• RELACIONES EXTERIORES Y CULTO
  • AGRICULTURA Y GANADERIA

Reunión del día 29/04/2004

- REUNIÓN CONJUNTA CON AGRIC Y BICAMERAL PARLAM CONJ DEL MERCOSUR VISITA DEL COMISARIO DE AGR DE LA UE FRANZ FISCHLER Y OTROS.DOC

INVITADOS

  • señor Franz Fisher Comisario de Agr de la UE

EXPEDIENTES

Se deja constancia de que las intervenciones del señor comisario de Agricultura, Desarrollo Social y Pesca de la Comunidad Europea, señor Franz Fischler, fueron traducidas al español por un intérprete.
En Buenos Aires, a los veintinueve días del mes de abril de 2004, a la hora 10 y 19:
SR. PRESIDENTE ATANASOF Damos comienzo a la reunión conjunta de las comisiones de Relaciones Exteriores y Culto, de Agricultura y Ganadería y Bicameral Parlamentaria Conjunta del Mercosur.

Deseo dar la más cordial bienvenida al comisario de Agricultura, Desarrollo Social y Pesca de la Unión Europea, señor Franz Fischler; al director General de Agricultura, señor Manuel Silva Rodríguez; al director de Agricultura, señor Joao José Pacheco y al jefe de Gabinete del señor comisario, señor Anastassios Haniotis.

Para nosotros es un gran honor su visita en el marco del debate de este importante acuerdo de integración birregional que están negociando ambos bloques que, de poder concretarse, se convertiría en el acuerdo regional más importante del mundo, con el más alto nivel de producto bruto y para 700 millones de personas.

Además, creo que este acuerdo tiene una característica muy particular respecto de otros aspectos regionales: no está basado meramente en la dimensión comercial sino también en que se están debatiendo cuestiones político-institucionales y de cooperación que, a nuestro entender, son fundamentales para poder conciliar las asimetrías que se presentan entre los países del Mercosur y los altamente desarrollados de la Unión Europea.

La intención es que el señor comisario haga una introducción, nos dé su visión acerca de la marcha del acuerdo birregional y que los señores diputados y senadores formulen las preguntas que crean convenientes, que serán respondidas por el señor comisario. Al final de esta reunión entregaremos un documento que refleja la opinión del Parlamento argentino acerca de la marcha del proceso de negociación.

Deseo aclarar que se encuentran presentes diputados y senadores integrantes de la Comisión Bicameral Parlamentaria Conjunta del Mercosur y diputados pertenecientes a las comisiones de Relaciones Exteriores y Culto y de Agricultura y Ganadería.

Sin más introducciones, le voy a dar la palabra al señor comisario para que nos brinde su opinión y su visión acerca de la marcha del proceso de negociación.

SR. FISCHLER Gracias a los señores miembros de las comisiones, senadores y diputados, por haberme dado la posibilidad de venir a charlar con ustedes esta mañana.

T.2

Cedrola

REyC

Creo que lo más oportuno será que comience haciendo una breve reseña sobre aquellas cuestiones que entiendo son de interés de los señores diputados -es decir, un cuadro con algunas pinceladas que muestre la tarea que estamos realizando- y que luego nos concentremos en el debate propiamente dicho, momento en el que iré respondiendo a todas las preguntas que quieran formular.

Empiezo mi exposición diciendo que las negociaciones y las relaciones entre el Mercosur y la Unión Europea se encuentran en un punto crucial, ya que en este momento se ha abierto la oportunidad real de que podamos lograr sustantivamente un acuerdo antes de fines de octubre. Sé que la agenda es muy apretada, pero luego de las reuniones que he mantenido con los ministros -particularmente en la Argentina- creo que podremos alcanzar ese objetivo.

Existen muchísimas razones para pensar que será posible lograr un acuerdo que sea no sólo sustantivo sino también ambicioso, que las ofertas que puedan provenir de ambas partes sean igualmente ambiciosas y que podamos alcanzar ese acuerdo a partir de la reunión que tendremos la semana próxima. Por nuestra parte, estamos totalmente dispuestos a incluir en nuestra oferta aquellos productos y servicios que nos fueron solicitados desde los países que integran el Mercosur.

