacio lejano. Algo muy similar a lo que existe en Mendoza, que fue aprobado en 2009 cuando se hicieron todos los estudios pertinentes. Claro, lo hacía la Agencia Espacial Europea con los británicos y nadie se puso a pensar que iba a venir la Guardia Real Imperial. (Risas.)

Tienen que conocer también la base que trabaja en Malargüe, Mendoza, producto del mismo convenio firmado con la CONEA, que se hizo famosa hace poco porque desde ella se controló el descenso de la sonda exploratoria Philae de la nave Rosetta del cometa 67P. Esto fue muy difundido.

Me parece importante que se lea esto, porque son distintas las interpretaciones que estamos escuchando.

Quiero hacer dos o tres acotaciones más. Primero, la antena es una antena de 35 metros de diámetro que pesa dos mil toneladas. Está sujeta a la tierra. O sea que cualquiera que conoce algo de defensa y algo de armamentismo sabe que una antena de estas características es de una total vulnerabilidad para cualquier operación militar. Además, sobre todo en lo que atañe a control de misiles, toda comunicación y control militares se hace con satélites de órbita baja que giran permanentemente en forma sincrónica. Nada que ver con lo que hace una antena de estas dimensiones. Todo control armamentístico se hace con dispositivos móviles. Una antena de estas dimensiones está imposibilitada de movimiento rápido porque es sumamente lenta. Cualquier formado en la materia sabe que es la única forma de comunicarse con distancias de, por ejemplo, 380 mil kilómetros a la Luna o 55 millones de kilómetros a la Tierra.

En suma, es realmente imposible que esta antena se use para algún tipo de control de los que se han estado comentando acá, como los controles misilísticos.

Reitero que sería interesante que conozcan esta antena, que conozcan a la gente de la universidad que está trabajando y también al personal -los trescientos trabajadores- y las instalaciones que se están construyendo.

No quiero dejar de mencionar que subyace en este debate un tema más de orden geopolítico, de política internacional. No es casualidad que, como digo siempre, los mayores acreedores de Norteamérica sean los chinos. Me parece que es otra la discusión. Pero si estamos hablando de la base espacial de seguimiento del espacio lejano considero que existe más claridad que la oscuridad que se sugiere en esta reunión. (Aplausos.)

SRA. BULLRICH Le quiero hacer una pregunta a la diputada.

SR. PRESIDENTE CARMONA La anoto nuevamente, señora diputada Bullrich.

Ahora tiene la palabra el señor diputado Lozano.

SR. LOZANO Voy a ratificar lo que intenté decir al comienzo. La diputada, a quien agradezco la invitación para hacer turismo científico, nos acaba de informar que lo que opinemos acá o el voto que hagamos no tiene el menor sentido, porque esto ya está en ejecución.

Entonces empezamos al revés en un doble sentido. Primero porque estamos discutiendo algo que ya existe. Y en segundo lugar, lo mínimo que hubiéramos necesitado es una exposición de parte del oficialismo respecto del sentido de un proyecto de esta naturaleza. Y, como bien decía la señora diputada, ciertamente quienes no somos entendidos necesitamos comprender más.

No es común hacer cesiones territoriales por 50 años y desgravaciones de carácter completo en el marco de un conjunto de ambigüedades que choca con tres certezas. La primera es la comentada antes respecto a la dependencia del Departamento de Armamento General en China y de la Comisión Central Militar del Ejército Popular de Liberación China que tiene la empresa que opera esto. Obviamente uno sabe que hay vínculos directos entre el tema del desarrollo militar y tecnológico. Por lo tanto, puede ser que esto sólo sea para uso pacífico. De todos modos, a pesar de que es así, sería bueno aclararlo.

A diferencia de lo que acaba de decir la diputada, la información que yo tenía es que la antena que se está instalando, así como los instrumentos operativos que forman parte del proyecto, podían tener un uso dual, tanto civil como militar. Ella acaba de decir que no. Pero a mí me gustaría profundizar un poco más.

En tercer lugar, hablamos de un área de desarrollo tecnológico de carácter absolutamente crucial en el mundo de hoy donde hay una disputa entre las grandes potencias por el tema del control aeroespacial que indudablemente es muy importante. Por lo tanto, si uno como país elige ser parte de esa discusión, sería bueno que lo hiciera con la mejor y mayor conciencia posible.

Entonces me gustaría profundizar estas tres certezas: la dependencia militar de la empresa, la cuestión del carácter de la antena y el instrumental operativo y tecnológico disponible de esta base, que hasta donde tenemos información tiene uso dual, aunque la diputada diga que no. Además ocurre que esto implica una suerte de intervención de la Argentina en una disputa dentro de un terreno tecnológico demasiado significativo. Y nos parece que esto no puede darse en una discusión menor y liviana sino que requiere mayor información para su acompañamiento.

SR. PRESIDENTE CARMONA Quiero comentarles que el expediente en tratamiento ingresó a la Cámara de Senadores el 1° de julio de 2014 y a la Cámara de Diputados el 18 de diciembre de 2014. Pueden comprobarlo aquí si tienen dudas.

Tiene la palabra la señora diputada Stolbizer.

SRA. STOLBIZER Señor presidente: voy a referirme brevemente a dos o tres puntos que no fueron planteados.

Sin ninguna duda creo que los países tienen, y lo hacen en ejercicio de su soberanía, toda la capacidad para definir acuerdos y alianzas estratégicas. Y obviamente el gobierno tiene la legitimidad de hacerlo.

Pero a esta altura creo, no es un dato menor, que un gobierno con diez años de mandato empieza a perder un poquito esa legitimidad cuando firma un acuerdo a 50 años.

Sinceramente, que un gobierno a diez meses de terminar su mandato esté suscribiendo un acuerdo que hipoteca el futuro de la Argentina por 50 años y genera condiciones políticas, estratégicas, económicas para el país a ese plazo, me parece como poco, una grosería a esta altura.

Si a eso agregáramos que la hipoteca a 50 años que este gobierno está dejando, es sin siquiera importarle que va a terminar aprobando este convenio solamente con la mitad de ese Congreso, sinceramente pareciera que estamos frente a una situación realmente grave.

Ustedes han demostrado durante el último tiempo que no les importa aprobar cuestiones realmente estratégicas y fundamentales para el futuro de la Argentina con la mitad del Congreso. Así lo vienen haciendo y lo hicieron nada menos que con la reforma de los códigos.

Ahora cuando uno ve que este acuerdo es tan claro que en el artículo 8° habla de los 50 años, nota que ya ni siquiera importa que no reúna el mínimo consenso de las fuerzas políticas con representación parlamentaria.

Pareciera que un acuerdo de estas características no amerita la mínima búsqueda de consenso. Creo que cada vez vamos más hacia esta práctica realmente mala para el ejercicio de las reglas de juego democrático sobre todo en el ámbito del Parlamento. Me refiero al hecho de levantar la mano. Lo único que le importa al oficialismo es contar. Si el contador da 129, listo, levantamos la mano y no importa. Si hay uno más, uno menos, no importa. Esto es muy malo para el ejercicio de las reglas de convivencia política democrática e insisto que es especialmente grave en un gobierno que tiene su fecha de vencimiento dentro de diez meses.

Varios señores diputados hablan a la vez.
SRA. STOLBIZER La otra cuestión que quiero plantear es que en proyectos de esta envergadura sin ninguna duda existe una cuestión geopolítica que tiene que ver, reitero, con el ejercicio democrático de la soberanía y de la legitimidad del gobierno.

Uno al menos debería ser un poco prudente al hablar de instalar proyectos de desarrollo espacial con tecnología de uso dual. Es imposible soslayar en semejante cuestión cuáles son los posicionamientos, y me animaría a decir los reconocimientos que la Argentina ha logrado durante muchos años a nivel internacional.

Argentina forma parte de todos los acuerdos de no proliferación a nivel nacional y con esto ha ganado un lugar de reconocimiento en el mundo. Sin embargo, me animaría a decir que no va a ser el mismo lugar a partir de la firma de este tipo de acuerdos.

Entiendo que estamos trayendo al plano de nuestro territorio una tensión global que es compleja sobre todo para la Argentina y para las áreas de defensa especialmente sensibles. Están claras las capacidades duales de la empresa china que, como se ha dicho, depende directamente del Departamento de Armamentos de las Fuerzas Armadas de la República Popular China y trabaja en la aplicación, servicios, bienes, negocios y capacidades tanto civiles como militares. Asimismo forma parte de un proyecto estratégico de militarización de una fuerza instalada regional y mundialmente con un proyecto propio. No hay ninguna duda, insisto, que lo hace en el ejercicio de toda su soberanía y legitimidad.

De todos modos, en esto nosotros llevamos un conflicto y una tensión global y no hay ninguna duda de eso. Esto tiene implicancias no sólo en los planos político y económico sino también en cuanto al espacio que tiene ganado la Argentina.

Estas capacidades duales de la empresa van directamente en tres áreas que son sensibles para los temas de defensa nacional. Me llama la atención que la Comisión de Defensa Nacional no tenga competencia en el tratamiento y que el expediente no cuente con dictamen y opinión de las áreas competentes de Defensa. Tanto el tema de escucha, vigilancia satelital, alerta sobre lanzamiento, seguimiento de vehículos aéreos y misiles, y eventualmente buques, son áreas propias de la cuestión de la defensa nacional sobre las que por lo menos hubiera correspondido mantener una opinión.

Y el último punto al que me quiero referir tiene que ver con el criterio utilizado para que en esta incorporación que estamos haciendo de un tema que, como dije antes, genera tensión global, no haya ninguna consideración respecto del impacto en los países de la región.

Quisiera conocer, si pudieran decirme, qué consultas se han hecho, particularmente con Chile que es un país que recibirá un impacto directo de las actividades que realice la empresa.



Con este tipo de acuerdos se abre una puerta a una potencia extra regional...

Risas.
SRA. STOLBIZER Continúo y voy cerrando.

En el año 2009, la entonces ministra de Defensa, Nilda Garré, en una revisión de intereses marítimos en Almirante Storni, afirmó lo siguiente: "La permanencia de la potencia extracontinental en el archipiélago complejiza ciertamente la resolución de una parte importante de nuestra defensa marítima y afecta también la eficiencia en la protección de recursos vitales que siguen siendo explotados de manera irresponsable."

Me pregunto entonces si se ha analizado el hecho de traer a un actor extracontinental, con intereses globales muy claros, y si se ha hecho una consideración respecto de este tema en torno a la cuestión Malvinas. Es decir, si esto no sería abrir una puerta a una discusión y una excusa para los británicos.

En ese sentido quiero saber si esto ha formado parte del análisis que ustedes han hecho porque esto sí cambia absolutamente las posiciones que la Argentina ha tenido. Por eso leí la referencia de la entonces ministra de Defensa respecto de lo que significa la presencia de una potencia extrarregional.

Mi última pregunta es si esto se discutió también con Brasil, ya que Brasil ha sido un aliado estratégico para nosotros en esta cuestión, tanto en lo que tiene que ver con la fijación de la posición de la Argentina en materia internacional como en el acompañamiento que hemos tenido en un tema como el de Malvinas.

Estas cuestiones no están resueltas para nosotros, por lo tanto vamos a acompañar un dictamen para rechazar ambos acuerdos.

SR. PRESIDENTE CARMONA Gracias, señora diputada. Yo le voy a explicar nuestra sonrisa. No fue que nos reímos. Nos sonreímos con su antojadiza interpretación de la institucionalidad. ¿Quién dijo que aquí no se gobierna hasta el último día? ¿Quién dijo que no se toman decisiones estratégicas para el futuro de la Argentina cuando se es gobierno? ¿Quién dice que hay que preguntarle al gobierno hermano de la República de Chile sobre un proyecto que está dirigido a las investigaciones espaciales?

Es curioso el concepto de interpretación constitucional e institucional que usted hace. Eso nos produce no el rechazo ni el enojo, sino una sonrisa. (Aplausos).

SRA. STOLBIZER Por eso los demás países de la región progresan y nosotros no.

SR. MARTÍNEZ (J.C) Presidente, ¿le suena el Mercosur?

SR. PRESIDENTE CARMONA Ya que me lo pregunta me voy a tomar la atribución de responderle.

¿Le suena a usted diputado y a la diputada Stolbizer, que la Argentina comparte espacios en UNASUR, en el Consejo Sudamericano vinculado con temas científicos y en el Consejo Sudamericano de Defensa? ¿Le consta eso? ¿Le consta que la Argentina realiza consultas permanentes con los países hermanos?

Yo les pido que no desvirtuemos lo que estamos discutiendo.

SR. KUNKEL No se pide permiso en la embajada a la que van ustedes.

Varios señores diputados hablan a la vez.
SR. PRESIDENTE CARMONA Les pido a los diputados que guarden silencio.

Tiene la palabra la señora diputada Esper.

SR. ESPER Señor presidente: lo que voy a expresar seguramente puede llegar a resultar una redundancia con respecto a lo que han manifestado muchos señores y señoras diputadas preopinantes, pero no quiero dejar de expresar la posición de nuestro bloque con respecto a este convenio de cooperación entre Argentina y China.

Nosotros puntualmente, y coincidiendo con muchas de las expresiones aquí vertidas, encontramos tres puntos que nos generan mucha preocupación respecto de este tema, de este convenio que se suscribe.

Uno de esos puntos, que ha sido el de mayor debate también...

SR. PRESIDENTE CARMONA Disculpe diputada. Una breve interrupción. Los taquígrafos me solicitan silencio porque no alcanzan a tomar la versión taquigráfica.

Les pido por favor a las señoras y señores que mantengan silencio y escuchemos a quien está haciendo uso de la palabra.



SRA. ESPER Como le decía, señor presidente, uno de los puntos por los cuales nosotros manifestamos mayor preocupación y que ha sido uno de los temas de mayor debate recientemente en esta comisión, es la falta de especificaciones acerca del probable uso militar de la estación espacial. Si bien el convenio no lo especifica puntualmente, tampoco, como aquí se ha dicho, se especifica el sentido contrario. O sea que en este acuerdo queda instalada en el aire la posibilidad de que el gobierno de China utilice la estación espacial con fines militares.