Por otra parte, mi postura personal es que tenemos que pasar a un verdadero paralelismo. En otras palabras, pienso que debemos dejar la vieja práctica del pasado que consistía en que uno le pedía al otro que le mandara la oferta para que luego éste se la devolviera pero en otro momento y así sucesivamente, sin que ello condujera a algo. Creo que debemos analizar qué resulta efectivo y útil para cada parte y tratar de cumplir con lo que cada uno espera. Luego tendremos que intercambiar nuestras ofertas, lo que constituirá la base de las negociaciones ulteriores.

Creo que si llegamos a un feliz término con el Mercosur y la Unión Europea no hará falta llevar a cabo acción alguna en el marco de la Organización Mundial del Comercio. Ambas cosas son importantes; por eso, ambas negociaciones deben continuar y tenemos que prepararnos para trabajar en los dos sentidos, es decir, también con la Organización Mundial del Comercio. Si no logramos concluir antes del período estival, es muy posible que todo el año 2004 se haya perdido.

En la mente de muchas personas subsiste la idea de que la Unión Europea es una especie de fortaleza y que sus políticas agrarias son vetustas. Seguramente, esas personas se estarán preguntando qué es lo que ha cambiado. La respuesta es que hemos decidido tener un papel proactivo.

Por ejemplo, durante el año 2003 se produjo la reforma más importante en la historia de la Comunidad. El resultado de los cambios producidos es que ya no existe más aquel vínculo que había entre la producción y el apoyo a la producción. Ahora los fondos son destinados a proyectos de desarrollo rural, ya que hace falta desarrollar a la gente de las campiñas.

T.3

Cedrola

REyC



T.4

Hace falta renovar muchos de los pueblos rurales; hace falta gastar en infraestructura, pero nada de eso tiene que ver con el comercio propiamente dicho.

Como último comentario, ustedes saben que dentro de dos días habrá una ampliación de la cantidad de países miembros de la Unión Europea; se sumarán diez nuevos países, de forma tal que la Unión Europea en su totalidad representará 450 millones de habitantes. Habrá 4 millones de agricultores más que ahora, y todo esto representará una serie de nuevas oportunidades. Cuando hablo de nuevas oportunidades, por supuesto que lo serán también para los países del Mercosur.

Como les decía, es una nueva oportunidad, porque hay que decir también que va a existir la garantía de que las pautas convencionales o tradicionales de comercio con esos países van a poder continuar. En segundo lugar, porque en promedio la protección arancelaria que ellos van a tener son las mismas que tienen hoy, es decir que no va a haber cambio para los países terceros.

En tercer lugar, porque sumarse a la Unión Europea automáticamente significa un fuerte impulso en la economía de estos países, que trae aparejado el crecimiento; y con el crecimiento viene la demanda, que se sabe que se va a concentrar sobre todo en productos de marca y de alta calidad. Por eso, para mí, esto constituye una oportunidad adicional para países como los suyos.

Les prometí que sería breve; por eso detengo aquí mi exposición y estoy dispuesto a responder a sus preguntas. Muchas gracias.

SR. ARGÜELLO Creo que usted es consciente de la tremenda importancia que tienen las negociaciones que estamos llevando a cabo entre la Unión Europea y este bloque del Mercosur que tiende crecientemente a consolidarse.

Me parece que hay dos aspectos a destacar. El primero es el beneficio del comercio que vamos a tener entre los dos bloques. Pero hay un segundo aspecto que es absolutamente relevante, y tiene que ver con el hecho de que esta negociación además va a dejar un saldo positivo, que es la consolidación del bloque del Mercosur. Esta negociación con Europa para nosotros implica un salto de calidad en la consolidación del acuerdo regional.

En el día de ayer, con el señor diputado Atanasof y el canciller Bielsa tuvimos una muy interesante conversación con usted en la Cancillería. Me parece que hay dos cuestiones que nos interesan especialmente a la mayoría de los diputados que conforman las tres comisiones más importantes vinculadas con el tema que nos ocupa, que hoy están presentes y han venido a escucharlo.