Este acuerdo que fue celebrado entre la CONAE y la CTLT, que fue firmado el 20 de julio de 2012, donde la provincia de Neuquén cedió en comodato por cincuenta años a la CONAE 200 hectáreas para la construcción de esta obra, depende directamente del Departamento de Armamento de la Comisión Central Militar del Ejército Chino, siendo el director general de Armamentos del Ejército Rojo quien dirige en China todo lo atinente a la estación espacial. Esto expresa un fuerte contenido militar en la instalación. Por eso, si bien no está específicamente aclarado, como dije recién, queda instalada esta posibilidad.

Lo que nosotros manifestamos es por qué no se incluyó en el tratado la prohibición de que la estación sea ocupada por personal militar. Nosotros solicitamos la incorporación de este punto en un artículo donde se especifique puntualmente la prohibición de que esta estación sea ocupada por personal militar.

El segundo punto por el cual también manifestamos preocupación es la posibilidad de control por parte del gobierno argentino sobre las actividades desarrolladas en la base. Si bien este es un convenio de cooperación entre dos países, por ser Argentina el país donde va a estar instalada la base, querríamos saber si tendrán las facultades suficientes para controlar que en la estación se realicen efectivamente las actividades destinadas pura y exclusivamente al programa chino de exploración de la Luna.

El punto 3 del artículo 3° dice expresamente que el gobierno argentino no debe interferir ni interrumpir las actividades normales que se lleven a cabo en virtud del presente acuerdo. Si la Argentina debiera tomar decisiones que interfirieran con las actividades chinas, deberá informar a ésta con la debida antelación. Estamos hablando de cinco años, que no es una cantidad de tiempo menor si llegara a detectar alguna irregularidad o algún hecho que revista algún tipo de gravedad. En el hipotético caso de algún incumplimiento por parte del gobierno de China la Argentina le deberá notificar con cinco años de anticipación. Así estaríamos comprometiendo -y no voy a hacer juicio de valor sobre el próximo gobierno- a una gestión futura, ya que cinco años abarca más de la gestión de un gobierno en nuestro país.

El tercer punto por el que manifestamos algún tipo de preocupación son las desgravaciones impositivas. Si bien creemos y estamos convencidos de que para firmar convenios con países extranjeros para que puedan venir a hacer inversiones se debe conceder y ceder algún tipo de desgravación impositiva, consideramos que en este caso son excesivas. Por lo que se lee en el artículo 2° del acuerdo, son exageradas y totalmente desproporcionadas, teniendo en cuenta el beneficio real que va a recibir la Argentina con este acuerdo.

"La eximición impositiva de todo impuesto y/o derecho aduanero para las operaciones de comercio exterior que realice el gobierno de China en el marco del establecimiento, construcción y operación en el sistema espacial". Está eximido de todo tipo de impuestos internos e incluso del IVA, que son tributos coparticipables a las provincias, generando un importante perjuicio a las arcas provinciales, también perjudicando de esta manera a las economías regionales.

Y como les decía en un principio, si se debiera pagar este costo por una cantidad de años relativamente razonable, uno lo aceptaría, pero en este caso semejante desgravación impositiva en perjuicio de las economías regionales sería por los próximos 50 años.

Como dije al comienzo, estamos totalmente de acuerdo con la firma de todos los convenios de innovación y participación con los distintos países del mundo, siempre y cuando los convenios de coparticipación tengan un ida y vuelta, es decir que los dos países se vean beneficiados.

En este caso, analizando en profundidad, no encontramos demasiados objetivos que puedan redundar en beneficio de nuestro país.

Por lo tanto, si el dictamen finalmente quedara redactado de este modo, adelanto que nuestro bloque lo rechazará.

SR. PRESIDENTE CARMONA Quiero informar que están anotados para hacer uso de la palabra los señores diputados Gutiérrez, Gribaudo, Castro, Asseff y Gill.

Agregamos a la diputada Bullrich. Y si les parece cerramos la lista de oradores.

Tiene la palabra el señor diputado Gutiérrez.

SR. GUTIÉRREZ Señor presidente: quiero adelantar lo que seguramente en el recinto será la posición del bloque de la Unión Cívica Radical en rechazo a las consideraciones que se han vertido aquí por el diputado Martínez y otras que serán ampliadas en la oportunidad del tratamiento en el recinto.

Tal cual se ha dicho aquí, está claro que existe una vulneración del principio de la división de poderes. Es una vulneración y una violación a las que nos tiene claramente acostumbrado este gobierno. De hecho las normas inconstitucionales y decretos del gobierno nacional durante este último tiempo así lo demuestran.

En 2014 el Ministerio de Infraestructura había dado cuenta del comienzo de la construcción de las instalaciones, y tal cual lo ha dicho la diputada preopinante, en el oficialismo existe un nivel de avance sustantivo en relación a lo que hoy precisamente esta comisión está tratando y que seguramente en los próximos días abordará la Cámara y dará sanción con su mayoría automática.

Una vez más quiero dejar sentado el principio de la violación de la división de poderes a las que nos tiene acostumbrado el gobierno.

Por otro lado, tal cual se ha dicho y luego será ampliado, existe una verdadera cesión de soberanía que carece de antecedentes en tanto y en cuanto tenemos la firma sospecha, toda vez que el tratado no lo aclara, de que estamos en la antesala de una verdadera base militar instalada en la Argentina, lo cual violaría la doctrina histórica que ha tenido nuestro país en materia de relaciones y fundamentalmente de cooperación militar con otras naciones y potencias como la República Popular China.

En cuanto a las eximiciones impositivas, observamos que esto debe ser tratado en la Comisión de Presupuesto y Hacienda, tal como corresponde reglamentariamente. Queremos dejar asentada esta falta de cumplimiento del reglamento de la Cámara.

En lo demás tenemos que señalar que la falta de precisiones del convenio amerita la sospecha que estamos trayendo a esta comisión y que haremos explícita en la oportunidad de su tratamiento.

Por último, nos hubiera gustado que los organismos tecnológicos de nuestro país pudieran tener una participación activa y no como establece el tratado, un piso del 10 por ciento en la utilización de las tecnologías. A lo largo de los años nuestro país ha ameritado un desarrollo tecnológico, resaltado por el convenio. Hubiera sido importante para el enriquecimiento del sistema científico y tecnológico de la Argentina que no hubiéramos resignado la posibilidad de un convenio pari passu, es decir, de aprovechamiento integral de los desarrollos de investigación científico y tecnológico en la estación.

SR. PRESIDENTE CARMONA Tiene la palabra el señor diputado Gribaudo.

SR. GRIBAUDO Señor presidente: voy a tratar de no repetirme, principalmente con los diputados de mi bloque y con la diputada Bullrich, quienes han sentado nuestra posición.

Estamos buscando un acuerdo con la República Popular China y por lo que se ve no se logró ningún acuerdo ni en la provincia ni en el Congreso ni en la Argentina.

Uno no le cuenta los días al oficialismo pero entiende que está a tiempo de cambiar. Si nuestro sistema es bicameral, es muy importante que cuando vienen los temas del Senado, tengamos un ámbito de discusión superior que dos o tres horas en una comisión para descifrar los mensajes encriptados de los discursos de algunos diputados que parecen conocer este tema.

Nos cuesta conocer el asunto, necesitamos asesores, discusiones muchos más largas con técnicos y con funcionarios del gobierno nacional. Todos los espacios políticos tienen fundaciones...

Varios señores diputados hablan a la vez.
SR. GRIBAUDO Ustedes tendrán a La Cámpora, nosotros tenemos organizaciones para analizar los temas.

En este sentido, para no irme del tema, obviamente tenemos la voluntad, la vocación, la seriedad y la responsabilidad como diputados de la Nación de tratar este acuerdo como corresponde y no a las apuradas. Es importante acordar la cooperación científica con un gobierno como el de China.

Aunque pensé que las dudas se me iban a aclarar, ellas siguen. La diputada Comelli solamente añadió al debate que el tema ya fue discutido por diputados provinciales.

Asimismo la Presidencia señaló que el tema viene discutido del Senado, o sea que nos salteamos la discusión en la Cámara de Diputados, y esta es una decisión que lamento, aunque espero que pueda corregirse.

Probablemente todo lo que decimos sólo quedará en la historia de las versiones taquigráficas. Pero ustedes pueden recapacitar, abrir el debate y tener dos o tres jornadas de discusión. Tal vez así lleguemos a un acuerdo mucho más amplio.

Recuerdo un debate que se dio de diferente manera aun teniendo yo una posición distinta a la finalmente aprobada. Me refiero a la ley de propiedad de tierras extranjeras en la Argentina, la llamada ley de extranjerización.

Nosotros teníamos una posición contraria. Teníamos dudas y diferencias con ese proyecto de ley. En ese entonces quien era ministro de Agricultura, Julián Domínguez, vino a la Cámara junto con otros funcionarios y el debate se abrió en las comisiones.

Nosotros perdimos la votación, aun luego de un debate interno y diversas dudas. Pero se trató de la sanción de una ley con una gran discusión política.

Y siento que este proyecto que se convertirá en ley en horas o cuando ustedes quieran, cuando ese dictamen que tienen firmado lo manden al recinto, incluso contradice la discusión sobre esa ley de propiedad extranjera. En ese momento muchos de ustedes llamaban la atención y decían claramente: acá se vienen los chinos. Me acuerdo de la discusión. Decían: vienen a comprar tierras y nosotros necesitamos una ley.



No estoy de acuerdo con eso, pero sí estoy de acuerdo con lo que dijeron algunos diputados que me precedieron, como el diputado Lozano, en el sentido de que necesitamos una discusión mucho más amplia y escuchar al oficialismo.

Yo pensé que íbamos a escuchar, que íbamos a tener una diapositiva, una discusión, que esto sería parte de una discusión en otros plenarios de comisión. Pero hacerlo a los ponchazos, un viernes de febrero, con el número justo, porque estaban discutiendo otro proyecto en otra comisión, seguramente va a traer más problemas que soluciones.

SR. PRESIDENTE CARMONA Gracias diputado. Yo quiero agradecerle que me dé la oportunidad de aclarar algunas cosas.

En primer lugar, no hay dictamen firmado. Sí nos han llegado dictámenes en minoría firmados por algunos diputados de la oposición. El oficialismo todavía no firma el dictamen.

En segundo lugar, estamos protagonizando el debate, que lleva un poco más de dos horas.

En tercer lugar, el diputado Julián Domínguez, presidente de la Cámara, ya presidía cuando tratamos la ley de tierras.

En cuarto lugar, esto no tiene nada que ver con la ley de tierras. Aquí se trata de 200 hectáreas, así que no creo que pase por ahí, y además no se han transferido a China. Le agradezco la oportunidad de que clarifiquemos esto, porque han sido transferidas a la CONAE.

Tiene la palabra la señora diputada Castro.

SRA. CASTRO Señor presidente: no puedo entender cómo los propios diputados de esta Cámara, elegidos por el pueblo, desvalorizan su propio trabajo. Lo vengo diciendo desde que asumí y creo que soy una de las diputadas más jóvenes de esta comisión.

Por otra parte el viernes es día de trabajo. Si hay que trabajar viernes, se trabaja viernes y lunes. Nosotros, los peronistas, militamos sábado, domingo, feriados y cuando sea. Pero eso es militancia, es al margen.

Muchos diputados aquí han leído así que permítaseme leer para no equivocarme ni en una sola palabra. En los considerandos del convenio dice que es de interés de los gobiernos de Argentina y China trabajar conjuntamente en el desarrollo de la tecnología espacial con fines pacíficos y cooperar en el campo de las actividades espaciales para beneficio mutuo, de ambas partes. Si no, no sería un acuerdo.

En el artículo 3° dice: "Vigencia de aplicación de la norma general..." El diputado Martínez creo que tenía duda sobre eso y fue muy despectivo en su discurso. Dice: "El gobierno de China llevará a cabo sus actividades en Argentina de acuerdo con las leyes y reglamentaciones nacionales de Argentina, las leyes y reglamentaciones de la provincia de Neuquén y las disposiciones previstas en los acuerdos de cooperación institucional firmados oportunamente".

Estos son los puntos claros. El convenio es más que concreto y preciso, como debe ser todo acuerdo internacional.

Por último parece que los señores diputados también se olvidan del artículo 99, inciso 11) de la Constitución Nacional. (Aplausos).

SR. PRESIDENTE CARMONA Tiene la palabra el señor diputado Aseff.

SR. MARTÍNEZ (J.C) ¿Me permite una interrupción, señor diputado, con la venia de la Presidencia?

SR. ASEFF Sí, señor diputado.

SR. PRESIDENTE CARMONA Para una interrupción tiene la palabra el señor diputado Martínez.

SR. MARTÍNEZ (J.C) Simplemente quiero leer el artículo 5°, inciso 2). "Las remuneraciones y otros ingresos abonados por el gobierno de China a los empleados de nacionalidad China que trabajen en el proyecto se regirán por la legislación del país de origen".

SR. KUNKEL Lógico.

SR. MARTÍNEZ (J.C) Quería aclararlo.

SRA. CASTRO Señor presidente: que siga leyendo el artículo hasta el final.

Varios señores diputados hablan a la vez.
SR. MARTÍNEZ (J.C) Si usted va a trabajar a España, por ejemplo, se va a regir por las leyes de ese país y no por las leyes de argentina.

SRA. COMELLI ¿Me permite una interrupción, señor diputado Aseff, con la venia de la Presidencia?

SR. ASEFF Sí, señora diputada.

SR. PRESIDENTE CARMONA Para una interrupción, tiene la palabra la señora diputada Comelli.

SRA. COMELLI Hay nueve profesionales chinos contratados que se rigen por sus leyes. La mayoría ha estado en una etapa. Primero fueron unos ingenieros y luego gente de distintas profesiones que han venido y se han vuelto, como sucede con muchas empresas petroleras que traen a un especialista.

Sería importante que la gente que está trabajando en la Oficina de Seguridad e Higiene, en todo lo que tiene que ver con los controles, se rija por lo que hace la Secretaría de Trabajo de la Provincia, dentro del marco, como dice ahí, de la legislación nacional y provincial.