T.5

En primer lugar, quiero expresar que el Mercosur en general y la Argentina en particular necesitan conocer cuál es la oferta de la Unión Europea en lo que se refiere a los productos agroprocesados, es decir, productos de nuestro campo que están transformados y enriquecidos con mano de obra y trabajo de nuestra gente.

En segundo término, deseo plantear que nosotros necesitamos insistir sin alternativas en la degradación del componente arancelario, porque esa es la única garantía que vamos a tener para ingresar nuestros productos en el territorio de la Unión Europea.

SR. PRESIDENTE ATANASOF Voy a formular algunas preguntas y solicito a los señores diputados que se anoten para hacer uso de la palabra.

Básicamente deseo plantear dos cuestiones. La primera está relacionada con la dimensión social que puede tener este acuerdo. Los días 17 y 19 de marzo de este año en Puebla nos reunimos parlamentarios de la Unión Europea y de América latina en dirección a preparar el programa de la tercera cumbre Unión Europea-América latina que se va a realizar en Guadalajara dentro de muy poco tiempo. Allí le transmitimos a los parlamentarios europeos una preocupación de los países del Mercosur que quiero reiterar al señor comisario.

Nosotros esperamos de la Unión Europea una nueva política de desarrollo que esté centrada en la lucha contra la pobreza y la desigualdad, a favor de la promoción de la educación, la salud y la dignificación social de las poblaciones de la región. Estamos avanzando claramente en el marco de un acuerdo birregional, como lo dije anteriormente, con fuertes asimetrías, es decir, países que tienen en algunos casos más del 50 por ciento de su población en estado de pobreza y los que han alcanzado el más alto nivel de desarrollo.

En ese caso entiendo que la Unión Europea debería desarrollar un nuevo modelo de cooperación que esté orientado a poder afrontar estas asimetrías, que es lo que en definitiva nos va a permitir cambiar la matriz de suma cero -que muchos propician- por la matriz de ganar-ganar -o sea, ganar para el Mercosur y ganar para la Unión Europea-, que es al menos lo que aspiramos quienes estamos trabajando en este tema en el ámbito del Mercosur.

La segunda cuestión que quiero plantear se relaciona con la oferta europea en materia agrícola. Nosotros entendemos que debe incorporar los productos de la lista "E", integrada por productos agrícolas y por productos agrícolas procesados. Como el señor comisario ya lo sabe, es interés del Mercosur y de la Argentina poder exportar fundamentalmente productos agrícolas procesados, que es lo que nos va a permitir generar empleo.

Nosotros entendemos el esfuerzo que la Unión Europea ha hecho con la reforma europea de 2003, pero también hay un tema que es imposible de soslayar en una reunión de estas características, si bien el Mercosur lo está discutiendo en el ámbito de la Organización Mundial de Comercio. Se trata de la preocupación que tenemos los parlamentarios del Mercosur acerca de la marcha de la política agraria de la Unión Europea en su conjunto.

Nosotros entendemos que si se pudiera avanzar en un proceso de desmantelamiento de la política de subsidios, seguramente podríamos darle a este acuerdo birregional una dosis mayor de equilibrio y equidad.

T.6

Cedrola

REyC

SR. PRESIDENTE ATANASOF Tiene la palabra el señor diputado Alchouron.

SR. ALCHOURON Señor presidente: me corresponde hacer esta exposición como vicepresidente 1° de la Comisión de Agricultura y Ganadería de la Cámara de Diputados a cargo de la presidencia.

Desde ya, estoy de acuerdo con los comentarios realizados por los titulares de otras comisiones que me precedieron en el uso de la palabra en el sentido de que estamos ante una situación de antigua data. Me ha tocado vivirla durante muchos años; ya en mi época de presidente de la Sociedad Rural Argentina hablé varias veces sobre estas cuestiones con la antecesora del señor Fischler, con miembros del Parlamento alemán, etcétera.

Este es, para nosotros, un tema muy caro y creemos que es sumamente importante lograr el progresivo desmantelamiento de todas las dificultades que se nos presentan para acceder a los mercados europeos. Europa es un cliente de la Argentina muy interesante y tenemos un espacio muy grande para proveerla de gran cantidad de recursos de todo tipo tanto en la etapa primaria como en la de industrialización.

Las preguntas que paso a realizar se relacionan con aspectos muy puntuales.

En primer lugar, tenemos entendido que existe una decisión a raíz de la cual un tonelaje importante de productos cárnicos se abriría a la Comunidad por vía de una ampliación significativa del cupo. Se ha hablado de 300.000 toneladas de carne, de las cuales nosotros proveeríamos -según los acuerdos a los que se ha arribado en el Mercosur- 100.000 toneladas. Mi pregunta concreta es si efectivamente esto es así.

Además, me gustaría saber si es cierto que en la Comunidad el déficit de carne no sería de 300.000 toneladas sino de una cifra mucho más amplia, esto es, 700.000 u 800.000 toneladas, porque ello abriría la posibilidad de un ingreso más significativo.

Por otra parte, si es factible quisiera que el señor Fischler nos explique a cambio de qué sería todo esto. En otras palabras, cuáles serían -en términos generales- las posiciones por las cuales la Unión Europea nos permitiría tener un acceso mayor no sólo en materia de carnes sino también de otros productos -como los lácteos- que estamos en condiciones de producir y exportar a gran escala.

En segundo término, me gustaría saber cuál es el criterio a seguir en el tema de los productos transgénicos. En estos momentos se habla de la posibilidad de que haya modificaciones importantes en la política de transgénicos de la Unión Europea, tema que es sumamente significativo. En el caso del maíz, por ejemplo, nos vemos obligados a continuar con un producto no transgénico debido a las dificultades que tenemos para ingresar al mercado. No ocurre lo mismo con la soja, donde producimos muchísimo producto transgénico y tenemos un mercado muy amplio en todo el mundo.

Al respecto, quisiera saber si en el ámbito de la Comunidad o de la comisaría a cargo del señor Fischler se ha tomado la decisión de introducir cambios importantes en el caso del maíz y de los productos no transgénicos en general.

Por último, haré un comentario partiendo de la base de que habrá una tendencia a efectuar un cambio tan significativo como subsidiar al productor y no a la producción. Tenemos muchos años de experiencia en el tema de la mejor calidad de vida del animal, del mantenimiento de los espacios para disfrutar del turismo, etcétera.

De todos modos, quisiera saber si esta decisión de cambiar la tendencia de subsidiar la producción en lugar de subsidiar al productor es algo realmente definido. En otras palabras, si la podemos tomar como base para analizar cuál deberá ser en el futuro nuestro pensamiento respecto de la producción agropecuaria.

El señor Fischler sabe muy bien que nuestro país tiene enormes posibilidades de crecimiento en el campo de las producciones altamente competitivas. El gran perjuicio que hemos tenido históricamente se debió muchas veces a las políticas internas, pero desde luego que la parte externa nos ha hecho jugar un papel muy complicado porque evidentemente resulta muy difícil producir a un precio determinado cuando la producción comunitaria tiene asegurado un precio mucho más alto.

Estas son básicamente las inquietudes que quería plantear. Pido disculpas por si he sido un poco desordenado en mi exposición, ya que fui tomando nota mientras hablaba; de todas maneras, creo que he sido claro al explicitar nuestras mayores dudas.

SR. PRESIDENTE ATANASOF Debido a que estamos con el tiempo bastante acotado, la Presidencia solicita a los señores diputados que deseen formular preguntas que se anoten en la lista de oradores.

Tiene la palabra el señor Fischler.

SR. FISCHLER Señor presidente: trataré de ser breve, y agradezco a los señores diputados por sus comentarios y por hacerme llegar sus inquietudes.

Durante la reunión se dijo que las negociaciones para el Mercosur eran sumamente importantes por dos motivos: primero, por su alcance económico, y segundo porque permitirían la consolidación interna del propio Mercosur. No podría estar más de acuerdo con tales apreciaciones acerca de la importancia que tienen las negociaciones para la consolidación interna del Mercosur.

También se hizo referencia a la importancia que debería tener la oferta sobre todo en materia de productos agrícolas procesados. Es obvio que cuando intercambiemos nuestras ofertas incorporaremos un capítulo sobre los productos procesados porque sabemos cuán importantes son para la región. Mal podríamos hablar de una oferta sustantiva si excluyéramos ese tipo de productos.