SR. PRESIDENTE CARMONA Continúa en el uso de la palabra el señor diputado Alberto Asseff.

SR. ASSEFF Señor presidente: si bien estoy sentado en una zona adversa (Risas.) producto de que un periodista radial me demoró y me hizo llegar tarde, estoy seguro de que no voy a ser hostigado sino al contrario, respetado.

No voy a repetir, ya que sería absolutamente absurdo, los argumentos e invocaciones que hicieron otros diputados de la oposición sobre objeciones puntuales a este convenio que estamos tratando. Simplemente quiero hacer un análisis en el sentido geopolítico.

Me da la impresión de que si bien el señor presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores ha dicho recién que estamos debatiendo hace dos horas -como si le estuviésemos señalando a esta cuestión un tiempo abundante-, yo creo que las decisiones geopolíticas trascendentales como la que estamos por asumir -que en verdad, como decía el diputado Lozano, está asumida y en ejecución- ameritan un análisis muchísimo más profundo. Nosotros tenemos que ser conscientes -creo que todos, porque sobrevuela esa conciencia- de que hace apenas quince años éramos aliados extra-OTAN y estábamos embarcados en la guerra de Irak, y hoy estamos ingresando en forma abierta, resuelta y decidida en una alianza muy profunda con China, que es el otro gran actor global en este tiempo que nos toca vivir. Es decir que pasamos de uno a otro amigo estratégico o compañero de ruta casi sin transición temporal. No es serio. La Argentina no es seria de esta manera. Ni para uno ni para otros ni para nosotros mismos.

Yo estoy convencido de que lo que estoy diciendo debería ser reflexionado. No sé si cambia o no un convenio esta cuestión. Tal vez no cambie absolutamente nada. Simplemente quiero hacer la reflexión de que no es serio que la República Argentina hace quince años era aliada extra-OTAN y fundamentalmente de los Estados Unidos y hoy marcha raudamente a ser aliada del otro actor global planetario que es China. Eso no ha sido debatido en la Argentina, no es cierto que haya sido debatido. Nosotros estamos cambiando nuestra ubicación geopolítica planetaria sin haber hecho un análisis serio y profundo, lo cual no quiere decir que no tengamos que tener estrechísimas relaciones con China.

Nosotros queremos tener relaciones con China, como así también con Rusia y con todos los países principales o no de la tierra. No tiene nada que ver con una cuestión de blanco o negro sino con las tensiones en las que nos enfrentamos sin estar preparados para ello.

Asimismo quiero señalar que ya tenemos la base inglesa, la base británica que está en el espacio marítimo en nuestras Islas Malvinas. Esa base convivirá con la nueva, que por más que sea de exploración y observación espacial lejana, sin duda alguna es militar. ¿Por qué digo que es militar? Porque la ciencia tributa a los objetivos militares. Eso siempre es así y la China no será ajena al uso de la ciencia en función de los objetivos militares. No podemos tener duda de ello.

No tenemos que entrar en el terreno de la hipocresía señalando que el convenio considera usos pacíficos. ¿Y qué va a decir: usos bélicos? ¿Dónde se vio un convenio de esta naturaleza que explicite que el uso final es bélico? No tenemos ninguna duda del uso dual y su significado. Estamos cediendo 200 hectáreas que son minimizadas. Y como escuché decir: son 210 cuadras por 10 cuadras. Sí, es cierto, pero esa dimensión qué tiene que ver. La dimensión geopolítica es lo que estamos analizando esta tarde de viernes.

Y le digo a la diputada Castro que tenga la seguridad de que estamos muy felices de estar trabajando el viernes. Y si quieren lo hacemos el sábado y el domingo porque de militancia con nosotros no se puede hablar porque tenemos todos los títulos para esgrimir sobre la materia.

Es insólito que este convenio no haya pasado por la Comisión de Defensa Nacional, de la cual soy secretario, porque si hay un tema involucrado en este acuerdo, es la defensa nacional.

Por otra parte quiero señalar que no estoy tan de acuerdo con algunas expresiones como ser que deberíamos haber consultado a algún país aliado o no. Sé que las consultas se tienen que hacer en la Unasur y en el Mercosur y doy por hecho que las notificaciones fueron formuladas.

Yo estoy analizando un tema más de fondo, es decir, la geopolítica en la que la Argentina está mutando el eje. En los últimos años el país ha ido moviendo su eje. Esto ameritaría...

SR. DÍAZ ROIG Solicito una interrupción, señor presidente.

SR. PRESIDENTE CARMONA Para una interrupción, tiene la palabra el señor diputado Díaz Roig.

SR. DÍAZ ROIG Señor presidente: además de sentir un afecto particular por el diputado preopinante, quiero felicitarlo porque realmente elevó el nivel de discusión.

Acerca de la transición, cuando jugamos de un lado, no nos fue muy bien. Tenemos que ver lo que nos pasó en el 2001 y cuál es la consecuencia de habernos alineado. Y desde luego esto lleva a un debate más profundo. Digo esto porque el no alineamiento tampoco sirve para mantener condiciones carnales con ningún otro sector.

Simplemente quiero significar, quizás el señor diputado no estaba presente cuando se señaló, que el giro a las comisiones se hace de acuerdo con el reglamento. Si lo hubieran pedido, quizás lo hubiéramos resuelto porque no se trata de obviar el paso por las comisiones.

Lo mismo acerca de los pedidos para que participen los miembros del Poder Ejecutivo. No quiero ser irónico, pero quizás si nos hubiéramos ocupado en enero de temas como éste, que ingresó hace mucho al Congreso y cuyo tratamiento sabíamos que se acercaba, dialogando habríamos tenido ese ámbito más adecuado para su consideración en más comisiones y con técnicos informando al respecto. No podemos leer nuestra propia torpeza. Pero de corazón felicito al diputado Asseff porque ha elevado el debate político sobre este tema.

SR. PRESIDENTE CARMONA Continúa en el uso de la palabra el señor diputado Asseff.

SR. ASSEFF Obviamente agradezco al señor diputado Díaz Roig sus palabras, las que no esperaba.

Quiero recalcar, por una convicción profunda que tenemos, que nunca vamos a apoyar una base de observación espacial lejana o de cualquier otra naturaleza. Jamás aceptaremos que nuestro país haga una base bajo ningún concepto.

De todas maneras creo que dejamos sentada una posición y ojalá que podamos profundizar de alguna forma en la Cámara de Diputados las reflexiones que esta grave cuestión geopolítica que dejamos planteada amerita para el futuro inmediato.

SR. PRESIDENTE CARMONA Tiene la palabra la señora diputada Bullrich.

SRA. BULLRICH Señor presidente: quería hacer dos o tres aclaraciones respecto de este debate.

En primer lugar nuestro bloque presentó dos pedidos de informes ni bien salió el convenio, justamente haciendo las preguntas que hoy tenemos que hacer a las apuradas.

Si hubiéramos tenido la respuesta en el momento adecuado podríamos haber reflexionado mejor sobre este convenio.

En segundo lugar, si los anexos de este convenio están para que podamos estudiarlos, quiero pedírselos si es que usted los tiene.

En tercer lugar, pedirle a la diputada Comelli si puede acercarnos la información con la que ella cuenta y que nosotros no, aunque será tarde porque esto ya se habrá votado. Como dijimos al principio es un hecho consumado porque ya se está construyendo, pero nos gustaría contar con esta información.

El convenio tiene anexos y no los tenemos. ¿Podemos votar un convenio cuyos anexos no tenemos? ¿Si el presidente los tiene los puede acercar antes de presentar los dictámenes?

SR. PRESIDENTE CARMONA ¿Ya terminó, señora diputada?

SRA. BULLRICH Sí, era para aclarar que habíamos pedido informes. Es decir que nos ocupamos y nos preocupamos.

SR. PRESIDENTE CARMONA La Comisión de Relaciones Exteriores y Culto, a fines de noviembre, trató todos los temas que habían ingresado...

SRA. BULLRICH No, señor presidente...

SR. PRESIDENTE CARMONA No hemos recibido pedido de informe alguno. No sé a qué destino habrá ido porque no me consta.

SRA. BULLRICH No, no. Discúlpeme, cabecera Comisión de Relaciones Exteriores, pedido en asesores dos veces.

SR. PRESIDENTE CARMONA Tráigame la constancia del pedido, por favor. Porque hemos tratado absolutamente todos los temas.

SRA. BULLRICH En reuniones de asesores, proyectos míos no han votado ninguno...

SR. PRESIDENTE CARMONA No habrán tenido consenso en la reunión de asesores para ser incorporados.

SRA. BULLRICH Bueno, pero en reuniones de asesores sí se pidieron informes...

SR. PRESIDENTE CARMONA ¿Sabe una cosas diputada? Hay una cosa que se llama mayoría. Además, el criterio de la Comisión de Relaciones Exteriores es que los asesores hacen pasar todos los expedientes que son solicitados. Eventualmente, nuestro bloque, haciendo uso de una cuestión que es muy democrática, que es el juego de mayorías y minorías, vota.

Me parece que usted está haciendo referencia a cosas que no han ocurrido. No quiero decir que falta a la verdad, pero quizás puede haber algún error en el análisis de la situación.

SRA. BULLRICH En dos oportunidades, mi jefe de asesores de la Comisión de Relaciones Exteriores pidió el tratamiento. En las dos oportunidades no se lo dieron. Digo esto porque usted dijo que no nos habíamos ocupado.

Quiero decir con esto que nosotros pedimos informes en tiempo y forma y no nos los dieron. ¿Por qué no nos dieron los informes? ¿Por qué no tener la información adecuada y en el momento oportuno? Ni bien salió el convenio, lo pedimos. Y pueden ver los expedientes. Está de testigo el secretario de la Comisión que sabe perfectamente cuál fue el pedido que realizamos para que esos expedientes sean tratados.

SR. PRESIDENTE CARMONA Le aclaro que en la comisión hay una secretaria. No sé a quién se refiere.

SRA. BULLRICH A la secretaria, entonces.

SR. PRESIDENTE CARMONA La secretaria no me ha indicado ningún tipo de trámite al respecto.

SRA. BULLRICH Será que a nuestros proyectos no querían darles curso.

SR. PRESIDENTE CARMONA Diputada Bullrich: usted fue parte de las últimas reuniones de comisión y nunca solicitó ese tratamiento.

SRA. BULLRICH Lo hicimos en dos oportunidades, señor presidente.

SR. PRESIDENTE CARMONA Tiene la palabra el señor diputado Martín Gill.

SR. GILL Señor presidente: en primer lugar, el convenio que estamos tratando no solo tiene su extensión en el texto que nos ha venido a las manos sino que también tiene un marco de referencia que hace a la exploración con fines científicos del espacio. Al respecto hay un tratado sobre los principios que rigen las actividades de los Estados en la exploración y utilización ultraterrestre, incluso la Luna y otros cuerpos celestes, al cual han suscripto el Estado argentino y el Estado chino. Obviamente, ese es el marco general de esta tarea.

También hay un convenio de cooperación científica y técnica entre China y la Argentina, y un convenio de cooperación técnica para el uso pacífico del espacio ultraterrestre entre la CONAE de nuestro país y la Comisión Espacial Nacional de China. Los tres aspectos le dan un marco jurídico a este convenio que estamos tratando, cuyo considerando principal se refiere al objetivo de colaborar con el objetivo de desarrollo espacial con fines -repite- pacíficos. Se enmarca en un programa que el Estado chino desarrolla. Se trata del Programa de Exploración de la Luna y otros cuerpos del Sistema Solar, en particular Marte. Es un programa suscripto por la Comisión Nacional Aeroespacial de nuestro país y va a culminar con el envío de módulos de recuperación de muestra en el suelo lunar en 2020.

Aquí hemos escuchado una serie de consideraciones que evidentemente no compartimos. No compartimos que se hable de vulnerabilidad de la soberanía nacional ni que estemos frente a una cesión de soberanía. No compartimos desde ningún punto de vista que estemos ante una virtual renuncia al artículo 31 de la Constitución Nacional. Mucho menos, ante una violación de la división de poderes. Queda claro que estamos ratificando el funcionamiento de este espacio. Menos aún, ante una violación del régimen de compra de tierras para extranjeros, ya que no se ha vendido ni cedido ninguna tierra al extranjero. Las tierras son cedidas a una comisión científica y tecnológica aeroespacial de nuestro país, que es la propietaria de las tierras que va a cobijar este proyecto. Menos aún creemos que se hipoteque así el futuro de la Argentina, como se llegó a expresar exageradamente.

Respecto de la referencia a la consulta con los países limítrofes, con los que venimos llevando adelante un programa de integración latinoamericana sumamente fuerte y sólido, fundamentalmente en áreas científico-tecnológicas, está de más decir que ningún país, ni Chile ni Paraguay ni Brasil ni Uruguay, ha manifestado ningún tipo de preocupación ni ha hecho llegar a las autoridades argentinas manifestaciones al respecto. Como bien decía el diputado Asseff, se han realizado las consultas necesarias para saber si hubiera correspondido hacer eso para la continuidad del proyecto.

Se ha hecho referencia a que estamos frente a una base militar. Evidentemente, es una información que no se condice con los términos del proyecto, del convenio ni de la acción que se viene llevando adelante en el lugar. La limitación estricta está condicionada a los fines pacíficos. Ahora bien, uno podría preguntarse cómo vamos a garantizar el cumplimiento del control que se realice de esta tarea. El cumplimiento del objeto también está generado porque los equipos funcionarán en la frecuencia que otorgará la Comisión Nacional de Telecomunicaciones para uso Espacial Exclusivo que estará definida por la Unión Internacional de Telecomunicaciones. La Comisión Nacional de Comunicaciones será la responsable de controlar las emisiones que se realizan, que éstas cumplan con los contenidos de las licencias otorgadas. Esos equipos tendrán que ser certificados por la CONAE. Por lo tanto, en el funcionamiento que se lleva adelante existirán también las garantías suficientes como para que esto se desarrolle conforme a lo suscripto.

Por otro lado, la Argentina actualmente tiene, no proyectada sino instalada y en funcionamiento, una comisión de características similares en la localidad de Malargüe, Mendoza. Podemos analizar y estudiar así el impacto que esto ha tenido, por ejemplo, en el ámbito de la economía regional del lugar. Como bien decía la diputada Comelli, el proyecto representa también los intereses de la provincia de Neuquén. En la actualidad está en etapa de construcción.

Cabe mencionar que aquél convenio anterior no fue en su momento aprobado por el Congreso de la Nación. La Comisión Nacional Aeroespacial, en función de las atribuciones que les dan los convenios marco a los que hacíamos referencia, puede firmar convenios. En este caso particular, hay elementos de carácter migratorio e impositivo que han justificado un tratamiento por parte del Senado y de la Cámara de Diputados de la Nación.

Es muy importante el detalle que el articulado pone en un aspecto particularmente sensible que es el cumplimiento de las leyes que regulan las relaciones laborales en la Argentina. Sin duda que ese aspecto tiene un detalle tal que ha sido uno de los menos abordados en este debate, dado que podríamos mencionar que el artículo 5° enfatiza que corresponde a nuestro país el ejercicio de poder de policía laboral y de seguridad e higiene en todos los casos que se deriven de esta actividad. El artículo 3° en la tercera parte habilita a nuestro país a interrumpir cualquier actividad anormal que se desarrolle en el lugar. Más aún, puede interrumpir también las normales, solo que en este segundo caso tendrá que informar anticipadamente. Cabe destacar que el artículo 3° reconoce a los ciudadanos chinos. En materia salarial se les aplicará la ley china, pero aclarando que será así y solo en ese rubro siempre y cuando se respeten los derechos laborales consagrados en el convenio, que es la remisión a la legislación argentina.

Por otro lado, también se ha mencionado el tiempo de duración de cincuenta años del convenio. La duración del convenio tiene una relación directa con las características de la admisión de exploración interplanetaria que justifica y fundamenta que la estación de seguimiento a distancia se instale en el sector geográfico de nuestro país. Por lo tanto, es obvio que nuestro satélite es un elemento conexo al desarrollo del programa que justifica la actividad. Es un principio similar que se usó para el funcionamiento de la estación autorizada en Malargüe, Mendoza.

SRA. STOLBIZER Señor presidente: solicito una interrupción.

SR. PRESIDENTE CARMONA Para una interrupción tiene la palabra la señora diputada Stolbizer.

SRA. STOLBIZER Señor presidente: la apreciación que tenemos no es solamente en relación con los 50 años sino con el plazo fijado en el mismo artículo para la rescisión anticipada. Me refiero al plazo de espera de 5 años cuando el artículo dice: "Incluso habiendo causas justificadas". Esto parece demasiado largo en el tiempo y por eso lo consulto.



SR. GILL Los 5 años desde la suscripción del convenio. Entiendo hay una etapa de desarrollo del programa y del proyecto. El convenio puede ser rescindido a partir de los 5 años pero con anterioridad tiene vigencia absoluta la potestad de denuncia y de interrupción si alguna actividad de índole normal se separa de lo previsto.

Desde el momento de la vigencia, ya en la etapa constructiva, Argentina puede denunciar cualquier actividad irregular y detener la autorización de las acciones que se llevan adelante. Sólo la rescisión del convenio de manera anticipada operará a partir de los 5 años si los mecanismos que prevé el propio convenio de resolución de conflictos que pudieran sucederse no se lograran.

SRA. COMELLI Señor presidente: solicito una interrupción.

SR. PRESIDENTE CARMONA Para una interrupción tiene la palabra la señora diputada Comelli.

SRA. COMELLI Señor presidente: respondo a la diputada Bullrich diciendo que los dos convenios, el bipartito y el tripartito son públicos y se pueden bajar de una página de Internet del diario de Río Negro y seguramente están en alguna agencia oficial. Igualmente se los remitiré así como la documentación, el informe y el Power Point donde da cuenta de las especificaciones que obviamente el convenio que estamos aprobando no contiene.

SRA. BULLRICH Lo tengo acá.

SR. PRESIDENTE CARMONA Quiero aclarar que el proyecto en tratamiento no tiene ningún anexo. El texto de lo que estamos tratando expresamente dice: "Apruébase el Acuerdo de Cooperación entre el Gobierno de República Argentina y el Gobierno de la República Popular China sobre la construcción, el establecimiento y la operación de una estación de espacio lejano de China en la provincia de Neuquén, en el marco del Programa China Exploración de la Luna, celebrado en la ciudad de Buenos Aires el 23 de abril de 2014 que consta de ocho artículos, cuya copia autenticada en idioma español e inglés forma parte de la presente ley."

Continúa en el uso de la palabra el señor diputado Gill.

SR. GILL Por otro lado también me parece importante mencionar por qué está nuestro país dentro de este proyecto, aunque ya lo dijo la diputada Comelli.

En realidad no hay una elección aleatoria ni tenemos que hacer un análisis de carácter paranoico de por qué se elige ese sector de la geografía mundial.

El proyecto se fundamenta en una cuestión estrictamente técnico-científica. La elección de nuestro territorio tiene que ver con que la base de estación remota de seguimiento en función o complementariedad a la radicada en China para hacer el seguimiento remoto, debe estar ubicada entre el paralelo 20 y el 40. Antes de definirse la localidad de Neuquén se estudió la factibilidad de establecer esta estación en San Juan, La Rioja o Chile. Se analizaron los aspectos vinculados y se decidió por Neuquén porque esta no es una zona altamente sísmica y por lo tanto contribuye al desarrollo del programa.

SRA. BULLRICH Señor presidente: solicito una interrupción.

SR. PRESIDENTE CARMONA Para una interrupción tiene la palabra la señora diputada Bullrich.

SRA. BULLRICH Quiero leer esto: "El Acuerdo de Cooperación en el ámbito del Programa China Exploración de la Luna entre la China Satellite Launch and Tracking Control Generals y la Comisión Nacional de Actividades Espaciales, CONAE, para establecer las condiciones que rigen la estación de seguimiento terrestre, comando y adquisición de datos, incluida una antena para la investigación del espacio lejano en la provincia del Neuquén, Argentina, firmado el 20 de julio de 2012 y sus anexos." Ese es el acuerdo.

SR. PRESIDENTE CARMONA Se refiere a un acuerdo que no estamos tratando, señora diputada.

Varios señores diputados hablan a la vez.
SR. PRESIDENTE CARMONA Lo que ocurre es que la señora diputada dice las cosas con tanta seguridad que parece que fueran ciertas. Por eso nosotros chequeamos y verificamos porque a lo mejor usted se equivoca.

Continúa en el uso de la palabra el señor diputado Gill.

SR. GILL Señor presidente: quiero mencionar algo muy importante que tiene que ver con la Comisión de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva. Me refiero al beneficio para la tarea complementaria al desarrollo científico y tecnológico de nuestro país.

La Argentina viene haciendo un plan de desarrollo y exploración espacial y de creación de elementos técnicos, científicos y tecnológicos para brindar soberanía real, la que surge del desarrollo de la ciencia y de la educación argentina.

Eso queda de manifiesto con un organismo como la CONAE, queda de manifiesto con un organismo como ARSAT y queda de manifiesto con un organismo como el que la provincia de Neuquén lleva adelante también con el INVAP, que desarrolla de manera asociada a su actividad con el resto de estas dependencias y en las universidades públicas, fundamentalmente las vinculadas al sector, como la Universidad de Comahue, la Universidad Tecnológica Nacional y la Universidad de Río Negro.

Ahora bien, es beneficioso porque este convenio, a diferencia del que está previsto en Malargüe, establece concretamente la posibilidad de un piso, un mínimo, no un techo, un mínimo de un 10 por ciento del uso de la antena para desarrollar proyectos propios. Este plazo puede ser mayor y de hecho, también es importante mencionar, que en este caso, a diferencia del desarrollado con la Agencia Espacial Europea, vamos a poder entrar con personal y con equipos propios, cosa que en el otro supuesto no se da.

La Argentina nos dio el año pasado un resultado del que nos sentimos orgullosos. El ARSAT 1 fue el inicio visible de un proceso de recuperación científica y tecnológica que se inició en el país en el año 2003. Este proceso se visibilizó, fruto de sostener en el tiempo una política de ciencia y tecnología que permitió alcanzar resultados del cual nos sentimos orgullosos todos los argentinos y no un gobierno. ARSAT-1 significó eso.

Este año se pondrá en órbita ARSAT-2. Estos satélites georreferenciales -el INVAP junto con ARSAT están desarrollando el número 3-, ponen a nuestro país como uno de los ocho países del mundo y el único país de América Latina con capacidad técnica para fabricarlos. Digo esto porque una diputada expresó acá: "Mientras otros países avanzan, nosotros no".

Por respeto a ese trabajo, a la fabricación de estos satélites que nos han brindado una posibilidad única en el desarrollo de la ciencia y la tecnología, por respeto al desarrollo también de los satélites que se vienen haciendo para un seguimiento geográfico de menor altura -que también son fabricados por el INVAP-, por el desarrollo del proyecto Tronador que nos va a permitir la construcción de una base de lanzamiento de misiones espaciales que hoy se desarrolla experimentalmente en Punta Indio, es que nosotros consideramos que la vinculación estratégica con una potencia en materia espacial como lo es China, con todas las garantías del caso, y la vinculación y desarrollo con la Agencia Espacial Europea -como lo hemos hecho no sólo en Malargüe sino en la cooperación que tuvimos en las Guayanas Francesas-, nos muestran claramente que este proyecto lejos de implicar cualquier abandono de soberanía, va a permitir consolidar la ciencia y la tecnología, que es lo que verdaderamente nos hace un pueblo libre y soberano.

Por eso vamos a acompañar afirmativamente este proyecto. (Aplausos).

SR. PRESIDENTE CARMONA Tiene la palabra la señora diputada Laura Esper.

SRA. ESPER Señor presidente: pedí la palabra simplemente porque me parece que no quedó claro lo que dijo el diputado preopinante y no quise interrumpirlo.

Quisiera leer el punto 4 del artículo 8º de la vigencia donde dice: "Cada una de las partes tendrá derecho a terminar el presente acuerdo con justa causa, debidamente acreditada. En especial, constituirá causal de terminación la circunstancia por la cual una de las partes incurriese en una violación de una disposición esencial del acuerdo que imposibilite la consecución del mismo".

Hasta allí estamos totalmente de acuerdo. Pero la parte preocupante es: "La parte peticionante deberá notificar a la otra parte por escrito con al menos cinco años de antelación". Ese es el párrafo preocupante del punto 4 del artículo 8º que creo no había quedado claro en la explicación del diputado preopinante.

SR. PRESIDENTE CARMONA Vamos a pasar a la firma el dictamen de mayoría. Les pedimos a los diputados que vayan a presentar dictámenes en minoría que se los hagan llegar en este momento a las secretarías de las comisiones.

Para dejar completamente sentada nuestra posición, la Constitución Nacional es clarísima en términos de abordaje de la cuestión militar. Quiero hacer referencia concretamente al artículo 75, inciso 28), que establece que es facultad del Congreso de la Nación permitir la introducción de tropas extranjeras en el territorio de la Nación. Esto requiere una autorización expresa. Intentar hacer pasar este acuerdo de trabajo científico conjunto con China por un subterfugio para avanzar en cuestiones militares realmente es una canallada. Y lo quiero decir concretamente: es una canallada que nos ofende. No vamos a permitir en el Frente para la Victoria este tipo de especulaciones. Quisiéramos haberlos visto preocupados por las antenas colocadas en Malvinas por el Reino Unido. Este bloque sí se preocupó y nuestro Ejecutivo ha reiniciado denuncias concretas.

Respeto enormemente las consideraciones de naturaleza geopolítica que de manera concreta han planteado los diputados Asseff y Stolbizer. No pensamos lo mismo. Creemos en el multilateralismo. No creemos en la alineación con las potencias tradicionales. Por eso nos relacionamos con China, con Rusia y con los países latinoamericanos. Y mantenemos relación con las naciones con las que tradicionalmente hemos tenido relación diplomática, como son el caso de los países de la Unión Europea y Estados Unidos. No creemos en los alineamientos automáticos en materia internacional. (Aplausos.)

Quedan liberados los diputados integrantes de la Comisión de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva, no sin antes pedirles que firmen los dictámenes. Les agradecemos su participación.

Se pasa a la firma el expediente 0213-pe-2014.

Es la hora 16 y 25.

- En Buenos Aires, a los trece días del mes de febrero de 2015, a la hora 16 y 26.
SR. PRESIDENTE CARMONA Vamos a continuar con el tratamiento de los expedientes específicos de la Comisión de Relaciones Exteriores y Culto.

Comenzamos con el tratamiento del expediente 0117-s-2014.

SR. BULLRICH Hemos pedido por nota, de acuerdo con el artículo 109 del reglamento interno de la Honorable Cámara, que...

SR. PRESIDENTE CARMONA ¿Usted va a hacer referencia a un tema de la agenda de los expedientes en tratamiento? ¿A qué expediente se va a referir?

SR. BULLRICH Al 5450-d-2013.

SR. PRESIDENTE CARMONA No está en el listado. Vamos a ponerlo en consideración al final de la reunión.

Comenzamos el tratamiento de ese expediente.

SRA. BULLRICH Señor presidente, le pido que me dé el uso de la palabra, por favor.

Varios señores diputados hablan a la vez.
SR. PRESIDENTE CARMONA No le voy a dar la palabra porque vamos a seguir el orden del día. Usted está introduciendo otro expediente. Al final vamos a escucharla.

En consideración el expediente 0117-s-2014. Se trata de un proyecto de revisión por el que se aprueba el Acuerdo de Cooperación Económica Bilateral entre la República Argentina y Hungría, celebrado en Buenos Aires el 29 de noviembre de 2013.

Si no hay observaciones, lo pasamos a la firma.

Se pasa a la firma el expediente 0117-s-2014.
SR. PRESIDENTE CARMONA En consideración el expediente 0118-s-2014. Se trata de un proyecto de ley en revisión por el que se aprueba el Protocolo Modificatorio del Convenio sobre el Traslado de Personas Condenadas entre la República Argentina y la República del Perú, suscrito en Buenos Aires el 27 de noviembre de 2012.