¿Cómo sería entonces la estructura en la que estamos pensando? Nuestra idea es disponer de un grupo de productos -grupo que por supuesto se podría ampliar- cuya liberalización sería total. Luego, de un segundo grupo de productos para los que ofreceríamos una disminución en los aranceles. Finalmente, el tercer grupo de productos estaría conformado por los productos más sensibles, para los que ofreceríamos cupos de aranceles.

T.7

Cedrola

REyC



T.8

Si comparamos la nueva oferta que vamos a hacer con la que hiciéramos hace un año -al principio de estas negociaciones-, puedo decir que el volumen de comercio que estamos contemplando aumenta más del doble.

Luego usted me hizo una pregunta sobre la dimensión social y comentó lo que ustedes conversaron con los miembros parlamentarios europeos en el mes de marzo a la hora de discutir la preparación de la cumbre. Luego usted dijo que teníamos que desplazarnos hacia lo que era una matriz ganar-ganar, y me parece una excelente descripción de lo que efectivamente deberemos hacer.

Para mí -voy a tratar de ser sumamente claro al respecto- la mejor seguridad que podemos ofrecer es que el acuerdo va a contemplar mayores oportunidades de mercado, y esto se traduce, en última instancia, en un número mayor de empleos.

También entiendo el mensaje que usted me pasó con respecto a ocuparse del problema de la pobreza. Entiendo perfectamente el mensaje y su contenido pero creo que nosotros debemos ocuparnos de ese problema no sólo en la forma adecuada sino también en el contexto adecuado.

En varias oportunidades se dijo que subsisten las preocupaciones acerca de la política agrícola común. Luego también me preguntaron si es realmente verdadera la revolución que hay en la Unión Europea con los cambios que mencioné, o si se trataba sólo de un anuncio formal que caía bien en este momento pero que luego nada habría de ocurrir.

Puedo asegurarles que todo lo que he mencionado es ley en Europa. También les puedo asegurar que, sobre todo después de la incorporación de los nuevos diez países, modificar estas leyes sería extremadamente difícil. Para darles una garantía adicional de lo que nosotros tenemos en mente al decir todo esto y sobre la continuidad de la reforma, puedo mencionar que la semana pasada -no sé si ustedes lo siguieron en la prensa- nosotros avanzamos en tres sectores más, además de los que ya mencioné, que son el aceite de oliva, el algodón y el tabaco.

Por otra parte, tenemos un cronograma absolutamente claro en el cual tiene que ocurrir esta reforma. Esto es una obligación jurídica o legal, y no tenemos ningún margen de maniobra para apartarnos.

T.9

Pero como no podía ser de otro modo -nadie es perfecto-, quedó en el tintero un sector: el azucarero. Sabemos que en este sector también hace falta una reforma; estamos trabajando en ella y calculamos que para mediados de año van a poder ver una propuesta en ese aspecto.

Por otra parte, ya han quedado fijados los montos totales que se pueden utilizar para el desarrollo agrícola, el de la parte rural en general, hasta el año 2013.

Para que vean la dirección que estamos tomando, deseo mencionar que en 1993 usamos 0,63 por ciento del producto bruto interno de la Unión Europea para dar apoyo al sector agrícola. Eso fue lo que hizo falta en aquel entonces para dar apoyo a doce estados miembro. Después de la entrada en vigencia de estas importantes reformas que he comentado ya no será el porcentaje anterior sino 0,33 por ciento del producto bruto interno de la Unión Europea lo que se usará, y ya no será para repartir entre doce países sino entre veintisiete.

Hay un solo punto sobre el cual estamos en desacuerdo, y es el siguiente. Usted dijo que nosotros, en Europa, tenemos un déficit en la parte vacuna. No lo tenemos; eso no es así.

SR. ALCHOURON Quiero aclarar que dije que podía llegar a tener un déficit; no lo afirmé.

SR. FISCHLER Tal vez haya sido un error de traducción pero quiero aclarar el tema. La situación es la siguiente. Cada tonelada que nosotros permitimos que ustedes nos exporten significa una tonelada menos de carne que produce el mismo sector en Europa; otra magia no hay.