Si no hay observaciones, lo pasamos a la firma.

Se pasa a la firma el expediente 0118-s-2014.
SR. PRESIDENTE CARMONA Continuamos con el expediente 0120-s-2014. Se trata de un proyecto de ley en revisión por el que se aprueba el Acuerdo sobre la Orden Mercosur de Detención y Procedimientos de Entrega entre los Estados Partes del Mercosur y Estados Asociados, celebrado en Foz de Iguazú el 16 de diciembre de 2010.

Si no hay observaciones, lo pasamos a la firma.

Se pasa a la firma el expediente 0120-s-2014.
SR. PRESIDENTE CARMONA Quiero aclarar a los señores diputados presentes que estamos siguiendo estrictamente el orden del día. Si hay alguna cuestión complementaria a ser planteada, esperamos que lo hagan aquí al final y no en los medios de comunicación que están en la puerta de esta sala.

Esperamos una actitud respetuosa en el seguimiento del orden temático planteado. No vamos a negarle la palabra a nadie.

Varios señores diputados hablan a la vez.
SR. PRESIDENTE CARMONA Es una falta de respeto.

SRA. STOLBIZER ¿Dice que es una falta de respeto? ¿No podemos hablar con los medios de comunicación?

SR. PRESIDENTE CARMONA Van a decir que Carmona no les deja tratar los temas. Vengan a discutir acá. Están demasiado acostumbrados a los sets televisivos. Vengan a discutir acá, por favor.

En consideración el expediente 0129-s-2014. Se trata de un proyecto de ley en revisión por el que se aprueba el Convenio Marco de Cooperación en Materia Económica y de Inversión entre la República Argentina y la República Popular China, suscrito en Buenos Aires el 18 de julio de 2014.

Tiene la palabra el señor diputado Alfonsín.

SR. ALFONSÍN Señor presidente: con la mayor brevedad posible quiero explicar algunos motivos por los cuales no podemos acompañar el proyecto. Seguramente en el recinto se ampliarán los fundamentos de nuestra posición.

Antes de mencionar algunas de estas razones, quiero señalar que el convenio debería contar con la participación de otras comisiones porque se toman decisiones con alcances económicos, industriales y en materia de obra pública muy importantes. En consecuencia, entendemos que las comisiones de Industria, de Presupuesto y Hacienda y de Obras Públicas deberían tener participación.

Por otro lado quisiera formular preguntas a los funcionarios que sí se dispusieron a contestar a las corporaciones económicas. Igualmente sería bueno que vinieran a la casa de la política, al Congreso a responder algunas inquietudes de interés general y no particular.

Otra cuestión que nos preocupa tiene que ver con la adjudicación directa. Me refiero al mecanismo que se habilita para adjudicar obras sin establecer pautas o condiciones objetivas para hacerlo. Lo único que se dice es que se podrán adjudicar de manera directa si se consigue el financiamiento de China y además si el precio y la calidad son mejores.

La verdad es que no se establece ninguna pauta ni criterio objetivo que permita dar tranquilidad a los ciudadanos en caso de adjudicación directa, no ya frente a este gobierno sino a los futuros. Precisamente lo que permite saber si una oferta es mejor que otra es la comparación. Sin esa comparación es difícil conocer si la oferta reúne las condiciones de precio y calidad que habilitarían la adjudicación directa.

En definitiva, la decisión queda librada al criterio de los futuros gobernantes y no podemos acompañar esa iniciativa. Habrá que ver lo que ocurre con los convenios pero nos preocupa que se produzca aquella división internacional del trabajo diseñada durante los siglos XIX y XX por las potencias imperialistas y colonizadoras que nos atribuyeron la condición de país proveedor de materia prima, por supuesto con complicidad de sectores internos, postergando el desarrollo industrial en la Argentina. De ese modo durante muchísimos años postergaron la posibilidad de resolver o evitar muchísimos problemas que se produjeron en la Argentina y no nos hubiéramos desentendido de la necesidad de industrializar al país.

A partir de algunos convenios firmados, aunque falta que conozcamos los recientes, pareciera que también pudiera ocurrir lo mismo con las potencias industriales en este caso y en China ya que sería diferente el beneficiado desde el punto de vista de país con condiciones de desarrollo industrial.

SR. PRESIDENTE CARMONA En función de lo expresado por el señor diputado Alfonsín, quiero dejar en claro que no he recibido ni formalmente ni verbalmente ningún tipo de pedido de presencia de funcionarios del Poder Ejecutivo para tratar esto y tampoco hemos tenido ningún tipo de solicitud especial respecto del tratamiento en otras comisiones.

Este expediente ha ingresado a la comisión el 4 de febrero de 2015 y dentro del plazo reglamentario no ha habido solicitudes de tratamiento por parte de otras comisiones.

Coincido con el diputado que pudo haber sido deseable que fuera tratado por otras comisiones, pero no hemos recibido pedidos en ese sentido.

Tiene la palabra el señor diputado Zabalza.

SR. ZABALZA Señor presidente: en verdad me cuesta trabajo ordenarme y tener voluntad de hablar. Lo digo de todo corazón. No estoy enojado. Estoy muy preocupado por lo que está pasando en la Argentina. Por la situación en que nos vemos inmersos en esta reunión.

No es un tema menor el que estamos tratando y me estoy refiriendo a este convenio en particular, al contenido y los aspectos que involucra este convenio, separándolo del anterior convenio.

No hay información previa y lamento discrepar con el señor presidente. No quiero discutir, pero me parece que hay una responsabilidad de quien dirige la comisión de establecer los mecanismos para que podamos tener la máxima información y que podamos escucharla.

En lo personal muchas veces he solicitado la concurrencia de gente de Cancillería y del propio Canciller cuando discutimos temas muy arduos y pesados para el país, que se han transformado a la luz de la realidad en pesados.

Estoy preocupado como parte de la Nación y como argentino que políticamente cree en el multilateralismo. No me he atado nunca a nivel de dependencias con ninguna potencia del mundo y creo en la necesidad de ampliar las bases y la posibilidad de penetrar en los mercados internacionales por obra y gracia de la globalización. También creo en la necesidad de políticas de regionalización, con posibilidades de ser exploradas, para favorecer a nuestras pequeñas y medianas empresas y la llegada de alimentos argentinos particularmente a China. Sería tonto, ridículo y estúpido negarse a la posibilidad de un diálogo abierto para tener acceso a esa economía, que verdaderamente va a ser la principal del mundo y que configura con todo el mercado asiático y con India las posibilidades reales de ser potencias mundiales.

Pero hay una realidad diferente, señor presiente. China tiene un plan y yo creo que nosotros no tenemos plan. Esta es la realidad.

La geopolítica no se maneja en forma individual ni se maneja en forma de partidos. Se maneja como concepto de Estado, y yo creo que nosotros no lo tenemos.

Por eso creemos que vamos caminando hacia una realidad que me parece -y así la vemos nosotros- que no es positiva para Argentina. Obviamente que China tiene un plan que la ha llevado a instalarse en América Latina y que le ha permitido ampliar sus posibilidades de penetración en las diferentes economías, particularmente en la nuestra, donde somos abastecedores de materia prima y receptores de productos industrializados con un déficit creciente en nuestro accionar.

Y creo que hay una debilidad de la posición Argentina en términos individuales que nos ha llevado a una suerte de separación, digamos, en términos temporarios -así lo espero- del acuerdo regional del Mercosur, que para nosotros debería ser la base esencial de cualquier negociación con cualquier potencia del mundo. Y en esto involucro también el tema de China.

Aquí estamos firmando un acuerdo marcado por la necesidad argentina de tener dólares para su propio Banco Central. En función de esto hemos avanzado en la firma de un acuerdo. Es un acuerdo por el cual se posibilita realizar inversiones y traer empresas chinas sin licitaciones, lo cual redunda en modificar aspectos esenciales del comportamiento de la Argentina frente a los mercados mundiales. La Argentina siempre consideró que las compras gubernamentales constituían un instrumento de política gubernamental para el desarrollo industrial propio. Y esto es parte de una presión de la OMC donde nunca hemos estado. Y con este acuerdo con China nosotros cambiamos de posición. Esto no es nuevo.

Nosotros hace poco tiempo pedimos información al gobierno nacional y al jefe de Gabinete por un acuerdo de compra por 30 millones de dólares que habíamos hecho desde el Ministerio de Defensa a empresas estatales chinas de camisolas, pantalones, casquetes, fundas de casco, conjuntos, camisetas, calzoncillos, medias de algodón y medias de abrigo. Todo eso costó 30 millones de dólares. Y la fundamentación por escrito que nos dio el jefe de Gabinete fue que había una diferencia de precio de cinco a uno con China. Chocolate por la noticia que es de cinco a uno la diferencia. Pero ese cinco a uno que va en contra de nuestras empresas textiles, porque quedaron afuera todos los abastecedores de nuestras Fuerzas Armadas, marcaron un cambio sustancial de la política que ha tenido el Estado argentino con respecto a este tema y que nos ha llevado a rechazar siempre en la OMC este concepto de que nuestras compras no estaban al libre albedrío de los precios del mercado internacional sino que había que tener una jerarquía hacia el propio desarrollo industrial. Esto es lo que nos preocupa.

Nos preocupa que se dejan determinadas obras de infraestructura como son las dos centrales termoeléctricas que se van a construir en territorio de Tierra del Fuego. Nos preocupa porque el propio informe de 2006 de la Secretaría de Energía de este gobierno está planteando que son de las menos económicamente redituables debido a los costos de traslado de la energía a los centros donde se consume. Es decir que no es un informe nuestro sino de la propia Secretaría de Energía.

Nos preocupa que no haya licitaciones y que las propias empresas chinas puedan elegir quiénes van a ser sus socios. Porque no nos ha ido bien con el tema de los socios nacionales.

Si este acuerdo nos hubiera sido remitido para votarlo en el Parlamento nacional como parte de un acuerdo con Estados Unidos, estoy seguro de que lo habríamos votado todos negativamente. Nosotros lo vamos a votar negativamente. Creo que ustedes están confundidos en este tema. A esta altura nosotros tenemos que mirar las realidades. No estamos hablando de la China de Mao, que liberó a 10 millones de chinos de la opresión feudal. Estamos hablando de una potencia que avanza con planes concretos.

Y un elemento más que hay que sumar es que nosotros como argentinos, por este Parlamento nacional, tenemos una muy buena ley de inmigración. Esa ley se cae otorgándole un trato preferencial a los ciudadanos chinos que puedan venir a la Argentina, porque se les otorga una cantidad de cosas que no tiene nada que ver con la ley de inmigración para receptar, como ha sido característica esencial de la Argentina siempre -jamás con xenofobias-, inmigración.

Entonces, no nos manejamos con determinada gente de la Unión Industrial. Sí compartimos la preocupación de grupos industriales, no tengan ninguna duda. Y creemos que hace falta diálogo. No tiene lógica que un proyecto de esta naturaleza se lleve a los apurones si no hay nada que ocultar. La Cancillería tiene que tener elementos. No puede ser que lo único que haya de material para trabajar en este tema sean las tres paginitas del convenio, que es el mensaje. La Cancillería y el canciller tienen que tener elementos en sus archivos. ¿Por qué no hay reuniones de la comisión y no se explicitan claramente los temas? ¿Por qué tenemos que ir a sesión extraordinaria el 28 de diciembre para que el Senado lo apruebe? ¿Y ahora vamos al 28 de febrero a darle el cierre definitivo a este tema? Me parece que estamos equivocando las formas.

Todo esto lo digo desde la minoría y consciente de ello. Pero aquí estamos tratando de poner en la mesa determinados elementos que consideramos esenciales. Nuestro compromiso es ser Nación, ser Mercosur y ser defensores a rajatablas de una idea de multilateralismo y de coexistencia en un mundo global donde evidentemente hay nuevos espacios. Necesitamos que estos nuevos espacios se transformen en nuevas realidades en los organismos multilaterales, donde sabemos que China ha jugado muy claramente en favor de la Argentina en el tema de Malvinas y en algún otro aspecto geopolítico. Pero eso no nos debe hacer confundir como para hipotecar nuestro futuro por un proyecto que genera más dependencia económica con China.

SR. PRESIDENTE CARMONA Quiero informarles que quedan anotados para hacer uso de la palabra los diputados Heller, Asseff, Lozano, Brown, Fernández Mendía y, por último, quien les habla.

Tiene la palabra el señor diputado Carlos Heller.

SR. HELLER Señor presidente: se me ocurre empezar esta intervención diciendo que tal vez tendríamos que haber invertido el orden de tratamiento de las cosas. Deberíamos haber empezado por esta discusión, porque en realidad el otro convenio, que nos llevó muchísimo tiempo, forma parte de esta consideración amplia de los convenios que estamos firmando con la República Popular China.

Pienso que tiene razón el diputado Asseff. No creo que valga la pena estar hurgando en interpretaciones fantasiosas de cosas que podrían estar ocultas. Se trata de un tema de geopolítica. ¿Saben cuál es el problema? El problema es que la Argentina ha firmado con la República Popular China un convenio de asociación estratégica integral, y esto resulta insoportable para determinados sectores e intereses.

Si simplemente pasáramos revista a la declaración conjunta firmada por la República Argentina y la República Popular China, encontraríamos una cantidad de cuestiones que se discutieron antes. La primera es la que acabo de decir: la decisión de elevar el rango de la relación bilateral a la categoría de asociación estratégica integral, una decisión que lleva implícita la firme vocación de los dos Estados de inaugurar, con miras a su proyección futura, una nueva etapa en el relacionamiento bilateral acorde con el nivel de desarrollo y consolidación ya alcanzado.

Estoy leyendo la declaración firmada entre ambos países.

Más adelante señala: "Su instrumentación coadyuvará a consolidar una visión estratégica en el ámbito internacional con miras a contribuir activamente a la promoción de la paz y de la seguridad mundiales al tiempo que permitirá impulsar la intensa y ambiciosa agenda que la República Argentina y la República Popular China han acordado desarrollar con el fin último y central de mejorar la calidad de vida de sus pueblos."

En el acta de la primera reunión de la Comisión Binacional Permanente entre el gobierno de la República Popular China y el gobierno de la República Argentina, confirmando que se trata de un tema de geopolítica, se dice que las dos partes coincidieron en la actual situación internacional, con los cambios hondos y complejos, con las transformaciones profundas de la estructura de gobernanza global. Se afirma que China y la Argentina estrecharán la cooperación estratégica en las organizaciones internacionales y mecanismos multilaterales, tales como la Organización de Naciones Unidas, la Organización Mundial del Comercio y el G-20, coordinando oportunamente su postura sobre los importantes temas internacionales y regionales, para defender los intereses comunes de los numerosos países en vías de desarrollo e impulsar el orden internacional hacia una dirección más justa, equitativa y racional." Y dice muchas cosas más.

Hace un momento el señor diputado Zabalza hacía mención a la Organización Mundial de Comercio. La Argentina ha sido advertida de que podría ser sancionada si no toma una serie de medidas vinculadas con políticas públicas que se vienen desarrollando.

También me voy a permitir leer dos párrafos de la resolución de la OMC.

El primero dice que "Los demandantes..." -Estados Unidos, la Unión Europea y Japón creo que son los demandantes originales- "...describen la actitud argentina como la obligación de exportar un determinado valor de mercancía desde la Argentina equivalente al valor de las importaciones que se realicen, limitar el volumen de las importaciones o reducir su precio, abstenerse de repatriar fondos, realizar inversiones en la Argentina o aumentar las existentes."

Y agrega esta resolución o fallo de la Organización Mundial del Comercio: "El gobierno argentino ha presentado la sustitución de importaciones como una política de Estado que está aplicando sistemáticamente para reindustrializar el país, concediendo entre otros incentivos fiscales y préstamos en condiciones favorables a los operadores económicos que alcancen un determinado nivel de contenido nacional." Consecuentemente el informe insta a derogar o modificar estas políticas.

Y sigue diciendo, el fallo o la resolución de la OMC: "Ya que refleja la voluntad de las autoridades del máximo nivel del país como parte de una política de comercio administrado." Por eso nos sancionan.

Y la Unión Europea presenta 23 casos en los que se hacen visibles las trabas comerciales y la actitud del gobierno argentino.

Voy a nombrar tres de ellas. Una es la firma de un convenio entre el gobierno y Renault Trucks Argentina en el cual la empresa se comprometía a revertir el déficit de su balanza comercial, invertir 4 millones de dólares y realizar inversiones en empresas autopartistas locales para desarrollar nuevos productos en la Argentina.

El segundo se refiere a que Mercedes Benz retomaría la producción de camiones en la Argentina con una inversión de 53 millones de dólares.

Y el último es el compromiso de la empresa Scania de capitalizar utilidades por 56,8 millones de dólares y reinvertirlos.

Por eso nos sancionan, por eso no se bancan este convenio-marco, este acuerdo estratégico integral que estamos hoy tratando y que tiene que ver con este conjunto de tratados.

En el diario "Clarín", del 7 de febrero sale una nota titulada: "Por China la deuda sube 30 mil millones de dólares", y convierte en perverso el que Argentina reciba 4.714 millones para financiar las obras de las represas del sur. Dice: "Veamos también lo de las usinas nucleares. Son dos. La presidenta las describió vía Twitter, como a ella le gusta. La cuarta central nuclear, de uranio natural y agua pesada, potencia 70 megavatios, inversión 5.800 millones, y la quinta, potencia 1000 megavatios...", creo que la otra son 700, está mal la nota, pero no importa, "...inversión, 7 mil millones. En total, 12.800 millones de dólares con un financiamiento que Cristina Kirchner definió como concesional a una tasa del 3,5 anual mientras que un financiamiento a tasa comercial está entre 5 y 8,5, según dijo la presidenta".

El firmante de este artículo dice que habría que recordar que Bolivia colocó deuda al 4 por ciento, pero eso es una suspicacia. Es cierto, es una suspicacia porque están obviando que hemos conseguido para estas obras financiación en condiciones excepcionales para la Argentina que no se habían conseguido hasta ahora. Esto tiene que ver con el marco estratégico de esta alianza estratégica integral que Argentina está firmando con la República Popular China.

En el diario "La Nación" de ayer, en una nota firmada por el señor Joaquín Morales Solá, titulada "El mundo actual según Cristina" dice lo que en definitiva les duele y cuestionan. Dice con sus palabras y a su manera: "Los amigos actuales de Cristina son China, Rusia e Irán", y dice que son impresentables, etcétera. Pero para no alargarme demasiado, dice: "Son también los únicos que podrían ayudarla a llegar a diciembre con cierta liquidez de dólares en el Banco Central. Esa será otra herencia que le dejarán al próximo gobierno". Presenten atención, dice: "...reordenar la dirección de la política exterior de acuerdo con los alineamientos históricos de la Argentina".

Eso es lo que está en juego, esto es lo que se está discutiendo. No lo disfracen. No le pongan suspicacias...

SR. ALFONSÍN ¡Atribuíselo a Morales Solá! ¡No generalices! ¡Me tenés cansado de decir estas cosas! ¡Atribuíselo a Morales Solá, no a todo el mundo!

Varios señores diputados hablan a la vez.
SR. ALFONSÍN ¡Qué venís a generalizar! ¿O te olvidás vos...

SR. HELLER Diputado Alfonsín: se ha vuelto irrespetuoso, maleducado...

SR. ALFONSÍN Es que estás permanentemente generalizando. Me banqué toda la tarde...

SR. PRESIDENTE CARMONA Les pido a los diputados que respeten el uso de la palabra.

El oficialismo ha sido bastante más tolerante que la oposición.

Continúa en el uso de la palabra el señor diputado Heller.

SR. HELLER ¿Sabe qué pasa, diputado Alfonsín? Yo no intervine en el tema anterior, pero uno escucha una sucesión de argumentos que parecen sacados de una gacetilla que alguien preparó, porque de pronto todos dicen más o menos lo mismo.

SR. ALFONSÍN Eso te pasará a vos.

SR. HELLER No sea maleducado diputado. Sea bueno.

SR. ALFONSÍN Entonces no sea agresivo.

SR. PRESIDENTE CARMONA Señor diputado Alfonsín: si quiere hacer uso de la palabra pida una interrupción.

SR. ALFONSÍN Está bien, señor presidente. Le pido disculpas.

SR. PRESIDENTE CARMONA La Presidencia solicita a los señores diputados que se tranquilicen.

Continúa en el uso de la palabra el señor diputado Heller.

SR. HELLER Señor presidente: en realidad de lo que se trata es que la Argentina, como un país soberano, perteneciente a los países en vías de desarrollo, viene participando activamente en la construcción de alianzas estratégicas como las que se han consolidado a nivel regional, como la que tiene que ver con el G7 más China, que en realidad son como 140 países, como la UNASUR y como la CELAC. Ámbitos absolutamente novedosos, donde los países de la región y los países en desarrollo en general pueden lograr acuerdos para intentar unificar posiciones en los organismos internacionales, en los cuales es imprescindible modificar cosas de fondo para hacer posible un cambio real en la situación global.

Esta alianza estratégica tiene que ver con todo eso y estos convenios que estamos tratando forman parte de esa visión y de esa alianza estratégica. Por eso nosotros estamos firmemente convencidos de que esto tiene que ser aprobado, ya que es un paso trascedente.

Como se dijo bien acá, alguna vez fuimos aliados extra-OTAN. Hoy estamos alineándonos en el conjunto de las naciones en desarrollo que tratan de establecer coincidencias a partir de intereses y necesidades comunes para intentar modificar las reglas del juego del orden internacional. Eso es lo que estamos intentando y a lo que le vamos a dar aprobación. Y es una gran noticia para los argentinos. (Aplausos.)

SR. PRESIDENTE CARMONA Tiene la palabra el señor diputado Alberto Asseff.

SR. ASSEFF Señor presidente: estamos abordando la aprobación de un convenio marco comercial y técnico que se celebró en julio del año pasado con China y que debe, como el nombre lo indica, enmarcarse en la situación en la que estamos. De 2011 hasta el año pasado nuestro intercambio comercial acumuló un déficit de 20.380 millones de dólares con China. Obviamente que, con todos los problemas macroeconómicos que tenemos y en materia de reservas, la oportunidad que el convenio brinda de inversiones financiadas por los inversores resulta claramente atractiva. Esto en el marco del déficit comercial que tenemos y de las insuficiencias en materia de reservas.

Ahora bien, yo he pedido un informe al Poder Ejecutivo a través de la Comisión de Defensa porque el año pasado se importaron uniformes para las Fuerzas Armadas totalmente manufacturados en China. Me pregunto, a la luz de toda la política de reindustrialización, qué quedó de la restauración de la otrora esplendorosa industria textil argentina que tenemos que importar de China uniformes para nuestros militares. Y al igual que esto, hay una gran cantidad de manufacturas más. Este país tan poderoso y actor global, como decíamos antes, con los guantes de seda propios de su tradición, está tratando de introducirse, avanzar y expandirse en todos los continentes. Ejemplos de esto son África, América Central y América del Sur: en suma, el planeta todo.

Nosotros no tenemos que tratar este tema en el marco de nuestras estrangulaciones financieras ya que así vamos a contratar siempre con condiciones no favorables para nuestro país. Tenemos que analizar esto objetivamente. Acá prescindo, sí, de las cuestiones que tratamos antes en referencia al convenio de la base de observación espacial. Me preocupan en este caso los privilegios que se le brinda a la mano de obra profesional y trabajadora china en la Argentina. Hablo del artículo 6º. Me preocupa la adjudicación directa que, por supuesto, va de la mano del financiamiento con que viene la oferta.

La adjudicación directa transgrede no solamente la transparencia sino también los costos. La adjudicación directa siempre esconde costos superiores a los de una licitación franca, abierta, con puja entre oferentes, lo que puede significar una ventaja para el adjudicante.

Sinceramente me preocupa que se estigmatice la opinión de los industriales argentinos. Brasil, nuestro socio estratégico y vecino, no tiene ningún problema en tratar con los industriales de San Pablo. La Federación Industrial Paulista permanentemente tiene abierta la puerta del despacho presidencial en Brasilia. Esto ocurrió con Cardoso, Lula, Dilma o quien fuera. Y seguramente tienen diferencias, incluso muchas más de las que aparecen a la luz.

Pero en la estrategia final el partido de los trabajadores brasileños tiene una alianza estratégica con los industriales de Brasil y especialmente con los de San Pablo. Entonces me tengo que guiar no por los intereses personales o sectoriales de la Unión Industrial Argentina sino por algunos señalamientos que debo atender como legislador y representante del pueblo. Ellos marcaron un alerta porque la industria argentina puede ser perforada y devastada si no tomamos prevenciones con una economía vigorosa, pujante, expansiva y manufacturera como es la China.

También ocurre que China notoriamente intenta expandir su comercio de trabajo con valor agregado, e incluso quiere expandir los horizontes de trabajo para sus profesionales y obreros. Ese es el tema que nos preocupa: no tener las mejores relaciones con China. Siempre saludamos las relaciones políticas y comerciales con China y por supuesto no somos ingratos.

De alguna manera China lidera el apoyo por las Malvinas y por otras reivindicaciones referidas a un orden financiero más justo en todo el orbe. Pero esa gratitud no impide que tengamos prevenciones y preocupaciones respecto del trabajo de los argentinos, no en particular de los empresarios sino de las empresas argentinas que dan trabajo genuino.

Por los motivos expuestos, presenté un dictamen de minoría junto con el diputado Adrián Pérez. No quiero ahondar más en la cuestión sino marcar algunas diferencias e inquietudes que tenemos.

SR. PRESIDENTE CARMONA Tiene la palabra el señor diputado Lozano.

SR. LOZANO Señor presidente: compartiendo la geopolítica de la multipolaridad, compartiendo la necesidad de discutir la relación con un actor global como China, del mismo modo que lo señalé acerca del proyecto anterior, digo que es una irregularidad discutir estando ya la obra en ejecución.

En este caso creo que este importante acuerdo tiene una relevancia inversamente proporcional al tiempo que le dedicamos a la discusión. Nos convoca a una discusión sobre una asociación estratégica y no le damos la relevancia que debiera tener con un tratamiento en profundidad.

También quiero decir que muchas veces cuando se sostienen discursos de carácter transformador o progresista sin especificar los contextos con precisión y a veces dejándolos huérfanos de contenido, se puede terminar siendo muy funcional al avance de la reacción y a los discursos conservadores.

En ese sentido no es que vamos a tener una asociación con China, ya tenemos una relación que no es cualquiera sino desigual y asimétrica. Es una relación que arroja saldos comerciales negativos para la República Argentina, acumulando 21 mil millones de dólares a favor de China en los últimos 5 años y 5 mil millones de dólares de déficit comercial en 2014.

Esa relación desigual en el saldo comercial tiene un efecto y un impacto concreto en términos de reducir nuestra disponibilidad de divisas y la matriz productiva. El 85 por ciento de las exportaciones argentinas del período 2003-2014 tienen que ver con tres productos: poroto de soja, aceite de soja y petróleo crudo. Mientras que del otro lado hay una diversidad de productos de carácter manufacturado de distinto contenido tecnológico: alto, medio, bajo. Esta es la relación real que tenemos con China. Y por otra parte no la tenemos sólo nosotros porque efectivamente China es un actor global con una estrategia y un despliegue que tiene una particular intervención en América Latina y en el Mercosur donde ese tipo de relación se establece con el conjunto de los países de la región.

Esa relación ha dado como resultado procesos concretos de desvío de comercio intrarregional al comercio con China. Es decir, el comercio que debiera darse entre los países del Mercosur hoy se hace entre distintos países del Mercosur con China. Entonces en lugar de estar privilegiándose la integración regional para discutir con China un acuerdo más ventajoso, estamos metiéndola en el medio de la integración regional.

La verdad, si esta es la matriz de la actual asociación estratégica que queremos establecer y del convenio que quiere darle forma, deberían estar especificados los mecanismos para corregir lo que ya es hoy una relación desigual y asimétrica. En este convenio no figura ningún mecanismo que permita resolver el problema que tenemos.