Por lo tanto, ustedes podrán imaginar cómo me siento y cómo se sienten los parlamentarios europeos cuando me reúno con ellos y les digo: "¿Saben? Tenemos que dar más concesiones a los países del Mercosur, necesitan exportar sus carnes y poder colocarlas en nuestros mercados". En general, el aplauso que recibo es más bien acotado.

T.10

Cedrola

REyC

El camino está trazado y debemos continuarlo, y es muy importante que nos concentremos en la carne vacuna de alta calidad para que ustedes puedan exportarla.

El señor diputado Alchouron dijo que la Unión Europea constituye, sin lugar a dudas, un mercado sumamente importante. Ello es absolutamente cierto, y debo agregar que de la misma manera el Mercosur representa para nosotros un mercado muy importante no tanto en el aspecto agrícola pero sí en el de los bienes industriales, los servicios y las compras y adquisiciones públicas. Como si fuera una moneda esto tiene dos caras, y hace falta ocuparse de ambas para poder poner en funcionamiento los principios básicos enunciados oportunamente.

Luego, el señor diputado se refirió a los productos genéticamente modificados. Al respecto, quiero destacar que tenemos una nueva legislación que expresa claramente cuáles son las condiciones que debe cumplir un producto genéticamente modificado.

Estamos autorizando el acceso al mercado de ese tipo de productos. No obstante debo decir que esto ya se hacía; es decir, ya hay varios productos genéticamente modificados que han sido autorizados en Europa. Por ejemplo, hay cantidades significativas de maíz y de soja genéticamente modificados que están ingresando en la Unión Europea.

Para que esto funcione correctamente hace falta que el consumidor reciba información apropiada, y para que ello sea posible es necesario introducir un nuevo capítulo referido al etiquetado de este tipo de productos. En este caso también tenemos una nueva ley que aplicará principios no discriminatorios, de manera tal que todo el mundo reciba un tratamiento similar.

SR. PRESIDENTE ATANASOF Tiene la palabra el señor diputado Giorgetti.

SR. GIORGETTI Señor presidente: hace tres años la Unión Europea permitió que se aumente el cupo de carne ovina. Como dentro de dos días se incorporará una serie de países a dicha organización, quisiera saber si el ingreso de nuevos miembros podría llegar a modificar alguna de las operaciones que actualmente se nos permiten realizar; por ejemplo la exportación de carnes, de agroalimentos, etcétera.

Por otra parte, el señor Fischler habló de la legislación en materia de transgénicos y de los análisis que se realizan respecto de dichos productos. Para nosotros sería importante que la Unión Europea y el Mercosur consiguieran un banco de genoma, dado que el más cercano se encuentra hoy en San Pablo. En otras palabras, conjuntamente tendríamos que desplazarlo más hacia el sur para poder avanzar en el desarrollo de biotecnologías que nos permitan consolidar nuestras relaciones.

Por último, pienso que deberíamos contar con un clasificador de productos transgénicos. Si bien los parlamentarios podemos lograr compatibilizar las leyes, es necesario que discutamos desde el inicio de qué forma modificamos nuestros productos. Además, creo que el mundo vería con buenos ojos que la Unión Europea y el Mercosur debatan sobre nuevas tecnologías y elaboren un proyecto en forma conjunta.

SR. PRESIDENTE ATANASOF Tiene la palabra la señora diputada Fadel.

SRA. FADEL Señor presidente: amén de ser reiterativa, debo decir que uno de los temas que más nos preocupa es el de los subsidios agrícolas establecidos por la Unión Europea porque no nos permiten competir en igualdad de condiciones. Más allá de lo que ha dicho el señor Fischler en cuanto a que ha habido una disminución en materia de subsidios y que el valor actual equivale al 0,33 por ciento del producto interno, nos parece que seguimos en desigualdad de condiciones.

Me gustaría saber en qué medida el cambio en materia de subsidios, que según nos explicó el señor Fischler estarán destinados al desarrollo agrícola, no es en definitiva un subsidio encubierto que seguirá existiendo hacia la producción.

SR. PRESIDENTE ATANASOF Tiene la palabra el señor diputado Martínez.

SR. MARTÍNEZ (J.C.) Señor presidente: mi pregunta va en el mismo sentido que la formulada por la señora diputada Fadel pero está acotada a un producto determinado.