Si en realidad va a haber inversiones chinas en los sectores que hoy están exportando a China, eso puede darnos como resultado reducir nuestra necesidad de divisas y nuestro déficit comercial, pero va a profundizar nuestra especialización primaria en la relación con China.

Estoy hablando de tener financiamiento barato para obras de infraestructura, que puede hacerse por adjudicación directa siempre y cuando existan reservas y condicionamientos para defender la construcción de los proveedores locales que no se establecen. Es más, hay artículos concretos del convenio que son sumamente peligrosos respecto de la perspectiva de una Argentina que pueda acumular desarrollo en el terreno, me refiero al desarrollo industrial y tecnológico de mayor valor agregado.

En realidad debiéramos preguntarnos qué queremos de China y especificar en qué sectores necesitamos que nos dé una mano para desarrollar lo que no tenemos.

Este convenio así como está planteado tiene un conjunto de precisiones importantes, muchas ambigüedades y una notoria ausencia de mecanismos de reserva y de condicionamiento que permitan alterar el tipo de relación asimétrica que nosotros tenemos hoy con China.

Nos preocupa cuando en los considerandos del proyecto se dice que el gobierno de la República Argentina aplicará el proceso de adjudicación más ventajoso que se utiliza en programas de cooperación similares con otros países en relación con proyectos del sector público establecidos en el plan integrado.

En realidad esto implica poner a China en paridad con los países del Mercosur para el ingreso de nuestras compras gubernamentales. Esto debiera haber sido una discusión con los países del Mercosur para ver cómo manejamos esta cuestión.

Nos preocupa la adjudicación directa no versus la licitación, nos preocupa la adjudicación directa que no esté acompañada de la fijación de parámetros concretos que permitan preservar el desarrollo de proveedores locales.

Nos preocupa la existencia del artículo 5°, que ciertamente pone en discusión la posibilidad de tener un camino de desarrollo soberano en materia tecnológica y que no sólo ha cuestionado la Unión Industrial Argentina sino cámaras de pequeñas y medianas empresas vinculadas al sector de industria de mayor valor agregado en Argentina.

A esto se agrega que hay ambigüedades, convenios complementarios y acuerdos específicos que se enuncian como parte del convenio en debate, que efectivamente no conocemos.

Así que la verdad es que nosotros creemos que este convenio ojalá fuera una asociación estratégica para modificar y revertir el tipo de relación asimétrica y desigual que hoy tenemos con China -eso es lo que hay que decir- y que estuviera fundado en un horizonte de transformación de nuestro modelo productivo y no en la urgencia por obtener financiamiento y disponibilidad de divisas.

Este nos parece que es el problema central que se viene repitiendo en otras discusiones que hemos tenido. Este tipo de convenios debería fundarse en qué queremos de China y no en la urgencia que tenemos de conseguir divisas.

Por esta razón no vamos a acompañar esto.

SR. PRESIDENTE CARMONA Tiene la palabra el señor diputado Brown.

SR. BROWN Señor presidente: quiero señalar en primer lugar cuál es mi posición vinculada con el Asia del Pacífico, con lo que representa China, India, Paquistán y Vietnam, que claramente son nuestro presente y nuestro futuro.

Estoy absolutamente de acuerdo en la profundización de la relación con estos países que hoy están avanzando profundamente, que necesitan de las características de Argentina, de los productos que producimos en ventajas competitivas y que podemos ser seriamente socios en un trabajo conjunto que beneficie a ellos y a nosotros.

Pero lamentablemente no veo -y en esto participo de lo que han señalado varios diputados preopinantes y discrepo con algunos otros- que esto sea un acuerdo estratégico. No lo considero como tal. Considero que faltan una cantidad de cuestiones para que se transforme esto en un verdadero acuerdo estratégico que nos beneficie seriamente.

Esto viene desde hace varios años. En el 2005 yo era presidente de la Comisión de Industria. En aquél entonces presenté un proyecto de resolución vinculado con lo que ya se avecinaba que era una relación China-Argentina muy compleja, muy difícil y muy perjudicial para los intereses de sectores con los cuales me siento plenamente identificado, que son las pequeñas y medianas empresas industriales, agropecuarias, de los ámbitos regionales y con nuestros trabajadores.

Allí yo expresé la profunda preocupación que tenía en relación con estos temas.

Lamentablemente, esa situación continuó. Cuando uno analiza -y acá lo han analizado varios y yo en alguna medida lo repito- qué ha ido pasando con ese comercio bilaterial, cada vez se ha ido incrementado más el déficit en la relación con China, llegando a las cifras que han dicho los diputados Asseff y Lozano, que en 2014 llegaron casi a 6 mil millones de dólares.

Uno se pregunta, entonces, qué nos está pasando. Porque si uno analiza las características de China y las de nuestro país, tendríamos que tener sin dudar saldo positivo. Porque China produce una cantidad de elementos que tiene para vender en el mundo entero. Sus productos industriales tienen destinos en todo el mundo. He estado mirando el destino de sus exportaciones: Estados Unidos, Japón, Corea, Alemania, Países Bajos. Son los que deciden las grandes exportaciones de China. Tienen para exportar sus productos infinidad de países. Pero hay un pequeño detalle. Son muy pocos los países en el mundo que pueden darle a China lo que China necesita agroalimentariamente. Un poco puede darle Estados Unidos, porque tiene mucha población a pesar de su producción; un poco le puede dar Brasil, pero muy poco porque tiene una población grande; nosotros somos el país que, cuidando nuestro mercado interno, podemos ser los grandes colocadores de los productos agroalimentarios, pero no como producción primaria -aunque este concepto ya no existe porque todo tiene un valor importante- sino con mayor valor todavía. Así, podemos entregarles lo que ellos necesitan. Me refiero a la producción agroalimentaria producto de nuestras economías regionales, de nuestro sector agropecuario, de nuestro sector industrial y producto de una decisión clara de un gobierno que quiere beneficiar a un país cuidando -vuelvo a insistir- su mercado interno pero, como ha dicho la propia presidenta de la República, con una capacidad alimentaria para más de 500 millones de habitantes. Y eso no está sucediendo. Cada vez exportamos menos a China y cada vez ellos importan más productos industriales que podrían darlos de otro lado. ¿Dónde está el acuerdo estratégico? ¿Dónde está la conveniencia para los intereses de nuestra gente, de todos nosotros, de los que representa el oficialismo y la oposición? ¿Dónde está? Yo no lo veo desde ningún punto de vista.

Y fíjense qué cosas han ido pasando. Allá por el 6 de agosto del año pasado se votó en la Cámara de Diputados la inviolabilidad de los depósitos de los bancos centrales extranjeros. Era nada más que para el banco chino. No hubo ningún otro banco. Hubo ocho diputados nacionales que votamos en contra. Y cuando yo voté en contra y fundamenté el planteo en el recinto dije que esta era nada más que la antesala a una falta de acuerdo estratégico en una necesidad simplemente coyuntural de la Argentina producto de una problemática vinculada con su Banco Central. Puede no estar mal, pero no nos digan que este es un acuerdo estratégico. Se trata de situaciones de coyuntura que pueden ser atendibles y que pueden tener un montón de consideraciones, pero no son estrategias que se proyectan en el tiempo.

¿Saben qué? ¿Quién hizo lo contrario? Brasil. ¿Qué hizo Brasil? Acordó con China. ¿Pero cómo lo hizo? A través de un plan de cooperación entre el gobierno de la República Federativa de Brasil y la República Popular de China donde se trabaja una aplicación de un plan decenal basado en la estructura de un plan de acción conjunta. Y se tomaron el trabajo de discutirlo punto por punto. Acá no hemos discutido absolutamente nada. Estamos dando un montón de beneficios en este y en el otro convenio a cambio de nada: o sí, de que nos manden 11 mil millones de yuanes, que se necesitan por el momento, que eventualmente nos hagan alguna obra pública con algún financiamiento para justificar situaciones que se puedan estar planteando. Perdónenme, pero eso no es estrategia.

Y les cuento algún detalle de la falta de estrategia. Dos de China y uno de Rusia. Uno de Rusia lo viví yo personalmente en un viaje que hicimos con Julián Domínguez, que luego estuvo con los ministros argentinos. Viajaron dos ministros argentinos, el de Industria y el de Agricultura. Convinieron con los pares de Rusia nada más y nada menos que la apertura del mercado especial de carnes argentinas, de lo que ya habíamos estado hablando cuando estuvimos con Domínguez. El mismo día en que dos ministros nacionales estaban discutiendo ese tema, el secretario de Comercio de la Nación decretó la prohibición de las exportaciones de carnes argentinas. Ese mismo día: ni siquiera tuvo la habilidad de hacerlo un día antes o un día después.

Un día salió el tema de los durmientes chinos para el ferrocarril. Yo lo dije como comentario periodístico. Me llamó el ministro del Interior y Transportes, amigo de tantos años, ya que ustedes saben que yo pertenezco al peronismo de toda la vida. Me llamó y me dijo: "Tato, estás equivocado. No es cierto, hay seis fábricas. Son los durmientes de cemento que se hacen con un trompito...". Desgraciadamente, lo que dijo Randazzo, que habrá sido cierto en el momento en que me llamó, ya no es cierto. Me han informado que va a salir una serie de artículos con fotografías que muestran que los durmientes que se están colocando vienen de China y están hechos de cemento.

Si no es así, lo acepto, pero veamos la información que está por venir. Yo lo respeto a Randazzo, quien ha tenido la deferencia de llamarme. Pero es otra muestra de falta de estrategia.

China va a incrementar en un 30 por ciento el valor de las carnes rojas en el mundo como consecuencia de que empiezan a comer sus habitantes. ¿Y nosotros qué vamos a decir sobre eso? Hemos perdido 12 millones de cabeza de ganado, están cerradas nuestras exportaciones de carnes, por no abundar en más cuestiones.

Simplemente, quiero decirles que este convenio habla de adjudicación directa de proyectos de infraestructura, de la posibilidad de contratación de mano de obra de origen chino, que permite firmar convenios específicos de entidades gubernamentales y decisiones del Ministerio de Economía, de las facilidades que se les da a ciudadanos chinos que han logrado permiso de trabajo en perjuicio de trabajadores argentinos. Y hay dirigentes gremiales acá. Lo que genera toda esta cuestión no es un acuerdo estratégico sino un acuerdo de coyuntura que nos va a causar daño, porque los chinos -vuelvo a insistir- son nuestra esperanza. China, India, Pakistán y Vietnam son los grandes mercados de la Argentina en el futuro. Son países que defienden sus intereses y cuidan sus estructuras. Y si nos pueden avasallar, como lo han hecho en todas partes del mundo, lo van a hacer. Entonces, defendamos la posibilidad de un acuerdo con ellos pero hagámoslo con el cuidado y la defensa de nuestros propios intereses.

SR. PRESIDENTE CARMONA Tiene la palabra el señor diputado Gustavo Fernández Mendía.

SR. FERNÁNDEZ MENDÍA Voy a ser extremadamente breve. Sé que hay varios diputados que tienen que tomar vuelos.

Quien puso la pica en Flandes fue el diputado Asseff cuando dijo que aquí hay una razón profunda, que es la cuestión geopolítica. Algunos quieren seguir tributando al acuerdo de Yalta, al Consenso de Washington y a la determinación, fundamentalmente a partir de la segunda mitad del siglo XX, cuando nosotros éramos proveedores de materias primas. Como dijo un poeta uruguayo, cuando nací en Montevideo se me puso el mundo al revés. Todo esto es lo que nos trajo a esta situación.

Y ahora paradójicamente escuchamos: cuidado con hacer un acuerdo con los chinos porque nos pueden traer a esta situación. Acá nos trajeron hace sesenta años, por si alguno no se dio cuenta. Esta es la primera cuestión.

Por otro lado, escucho que puede ser que nos estén ayudando con los yuanes que nos traen y con algún desarrollo industrial y tecnológico y que a la vez estemos haciendo alguna cooperación científica o técnica como la planteada en el convenio anterior.

Yo les pregunto: ¿cuántos otros países nos ofrecen la posibilidad que no sea China? Tampoco digo que seamos inocentes y no sepamos que por supuesto China viene por su propio beneficio, como corresponde es un convenio de mutuo beneficio. Ahora hay que decir claramente y lo debatiremos más largamente en el recinto, que algunos quieren seguir tributando este viejo modelo del acuerdo de Yalta y del consenso de Washington, mientras que otros queremos explorar el eje de cooperación Sur-Sur y transitar otros caminos que nos saquen de la situación actual.

Hay quienes nos dicen que abracemos el Mercosur antes de oler a los chinos, y eso no se puede entender porque hace un mes votaron en contra de la diputación del Parlasur en la Argentina. No se puede creer que quienes reclaman que salgamos de este lugar de productores primarios y exportadores de commodities sean los que adhieran a este modelo mundial. (Aplausos.)

SR. ASSEFF Solicito una interrupción, señor presidente.

SR. PRESIDENTE CARMONA Yo se la concedo, porque ahora era mi turno de hablar.

SR. ASSEFF Señor presidente: estaba todo bien lo que decía el diputado preopinante pero traer a colación el tema de la elección del Parlasur no tiene ninguna vinculación con lo que estamos tratando. Ahí era una cuestión política, una oportunidad interna. Eso no tiene nada que ver con nuestra adhesión incondicional al Mercosur.

SR. KUNKEL Señor presidente, solicito una interrupción.

SR. PRESIDENTE CARMONA Se la concedo, señor diputado.

SR. KUNKEL Señor presidente: el tema tiene que ver porque aquí se reclamó que discutiéramos con nuestros aliados estratégicos en el Mercosur y el lugar natural de debate con nuestros aliados, además de las reuniones periódicas entre presidentes y ministros, es el Parlamento del Mercosur.

SR. BROWN No existe.

SR. PRESIDENTE CARMONA Doy pruebas de que existe porque soy el presidente de la delegación argentina. Los dos últimos años sesionamos periódicamente y cumplimos una tarea importante para nuestro bloque.

Quisiera explayarme pero teniendo en cuenta los problemas de tiempo y los vuelos, seré muy breve.

Me referiré a dos cuestiones. Primero, se puso enorme énfasis en los artículos 5° y 6°. Creo que está bien poner énfasis, pero no se puede dejar de leer el resto del convenio. Por ejemplo, nos olvidamos de que el convenio se refiere a que la cooperación va a ser dentro del marco de sus legislaciones vigentes y sobre la base de la igualdad y el beneficio mutuo. Se refiere a la legislación vigente, es decir que no se deroga ninguna legislación, no se deja sin efecto ni se relativiza ninguna normativa en materia económica, financiera o laboral, para mencionar algunas.

Se deja de tener en cuenta que se habla de la búsqueda y complementariedad de las respectivas ventajas, igualdad, beneficio mutuo y desarrollo común. Insisto nuevamente: de conformidad con sus leyes y reglamentaciones internas, los planes de desarrollo y las políticas económicas de ambos países. Y hay otras referencias por el estilo.

Estoy de acuerdo con el diputado Brown en que tiene que haber planes de cooperación. Al respecto hay una reiterada referencia, por ejemplo, a la fijación de áreas prioritarias de cooperación en materia de inversión industrial dentro del plan de integración en el marco de esta asociación estratégica.

También quiero hacer referencia a los artículos 5° y 6° que voy a leer, para lo cual les pido que presten un poco de atención.

El tercer párrafo del artículo 8° dice: "En lo que concierne a proyectos del sector público contemplados en el marco del programa integrado, aplicará el procedimiento de adjudicación más ventajoso utilizado en programas similares de cooperación con terceros países".

Luego dice: "Las contrataciones del proyecto del sector público argentino cuya ejecución se realice en el marco del presente acuerdo, podrán ser adjudicadas directamente siempre que las mismas sean objeto de financiación concesional y se den condiciones ventajosas de calidad y precio".

¿Ustedes han leído esto?

SR. ALFONSÍN Sí, pero...

SR. PRESIDENTE CARMONA Ya termino diputado Alfonsín.

Sí, lo han leído en el acuerdo con China, pero es exactamente el mismo texto del acuerdo económico integrante del Tratado General de Argentina con España del año 1988, gobierno del presidente Raúl Alfonsín.

En cuanto a facilidades laborales. Les voy a leer también, si me permiten brevemente, el artículo 8° que dice: "Con sujeción a su legislación y de conformidad con el derecho internacional, cada parte otorgará a los nacionales de la otra facilidades para la realización de actividades lucrativas, laborales o profesionales por cuenta propia o ajena, en pie de igualdad con los nacionales del Estado de residencia, siempre que se hubieran concedido los permisos de residencia o de trabajo necesarios para el ejercicio de dichas actividades. La expedición de los permisos de trabajo será gratuita."

Seguramente han leído esto en el acuerdo con China, pero esto está en el acuerdo general celebrado con España del año 1988.

En el año 1987, prácticamente en los mismos términos, se acordó con Italia el Tratado para la Creación de una Relación Asociativa Particular. Acuerdo celebrado también durante el gobierno del presidente Alfonsín.

Quiero decir con preocupación que no escuché a nadie escandalizarse por esto ni pedir la derogación de la ley ratificatoria de estos acuerdos.

Es cierto que estamos tratando con un gigante, pero pareciera que con los gigantes sólo pueden tratar gigantes. Nosotros no pensamos así, pensamos que somos todos Estados soberanos, y como tal tenemos la facultad de llevar adelante convenios y de ejecutarlos con quien se nos plazca. En este caso estamos tomando una decisión soberana en el marco del multilateralismo, en el cual creemos, y de articular con China como hemos articulado con tantos otros países del mundo.

Quiero reiterar que no creemos ni en los alineamientos tradicionales ni mucho menos en los alineamientos automáticos.

Hoy he podido charlar con referentes de las cámaras de exportadores y distintas cámaras industriales integrantes de la ADIMRA y que son parte de la Unión Industrial y les he dicho que creemos que si leemos integralmente este acuerdo vamos a concluir todos que se trata de un acuerdo conveniente para nuestro país y que nos pone en el lugar del mundo en el que hoy queremos estar.

Agradezco la posibilidad del debate y agradezco especialmente a los diputados de mi bloque el respeto con el que se han dirigido y el hecho de no haber respondido a las numerosas provocaciones que se desarrollaron en esta reunión.

Tiene la palabra el señor diputado Alfonsín.

SR. ALFONSÍN Señor presidente: en primer lugar y, a propósito de lo que acaba de decir, quiero pedir disculpas por haber interrumpido al diputado y amigo Carlos Heller en el momento que estaba exponiendo y a usted, por haberlo colocado en la situación de pedirme que no interrumpa.



Yo voy a leer ese convenio con España. Pero me parece que la aclaración que usted hizo no es irrelevante. Hay que ser realistas en política. No es lo mismo Bolivia que Estados Unidos. Nosotros, por ejemplo, firmamos convenios en garantía de inversión en la década del noventa con Estados Unidos y otros países muy importantes. Con Bolivia no corríamos el riesgo que podíamos correr con Estados Unidos. Yo firmaría todos esos convenios con todos los países latinoamericanos pero jamás sumaría un convenio como el que se firmó en la década del noventa con Estados Unidos, y todavía ese convenio no ha sido derogado. No lo firmaría. ¿Saben quién lo derogó? Bolivia, con nosotros. El único convenio derogado del CIADI es el de Bolivia, que lo firmaron con nosotros. Y lo felicito a Evo Morales.

En segundo lugar, yo sí leí esa cláusula. Esa cláusula dice que solamente se podrá adjudicar directamente si viene con financiación, pero tampoco alcanza con eso. Dice además que tiene que tener calidad y precio, ¿pero cómo se determina eso? Y yo no estoy pensando solamente en este gobierno. Si eso ocurría en la década del 80 también deberíamos corregirlo, porque es un antecedente que nos debería servir para hacer correcciones y no cometer los errores que podemos haber cometido en el pasado.

Yo no atribuyo mala intención. Digo que podemos tener una posición diferente y con el mismo espíritu tratar de terminar con esos alineamientos, sobre todo los de la década del noventa, los llamados "relaciones carnales", que nunca acompañamos.

SR. PRESIDENTE CARMONA Gracias, Ricardo, antes que nada por tu gesto en relación al resto de los diputados.

Me das el pie para decir que en el caso de la relación con China estamos aplicando criterios que son los que aplicamos con países europeos. Hemos tenido igualdad de concepción con lo que se ha firmado antes en condiciones ventajosas. Esto que leí es parte de convenios promovidos, firmados y ratificados durante el gobierno de Alfonsín. En ese sentido, no compararía los convenios internacionales de ese período con los de la década siguiente. No los compararía en ningún sentido.

Lo que también quiero decir es que estamos avanzando en relación con un país que se integra a los BRICS, un país con el cual Unasur ha tenido el año pasado un encuentro en Recife. Los países de Unasur han decidido en conjunto y de manera coordinada avanzar en convenios binacionales pero que expresan una misma política regional. Yo no comparto la idea de que Brasil lo hace porque es Brasil y tiene la envergadura que tiene; nosotros también tenemos la envergadura para hacerlo en la medida en que nos situemos en el contexto latinoamericano. Creo que esto también vale y hay que tenerlo en cuenta. Y creo que están tomadas todas las garantías a los efectos de que la industria nacional y nuestro proceso de desarrollo no se vean perjudicados. Por eso los diputados del Frente para la Victoria creemos que esto es positivo para el país y lo vamos a acompañar convencidos de que aporta al desarrollo nacional.

Gracias, Ricardo, por brindarnos la posibilidad de compartir el análisis.

Pasamos el proyecto a la firma.

Se pasa a la firma el expediente 0117-s-2014.

SR. PRESIDENTE CARMONA Falta tratar muy pocos expedientes y les pido que no se retiren. Voy a ir leyéndolos así saben cuáles son.

0134-s-2014. Proyecto de ley en revisión por el que se aprueba la enmienda de Doha al Protocolo de Kyoto, firmado el 8 de diciembre de 2012.

0135-s-2014. Proyecto de ley en revisión por el que se aprueba el convenio entre la República Argentina y Honduras sobre traslado de nacionales condenados.

En consideración el expediente 0136-s-2014. Se trata de un proyecto de ley en revisión por el que se aprueba el Acuerdo entre la República Argentina y los Emiratos Árabes Unidos sobre Servicios Aéreos entre sus respectivos territorios.

Si no hay observaciones, lo pasamos a la firma.

Se pasa a la firma el expediente 0136-s-2014.
SR. PRESIDENTE CARMONA En consideración el expediente 0338-s-2014. Se trata de un proyecto de ley en revisión por el que se aprueba el II Protocolo Complementario del Tratado de Maipú de Integración y Cooperación con la República de Chile, relativo al proyecto de "Túnel Internacional Paso de Agua Negra".

Si no hay observaciones, lo pasamos a la firma.

Se pasa a la firma el expediente 0338-s-2014.
SR. PRESIDENTE CARMONA En consideración el expediente 0339-s-2014. Se trata de un proyecto de ley en revisión por el que se aprueba el II Protocolo Complementario al Tratado de Maipú de Integración y Cooperación con la República de Chile relativo a la entidad binacional para el proyecto "Túnel de baja altura - Ferrocarril Trasandino Central".

Si no hay observaciones, lo pasamos a la firma.

Se pasa a la firma el expediente 0339-s-2014.
SR. PRESIDENTE CARMONA Tiene la palabra el señor diputado Bergman.

SR. BERGMAN Señor presidente: como se nos encomendó esperar y hacer la presentación en tiempo y forma, por nota solicitamos el tratamiento del proyecto de ley 5450-d-2013. Se trata de la derogación del Memorándum de Entendimiento entre el gobierno de la República Argentina y el gobierno de la República Islámica de Irán. El pedido lo presentamos por nota para escuchar una respuesta respecto a por qué no fue incorporado en el orden del día de hoy.

SR. ALFONSÍN Señor presidente: en relación con los proyectos ingresados hoy, si los hubiéramos podido ver tal vez los habríamos acompañado. Pero me gustaría que quedara constancia de que no los podemos acompañar porque no los pudimos leer.

SR. PRESIDENTE CARMONA Agradezco el comentario, señor diputado y entiendo su planteo.

Respecto a lo señalado por el señor diputado Bergman quiero decir que los expedientes en tratamiento son los que solicita el Poder Ejecutivo relativos a tratados, convenios y acuerdos. En este contexto no se trata de un proyecto solicitado por el Poder Ejecutivo en el marco de los convenios, sino de la derogación de un convenio. Por lo tanto, consideramos que no corresponde su tratamiento en el período de sesiones extraordinarias. Tomaré esa solicitud para ponerla a consideración del plenario en la primera reunión de la Comisión de Relaciones Exteriores y Culto en el período ordinario.



SR. BERGMAN Señor presidente: no me quiero extender y menos a esta hora de la tarde. Simplemente agradezco la iniciativa. Entiendo que hay una restricción de forma porque los acuerdos internacionales en tratamiento son únicamente los enviados por el Poder Ejecutivo y no los que trabajamos nosotros.

Varios señores diputados hablan a la vez.
SR. BERGMAN Estoy ratificando lo dicho por el presidente sobre los temas en tratamiento en el período extraordinario.

Insisto que el año pasado en varias oportunidades en las reuniones de comisión, teníamos el compromiso de tratarlo. De cualquier forma, para nada está en el espíritu que considerarlo significa imponerlo ni mucho menos sino darle constancia en el marco que corresponde. Estos proyectos, a la luz de los últimos acontecimientos a los que no hago mención y menos hoy, requieren un tratamiento urgente ordinario. Entonces si hoy no se puede tratar, pido que asumamos ese compromiso porque nos pone a todos en una situación de desfase al estar ocurriendo cosas vinculadas a estos acuerdos.

Entonces los tratamos en comisión, vamos al recinto y no hay problema si la derogación no gana la votación. Pero hagamos el procedimiento institucional porque hace un año que estamos tras este tema.

SR. PRESIDENTE CARMONA Señor diputado: agradezco que comprenda nuestros argumentos que están centrados en las disposiciones constitucionales y reglamentarias. Pero quiero que sepa que la presidenta de la Nación el 1° de marzo del año pasado solicitó propuestas alternativas al Memorándum de Entendimiento.

SR. BERGMAN Las hemos presentado.

SR. PRESIDENTE CARMONA Han presentado el pedido de derogación.

SR. BERGMAN No, no, presentamos el juicio de ausencia...

SR. PRESIDENTE CARMONA Creemos que el memorándum es un instrumento para que la justicia pueda actuar. Ratificamos y reiteramos los argumentos esgrimidos anteriormente.

De todos modos, por supuesto en la primera reunión de comisión pondremos en tratamiento los temas planteados.

SR. BERGMAN No voy a discutir porque sería abrir el debate, simplemente señalo que hoy están imputados funcionarios del Ejecutivo por este tema. Hagamos algo en el Poder Legislativo porque si la posición de ustedes es que es un elemento que sirve y aporta y que nada tiene que ver con esta denuncia, abramos el debate. No tenemos que tener razón, tenemos que debatir. Cuando sea la primera reunión de comisión, pongámoslo en el temario.

SR. PRESIDENTE CARMONA No hay inconvenientes en ese sentido y hemos sostenido siempre una posición abierta al debate. Quiero recordar que en las reuniones de asesores no hubo acuerdo para tratarlo.

Si los diputados solicitan el tratamiento en las condiciones reglamentarias, por supuesto lo haremos. Como ocurre habitualmente en nuestra comisión, vamos a ponerlo en consideración.

SR. BERGMAN Contamos con eso, le agradezco y no me extiendo más.

SR. PRESIDENTE CARMONA De este modo, damos por finalizada la reunión.

Es la hora 17 y 56.

Honorable Cámara de Diputados de la Nación Argentina | Congreso de la Nación Argentina | Av. Rivadavia 1864 - Ciudad Autónoma de Bs. As. (C.P.C1033AAV) | + 54 11 6075-0000

Nota: La información contenida en este sitio es de dominio público y puede ser utilizada libremente. Se solicita citar la fuente.