El señor Fischler hizo una mención genérica de la política de subsidios que desarrollará la Unión Europea. Provengo de una región donde en los próximos años la principal actividad estará concentrada en productos como la aceituna y el aceite de oliva. Se trata de una región que ha sufrido mucho como consecuencia de los subsidios otorgados a ese mismo sector de la producción en la Unión Europea. Si bien el gobierno tomó en su momento una serie de medidas para tratar de acotarla a nuestro país, se nos hacía muy difícil competir internacionalmente.

Concretamente, me gustaría saber si al respecto hay alguna buena noticia que le podamos llevar a los productores de nuestra región.

T.11

Cedrola

REyC



T.12

SR. FISCHLER Muchas gracias por las preguntas que me formularon. La primera se refiere a la carne ovina. Es absolutamente cierto que el cupo que ustedes tienen no lo han completado y es su pleno derecho hacerlo. Lo que sí puedo decir es que en el contexto de la ampliación de los países, nosotros tenemos un principio que es el siguiente. Si históricamente ustedes han venido entregando a uno cualquiera de estos diez países carne ovina, por ejemplo, en ciertas condiciones que han sido previamente pactadas, su gobierno está plenamente autorizado a solicitar que esas condiciones se mantengan a futuro. Esto es algo absolutamente indispensable, así figura en el cuerpo de la ley; hay un artículo que así lo establece y no podemos pasarlo por alto.

Luego apareció una pregunta sobre el banco de genomas y la importancia de la clasificación, no sólo de los genes sino de los organismos genéticamente modificados. Esto tiene dos aspectos. Por supuesto que en Europa también existe el banco de genomas, y nosotros en todo momento queremos cerciorarnos de que las variedades -ustedes saben que hay todo un abanico de variedades- estén aseguradas. ¿Por qué? Porque nadie en este momento puede garantizar o saber a ciencia cierta qué es lo que debería hacerse en caso de que en algún momento surgiera un nuevo virus, una nueva plaga o alguna otra cosa desconocida.

Por otra parte, se debe llevar a cabo una intensa investigación en estos temas, y así se está haciendo. Justamente el de la investigación es un excelente tema para hablar de la cooperación. Por supuesto que en Europa existen programas que favorecen esta cooperación y esta investigación. Aquí también estamos dispuestos a brindar fondos y ayuda, pero esos proyectos tienen que venir de los investigadores propiamente dichos, no importa si pertenecen a universidades, centros de investigación privada u otros organismos, pero son ellos quienes los deben formular.

Luego está el tema de los subsidios agrícolas. La verdad, señora diputada, que me siento sumamente apenado al ver que usted aparentemente no cree que yo sea una persona confiable, y yo sigo pensando que seguimos teniendo algún tipo de mecanismo oculto que, en realidad, viene a velar lo que realmente dije, que es un cambio trascendental que hemos introducido.

En este nuevo mecanismo existe una ruptura total del vínculo que existía entre la ayuda y la producción propiamente dicha. Es decir, ahora para recibir fondos el agricultor no debe producir equis cantidad de cereales, carne, leche o lo que sea.

T.13

Recibe un monto anual, independientemente de lo que produzca y de las cantidades que produzca.

El agricultor no recibe fondos para quedarse sin hacer nada, gratuitamente; sólo va a recibir los fondos si él está dispuesto a generar un buen medioambiente en su establecimiento. En particular se piensa en el bienestar animal y sólo entonces, si cumple con ciertas pautas que se le marcan, habrá de recibir esos fondos; pero para que cumpla hay una serie de controles a los cuales está sometido y entonces sí podrá recibirlos.

Además, sacamos fondos de lo que sería el sector agrícola propiamente dicho para colocarlos en los proyectos de desarrollo de políticas rurales, lo que significa que este programa de desarrollo rural va a usar esos fondos para, por ejemplo, proyectos de reestructuración. Esto es importante sobre todo para los diez nuevos países que se van a sumar a la Unión Europea.

Si tomamos como ejemplo a Polonia observaremos que allí hay dos millones de agricultores; se piensa que aproximadamente un millón de ellos no va a poder sobrevivir, y tendremos que hacer algo para generarles empleo.

Con esos fondos nosotros también apoyamos programas educativos y otros que van a permitir que los agricultores puedan jubilarse y cobrar una pensión. Además, tenemos una serie de programas sobre todo en materia de servicios e infraestructura.

Creo que cuando estamos hablando de cooperación entre parlamentarios, entre Europa y el Mercosur, es importante mencionar que sería muy positivo que en algún momento una delegación acudiera a Europa para que pudiéramos mostrarles en el terreno lo que estamos haciendo.

SR. PRESIDENTE ATANASOF Deseo agradecer al señor comisario. En realidad, hay muchas más inquietudes que los legisladores quieren transmitir, pero conocemos su agenda y sabemos que en pocas horas regresa a Bruselas.

T.14

Cedrola

REyC

Agradecemos una vez más al señor Franz Fischler la deferencia que ha tenido al participar de esta reunión y al escuchar las opiniones de los parlamentarios argentinos.

Antes de declarar finalizada la reunión concederé el uso de la palabra al señor presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores y Culto de la Honorable Cámara de Diputados de la Nación, diputado Argüello, quien dará lectura de un documento en el que hemos intentando condensar la posición del Parlamento argentino respecto de algunas cuestiones.

Tiene la palabra el señor diputado Argüello.

SR. ARGÜELLO Señor presidente: por razones de tiempo sólo mencionaré los aspectos centrales de esta declaración conjunta. Seguramente el señor Fischler sabe que participan en esta reunión diputados representantes de la inmensa mayoría, si no de la totalidad, de los bloques que conforman este cuerpo.

Mediante este documento, los senadores y diputados de la Nación Argentina hemos querido transmitir al comisario para la Agricultura de la Unión Europea, señor Franz Fischler, un mensaje cuyos puntos principales son los siguientes.

La Argentina y el Mercosur continúan comprometidos con la conclusión de las negociaciones entre el Mercosur y la Unión Europea el próximo mes de octubre. Si bien todo proceso negociador demanda mutuas concesiones, es necesario destacar que éstas adquieren un valor diferencial cuando son realizadas por naciones que tienen a más de la mitad de su población sumergida en la pobreza y la indigencia.

Por otra parte, manifestamos nuestra profunda preocupación por la ausencia de ofertas de productos agrícolas procesados. El interés de la Argentina y del Mercosur es ingresar al mercado comunitario con productos que incorporen un alto componente de mano de obra local, evitando de esa manera que el deterioro de los términos del intercambio y la división internacional del trabajo condenen a nuestros pueblos a un futuro de marginación y de pobreza.

En materia de beneficios, entendemos que este acuerdo es un camino de doble vía. La asociación entre el Mercosur y la Unión Europea incrementará las ventas comunitarias en más de 20.000 millones de dólares. Para el Mercosur, la Unión Europea representará una oportunidad enorme para que todas sus exportaciones puedan acceder ampliamente en la medida que se obtenga un acceso efectivo al mercado comunitario que permita neutralizar el fuerte proteccionismo europeo del sector agrícola.

Para ello, es imprescindible que la Unión Europea avance en el desmantelamiento de la política agrícola común y sobre el mecanismo de subsidios que la sostienen.

El Mercosur está llevando adelante este debate en la Organización Mundial del Comercio, y los resultados que allí se alcancen redundarán en un mayor equilibrio en las negociaciones entre el Mercosur y la Unión Europea y en un comercio mundial más transparente y equitativo que ayude a atender las necesidades de los sectores sociales más postergados o en situación de pobreza.

Estos son los principales puntos del documento elaborado por los parlamentarios argentinos, que procedo a entregar al señor Franz Fischler.

El señor diputado Argüello hace entrega del documento al señor Franz Fischler.
SR. PRESIDENTE ATANASOF No habiendo más asuntos que tratar, declaro finalizada la reunión.

- Es la hora 11 y 25.

Honorable Cámara de Diputados de la Nación Argentina | Congreso de la Nación Argentina | Av. Rivadavia 1864 - Ciudad Autónoma de Bs. As. (C.P.C1033AAV) | + 54 11 6075-0000

Nota: La información contenida en este sitio es de dominio público y puede ser utilizada libremente. Se solicita citar la fuente.